¿Se necesitará permiso para marchar en la CDMX? La Corte lo debate este lunes
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

¿Se necesitará permiso para marchar en la CDMX? La Corte lo debate este lunes

Los ministros discutirán si Ley de Movilidad capitalina viola derechos de la libre manifestación y expresión al pedir a manifestantes que avisen por escrito de protestas, y al facultar a la policía a desalojarlos de vías primarias.
Cuartoscuro
Por Arturo Angel
8 de agosto, 2016
Comparte

El Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) definirá este lunes 8 de agosto si es constitucional o no que las personas que quieran hacer una marcha en la Ciudad de México, lo hagan teniendo que avisar a la policía por escrito con 48 horas de anticipación y demostrar que su finalidad es lícita, como lo establece la Ley de Movilidad aprobada en 2014.

La ley faculta a la policía para replegar protestas si estas ocupan vías primarias o si se considera que la manifestación no es legítima.

El Ministro Alfredo Gutiérrez Ortíz Mena fue el responsable de elaborar el proyecto para definir si estas medidas se pueden aplicar o no, que será presentado ante los otros diez ministros para su discusión y votación, confirmó la SCJN a Animal Político.

La SCJN no ha hecho público el borrador del proyecto ni el sentido del mismo. La información que se tiene es que el análisis de la Corte surge de un recurso de inconstitucionalidad que promovieron nueve organizaciones ciudadanas como  Artículo 19, agrupadas en el llamado Frente por la Libertad de Expresión y la Protesta Social, que consideraron que la Ley de Movilidad restringe el derecho humano a la protesta.

El recurso cuenta con el antecedente de nueve amparos concedidos a favor de distintos ciudadanos, en los que se estableció que la Ley de Movilidad si viola los derechos constitucionales.

Para el Gobierno de la Ciudad de México los artículos impugnados no violan la ley  y por el contrario, garantizan la convivencia tanto de la manifestación como del libre tránsito de los ciudadanos.

A continuación Animal Político presenta  cuales son los artículos impugnados relacionados con la manifestación de la ciudad,  además de las posturas tanto de las organizaciones que promueven el recurso y su respaldo legal, así como la posición oficial de las autoridades capitalinas que respaldan la normativa.

Los tres artículos en discordia

La SCJN discutirá la constitucionalidad de tres artículos de la Ley de Movilidad: el 212,213 y 214, los cuales abordan el tema de la manifestación pública.

El artículo 212 textualmente dice que la Secretaría de Seguridad Pública de la ciudad debe dar facilidades para la manifestación pública de grupos o individuos que “den aviso”. Y añade:

“Para la realización de desfiles, caravanas, manifestaciones, peregrinaciones o cualquier otro tipo de concentración humana de carácter político, religioso, deportivo, recreativo o social, cuya finalidad sea perfectamente licita y que pueda perturbar el tránsito en las vialidades, la paz y tranquilidad de la población de la ciudad, es necesario que se dé aviso por escrito a Seguridad Pública, con por lo menos 48 horas de anticipación a la realización de la misma”

El artículo además indica que las autoridades deben informar a la ciudadanía sobre las manifestaciones y otros hechos que generen posibles conflictos, así como de alternativas viales.

El artículo 213 establece que cualquier tipo de manifestación puede utilizar las vialidades con excepción de “las vías primarias de circulación continua”, salvo que solo sea para cruzar de un punto a otro o sea la única ruta para llegar al destino de la marcha

Y el artículo 214 faculta a la policía capitalina a poder replegar alguna marcha o similar:

“Seguridad Pública tomará las medidas necesarias para evitar el bloqueo en vías primarias de circulación continua, apegándose a lo dispuesto por las normatividad aplicable”.

¿Es inconstitucional la ley?

De acuerdo con el Frente por la Libertad de Expresión y la Protesta Social, la forma en que están redactados los artículos anteriores limita el derecho libre a la protesta, pues lo condiciona a un aviso por escrito pero sobretodo a una condición de “legitimidad” que queda a criterio de las autoridades.

“La manifestación debe tener un fin licito según la ley pero hay un problema cuando luego esa manifestación se  sujeta a revisión de la autoridad. En los hechos lo está convirtiendo en un permiso y no puede ser” dijo en entrevista con este medio  Leopoldo Maldonado, Coordinador del programa de protección y defensa de Artículo 19.

El otro problema, dijo Maldonado, es la imposibilidad que plantea la ley  para que las manifestaciones ocupen “vías primarias”, las cuales de entrada, no están definidas oficialmente porque no se ha expedido el reglamento de la Ley de Movilidad que debe detallaras, pero además va en contra de postulados de Naciones Unidas respecto a que no se pueden poner  condiciones de tiempo o lugar para manifestarse.

El especialista añadió que el artículo 214 que faculta a la policía a replegar una manifestación, abre facultades “absolutamente discrecionales” para actuar en contra de manifestantes, pues no hay criterios bien definidos ni mucho menos existe un protocolo de actuación policial para el caso de las movilizaciones.

En un blog publicado el mes pasado, Artículo 19 citó los comentarios del Relator Especial de Naciones Unidas, respecto a que la Ley de Movilidad no toma en cuenta que existen manifestaciones espontaneas que pueden surgir de una determina coyuntura, y que no pueden ser deslegitimadas por el hecho de que no haya un aviso enviado 48 horas antes.

“La Suprema Corte de Justicia de la Nación tiene en estos momentos una gran responsabilidad y oportunidad de garantizar las libertades de expresión y reunión, declarando la inconstitucionalidad de la Ley de Movilidad” consideró Artículo 19.

Leopoldo Maldonado recordó además que hay nueve sentencias de amparo otorgadas por jueces federales en contra de la Ley de Movilidad de la Ciudad tras considerar que se atenta contra los derechos constitucionales de expresión y reunión.

En una de estas sentencias, la del amparo número  1753/2014 de la que Animal Político tiene copia, el juez Fernando Silva García establece por ejemplo que no se puede limitar la ocupación de vías primarias ya que incluso esto puede ser necesario por seguridad de los manifestantes, o que el desbloquear una avenida por parte de la policía no puede quedar sujeto solo a reglamentos, pues hay directrices superiores como el respeto a derechos humanos.

“Todo lo anterior genera un efecto inhibidor del ejercicio de los derechos fundamentales de libertad de expresión y de asociación, en su modalidad de manifestación pública” concluye la sentencia.

¿Por qué NO es inconstitucional la ley?

La titular del Nuevo Modelo de Movilidad del Gobierno de la Ciudad de México, Laura Ballesteros, rechazó que los artículos impugnados de la Ley de Movilidad representen una violación a los derechos de expresión o de manifestación, y por el contrario, garantizan estos derechos pero también el de la movilidad de las personas.

En el caso del aviso de 48 horas que establece la ley, dijo que es algo que se aplica en países como Estados Unidos y el objetivo es que las autoridades cuenten con información que permita prevenir afectaciones a los ciudadanos que necesiten desplazarse por los sitios afectados.

“Así como tiene derecho una persona a manifestarse, también existe el derecho a moverse y si nosotros no sabemos si habrá una marcha, pues no se pueden determinar las vías para desahogar la movilidad de las personas o disponer en términos de transporte público las rutas adicionales como se hace en algunas ocasiones con Reforma” dijo la funcionaria.

Explicó que tanto el derecho a la movilidad como el derecho a la libre manifestación son garantías civiles del mismo nivel y por lo tanto las autoridades tienen la obligación de velar que se respeten por igual. No se puede ponderar uno sobre el otro ni ser selectivos en ello.

Laura Ballesteros, que antes de ocupar su actual cargo en 2015 fue legisladora y una de las impulsoras de la Ley de Movilidad, descartó que se esté cayendo en una “regulación” de las movilizaciones e incluso recordó que se eliminó de la norma final todo un capítulo que se dedicaba al tema de las manifestaciones.

Negó que en Reglamento de la Ley de Movilidad que se prevé se expida en los próximos meses (lleva dos años de retraso) se vayan a poner más candados al tema de las movilizaciones. Lo que si hace falta es un protocolo de actuación de los cueros policiales frente a las marchas pero consideró que este debe ser un trabajo conjunto con el gobierno federal.

En este contexto dijo que el Gobierno de la Ciudad de México será respetuoso de la determinación que tomen los ministros de la Corte, pero confió en que los artículos de la Ley de Movilidad no serán afectados.

Por lo pronto será este lunes que los ministros de la SCJN discutan y voten a favor o en contra de regular las marchas en la Ciudad de México, que desde hace décadas se ha convertido en el receptáculo de la protesta en México.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Coronavirus: los países de América Latina cuyas economías tardarán más en recuperarse de la pandemia

América Latina será la región más golpeada del mundo, pero algunos países están más preparados que otros. Los analistas apuntan a los más endeudados como los que más tardarán en reponerse del golpe del virus.
13 de octubre, 2020
Comparte
Mujer esperando

EPA
No todos los países tendrán que esperar lo mismo para recuperar su nivel de PIB.

Todos los informes económicos que publican los organismos internacionales repiten la advertencia: América Latina será la región más golpeada por la pandemia de coronavirus.

Para la Comisión Económica de América Latina y el Caribe (Cepal) se trata de la mayor crisis económica en un siglo para la región.

Pese a que empieza a detectar señales positivas inesperadas, el Banco Mundial calculó que el Producto Interno Bruto del área caerá un 7,9% en 2020, un desplome sin precedentes en la historia reciente.

Pero Abhijit Surya, analista especializado en América Latina de la Unidad de Inteligencia Económica de “The Economist” advierte: “Hay países que se van recuperar muy rápidamente, como Chile o Uruguay, y otros que tienen muchos problemas que no lograrán superar hasta probablemente 2023 ó 2024″.

En realidad, determinar cuándo un país se ha recuperado de una crisis no es sencillo y los economistas tienen diferentes ideas sobre cuáles son los indicadores que hay que observar para ello.

Uno de los que más a menudo se utilizan es el Producto Interno Bruto, el valor total de los bienes y servicios producidos en un país en un periodo determinado.

Pese a las dudas que genera sobre el comportamiento de la economía el virus, para el que aún no hay disponible una vacuna efectiva, se espera que el PIB de la mayoría de los países latinoamericanos vuelva a crecer ya en 2021.

Pero el PIB regional no recuperará los niveles previos a la pandemia al menos hasta 2023.

En algunos países esa ardua senda hacia la recuperación de la riqueza perdida podría ser aún más larga.

Surya indica que “a los países que puedan mantener por más tiempo los estímulos a la economía les irá mejor en la fase de recuperación”.

Deuda fiscal en América Latina. (como % del PIB). .

Como sucedió en otros lugares, cuando el coronavirus golpeó a los países de la región, los gobiernos que pudieron permitírselo comenzaron a adoptar medidas para apoyar a la economía, desde las ayudas directas a las familias puestas en marcha en Brasil por el presidente Jair Bolsonaro, hasta los programas de compra de deuda pública adoptados por los bancos centrales de Chile y Colombia.

El objetivo era apoyar el crecimiento y la actividad en un momento en el que el virus los deprimía sin piedad.

Pero la persistencia de la pandemia obligará a los países a mantener este esfuerzo extra y nadie sabe por cuánto tiempo.

En palabras de Martín Rama, economista jefe para la región del Banco Mundial: “Cuando empezó la pandemia se aplicaron estímulos como si se tratara de un esprint; ahora vemos que va a ser más bien una maratón”.

¿Quiénes son los peor equipados para una carrera de fondo de estas características?

Los economistas lo tienen claro. A mayor endeudamiento, mayor riesgo. Cuanto mayor sea la deuda de un país, menor margen tendrá para seguir apoyando a sus empresas y ciudadanos.

Estos son los países con el pronóstico más oscuro en la América Latina pandémica.

Argentina

Con una de las cuarentenas más largas y estrictas de la región, la de argentina es una de las economías que más ha sufrido y el Banco Mundial estima que el país cerrará 2020 con un 12,3% menos en su PIB y casi el doble de pobres que a comienzos de año.

El gobierno de Alberto Fernández aplicó medidas de estímulo por valor del 3,5% del PIB, pero Argentina, agobiada por problemas de solvencia desde hace décadas no puede mantener ese esfuerzo indefinidamente.

Buenos Aires.

Reuters
La economía argentina sigue lastrada por su alto endeudamiento.

Surya señala que “en algún momento las van a tener que retirar porque no es sostenible fiscalmente”.

Fernández logró un respiro a comienzos de año cuando acordó con los acreedores una reestructuración de más de US$66.000 millones de la deuda vencida.

William Jackson, analista de la consultora británica Capital Economics le dijo a BBC Mundo que “el gobierno actuó rápido en la reestructuración de la deuda, pero en realidad lo que hizo fue aplazar un problema que va volver a plantearse a mediados de la década”.

Alberto Ramos, investigador para América Latina de la firma Goldman Sachs tampoco es optimista. “Argentina tiene mucha dificultad e incertidumbre, pese a la reestructuración, porque tiene un gran déficit fiscal que se está monetizando y esto está generando mucha presión cambiaria”.

Esta dinámica amenaza con agravar la espiral de la inflación, aumento de los precios, en la que la economía argentina lleva años atrapada, un lastre para el crecimiento.

A todo ello se suman los controles cambiarios y de precios que entorpecen la actividad económica y que, a juicio de los analistas, disuaden a potenciales inversores.

El Banco Mundial cree que el PIB de Argentina no recuperará su nivel anterior a la pandemia antes de 2023.

Ecuador

Ecuador también acordó recientemente una reestructuración de su deuda, que alcanza ya el 68,9% de su PIB. Un obstáculo demasiado grande para hacer el esfuerzo fiscal que requiere la situación actual.

Con un déficit fiscal que se ha disparado hasta el 8,9% este año, Ecuador se enfrenta al más difícil reto de aumentar sus ingresos fiscales sin ahogar aún más su ya golpeada economía.

“Podríamos ver un retorno a la austeridad cuando la economía aún está sufriendo”, indica Jackson.

Mujer en Ecuador.

Reuters
Ecuador ha sido muy afectado por el virus y su economía se resentirá.

Los analistas del Banco Mundial señalan que la economía ecuatoriana necesita “reformas estructurales”, pero cuando en octubre de 2019 el presidente Lenín Moreno intentó aumentar los impuestos al combustible para así incrementar los ingresos del Estado se encontró con masivas protestas que le obligaron a rectificar.

Ramos advierte que “el clima de tensión política se mantiene en el país y podría afectar al crecimiento”.

Ecuador es otro de los candidatos a no recuperar su PIB de 2019 al menos hasta 2023.

México

La recuperación será también probablemente mas lenta en México.

Al contrario que a Argentina o a Ecuador, su lastre no será la deuda.

El presidente Andrés Manuel López Obrador llegó al poder con la promesa de sanear las cuentas públicas y reducir el déficit público, y la pandemia no parece haberlo desviado de su objetivo.

“En circunstancias normales eso está bien, pero en este momento necesitas más gasto público”, dice Surya.

AMLO

Reuters
El presidente de México prioriza frenar el déficit y muchos economistas que creen que no es el momento de eso.

El gobierno mexicano ha sido uno de los más reacios a aplicar medidas de apoyo a la economía, lo que probablemente explique en parte que el PIB mexicano vaya a reducirse en torno a un 10% en 2020.

La caída del turismo, clave para México, también ha golpeado la economía, y lo peor es que los expertos coinciden en que ese será uno de los últimos sectores en recuperarse.

El descenso de los precios del petróleo tampoco ayuda a México, que, paradójicamente, podría estar también ante su gran oportunidad.

Los problemas en el transporte y el peligro potencial de restricciones aduaneras han llevado a “una tendencia global a acercar las cadenas de suministro a los mercados, y México está muy cerca del gran mercado que es Estados Unidos”, afirma Surta.

Pero, según señala Ramos, de Goldman Sachs, el gobierno de López Obrador, “no ha creado el ambiente más favorable a los negocios”.

Venezuela

Sin cifras oficiales desde hace años, el Banco Mundial no incluye a Venezuela en sus análisis, pero según apunta Jackson, de Capital Economics, en un contexto de precios del petróleo bajos “las cosas no harán sino empeorar en un país que ya era una tragedia antes de la pandemia”.

La Unidad de Inteligencia Económica de The Economist” cree que el país perderá este año cerca de un 30% de su PIB en 2020, con lo que desde que Nicolás Maduro llegó al poder acumulará una caída cercana al 70%.

El gobierno venezolano culpa a las sanciones de Estados Unidos de sus problemas económicos, mientras que la mayoría de observadores los achacan a la mala política económica del gobierno y a graves problemas estructurales de la economía venezolana.

Ningún informe pronostica cuándo el PIB de Venezuela dejará de caer y tampoco cuándo recuperará su nivel de 2019.

Según la ONU, un tercio de los venezolanos no recibe comida suficiente y millones de ellos han abandonado su país en los últimos años.


Datos positivos inesperados

Pese al sombrío panorama general, el último informe del Banco Mundial detectó algunos datos positivos inesperados para América Latina.

El comercio mundial está volviendo a niveles prepandemia, lo que favorece a los países de la regiónque dependen de las exportaciones de materias primas, cuyo precio en los mercados internacionales se ha mantenido, quizá favorecido por la recuperación vigorosa de la demanda de China.

También se ha mantenido el volumen de remesas. Pese a un pronunciado descenso inicial, los migrantes latinoamericanos siguen enviando dinero que ha ayudado a sostenerse a muchos en sus países de origen.

También han sido más “robustos” de lo esperado las medidas de estímulo aplicadas por gobiernos y bancos centrales.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Y36en98lbNw

https://www.youtube.com/watch?v=B_Gzc2Z7uQY&t=27s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.