Videos perdidos, cero sentencias, peritaje sin fecha: los pendientes del caso Ayotzinapa
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Videos perdidos, cero sentencias, peritaje sin fecha: los pendientes del caso Ayotzinapa

Un balance oficial de la PGR reconoce una serie de pendientes que no han permitido confirmar una línea de investigación sobre la desaparición de 43 estudiantes normalistas, a dos años de los hechos.
Cuartoscuro Archivo
Por Arturo Angel
26 de septiembre, 2016
Comparte

La investigación por la desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa acumula pendientes claves, que no han permitido avanzar en el caso ocurrido hace dos años.

Desde un peritaje final pedido por el equipo oficial de expertos; detenciones y consignaciones que no se han finiquitado, sin descartar la posible contaminación de pruebas y la falta de esclarecimiento de la participación que tuvieron policías federales y militares en los hechos.

La Procuraduría General de la República (PGR), responsable de la indagatoria del caso, hizo un balance del trabajo realizado hasta ahora para esclarecer los hechos.

Reconoció que no tiene una línea de investigación confirmada pues aún faltan elementos e investigaciones.

Además, el diálogo con los padres de las víctimas también se encuentra suspendido desde principios de agosto, según lo informó la Unidad Especializada para el caso iguala que encabeza el fiscal Alfredo Higuera.

Animal Político presenta los pendientes que la propia PGR reconoce como “claves” para el esclarecimiento del caso, investigación que ya acumula más de 120 tomos  con 110 mil páginas, pero que no arroja conclusiones hasta el momento.

Prueba final postergada

En abril pasado un grupo de expertos en fuego, contratados por la PGR, dijo que para esclarecer si en el basurero de Cocula pudieron ser quemados 43 cuerpos, como sostuvo la llamada “verdad histórica”, se necesitaba hacer un experimento científico que recreara las condiciones de la noche del 26 de septiembre de 2014, dado que los antecedentes teóricos son insuficientes.

Hasta ahora esa prueba no se ha realizado y no tiene una fecha para implementarla.

En su balance del caso, y en posteriores entrevistas, el fiscal Alfredo Higuera habló de la necesidad de realizar el “nuevo peritaje”. Este estudio es el que pidieron los científicos desde hace cinco meses.

La PGR reunió y contrató al grupo de expertos en fuego luego de que especialistas independientes descartaron que en el basurero pudieran quemarse 43 cuerpos como sostuvo la PGR, en la línea de investigación que el exprocurador Jesús Murillo Karam denominó la “verdad histórica”.

El 1 de abril la PGR ofreció una conferencia para anunciar que los expertos concluyeron que sí hubo un gran incendio en Cocula, pero el documento de resultados de ese primer estudio (publicado por Animal Político) revela que no pudieron confirmar ni la fecha de esos incendios ni si era posible que en el mismo fueran incinerados 43 cuerpos, por lo que es necesario un nuevo estudio.

La manipulación de la escena

La PGR confirmó que continúa abierta una averiguación previa en la Visitaduría General por posibles irregularidades cometidas por funcionarios de la Agencia de Investigación Criminal en los primeros meses de la investigación de la desaparición de los normalistas, sin que hasta el momento existan conclusiones respecto a la misma.

Autoridades federales informaron a Animal Político que esa indagatoria involucra al exjefe de la AIC, Tomas Zerón, y a por lo menos cinco servidores públicos más.

El Equipo Argentino de Antropología Forense, que colabora en el caso, denunció en su momento que el resguardo del basurero de Cocula no fue el adecuado como exige una escena del crimen. Detectó la siembra de posibles pruebas en el sitio y la participación de supuestos peritos no autorizados.

El propio grupo de expertos en fuego contratado por PGR confirmó en sus conclusiones la posibilidad de que el basurero fuera una escena del crimen contaminada.

Los videos perdidos

El Grupo de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos denunció públicamente que videos clave de cámaras de seguridad ubicadas en inmediaciones del Palacio de Justicia de Iguala que, registraron una parte del ataque, estaban perdidos.

El GIEI alertó que eran videos vitales para esclarecer la posible participación de otras fuerzas de seguridad en la agresión además de la de iguala.

La PGR dijo en un primer momento que dichas imágenes pudieron ser borradas pues no hubo resguardo judicial de ellas. No obstante, a Unidad especial de investigación del caso reveló que personal del FBI ya colabora en la verificación del material de video relacionado con la noche del ataque. Esto para determinar si se puede recuperar los videos.

Hasta ahora no hay conclusiones.

¿Complicidad federal?

En su balance del caso la PGR confirmó que continúa investigación la participación de fuerzas federales y militares en el caso de los normalistas.

En el caso de la intervención de la Policía Federal la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) alertó que de acuerdo con un testigo, policías federales retuvieron a un grupo de estudiantes los cuales fueron entregados a policías municipales de Huitzuco que se trasladaron a Iguala la noche del ataque.

La PGR ya confirmó a través del seguimiento de teléfonos celulares que agentes de Huitzuco sí se trasladaron a Iguala la noche del ataque (lo que negaban en sus declaraciones ministeriales). La colaboración entre estos y policías federales es una arista que los fiscales siguen verificando.

Respecto a la posible responsabilidad del 27 Batallón de Iguala en los incidentes no hay avances. Expertos independientes y familiares han insistido en que debe verificarse la actuación de los militares. La PGR dijo que no se ha inspeccionado ministerialmente el cuartel del batallón porque no hay elementos que justifiquen esta revisión.

Líder impune, cero sentencias

Más de 120 personas han sido detenidas durante la investigación tras la desaparición de los normalistas, pero de ellos solo 70 están acusados ante un juez de haber participado en estos hechos.

Sidronio Casarrubias, presunto líder del grupo criminal “Guerreros Unidos” al que se responsabiliza oficialmente de ser el autor de la desaparición de los normalistas, se encuentra entre los detenidos pero no ha sido consignado por el caso. La PGR informó que aún no reúne los elementos de prueba para hacerlo.

Casarrubias ya logró desestimar a través del amparo una de las acusaciones por crimen organizado que pesaba en su contra luego de que los jueces. Sigue preso por un segundo caso de delincuencia organizada y por posesión de armas.

A esto se suma que otros detenidos clave, como los presuntos sicarios de Guerreros Unidos en cuyas declaraciones se sostiene la versión de que los normalistas, han denunciado que fueron torturados.

Hasta ahora no se ha dictado ni una sentencia por el caso de los normalistas desaparecidos.

Localización de las víctimas

La principal demanda de las víctimas, la localización de los normalistas, no se ha concretado a dos años de distancia.

Aunque la PGR estableció inicialmente que todos ellos fueron quemados en el basurero de Cocula no hay estudios concluyentes que certifiquen al menos que esto fuera posible. Pruebas avanzadas de ADN en la Universidad de Innsbruck han permitido identificar solamente a dos de las víctimas cuyos restos fueron encontrados en Cocula.

En su balance del caso la PGR reveló que en los próximos días se recibirán resultados de los exámenes practicados en Innsbruck a las últimas pruebas.

La semana pasada la Procuraduría anunció la identificación con fotografías en 3D de 40 puntos nuevos en Iguala y Cocula en donde podrían encontrarse fosas clandestinas. Para confirmarlo es necesario una búsqueda en tierra que aún no inicia.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Foto: Getty Images

Funeral de Isabel II: dónde será enterrada la reina (y cuáles son otros monarcas que están sepultados allí)

El destino final de Isabell II será un pequeño lugar junto a su padre, el rey Jorge VI, la reina madre, su hermana Margarita y su esposo, el príncipe Felipe dentro de la capilla de San Jorge, en el castillo de Windsor.
Foto: Getty Images
19 de septiembre, 2022
Comparte

Tras viajar más de 500 kilómetros y recibir los respetos de cerca de 100 jefes de Estado de todo el mundo y de cientos de miles de personas que hicieron una fila que superó las 15 horas de espera, los restos mortales de la reina Isabel II llegarán este lunes a su destino final y tendrá su funeral.

Este es la capilla en memoria del rey Jorge VI, en el castillo de Windsor.

En este pequeño espacio reposan ya los restos del padre de Isabel II, el rey Jorge VI, así como su madre, Elizabeth Bowes – más conocida como la Reina Madre– y su hermana Margarita.

Está ubicado al lado de la famosa capilla real de San Jorge, el lugar donde se concentra el mayor número de miembros de la realeza sepultados en Reino Unido.

A este pequeño recinto también serán trasladados los restos del príncipe consorte Felipe de Edimburgo, esposo de Isabel II por más de 73 años y fallecido en abril de 2021.

Los restos de Felipe habían sido depositados en la llamada bóveda real de la capilla San Jorge y ahora serán reubicados para que reposen junto a su esposa.

La capilla en memoria de Jorge VI se construyó en 1969 por orden de Isabel II, con la idea de que allí descansaran no sólo los restos de sus padres, sino también los suyos y los del príncipe Felipe una vez fallecieran ambos.

El lugar tiene un grabado dorado con la imagen del padre de Isabel II y, en el piso, una placa oscura con letras doradas donde están los nombres de Jorge VI y la Reina Madre y los años de nacimiento y fallecimiento correspondientes.

Pero la reina Isabel II no solo estará rodeada de su familia, sino también de toda la historia que contiene el lugar aledaño a su lugar de descanso: la capilla real de San Jorge.

Capilla de San Jorge

BBC

Tumba de reyes

La capilla de San Jorge, ubicada en un costado del castillo de Windsor -tal vez la residencia real donde Isabel II pasó más tiempo-, no es simplemente un lugar de oración.

A lo largo de sus estructuras, reconocidas como un ejemplo notable de la arquitectura gótica inglesa, están las sepulturas de nueve reyes de Inglaterra, además de numerosos representantes de la realeza.

Tanto que ha sobrepasado a la famosa Abadía de Westminster como el lugar con mayor número de tumbas de miembros de la monarquía británica.

Aunque el castillo de Windsor data casi del siglo XI, la capilla en sí fue encargada por Eduardo IV en 1475 y, ocho años más tarde, él se convirtió en el primer monarca en ser enterrado allí.

El trabajo de construcción se completó en 1528, cuando se concretó el plan de Enrique VIII para la bóveda de la capilla.

De hecho, Enrique VIII, uno de los reyes más conocidos de la historia británica, también está enterrado en este lugar.

Uno de los principales sectores de la capilla de San Jorge es la llamada bóveda real, que está ubicada debajo de la nave central.

Allí se hallan las tumbas de tres reyes: Jorge III, Jorge IV y Guillermo IV, junto a otros 21 miembros de la realeza, entre ellos la princesa Alicia, quien fue la madre del príncipe consorte Felipe de Edimburgo.

Pero en otros rincones de la capilla hay tumbas de más monarcas, como Carlos I, quien fue decapitado durante la Guerra Civil inglesa (1642-1651), Enrique VI, quien inspiró una de las obras más famosas del dramaturgo inglés William Shakespeare y Jorge V.

Orden de la Jarretera y muchas bodas

Sin embargo, para muchos expertos, la capilla más allá de albergar los restos de miembros de la realeza entraña importancia histórica porque es el lugar donde son introducidos los nuevo miembros de la orden de la Jarretera.

La capilla de San Jorge también ha servido como escenarios de bodas reales, como la de Harry y Meghan en 2018.

Getty Images
La capilla de San Jorge también ha servido como escenarios de bodas reales, como la de Harry y Meghan en 2018.

Esta orden, a la que pertenecía la reina Isabel II y también el actual rey Carlos III, es la más importante de Reino Unido: sólo la integra un reducido grupo de personas seleccionadas precisamente por el o la soberana en ejercicio.

Y sus reuniones y ceremonias -en rituales que datan del Medioevo- se realizan en la capilla de San Jorge, cuyo santo es el patrono de Inglaterra y de la orden.

Y hay más: a la vez que es centro de este importante honor para la corona, la capilla se ha convertido en uno de lugares favoritos para las bodas reales.

Tal vez la más famosa que se ha realizado allí fue la de los duques de Sussex, Harry y Meghan Markle, en 2018.

Allí también se casaron Eduardo, el hijo menor de la reina Isabel II, con Sophie Rhys-Jones y, un siglo antes, el futuro Eduardo VII contrajo nupcias con Alejandra de Dinamarca, quien sería su reina consorte.

Este lugar lleno de historia será el último destino de Isabel II, tras los adioses a sus 70 años de reinado.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=RfkeSSgl6eo

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.