Los años le pegan al Metrobús: se duplican fallas en camiones y algunos ya terminaron su vida útil
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Los años le pegan al Metrobús: se duplican fallas en camiones y algunos ya terminaron su vida útil

Hay modelos que ya tienen más de una década en operación y excedieron vida útil, pero fueron reacondicionados. Todas las unidades de la flota han salido de circulación en algún momento por desperfectos.
Cuartoscuro
Por Arturo Angel
10 de agosto, 2016
Comparte

En un lapso de 10 años, los 557 camiones del servicio de transporte Metrobús acumulan 114 mil 391 desperfectos, desde anomalías mecánicas como fallas en las puertas hasta descomposturas a consecuencia de choques; en promedio, cada una de las unidades en operación acumula un promedio de 205 fallas.

Datos oficiales de Metrobús obtenidos vía transparencia por Animal Político, revelan que la tasa de desperfectos por cada unidad de este transporte ha subido más del doble. En 2007, cada uno de los 98 camiones que en ese momento había en operación acumuló un promedio de 20 fallas En 2015, el promedio de fallas de cada uno de las 455 fue de 47 desperfectos.

Animal Político preguntó a Metrobús sobre esta situación. La respuesta otorgada a través del área de comunicación social es que hay unidades que por su tiempo de vida tienen un crecimiento en el número de fallas, por lo que su mantenimiento es mayor. En el documento entregado vía transparencia, se asegura además que desgaste ha provocado incremento en tipo de desperfectos.

Los datos arrojan que en la flota de camiones hay unidades con más de una década de antigüedad que excedieron su vida útil ideal pero fueron reacondicionados.  En 2016, la línea 1 que es la más grande de la red con 220 autobuses, solo recibió un camión nuevo, mientras que la línea 4 y línea 5 se quedaron sin unidades nuevas.

Son más de 30 distintos tipos distintos de anomalías las que han presentado los camiones, incluyendo golpes y daños causados por más de tres mil 600 choques que han tenido contra objetos u otros vehículos.

Metrobús también informó que las máquinas encargadas de despachar y recargar las tarjetas para pagar el pasaje acumulan cerca de 138 mil fallas o descomposturas; un promedio de 238 descomposturas por cada máquina.

La flota: nuevos y viejos

De acuerdo con la información oficial proporcionada, el Metrobús tiene en operación 557 autobuses de distintos modelos propiedad de catorce empresas concesionadas que son los que recorren las seis líneas. Los camiones son de distintos modelos, principalmente de las armadoras Volvo, Mercedes Benz y SCANIA.

En la flota hay 94 autobuses modelo 2016, adquiridos por las empresas concesionadas. La mayoría fueron destinados para la Línea 6 que se puso en funcionamiento este año.

El resto de la flota se reparte entre distintos modelos articulados y biarticulados (con doble o más capacidad) de los años 2014, 2012 y 2009.

Pero en la flota también hay 17 autobuses con doce y catorce años de antigüedad. Entre ellos están cuatro autobuses Volvo B10 modelo 2002; dos Volvo B12 modelo 2005; once SCANIA Doppio y mega modelo 2005, y un Volvo BRT 7300 modelo 2006.

El tiempo de vida útil ideal de cada autobús en funcionamiento es de diez años según lo informado por Metrobús, por lo que todos estos autobuses ya excedieron ese plazo. No obstante, la dependencia indicó que estos pueden seguir en funcionamiento si son sometidos a un mantenimiento mayor que se denomina “reacondicionamiento”, al que ya fueron sometidos los modelos 2005.

La Línea 1 inaugurada en 2005 y que atraviesa toda la avenida de los Insurgentes desde Indios Verdes hasta la salida a Cuernavaca es la que tiene más camiones asignados. Inició con 80 camiones en el 2005 y actualmente tiene 220  aunque este año solamente recibió un camión extra.

La Línea 2 cuenta con 103 camiones, de los cuales seis  se le adicionaron este año; la Línea 3 cuenta con 66 unidades, seis más que en 2014; la línea 4 tiene 55 camiones y la 5 cuenta con 2. Ninguna de estas últimas dos recibió nuevos modelos.

Finalmente la línea 6, inaugurada este año, tiene en funcionamiento 89 autobuses.

grafico-metrobus-ok

Crecen las fallas

Los datos entregados vía transparencia gubernamental arrojan un crecimiento  en el número de veces que se descompone cada Metrobús en promedio. Esto pese a que la distancia que recorre cada unidad no se ha modificado, e incluso ha disminuido algunos metros.

En 2007  había una flota de 98 camiones que recorrió en total siete millones 266 mil 218 kilómetros. Ese año las unidades registraron mil 988 fallas. En promedio, cada camión recorrió 74 mil 145 kilómetros y acumuló 20 desperfectos.

En 2015, la flota de 455 camiones viajó 33 millones 306 mil 396 kilómetros, y el registro de fallas fue de 21 mil 736 casos. Entonces, cada uno de los autobuses recorrió en promedio 73 mil 200 kilómetros, y su promedio de falas fue de 47 incidentes.

Lo anterior significa que aun cuando el recorrido de cada camión decreció 900 kilómetros al año, su promedio de fallas se incrementó 135 por ciento. Si se toman en cuenta los totales, en una década la flota de unidades se incrementó 364 por ciento, pero las fallas se dispararon  arriba de 900 por ciento.

De acuerdo con las autoridades del Metrobús, el incremento en el número de fallas de las unidades se debe al  desgaste que sufren las unidades que llevan más tiempo en circulación, y que provoca que se incremente la cantidad y frecuencia de los desperfectos, por lo que también entran más seguido en mantenimiento.

Todos descompuestos

Animal Político preguntó a Metrobús cuantos de sus autobuses han tenido que salir de circulación por fallas en su funcionamiento. La respuesta oficial es que todos ellos, sin excepción,  se han visto afectados por distintos desperfectos por lo que han tenido que ser retirados temporalmente, algunos por varios meses incluso.

“Todas las unidades de Metrobús en algún momento dentro de la operación de servicio, han tenido que salir de circulación ya sea por una falla menor o por aquella que represente un tiempo de reparación mayor, en ese sentido Metrobús retira del servicio los autobuses y solicita a las empresas propietarias del mismo solucionen la falla. Por tal motivo los 557 autobuses de la flota vehicular han salido de circulación”, indica la respuesta oficial.

El número de desperfectos se ha ido incrementando año con año, lo cual corresponde con el incremento de unidades de la flota que da este servicio.  Aun así, la curva de crecimiento de lso desperfectos es más pronunciada en proporción, que la de la llegada de nuevas unidades a la flota.

Así 2015 es el año en donde se reportaron más fallas con 21 mil 736 en los 455 camiones que en ese momento estaban en funcionamiento.

Metrobús también proporcionó un desglose del tipo de fallas que se han presentado en las unidades. Son más de 30 desperfectos de distinta tipo.

La falla más común es en el sistema de puertas para ascenso y descenso de pasajeros. En total se registran 29 mil 885 descomposturas de este tipo. Luego le siguen los desperfectos por calentamiento con diez mil 592; los problemas de fluidos por diez mil 424; anomalías en llantas con 8 mil 99 casos y en bolsas de aire con 5 mil 958.

En los datos proporcionados por el gobierno también destacan las fallas por colisiones que han tenido los autobuses con tres mil 658 desperfectos, y fallas en los frenos con tres mil 275 casos.

Otras desperfectos que presentan  en los camiones que proporcionan este servicio, según la relación proporcionada por Metrobús son fallas en el arranque, transmisión, baterías, sistemas eléctricos, torretas, cinturones de seguridad, gomas de articulación, turbos, limpiadores, limpiadores, y altas emisiones de humo.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Resuelven el misterio de la muerte de cientos de elefantes en Botsuana

Las toxinas producidas por las algas en los pozos de agua causaron la muerte de 330 elefantes en Botsuana a principios de este año.
21 de septiembre, 2020
Comparte
Dos cuerpos de elefantes al costado de un pozo de agua.

Reuters
Más de 300 elefantes murieron este año en Botsuana.

Entre mayo y junio de este año, cientos de elefantes aparecieron muertos en el trascurso de solo dos meses en Botsuana.

Las imágenes de los cuerpos sin vida se multiplicaban y eran desgarradoras.

Botsuana alberga un tercio de la población de elefantes en declive de África.

Nadie sabía la razón de esta muerte masiva. Hasta este lunes.

Autoridades de vida silvestre locales informaron que toxinas producidas por algas microscópicas en el agua fueron la causa de la muerte de cientos de ejemplares.

Las autoridades dicen que ahora se sabe que un total de 330 elefantes murieron por ingerir cianobacterias.

Se descartó la caza furtiva como causa de muerte.

Una foto compuesta muestra elefantes muertos en el delta del Okavango de Botsuana en mayo y junio de 2020.

Reuters
Las desgarradoras imágenes de elefantes muertos en Botsuana.

Cambio climático

Las cianobacterias son bacterias tóxicas que pueden aparecer de forma natural en el agua estancada y, a veces, crecer en gran medida convirtiéndose en lo que comúnmente se llaman algas verdiazules.

Los científicos advierten que el cambio climático puede hacer que estos acontecimientos, conocidos como floraciones tóxicas, sean más probables, porque se favorecen del agua caliente.

Los hallazgos se producen tras meses de pruebas en laboratorios especializados en Sudáfrica, Canadá, Zimbabue y Estados Unidos.

Muchos de los elefantes muertos se encontraron cerca de charcas de agua, pero hasta ahora las autoridades habían dudado que las bacterias fueran las culpables porque estas aparecen en los bordes de los estanques y los elefantes tienden a beber de la parte media.

“Nuestras últimas pruebas han detectado que las neurotoxinas cianobacterianas son la causa de las muertes. Estas son bacterias que se encuentran en el agua”, dijo este lunes el veterinario principal del Departamento de Vida Silvestre y Parques Nacionales, Mmadi Reuben, en una conferencia de prensa.

El cuerpo de un elefante cerca de los arbustos.

Cortesía
Pese a que los resultados de laboratorio revelaron la causa de la muerte de los elefantes, los especialistas aún tienen dudas.

Las muertes “cesaron a fines de junio de 2020, coincidiendo con el secado de los estanques (de agua)”, según lo cita la agencia AFP.

Los informes de junio señalaron que no les habían removido los colmillos, lo que significaba que la caza furtiva no era una explicación probable.

También se ha descartado el envenenamiento por ántrax, según el alto funcionario del departamento de vida silvestre, Cyril Taolo.

Pero aún quedan dudas sobre las muertes, dijo Reuben a periodistas.

“Todavía tenemos muchas preguntas por responder, como por qué solo los elefantes y por qué solo esa área. Tenemos una serie de hipótesis que estamos investigando”, aseguró.

Elefante muerto en Botsuana en mayo de 2020.

Reuters
Los especialistas consideran que estas muertes fueron “sin precedente”.

Los cientos de cadáveres fueron detectados con la ayuda de reconocimientos aéreos a principios de este año.

“Sin precedentes”

Niall McCann, de la organización benéfica National Park Rescue, con sede en Reino Unido, le dijo anteriormente a la BBC que los conservacionistas locales alertaron al gobierno por primera vez a principios de mayo.

Detectaron 169 (cuerpos de elefantes muertos) en un vuelo de tres horas”, enumeró. “Poder ver y contar tantos en un vuelo de tres horas fue extraordinario”, calificó.

“Esto no tiene precedentes”, enfatizó.

Veinticinco elefantes de un grupo murieron recientemente en el país vecino Zimbabue. Se han enviado muestras de prueba a Reino Unido para su análisis.


¿Qué son las cianobacterias?

Algas verdiazules, vistas al microscopio.

Getty Images
Estas son las cianobacterias vistas con microscopio.
  • Las cianobacterias, también conocidas como algas verdiazules, se encuentran en todo el mundo, especialmente en aguas tranquilas y ricas en nutrientes.
  • Algunas especies de cianobacterias producen toxinas que afectan a animales y humanos.
  • Las personas pueden estar expuestas a toxinas cianobacterianas al beber o bañarse en agua contaminada.
  • Los síntomas incluyen irritación de la piel, dolores de estómago, vómitos, náuseas, diarrea, fiebre, dolor de garganta y de cabeza.
  • Los animales, las aves y los peces también pueden resultar envenenados por altos niveles de cianobacterias productoras de toxinas.

Fuente: OMS


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=pYIf6wjvCOI

https://www.youtube.com/watch?v=0fHkEolNWFc

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.