close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Sin identificar, más del 80% de cuerpos hallados en fosas clandestinas en la última década

Desde hace dos años se trabaja en una base genética nacional que facilite identificación de cuerpos pero hasta ahora la mayoría siguen sin ser reconocidos.
Cuartoscuro
Por Arturo Angel
8 de septiembre, 2016
Comparte

En los últimos diez años se han encontrado – oficialmente – casi 700 cuerpos sepultados en fosas clandestinas en México. Más del 80 por ciento siguen sin ser identificados, a pesar que desde hace dos años el gobierno federal y los estados trabajan en la implementación de bases de datos genéticos unificadas para facilitar los reconocimientos.

Datos revelados por la PGR, en respuesta a solicitudes de transparencia, arrojan que existen casos emblemáticos como los restos de personas encontradas en fosas de San Fernando, Tamaulipas, que a más de cinco años del hallazgo siguen sin ser identificados.

Peor aún de los más de 150 cuerpos hallados en fosas de Iguala, Guerrero, tras la desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa en 2014, solo se ha identificado a 16.

Guerrero es la entidad en donde se ha encontrado el mayor número de cuerpos en fosas, seguido de Tamaulipas. En total, la PGR reporta hallazgos de fosas en 18 de las 32 entidades del país, incluyendo la Ciudad de México.

En el Cuarto Informe de Gobierno, el presidente Enrique Peña Nieto destacó los beneficios del sistema denominado AM/PM puesto en marcha con las entidades federativas para facilitar la identificación de personas desaparecidas a través de bases de datos genéticas unificadas.

En el informe no se describió que tipo de resultados ha tenido este sistema cuyo diseño e implementación inicio en 2014.

Oficialmente, en México hay casi 28 mil 500 personas desaparecidas, varios de ellos desde hace una década.

5 estados concentran el 81 % de los casos

De acuerdo con las estadísticas de la PGR, desde el 2006 a la fecha se han encontrado en el país 215 fosas clandestinas en las cuales se han encontrado los restos de por lo menos 693 personas distintas.

Durante los últimos años el hallazgo de fosas se ha incrementado. En 2014 se reportaron once casos distintos de hallazgos de fosas y en 2015 fueron ocho.

Los datos oficiales además relevan que 121 cuerpos de los 693 encontrados en las fosas fueron identificados: apenas el 17.4 por ciento. Esto significa que en promedio 4 de cada 5 restos humanos encontrados siguen sin ser identificados.

Aunque el hallazgo de fosas se extiende en más de la mitad de las entidades federativas del país, solamente en cinco entidades (Guerrero, Tamaulipas, Jalisco, Chihuahua y Durango) se concentran más del 81 por ciento de los casos registrados.

Guerrero es por un amplio margen la entidad con el mayor número de casos: 259 cuerpos encontrados en fosas. La mayoría de estos casos se concentran en el municipio de Iguala (150), donde las autoridades implementaron operativos de búsqueda tras la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa. Los datos oficiales arrojan que de los restos ubicados en ese municipio solo 16 han sido identificados, apenas el 10 por ciento.

Luego se ubican Tamaulipas con 125 cuerpos rescatados de fosas ilegales; Jalisco con 75, Chihuahua con 54 y Durango con 53.

Las otras entidades en donde se ha reportado el hallazgo confirmado de restos humanos enterrados en fosas clandestinas son: Michoacán, Aguascalientes, Chiapas, Estado de México, Oaxaca, Ciudad de México, Morelos, Nuevo León, Sonora e Hidalgo.

Cementerios desconocidos

En abril de 2011 las autoridades encontraron 14 fosas clandestinas en el municipio de San Fernando, Tamaulipas, con 120 cadáveres plenamente diferenciados. El hallazgo ocurrió luego de que la zona fue objetivo de diversos operativos tras la masacre de 72 migrantes centroamericanos en agosto de 2010.

Aunque se llegó a hablar de hasta 168 cuerpos, la PGR reconoció oficialmente 120 de los cuales solo hay 66 reconocidos. Es decir, a más de cinco años de distancia casi la mitad de las víctimas siguen sin ser identificadas.

La PGR ha hecho distintos esfuerzos para tratar de identificar a las víctimas de las fosas de San Fernando. En septiembre de 2013 se firmó incluso un convenio oficial con el Equipo Argentino de Antropología Forense y otras instancias internacionales para establecer la identidad de los cuerpos. Aun así en la actualidad hay 54 cadáveres no identificados.

Otro caso que causó un impacto social importante fue el descubrimiento de 37 fosas clandestinas en Jalisco, entre noviembre de 2013 y enero de 2014. El hallazgo se realizó en el municipio de La Barca, el cual se encuentra en la zona limítrofe con el estado de Michoacán.

El hallazgo se realizó en el contexto de los operativos que se implementaron en la región contra Los Caballeros Templarios. En total el personal especializado de la PGR realizó el levantamiento de 75 cadáveres enterrados en el área de los cuales 17 han sido identificados.

¿Y el nuevo sistema?

En 2014 la PGR comenzó los trabajos para la implementación de la “Base de Datos Ante Mortem Post Mortem AM/PM”, un sistema diseñado por la Cruz Roja Internacional cuya finalidad es facilitar la identificación de personas que se encuentren desaparecidas a partir de información genética.

El sistema funciona a través de un software cuya función es confrontar la información de dos bancos de datos genéticos: uno de personas que sean encontradas en fosas ilegales o comunes y que no hayan sido identificadas, y el otro de familiares víctimas de desapariciones.

Para funcionar este sistema requiere que todas las de datos genéticos del país se homologuen bajo los mismos parámetros, incluyendo las de los 32 estados, situación que no se consiguió hasta octubre de 2015 cuando la PGR anunció oficialmente que el sistema entraba en operación.

En la actualidad de acuerdo con el Registro Nacional de Personas Extraviadas y Desaparecidas,  hay 28 mil 472 personas cuyo paradero se desconoce y por las cuales hay averiguaciones previas en curso. Mientras eso sucede más del 80 % de los restos de personas encontradas en fosas clandestinas del país siguen sin ser identificadas.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué poder tiene aún el Cartel de Sinaloa y en qué le afecta la condena de "El Chapo" Guzmán

Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”, fue sentenciado a cadena perpetua pero la vida del Cartel de Sinaloa no cambia. La organización que ayudó a fundar sigue como una de las más poderosas del continente.
17 de julio, 2019
Comparte

Fue un duro golpe, pero en poco tiempo se recuperó. El Cartel de Sinaloa sobrevivió a la extradición y juicio en Estados Unidos a Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”.

Y ahora, coinciden especialistas, está preparado para superar la sentencia de cadena perpetua que recibió en Nueva York Joaquín “El Chapo” Guzmán, uno de sus fundadores.

Autoridades de México y Estados Unidos consideran a la organización como una de las más importantes en el tráfico de drogas del continente.

El cartel superó una guerra interna luego de que Guzmán Loera fue capturado por tercera vez, en enero de 2016.

También pudo contener, hasta ahora, el asedio de poderosos rivales como el Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG) que le arrebataron algunos mercados y territorios.

Joyas cartel sinaloa

AFP
El negocio de narcotráfico sigue para el Cartel de Sinaloa.

Pero el grupo de Sinaloa mantiene su negocio casi inalterado. La sentencia de cadena perpetua que este miércoles escuchó “El Chapo” no altera sus operaciones.

“Hay un cierto debilitamiento de la organización tanto por la pérdida de ese líder (Guzmán Loera) que era importante pero no esencial“, explica a BBC Mundo Guillermo Valdés Castellanos, exdirector del desaparecido Centro de Información y Seguridad Nacional (Cisen).

“La ratificación de la sentencia no va a modificar absolutamente nada en el mapa del negocio criminal como ahora está”

En eso coincide José Reveles, autor de varios libros sobre narcotráfico como “El Chapo: entrega y traición”.

“El cartel ha decaído un poco, pero sigue teniendo el poder más grande en la república Mexicana” le dice a BBC Mundo.

“Con la salvedad de que tiene una competencia fuerte por parte de Jalisco Nueva Generación, más que de otras organizaciones rivales”.

La mano de EU

De las organizaciones de narcotráfico que operan en México, la de Sinaloa es la más antigua.

Algunos de sus fundadores formaron parte de lo que la agencia antidrogas de Estados Unidos, la DEA, bautizó como el Cartel de Guadalajara.

Era un grupo encabezado por Miguel Ángel Félix Gallardo, conocido como “El Jefe de Jefes”, que en los años 70 y 80 fue el más importante de México. El Cartel fue a su vez heredero de antiguas bandas de tráfico de heroína y marihuana.

Los grupos nacieron en los años 40, cuando en la Segunda Guerra Mundial el gobierno estadounidense promovió el cultivo de amapola en las montañas de Sinaloa para proveer a sus tropas de morfina.

Así, en la organización de “El Jefe de Jefes” participaron personajes como Guzmán Loera, Ismael “El Mayo” Zambada, Héctor Luis “El Güero” Palma o Juan José Esparragoza Moreno, “El Azul”.

Tras la captura de Félix Gallardo en 1989 crearon su propio grupo que después se convirtió en el Cartel de Sinaloa. La organización, explica Valdés Castellanos, es heredera de la estrategia y operaciones de las viejas bandas.

Por eso desde el inicio, La Federación, como también se le conoce, empezó con el tráfico de heroína, marihuana y cocaína.

En la década de 2000 amplió sus actividades y se convirtió en uno de los mayores fabricantes de drogas sintéticas y anfetaminas.

Altar a Malverde

AFP
El cartel de Sinaloa es el más fuerte de México.

Actualmente, según la DEA el cartel de Sinaloa es uno de los mayores proveedores de fentanilo a Estados Unidos, un fuerte opioide que es considerado por las autoridades sanitarias como responsable de cientos de muertes por sobredosis.

La organización también fue pionera en ampliar sus mercados. Desde 2008, por ejemplo, se encontraron laboratorios suyos de drogas sintéticas en Australia, Nueva Zelanda o Birmania, por ejemplo.

“La vida de ‘El Chapo’ será una tortura”

En este proceso “El Chapo” fue un personaje central aunque no indispensable coinciden los especialistas.

Joaquín Guzmán era “un líder con mucha visión estratégica, muy arriesgado y muy violento pero que supo llevar al cartel a ser el más poderoso” asegura el exdirector del Cisen. Sin embargo, entre los jefes era uno más, pues el mando de la organización ha sido siempre colegiado.

Por ejemplo antes de 2014 cuando ocurrió su segunda captura -la primera fue en 1993- Guzmán Loera compartió responsabilidades con “El Mayo” Zambada, Ignacio “El Nacho” Coronel, “El Azul” y los hermanos Beltrán Leyva que entonces eran aliados.

Tras la tercera captura de “El Chapo” en 2016 ocurrió una disputa por controlar su grupo, pero la guerra interna terminó cuando uno de los adversarios, Dámaso López Serrano “El Licenciado”, fue detenido.

Chapo Guzmán

DEA
“La vida de ‘El Chapo’ será una tortura” tras su sentencia.

Desde entonces el control del Cartel de Sinaloa, dice José Reveles, lo tiene Ismael Zambada junto con dos de los hijos de su exsocio, Alfredo e Iván Guzmán Salazar, “Los Chapitos”.

Sin embargo, el escenario es otro. Desde hace varios años el CJNG disputa al grupo desde hace varios años el control de algunos territorios.

Un ejemplo es Baja California, en el noroeste del país, que desde hace más de una década era territorio del grupo sinaloense.

5 sorprendentes revelaciones en el juicio por narcotráfico a Joaquín “El Chapo” Guzmán

A partir de 2015 Jalisco Nueva Generación se apoderó de la zona, especialmente Tijuana lo que explica el incremento de la violencia en esa ciudad fronteriza dice José Reveles.

Desde ese lugar el CJNG trató de apoderarse del mercado de drogas en Los Cabos, Baja California Sur, con poco éxito.

Pero donde sí tuvieron mejor suerte es en la exportación de drogas sintéticas a Oceanía y Asia, añade el especialista con base en información de la DEA.

Muñeco de El Chapo

AFP
Guzmán Loera fue uno de los líderes del Cartel de Sinaloa.

“El narco es un tema global, los de Jalisco Nueva Generación llegaron hasta Australia o África. Allá venden la droga mucho más cara”.

Pero hasta ahora el Cartel de Sinaloa mantiene una cierta ventaja. ¿Qué puede ocurrir tras la sentencia a Guzmán Loera?

“La vida de “El Chapo va a ser una tortura terrible” responde Valdés Castellanos. “Pero en términos del negocio no creo que cambie absolutamente nada”.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Vx5mgjdE9Rc

https://www.youtube.com/watch?v=Vj_t9HtAFOY

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.