Exgobernador de Hidalgo premió con contratos millonarios al operador financiero de su campaña
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Archivo Cuartoscuro

Exgobernador de Hidalgo premió con contratos millonarios al operador financiero de su campaña

Operadora Mersi, dirigida por el empresario Ernesto del Blanco Arjona, operador financiero de campaña del exgobernador de Hidalgo, Francisco Olvera, ganó 25 contratos del gobierno, el más importante fue el “Tuzobus”, obra cumbre del sexenio pasado.
Archivo Cuartoscuro
Por Redacción Animal Político
12 de septiembre, 2016
Comparte

La administración del ex gobernador de Hidalgo, Francisco Olvera Ruiz, entregó 25 contratos de obra pública por más de 771 millones de pesos a Operadora Mersi, la empresa de su principal operador financiero durante la campaña por la gubernatura.

Del total de contratos, Operadora Mersi obtuvo 16 sin ningún tipo de competencia. Seis de ellos fueron adjudicaciones directas y en 10 casos las empresas competidoras le dejaron el camino libre: el gobierno estatal lanzaba la licitación pública, varias empresas se inscribían, pero de último momento declinaban. Operadora Mersi, al ser la única, conseguía los contratos.

fichas-obras-mersi-1-1
Descarga la licitación

Durante el sexenio de Olvera, Operadora Mersi duplicó el número de contratos ganados en el sexenio anterior y ganó 771 millones 578 mil pesos en obra pública, tres veces más de lo ganado en el sexenio del ex gobernador Miguel Ángel Osorio Chong, cuando obtuvo 11 contratos por 157 millones de pesos.

Operadora Mersi es una de las seis empresas pertenecientes a Grupo del Blanco,  fundada en 1995 por Ernesto del Blanco Mota. Debido a problemas de salud, su hijo, Ernesto del Blanco Arjona asumió la presidencia del grupo hace ocho años.

En 2010, Del Blanco Arjona fue nombrado presidente del Comité de Financiamiento de la campaña del entonces candidato priista Francisco Olvera. A través de esa organización recaudó 40 millones de pesos entre los empresarios del estado. Tras el triunfo, el empresario también fue secretario del Patronato del sistema DIF Hidalgo.

Consultado por Animal Político, Del Blanco Arjona aseguró que el crecimiento de Operadora Mersi obedeció a la “reingeniería” emprendida a partir de su gestión en  Grupo Del Blanco. “Es una empresa a la que siempre le ha ido bien, siempre han cumplido a los clientes y ya tenía prestigio, pero hicimos la empresa más rentable lo que permitió bajar los costos para poder ser más competitivos”.

Su relación con Francisco Olvera durante su sexenio fue de “buena y de mucho respeto”, pero “no tiene qué ver una cosa con la otra” porque sus empresas, dijo, son las más grandes del estado y lo suficientemente competitivas.

grafico-mersi

¿Contratos a modo?

Una vez que Francisco Olvera ganó las votaciones de 2010 y asumió el cargo en abril de 2011, los contratos millonarios a la familia Del Blanco comenzaron a llegar.

Animal Político revisó la base de datos de Compranet y encontró que en 2011, la empresa obtuvo dos contratos, nueve en 2012, tres en 2013, cuatro en 2014, cuatro en 2015 y tres en 2016.

Las obras suman más de 771 millones de pesos y van desde pavimentación o reparación de tramos carreteros, hasta construcción de aulas escolares o edificación de algunos inmuebles públicos.

fichas-obras-mersi-3

De los 25 contratos, el gobierno estatal entregó seis a Operadora Mersi a través de adjudicación directa.

De acuerdo con la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Servicio Público de Hidalgo, otorgar contratos de manera directa no es ilegal pero para ello, advierte la norma, se tienen que cumplir algunos requisitos entre éstos que la licitación sea autorizada por el titular del área; que los licitantes “no se presenten” o declinen; que sólo una empresa en específico pueda hacer el trabajo y que el contrato no exceda del 20 % del monto anual de adquisiciones. 

En el caso de los seis contratos por adjudicación directa a Operadora Mersi, los argumentos legales para otorgarlos no son públicos porque el estado de Hidalgo no los ha transparentado a través de su portal ni en la página de Compranet.

Los 19 contratos restantes, fueron entregado a Operadora Mersi a través de una licitación abierta, es decir una competencia con otras compañías en donde – en teoría – se eligió la mejor oferta como la ganadora.

La revisión detallada de los documentos de licitación arroja que en 10 casos en realidad Operadora Mersi no terminó compitiendo con nadie, ya sea porque todas las demás compañías se salieron del proceso antes de siquiera presentar una propuesta (8 casos) o porque la única otra compañía competidora fue desestimada bajo el argumento de que sus propuestas no eran viables y estaban incompletas (2 casos).

Hay licitaciones como la número LO-913005997-N351-2012 para construcción de aulas, donde se inscribieron diez empresas pero al momento de presentar la propuesta diez no lo hicieron, sólo Operadora Mersi.

El primer contrato bajo la licitación LO-913004998-N10-2011 con 31 millones de pesos; y adjudicaciones directas como la que se detalla en las licitación LOPSRM AO-913005997-N266-2012, superior a 23 millones de pesos para la construcción de la primera etapa del Parque Científico y Tecnológico de Hidalgo.

A través de licitaciones por adjudicación directa y pública, la empresa también obtuvo los contratos para la etapa de rehabilitación de la imagen urbana y equipamiento del Centro Histórico; la Construcción y Equipamiento de la Ciudad del Conocimiento Aulas IPN y el plan metropolitano de movilidad Ciclovías Prepa 1 – Constitución.

fichas-obras-mersi-1

El Tuzobus 

Una de las obras que marcaron la administración del ex gobernador Francisco Olvera fue la red de transporte Tuzobus. Se trata de dos de los contratos que mayores ingresos arrojaron a Operadora Mersi.

Así lo indican las licitaciones LO-913005997-N237-2013 y LO-913005997-N253-2014 asignadas por el gobierno de Hidalgo a la familia Del Blanco, lo que significó obras por 177 millones de pesos

De acuerdo con esas licitaciones, Operadora Mersi se encargó de la construcción del Troncal Norte-Sur, ubicado en Pachuca, por un concepto de 100 millones 300 mil 685 pesos. La obra contempló la construcción de las 32 estaciones del transporte público para el Tuzobus.

De acuerdo con la información publicada en Compranet sólo Operadora Mersi e Inmobiliara Contramon participaron, pero al final la segunda “no se presentó”, es decir declinó su participación en la convocatoria.

 

fichas-obras-mersi-3-3
Descarga la licitación

En su momento, las autoridades de la Secretaría de Obras Públicas de Hidalgo informaron que para ese contrato participaron nueve empresas de las cuales solo dos (Mersi e Inmobliliaria Contramon) concluyeron el trámite.

Al final, indicaron, Operadora Mersi presentó la propuesta más baja y se adjudicó la construcción por más de 100 millones de pesos; por su parte Inmobiliaria Contramon, de la que nunca se informó que  “no se presentó”, se le otorgó un contrato de 25 millones para la construcción de los puentes peatonales complementarios al Tuzobus.

Las dos empresas han sido aliadas en otros contratos de obra pública. En 2014, en el mismo año que participaron como contrincantes en la obra de la red de paraderos del “Tuzobus”,  fueron juntas en una licitación de la SCT para la ampliación del Libramiento Cuernavaca que finalmente no ganaron.

Del Blanco Arjona explica que ha trabajado con Contramon “que nos surte concreto desde hace 15 años”, por eso, dijo, fueron juntas para ofrecer una mejor propuesta en el concurso.

Otra licitación que también ganó Operadora Mersi fue la LO-913005997-N237-2013, por más de 77 millones de pesos, para construir obras de accesibilidad a las estaciones del corredor, protección y señalización del Tuzobus.

Los contratos del Tuzobus han sido publicados de manera parcial en la página de Compranet, donde se informa sobre el monto y la empresa ganadora, pero no se presentan los documentos de la licitación y el fallo, por lo que es imposible saber los términos en que se dieron.

fichas-obras-mersi-2

Contratos con montos menores, pero muchos

Las demás licitaciones que ganó la empresa constructora tienen que ver con la construcción de caminos reconstrucción y mantenimiento de vialidades, así como la modernización de caminos, en las que el gobierno de Hidalgo invirtió cientos de millones de pesos.

Los últimos contratos que el gobierno de Olvera Ruiz otorgó en 2016, a través de licitaciones públicas, fue la modernización y ampliación del camino Santa Cruz-Achichipil-El Pemuche-Cruztitla, con una inversión superior a los nueve millones de pesos; la modernización y ampliación del camino Tehuetlán-Huazalingo, con un costo de casi 10 millones de pesos.

Así como una adjudicación directa para la elaboración de accesibilidad a las estaciones del corredor Bolardos, con una inversión de 3.5 millones de pesos.

Dentro de los 25 contratos asignados a Operadora Mersi, existen otros por montos millonarios. En el 2015, la empresa de la familia Del Blanco también ganó la licitación LO-913005997-N79-2015 para la construcción del Puente Elevado Río de las Avenidas-Javier Rojo Gómez, en Pachuca. La obra que costó 83 millones 497 mil 196 pesos sufrió un accidente en abril de 2016 –unos meses antes de su inauguración- en el que perdió la vida una persona.

Otro de los contratos millonarios con el cual el mandatario Francisco Olvera Ruiz benefició a Operadora Mersi fue la construcción de una vialidad en la Ciudad del Conocimiento y la Cultura. Según la licitación LO-913005997-N89-2015, el mejor postor fue la empresa del Grupo Del Blanco que dio una base de 55 millones 382 mil 124 pesos frente a otros competidores.

fichas-obras-mersi-2-2
Descarga la licitación

Lo que dijo Forbes de Hidalgo

La administración del exgobernador priista Francisco Olvera Ruiz se ha enfrentado al escrutinio público por las diversas irregularidades en su administración. El gobierno saliente, fue catalogado por la revista Forbes como el tercero peor administrado del país. Entre otros puntos por la forma en que gestionan sus contratos.

El Indicador de Mala Administración Gubernamental (IMAG), publicado en Forbes, refiere que Hidalgo tiene una mala gestión de sus recursos financieros.

En el indicador, por ejemplo,  se menciona que existen  gobiernos con malas prácticas en cuanto a sus adquisiciones y obra pública, pues sus asignaciones de contratos “no parten de una licitación pública, siendo adjudicadas de manera directa o bien simulando un proceso incluyente mediante invitación a cuando menos tres participantes”.

De acuerdo con información del IMAG, obtenida vía Compranet, Hidalgo ocupaba el sexto lugar nacional de estados cuyas malas prácticas encajan en ese renglón. La información recabada de 2013 a 2014 indica que de 3,831 contratos entregados en ese periodo, el 38.65% fueron directos; 40.2 por licitación pública y 21.1 % por invitación a cuando menos tres licitantes.

La organización México Evalúa ha dicho que en el caso de adjudicaciones directas,  éstas “tienen un mayor potencial de ser discrecionales y, por lo tanto, preocupa que sus documentos sean menos transparentes en comparación con los procedimientos más competitivos”.

Lo anterior constituye un incentivo para que las autoridades contratantes opten por las adjudicaciones directas, “pues tendrían que cumplir con menos requisitos de transparencia”, advierte México Evalúa.

A eso hay que sumarle que la entrante administración, encabezada por el priista Omar Fayad, heredará una deuda de cinco mil millones de pesos. Según el reporte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), las obligaciones financieras de Hidalgo eran de 5 mil 770 millones pesos.

Cuando Olvera recibió la administración en 2010, el endeudamiento de Hidalgo eran de cuatro mil 22 millones pesos, por lo que la deuda subió en más de mil millones.

A decir del dueño de Operadora Mersi el haber hecho a su empresa más rentable y no su cercanía con el ex gobernador de Hidalgo, le permitió ser una de las compañías consentidas de la pasada administración con millonarios contratos en obra pública que, hasta el momento, siguen siendo poco transparentes y cuyo método de selección dejaron el camino libre a la constructora del empresario que, en 2010, reunió 40 millones de pesos al entonces candidato priista Francisco Olvera.

(Con información de Nayeli Roldán, Montserrat Sánchez y Arturo Angel)

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Las empresas de Japón que ayudan a la gente a desaparecer

Cada año, algunas personas optan por "esfumarse" y abandonar sus vidas, trabajos, hogares y familias. En Japón se les conoce como "jouhatsu" y hay empresas que les ayudan a llevarlo a cabo.
17 de septiembre, 2020
Comparte

En todo el mundo, desde Estados Unidos a Alemania o Reino Unido, hay cada año personas que deciden desaparecer sin dejar rastro, abandonando sus hogares, trabajos y familias para comenzar una segunda vida.

A menudo lo hacen sin siquiera mirar atrás.

En Japón, a estas personas se les conoce como los jouhatsu.

El término significa “evaporación”, pero también se refiere a personas que desaparecen a propósito y ocultan su paradero, a veces durante años, incluso décadas.

“Me harté de las relaciones humanas. Cogí una maleta pequeña y me esfumé“, dice Sugimoto, de 42 años, que en esta historia solo usa el apellido de su familia.

“Simplemente escapé”.

Afirma que en su pequeña ciudad natal todos lo conocían por su familia y su próspero negocio local, que se esperaba que Sugimoto continuara.

Pero que le impusieran ese papel le causó tanta angustia que de repente se marchó de la ciudad para siempre y no le dijo a nadie adónde iba.

Desde una deuda ineludible hasta matrimonios sin amor, las motivaciones que empujan a los jouhatsu a “evaporarse” varían.

Las calles de Japón

Getty Images
El sociólogo Hiroki Nakamori ha estado investigando el jouhatsu durante más de una década.

Pero muchos, independientemente de sus motivos, recurren a empresas que les ayuden en el proceso.

Estas operaciones se denominan servicios de “mudanzas nocturnas”, un guiño a la naturaleza secreta del proceso de quienes quieren convertirse en un jouhatsu.

Estas compañías ayudan a las personas que quieren desaparecer a retirarse discretamente de sus vidas y pueden proporcionarles alojamiento en ubicaciones desconocidas.

“Normalmente, los motivos de las mudanzas suelen positivos, como entrar a la universidad, conseguir un nuevo trabajo o un matrimonio. Pero también hay mudanzas tristes, cuando la razón es haber dejado la universidad, perder un trabajo o cuando lo que quieres es escapar de un acosador“.

Así lo cuenta Sho Hatori, quien fundó una empresa de “mudanzas nocturnas” en los años 90 cuando estalló la burbuja económica de Japón.

Segundas vidas

Cuando empezó en ello, creía que la razón por la que la gente decidía huir de sus problemáticas vidas era la ruina financiera, pero pronto descubrió que también había “razones sociales”.

“Lo que hicimos fue ayudar a las personas a comenzar una segunda vida”, dice.

El sociólogo Hiroki Nakamori ha estado investigando el fenómeno de los jouhatsu durante más de una década.

Dice que el término comenzó a usarse en los años 60 para describir a las personas que decidían desaparecer.

Las tasas de divorcio eran (y siguen siendo) muy bajas en Japón, por lo que algunas personas decidían que era más fácil levantarse y abandonar a sus cónyuges que afrontar los procedimientos de divorcio elaborados y formales.

“En Japón es más sencillo esfumarse” que en otros países, dice Nakamori.

La privacidad es algo que se protege con uñas y dientes.

Mujer sacando dinero en un cajero automático

Getty Images
¿Desaparecerías sin dejar rastro?

Las personas desaparecidas pueden retirar dinero de los cajeros automáticos sin ser descubiertas, y los miembros de la familia no pueden acceder a videos de seguridad que podrían haber grabado a su ser querido mientras huía.

“La policía no intervendrá a menos que exista otra razón, como un crimen o un accidente. Todo lo que la familia puede hacer es pagar mucho a un detective privado. O simplemente esperar. Eso es todo”.

Me quedé impactada

Para quienes son dejados atrás, el abandono y la búsqueda de su jouhatsu puede ser insoportable.

“Me quedé impactada”, dice una mujer que habló con la BBC pero decidió permanecer en el anonimato.

Su hijo de 22 años desapareció y no la ha vuelto a contactar.

“Se quedó sin trabajo dos veces. Debió haberse sentido miserable por ello”.

Cuando dejó de tener noticias suyas, condujo hasta donde vivía, registró el sitio y luego esperó en su automóvil durante días para ver si aparecía.

Nunca lo hizo.

Dice que la policía no ha sido muy útil y que le dijeron que solo podían involucrarse si existía la sospecha de que se había suicidado.

Pero como no había ninguna nota, no investigarán nada.

“Entiendo que hay acosadores y que la información puede ser mal utilizada. Quizás la ley es necesaria, pero los criminales, los acosadores y los padres que quieren buscar a sus propios hijos son tratados de la misma manera debido a la protección. ¿Cómo puede ser?”, afirma.

“Con la ley actual y sin disponer de dinero, todo lo que puedo hacer es verificar si mi hijo está en la morgue. Es lo único que me queda”.

Mujer en Tokio

Getty Images
La policía no suele a ayudar a las familias que buscan a sus seres queridos.

Los desaparecidos

A muchos de los jouhatsu, aunque hayan dejado atrás sus vidas, la tristeza y el arrepentimiento les sigue acompañando.

“Tengo la sensación constante de que hice algo mal”, dice Sugimoto, el empresario que dejó a su esposa e hijos en la pequeña ciudad.

“No he visto en un año. Les dije que me iba de viaje de negocios”.

Su único pesar, dice, fue dejarlos.

Sugimoto vive escondido en una zona residencial de Tokio.

La empresa de “mudanzas nocturnas” que lo aloja está dirigida por una mujer llamada Saita, quien prefiere no confesar su apellido por mantener el anonimato.

Ella misma es una jouhatsu que desapareció hace 17 años.

Huyó de una relación físicamente abusiva, y dice: “En cierto modo, soy una persona desaparecida, incluso ahora”.

Tokio

Getty Images
Tokio es una ciudad con más de 9 millones de habitantes.

Tipos de clientes

“Tengo varios tipos de clientes”, continúa.

“Hay personas que huyen de la violencia doméstica grave y otras que lo hacen por ego o interés propio. Yo no juzgo. Nunca digo: “Su caso no es lo suficientemente serio”. Todo el mundo tiene sus luchas”.

Para personas como Sugimoto, la compañía le ayudó a abordar su propia batalla personal.

Pero a pesar de que logró desaparecer, eso no significa que los rastros de su antigua vida no permanezcan.

“Solo mi primer hijo sabe la verdad. Tiene 13 años”, dice.

“Las palabras que no puedo olvidar son: ‘Lo que papá hace con su vida es cosa suya, y no puedo cambiarlo’. Suena más maduro que yo ¿no?”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=VtZC2ETz-Mk

https://www.youtube.com/watch?v=KmgRXXNvokE

https://www.youtube.com/watch?v=QkzsUZOK6-0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.