Las claves del proyecto de Constitución en CDMX, desde mariguana legal a revocación de mandato
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Las claves del proyecto de Constitución en CDMX, desde mariguana legal a revocación de mandato

En el proyecto de lo que será la primera Constitución de la Ciudad de México se incluyen puntos como el derecho a la protesta, el derecho a internet y el de tener una muerte digna.
Cuartoscuro Archivo
Por Arturo Angel
5 de septiembre, 2016
Comparte

Derecho a no prolongar la vida innecesariamente, licencias de paternidad  y maternidad aun en casos de adopción, revocación de mandato, capacidad de los ciudadanos para promover iniciativas en el Congreso, un Fiscal General autónomo elegido por un consejo ciudadano, despenalización de la mariguana, alcaldes en vez de delegados, derecho a internet…

Se trata de algunas de las innovaciones que incluye el proyecto de la primera Constitución General de la Ciudad de México.

La semana pasada se difundió en un noticiero de radio el proyecto final de lo que será la primera Constitución  que tendrá la Ciudad de México, luego de la reforma política aprobada en enero pasado que convierte a la capital del país en la entidad federativa número 32.

Animal Político revisó el proyecto, el cual consta de 76 artículos dividido en siete títulos que además de presentar diversas innovaciones reconoce como constitucionales derechos obtenidos por los capitalinos en los últimos años.

A continuación las claves del mismo:

Lugar de migrantes

El artículo tercero del proyecto reconoce que la capital es destino de “migrantes” lo que la convierte en una “ciudad refugio”.

Por ello su composición es pluricultural y pluriétnica, y en la misma tienen derecho a desarrollarse distintos modos de vida urbana y rural.

La Constitución establece explícitamente que las personas migrantes no deben ser criminalizadas y las autoridades deben adoptar las medidas necesarias para salvaguardar sus derechos.

Además el artículo 7 define a la capital del país como un espacio “civilizatorio, democrático, laico, incluyente, accesible, sostenible, justo, pacífico, productivo, educador, habitable, de seguridad y movilidad humana y social para el pleno ejercicio de sus derechos”.

Protección a los periodistas

El artículo 12 del proyecto de constitución de la Ciudad de México reconoce y protege el ejercicio del periodismo. Subraya que la capital será refugio de aquellos periodistas que quieran ejercer su labor y que por distintas circunstancias no lo puedan hacer en su lugar de origen.

Además prohíbe la incitación a la violencia y al odio en la ciudad. Sin embargo, se aclara explícitamente que no “constituyen delitos o falta las denuncias, críticas o imputaciones contra las personas servidoras públicas por actos realizados en el desempeño de sus cargos”.

Derecho a la protesta

La constitución de la capital del país protegerá explícitamente el derecho a la libertad de expresión y de protesta social. El artículo 12 subraya que la ciudad deberá contar con protocolos acordes a parámetros internacionales para el manejo de estas situaciones.

“La protesta social es un derecho individual y colectivo. La autoridades adoptarán protocolos de actuación en manifestaciones conforme a parámetros internacionales, dirigidos a la protección de las personas en el ejercicio de este derecho”.

Evaluación de maestros

El artículo 13 aborda el derecho a la educación de los capitalinos y en el numeral seis establece que la educación básica (preescolar, primaria y secundaria)  será “preferentemente de tiempo completo”, por lo que deberá garantizarse a los alumnos una “alimentación sana y nutritiva”.

También se establece que el sistema educativo deberá dar las facilidades necesarias para la atención de personas con necesidades educativas especiales o específicas.

El numeral 13 del mismo artículo reconoce que la evaluación es fundamental para el proceso de mejora, por lo que es legal la evaluación de la función docente de los maestros así como el aprovechamiento de los alumnos.

Derecho al internet

Como parte del apartado B del derecho a la Ciencia e Innovación Tecnológica, el proyecto de Constitución de la Ciudad de México incluye el derecho de todos los capitalinos para el acceso al internet.

“Las autoridades en el ámbito de sus competencias garantizarán el derecho a Internet, a los medios digitales y a la tecnología de la información”.

Derecho a muerte digna

El proyecto de Constitución de la Ciudad no autoriza explícitamente el término eutanasia, sin embargo el artículo 14, apartado F numeral 6, destaca que se respetará el derecho de las personas que en el goce de sus facultades mentales decidan no prolongar su vida mediante mecanismo artificiales.

“Se respetará y garantizará la voluntad de cualquier persona con capacidad de ejercicio, respecto a la negativa de someterse a medios, tratamientos o procedimientos médicos que pretendan prolongar de forma innecesaria su vida, protegiendo en todo momento su dignidad, cuando por razones médicas, fortuitas o de fuerza mayor, sea imposible mantener su vida de manera natural”, señala el proyecto.

Mariguana legal

El numeral 7 del apartado F, artículo 14 del proyecto de Constitución establece que en la Ciudad de México no se sancionará de manera alguna el consumo de cannabis (mariguana)  conforme a los límites que establezcan las leyes correspondientes.

“Se promoverá además el uso medicinal y la investigación científica de la misma, desde una perspectiva de reducción de riesgos y daños” indica el mismo numeral.

Prohibido privatizar el agua

Como parte del apartado G del artículo 14 se establece que el agua en la ciudad es un bien público, social y cultural, además de ser irrenunciable. Por este motivo literalmente se “prohíbe toda forma de privatización del agua”.

Además se subraya que todas las empresas y personas están obligadas a hacer un uso racional del agua y contribuir con su saneamiento”.

Licencias de paternidad

Los trabajadores asalariados de la Ciudad de México tendrán derecho, según corresponda,  a una licencia de maternidad de seis meses y a una licencia de paternidad mínima de un mes, con el objetivo de cuidar a los hijos recién nacidos o adoptados. Esto se puede prolongar por más tiempo si el menor padece de alguna discapacidad.

Derecho a la familia de la población LGBTI

El artículo 16 titulado “Ciudad Incluyente” plantea diversas disposiciones, entre ellas, la igualdad de derechos para la población lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales, lo que incluye el derecho a formar una familia con o sin hijos bajo la figura de matrimonio, concubinato o cualquier otra unión civil.

Refugio a personas en situación de calle

Las personas en situación de calle también serán protegidas explícitamente por la Constitución, pues garantiza que gocen de todos los derechos a los que tienen acceso los capitalinos. Se prohíbe expresamente su desplazamiento forzado, su reclusión o que se les intente someter a cualquier tratamiento de rehabilitación sin su consentimiento.

Las autoridades deben promover condiciones para que las personas en situación de calle puedan acceder a condiciones de vida digna, facilitar alimentación y refugio.

Deuda solo para inversión

El Capítulo II del proyecto de Constitución establece en el artículo 26 que la Ciudad de México podrá (conforme a la ley en la materia) contraer deuda pública siempre y cuando esté destinada a la inversión social y adquisición de insumos que marque el Plan General de Desarrollo de la capital, pero nunca para cubrir gasto corriente o de operación del gobierno.

Referéndum ciudadano

La Constitución facultará a los ciudadanos a promover iniciativas en el Congreso de la Ciudad de México para crear leyes o reformar la constitución.

Como único requisito se establece que el proyecto esté respaldado con el 0.25 por ciento de las firmas de los ciudadanos inscritos en la lista nominal. En un plazo no mayor de 15 días el Congreso determinará si la iniciativa es procedente y se creará una comisión especial para comenzar con su análisis.

Además se establece la figura del referéndum ciudadano para la aprobación de reformas a solicitud del 0.4 por ciento de la lista nominal, de la tercera parte de los diputados locales, o de un tercio de las alcaldías.

Revocación de mandato

El apartado F del artículo 30 del proyecto de Constitución de la ciudad  autoriza la revocación de mandato de cualquier persona que se desempeñe en un cargo de elección popular.

Este procedimiento estará sujeto a dos requisitos: que el servidor público haya cubierto al menos la mitad del periodo para el que fue elegido, y que la solicitud de consulta para revocar el mandato esté respaldada por el cinco por ciento de las personas en el padrón nominal para cualquier cargo, o 7.5 por ciento si se trata del jefe de Gobierno.

Candidaturas ciudadanas

El artículo 32 establece que las personas tendrán derecho a contender por cargos de elección popular sin necesidad de que sean postuladas por un partido político, siempre y cuando cuenten con el respaldo -a través de firmas- del uno por ciento de la lista nominal de electores.

Adiós a la Asamblea

Una vez que entre en vigor la Constitución de la Ciudad de México desaparecerá la Asamblea Legislativa para ser sustituida por el Congreso de la Ciudad, mientras que las delegaciones se transformarán en alcaldías.

El Congreso de la Ciudad de México, de acuerdo con el artículo 34 del proyecto, estará compuesto por 66 diputados, 33 elegidos por la vía directa y 33 más por lista plurinominal. Ninguno gozará de fuero ni inmunidad por sus actos. Los diputados podrán ser reelectos hasta por cuatro periodos consecutivos.

Seguirá existiendo un Jefe de Gobierno

La figura del Jefe de Gobierno se mantiene como titular del poder ejecutivo de la ciudad y será electo por un periodo de seis años; asumirá el cargo el 5 de octubre del año de su elección. No existe posibilidad de que el Jefe de Gobierno sea reelecto.

La “Corte” de la CDMX

La Ciudad de México contará con un Tribunal Constitucional, que será el máximo tribunal local en materia de interpretación de los derechos constitucionales de los capitalinos. Se trata de una figura similar a la de la Suprema Corte de Justicia de la Nación pero a nivel de la capital.

El referido Tribunal estará compuesto por siete magistradas y magistrados, con la obligatoriedad de que los representantes de un mismo género no puedan ser más de cuatro. Los magistrados podrán permanecer seis años en ese cargo y reelegirse por un solo periodo adicional.

Fiscalía por Procuraduría

La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad desaparecerá.

En su lugar la investigación de los delitos quedará a cargo de la Fiscalía General de Justicia, que tendrá carácter autónomo y cuyo fiscal será elegido por el Congreso local a propuesta del Consejo Judicial Ciudadano integrado por once personalidades ciudadanas.

Desaparecen delegaciones

La Ciudad de México ya no estará organizada políticamente por delegaciones. En su lugar  el artículo 58 establece que estará compuesta por demarcaciones territoriales, cada una de ellas gobernadas por un órgano político-administrativo denominado Alcaldía.

El proyecto de Constitución no ratifica la continuidad de ninguna delegación. Establece que la ley que se cree en la materia es la que definirá el número de demarcaciones territoriales, su denominación y límites territoriales.

Las alcaldías estarán presididas por un alcalde y un Concejo, quienes permanecerán en el cargo por tres años con posibilidad de ser reelectos por un periodo más.

Los alcaldes integrarán el denominado Cabildo de la Ciudad de México presidido por el Jefe de Gobierno. Su función es debatir temas de la administración pública y tomar acuerdos, establecer esquemas de organización, resolver conflictos entre alcaldías, etcétera.

Sistema Anticorrupción

El artículo 69 del proyecto de Constitución establece que la Ciudad de México contará con su propio Sistema Anticorrupción integrado por los órganos de control interno de todas las dependencias, órganos autónomos y alcaldías, y presidido por un Comité Coordinador encabezado por el Comité de Participación Ciudadano del Sistema

Dicho comité de participación se integrará por cinco personas destacadas por su contribución a la transparencia, rendición de cuentas y combate a la corrupción.

Entre otras funciones, el Sistema Anticorrupción tendrá que establecer mecanismos de coordinación de combate a la corrupción, diseñar políticas públicas en la materia, sistematización de información relacionada con este tema y formulación de recomendaciones.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué tanto contamina el bitcoin, la moneda que consume más electricidad que Finlandia, Suiza o Argentina

La minería del bitcoin utiliza gigantescas cantidades de energía para mantener funcionando servidores que trabajan día y noche en busca de la divisa digital. Pero.... ¿proviene toda esa energía de combustibles fósiles?
22 de febrero, 2021
Comparte
Bitcoins

Getty Images
En las últimas semanas el precio del bitcoin ha llegado a máximos históricos.

Si el bitcoin fuera un país, consumiría más electricidad al año que Finlandia, Suiza o Argentina, según un análisis del Centro de Finanzas Alternativas de la Universidad de Cambridge (CCAF, por sus siglas en inglés).

Eso ocurre porque el proceso de “minar” la criptomoneda -utilizando gigantescos servidores que no cesan de trabajar- consume mucha energía.

Según los investigadores, la minería de bitcoins utiliza cerca de 121,36 teravatios-hora (TWh) de electricidad al año, un récord que provoca un fuerte impacto en el medioambiente y supera a una larga lista de países.

El tema volvió al debate luego que Elon Musk, a través de su empresa de autos eléctricos Tesla, reportó la compra de US$1.500 millones en bitcoin, disparando el precio de la divisa y encendiendo críticas por la contaminación que genera.

Esta última subida del precio del bitcoin -que ha seguido una meteórica tendencia alcista en los últimos meses- le ha dado nuevos incentivos a los mineros de la divisa para hacer funcionar más y más ordenadores con el objetivo de generar más criptomonedas.

A medida que sube el precio del bitcoin, sube el consumo de electricidad, dice Michel Rauchs, investigador del CCAF, donde crearon una herramienta en línea que permite hacer este tipo de cálculos.

“Realmente es por su diseño que el bitcoin consume tanta electricidad”, le explica Rauchs a la BBC. “Esto no es algo que cambiará en el futuro, a menos que el precio de bitcoin baje significativamente”.

Los investigadores trabajan con el Índice de Consumo Eléctrico del Bitcoin de Cambridge (CBECI, por sus siglas en inglés), el cual provee estimaciones en tiempo real sobre cuánta electricidad consume la generación de la divisa.

El bitcoin usa más energía que Argentina. Si el bitcoin fuera un país, estaría entre los 30 países que más utilizan energía en el mundo. Uso nacional de energía en teravatios-hora (TWh).

Este índice funciona con base en un modelo que asume que las máquinas utilizadas para minar en el mundo funcionan con distintos niveles de eficiencia.

Siguiendo la relación entre un precio promedio de electricidad por kilovatio hora (US$0.05) y la demanda de energía de la red bitcoin, la herramienta estima cuánta electricidad se consume en un momento dado.

“El bitcoin es anti eficiente”, dice David Gerard, autor del libro “Attack of the 50 Foot Blockchain”.

“Es muy malo que toda esta energía se desperdicie literalmente en una lotería”.

¿Por qué el bitcoin consume tanta electricidad?

Las máquinas dedicadas a “minar” o extraer bitcoins, son ordenadores especializados que se conectan a la red de criptomonedas.

Su trabajo es verificar las transacciones realizadas por las personas que envían o reciben la divisa, en un proceso que implica resolver complejos acertijos matemáticos.

Granja de minado en Islandia.

Getty Images
Los lugares donde se ha ce la minería del bitcoin consumen gigantescas cantidades de electricidad.

Como recompensa, los mineros ocasionalmente reciben pequeñas cantidades de bitcoin en lo que a menudo se compara con una lotería.

Para aumentar las ganancias, los mineros conectan una gran cantidad de computadores, con el objetivo de aumentar sus posibilidades de conseguir bitcoin.

Y como los computadores trabajan casi día y noche para completar los rompecabezas, el consumo eléctrico es muy alto.

El consumo eléctrico vs la huella de carbono

Existe una gran diferencia entre el consumo de energía y la huella de carbono, argumenta Nic Carter, socio fundador de la firma de capital de riesgo Castle Island Ventures, especilizada en el sector de blockchains (cadenas de bloques).

“Si miramos solamente el consumo de energía no estamos contando toda la historia”, le dice a BBC Mundo.

hOMBRE MINANDO BITCOINS

Getty Images
En las provincias chinas de Sichuan y Yunnan los mineros del bitcoin utilizan energía hidroeléctrica excedente.

Aunque es cierto que la mayor parte de la electricidad se produce a partir de combustibles fósiles como el carbón, el petróleo o el gas -que son altamente contaminantes- también se utilizan energías renovables (como la hidroeléctrica o la eólica) o energía nuclear.

Entonces, si bien importa el nivel de consumo de electricidad, también hay que tomar en cuenta cómo se genera aquella electricidad, apunta Carter.

Por ejemplo, señala, hay mineros en China que aprovechan la energía hidroeléctrica excedente en las represas. Si no la usaran, esa energía simplemente se perdería.

Eso explica por qué la minería del bitcoin se ha expandido tanto en las provincias de Sichuan y Yunnan.

Otro caso ocurre cuando algunos mineros capturan el metano descargado o quemado (que es un subproducto de la extracción de petróleo) y lo utilizan para generar la electricidad que requieren sus computadoras.

sÍMBOLO DE BITCOIN EN VITRINA

Getty Images
“Es muy malo que toda esta energía se desperdicie literalmente en una lotería”, dice David Gerard.

Muchos activistas consideran que esos ejemplos son casos puntuales que no le quitan la responsabilidad ambiental a la industria del bitcoin.

De todos modos, Carter advierte que la minería del bitcoin se acabará en unos años, puesto que el sistema fue diseñado de tal manera que los acertijos matemáticos que resuelven las computadoras llegarán a su fin.

“Este proceso está completado en un 88%, apunta, lo que en la práctica significa que cada vez se hace más difícil seguir minando.

Sin embargo, en la medida que el precio siga disparándose, es probable que el consumo energético también aumente.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Nkdrq_AVABk&t=5s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.