close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

La mitad de veracruzanos no pueden comprar la canasta alimentaria: #SemáforoEconómico

La población en pobreza laboral en Veracruz pasó de 45.7% a 53.9% en seis años, indica el #SemáforoEconómico, lo que significa hay 850 mil personas más que no pueden adquirir la canasta alimentaria con el ingreso que obtiene por su trabajo.
Cuartoscuro
3 de agosto, 2016
Comparte

Nota del editor: Los siguientes #SemáforosEconómicos de México, ¿Cómo Vamos? estarán dedicados al análisis de los perfiles económicos de los estados donde se instalarán las primeras Zonas Económicas Especiales. Se analizarán los indicadores que se buscan mejorar con la implementación del Programa.

Veracruz ha mostrado un importante deterioro en el bienestar de su población y bajo crecimiento económico en los últimos cinco años, de acuerdo con datos del #SemáforoEconómico de México, ¿Cómo Vamos? El análisis de esta organización apunta a que uno de los principales obstáculos al crecimiento del estado es un ambiente de negocios desfavorable, que impide el desarrollo de empresas en industrias productivas.

La población en pobreza laboral en Veracruz pasó de 45.7% a 53.9% de 2010 a 2016. Esto significa que en seis años, hay 850 mil personas más que no pueden adquirir la canasta alimentaria con el ingreso proveniente del trabajo de los integrantes de su hogar.

Veracruz creció 1.7% anual en promedio entre 2010 y 2016, por debajo del crecimiento de todos los estados con los que colinda. Además, es el segundo estado con menor crecimiento en dicho periodo, después de Campeche. Al acortar la ventana de tiempo de 2013 a 2016, el estado se ha mantenido estancado con un crecimiento anual promedio de 0%.

Gráfico: Omar Bobadilla (@obobadilla).

Gráfico: Omar Bobadilla (@obobadilla).

El aumento de la pobreza laboral y el bajo crecimiento económico se dan con un trasfondo de baja productividad y alta informalidad. La productividad laboral en Veracruz es de $106 pesos por hora trabajada, mientras que a nivel nacional cada hora trabajada equivale a $133 pesos. En cuanto informalidad, 62.2% de los trabajadores son informales; el mayor nivel durante los últimos diez años.

Lee el especial: Las empresas fantasma de Veracruz.

Sin embargo, existen algunas industrias donde la productividad laboral de Veracruz es superior a la nacional. El estado muestra una productividad laboral mayor a la productividad nacional en ciertas actividades como la industria química, la alimentaria y la fabricación de derivados del petróleo y del carbón. La productividad promedio del estado se mantiene baja debido a que alrededor de un quinto de la producción se concentra en actividades de baja productividad per se, actividades que además concentran alrededor de 73% de los trabajadores del estado.

El hecho de que las inversiones y los trabajadores en Veracruz no se trasladen hacia las actividades más productivas es un tema relevante dado el alto potencial con el que cuenta en términos de conectividad con el exterior. Veracruz cuenta con diez puertos marítimos, cinco aeropuertos  —de los cuales dos son internacionales—, y 1,800 kilómetros de vías férreas; además, atraviesa de norte a sur al país y su capital se encuentra a cuatro horas de la Ciudad de México. Tiene acceso a los mayores mercados a nivel nacional e infraestructura para acceder a mercados internacionales.

Una razón detrás del bajo despeño económico de Veracruz es un ambiente de negocios poco propicio. El ambiente de negocios es el conjunto de condiciones en una economía para que las personas decidan crear empresas, comerciar, invertir, contratar empleados, construir. Lo que determina estas condiciones incluye desde una efectiva aplicación de las leyes hasta la certidumbre de que las ganancias que se generen serán respetadas.

El 80% de los veracruzanos perciben a su estado como inseguro, de acuerdo con las encuestas de percepción (ENVIPE), frente a 73% a nivel nacional. Por otro lado, el gobierno local ha llevado a cabo un manejo poco responsable de las finanzas públicas, en especial lo concerniente a la deuda pública estatal. La deuda pública de Veracruz aumentó de 21,500 millones de pesos en 2010 a 45,776 millones de pesos en 2016, misma que no se vio acompañado de un crecimiento económico. La deuda pública como porcentaje del PIB estatal aumentó de 3.1% a 4.7%.

Un ejemplo reciente de los efectos del manejo poco responsable de las finanzas públicas proviene del aumento del impuesto sobre los pagos a los trabajadores de 2 a 3%. La propuesta proveniente del gobernador fue aprobada en octubre de 2015 y en julio del presente año se acordó utilizar dichos recursos para saldar adeudos a proveedores y contratistas acumulados en la administración.

El aumento del impuesto al pago de los trabajadores formales encarece el empleo formal. Además, esta medida ha generado malestar general y hostilidades entre el sector privado y el gobierno.

En este contexto se implementará una Zona Económica Especial en Veracruz. Las Zonas Económicas Especiales (ZEE) son áreas delimitadas geográficamente en las que se asegurará la provisión de infraestructura necesaria, capacitación laboral y condiciones excepcionales (incentivos fiscales y laborales) para atraer inversión privada en las actividades más productivas de la región.

México, ¿Cómo Vamos? considera que para Veracruz, una condición indispensable para la estrategia sea exitosa, es el establecimiento de un ambiente de negocios favorable en la Zona, que deberá ser expandido hacia el resto del estado. De lo contrario, la ZEE podría convertirse en un enclave de productividad y Estado de derecho que no beneficie al resto del estado.

La situación económica de Veracruz se ha deteriorado de forma importante. El establecimiento de una ZEE en el estado podrá contribuir a una mejoría, sin embargo, no será suficiente. Veracruz hoy vive problemas que tendrá que atender si quiere detener y revertir el deterioro ocasionado en los últimos años.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

5 de los alimentos más saludables para tu hígado

El ajo, el brócoli o la manzana son alimentos que proveen al hígado de defensas y de nutrientes que le permiten tener un funcionamiento adecuado, especialmente debido a su importancia dentro del funcionamiento del cuerpo humano.
8 de noviembre, 2019
Comparte

El hígado uno de los órganos que más funciones cumple.

Se encarga de liberar la sangre de sustancias nocivas, como el alcohol y las drogas; usa el azúcar como fuente de energía cuando los niveles están bajos y es una fuente de provisión de hierro para el cuerpo.

Y así como los excesos sostenidos pueden causar serios daños en este órgano (como cirrosis o falla hepática por abundante consumo de alcohol), existen algunos alimentos que pueden ayudar a mejorar su funcionamiento.

“Mi consejo es evitar los alimentos que son hepatóxicos como las grasas saturadas, los fritos y el alcohol”, le dijo a BBC Mundo la nutricionista argentina Magdalena Boccardo.

En BBC Mundo te presentamos cuáles son cinco de los mejores alimentos que ayudan en la salud del hígado.

1. Ajo

El ajo tiene propiedades que ayudan a regular y mejorar el funcionamiento del hígado.

Ajo

Getty Images
El ajo tiene propiedades antiinflamatorias.

“Tiene propiedades antiinflamatorias que pueden ayudar a regular el trabajo del hígado”, apunta la nutricionista Grace Fjeldberg en el portal de la Clínica Mayo.

“Lo recomendable es aplastarlo y luego consumirlo para aprovechar sus propiedades”.

El ajo, según los expertos, también es recomendado por su alto contenido de alicina, que ayuda a la limpieza del hígado.

2. Manzana

Gracias a su alto contenido en fibra, la manzana también es una gran aliada a la hora de cuidar el hígado.

Manzana verde

Getty Images
La manzana es considerado uno de los alimentos más completos.

“Las manzanas son ricas en pectina, que es una fibra que ayuda mucho a reducir y controlar el colesterol y a eliminar toxinas del organismo“, le dice a BBC Mundo a nutricionista colombiana Sandra Milena Cardona.

Otro atributo es que contiene una gran cantidad de vitamina C, que también actúa como antioxidante y protege a las células de daños externos.

Las verdes son mejores, apunta Cardona, y su consumo se recomienda para promover una mayor acción de la fibra.

3. Brócoli

De cocción olorosa, el brócoli puede ser uno de los alimentos más odiados por niños e incluso algunos adultos, pero no se puede negar que es una verdura con grandes propiedades nutritivas.

En el caso del hígado, ayudará a neutralizar elementos nocivos que puedan afectar su funcionamiento.

Brocoli

Getty Images
El brócoli es un alimento rico en vitamina A.

“El brócoli es rico en fitoquímicos, que son una sustancia que reducen la síntesis del colesterol, con lo que a la vez alivian la presión sanguínea y los problemas de coagulación”, dice Cardona.

Los expertos también indican que es una rica fuente de vitamina A, que previene el envejecimiento de las células.

4. Limón

Otra fruta en la que aparece la vitamina C, que es una gran colaboradora del hígado.

“El zumo del limón contiene una gran cantidad de vitamina C concentrada. Un limón pequeño contiene un tercio de la cantidad recomendada al día de esta vitamina”, señala Jill Corleone, nutricionista de la Universidad de Nueva York (EE.UU.).

Y referencia el estudio publicado por la Biblioteca Nacional de Salud de EE.UU. en el que se indica que el jugo extraído de un cítrico de este tipo tiene una gran cantidad de “antioxidantes que reducen la inflamación, eliminan los radicales libres y mejoran la capacidad del cuerpo para procesar la glucosa”.

“Son varios los estudios que lo confirman: el limón contiene vitamina C, flavonoides, carotenoides y otros compuestos bioactivos que combaten el daño oxidativo y protegen el hígado”, agrega Corleone.

Aguacate.

Getty Images
El aguacate es un gran aliado del hígado, pero debe consumirse con moderación.

5. Aguacate

El aguacate o palta ha sido bautizado como el “oro verde” y poco a poco se está convirtiendo en uno de los alimentos de producción más rentable en el planeta.

Pero también puede ser un aliado a la hora de defender al hígado de posibles daños.

Varios estudios señalan que el aguacate es una gran fuente de grasas saludables, que puede ayudar a la protección del hígado y la depuración de sustancias nocivas o innecesarias.

“Esa grasa que llamamos saludable contiene elementos que, al descomponerse, cuidan al órgano de posibles daños”, relata la nutricionista Cardona.

Sin embargo, en igual medida señala que se debe tener mucho cuidado con su consumo en exceso, debido a que esta grasa saludable, que también puede encontrarse en el aceite de oliva, puede causar lo que se conoce como hígado graso.

“La recomendación es que se ingiera aguacate de forma muy moderada y evitar así que, en vez de ser un aliado, se convierta en un alimento nocivo para el hígado”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=rCXa2gRXlcM

https://www.youtube.com/watch?v=VhMGk9zH0Zo

https://www.youtube.com/watch?v=QWwnV83nGzY

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.