close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
BBC Mundo

Gobierno mexicano gastó 620 mdd en una refinería, pero sólo construyó un muro

El gobierno de México planeó construir una nueva refinería, pero en siete años sólo edificó un muro. El proyecto en el que se gastaron 620 millones de dólares dejó a cientos de campesinos sin tierras y con la promesa incumplida.
BBC Mundo
Por Alberto Nájar /BBC Mundo
25 de octubre, 2016
Comparte

Cuando se anunció el proyecto hubo alegría por todo el pueblo: Atitalaquia, Hidalgo, había sido elegido para construir la primera refinería mexicana en 30 años.

Era el 14 de abril 2009. El entonces director de Petróleos Mexicanos (Pemex), Jesús Reyes Heroles, informó que el complejo sería instalado en esa comunidad rural en el centro del país.

La obra prometía cambiar la vida del pueblo, que depende sobre todo de la siembra de maíz, frijol, alfalfa y cebada.

Durante los siguientes seis años -el tiempo estimado para construirlo- se esperaba una inversión mayor a US$9.000 millones.

A los vecinos se les ofreció empleo y oportunidades de negocios para casi todos.

Fue un sueño. Siete años después, del magno proyecto sólo se construyó un muro para cercar las 700 hectáreas donde se instalaría.

La zona que eran cultivos agrícolas está abandonada, prácticamente sin vigilancia. Los empleos prometidos en Pemex y en la construcción de la refinería, llamada Bicentenario, no llegaron.

Ahora muchos de los 520 campesinos que vendieron sus tierras están peor que antes, le dice a BBC Mundo Enrique Flores Hernández, vecino del pueblo.

“Las tierras se vendieron, trabajo no hubo como se prometió. Era la esperanza de la gente pero todo se quedó en el camino”.

“Fue un engaño para nosotros, independientemente de que se pagaron las tierras, moralmente había un compromiso de que iba a haber empleo para los campesinos. Por eso la gente está molesta”.

“Cambio de planes”

Desde el 18 de marzo de 2008, cuando el expresidente Felipe Calderón anunció los planes para construir una nueva refinería, el plan fue severamente criticado.

Felipe CalderónDespués que el entonces presidente de México, Felipe Calderón, anunció los planes de construir una refinería en Atitalaquia, el proyecto empezó a recibir fuertes críticas.

Muchos cuestionaron la utilidad de producir gasolina y diésel (gasóleo)en el país a un costo mayor al del mercado internacional.

Según el gobierno el objetivo era reducir la importación de gasolina, estimada en unos 350.000 barriles diarios.

Originalmente en el complejo Bicentenario se esperaban producir 250.000 barriles al día, y crear 32.000 empleos directos e indirectos.

Los gobiernos de diez estados pidieron que albergar el proyecto, e incluso en Guanajuato compró cientos de hectáreas con valor de 1.000 millones de pesos, US$78 millones según la cotización de la época.

Esas tierras están abandonadas, como sucede en Atitalaquia.

Y a pesar de que el complejo petroquímico nunca se concretó, cada año la Cámara de Diputados autorizó presupuesto para planes, estudios, nivelar el terreno y construir el muro que lo cercó.

Sede de Pemex en Ciudad de MéxicoUn vocero de Pemex dijo que allí no se tomó la decisión de cancelar el proyecto de la refinería.

En 2014 la refinería fue definitivamente cancelada. Para ese momento se habían invertido recursos fiscales por más de 9.000 millones de pesos, más de US$620 millones.

BBC Mundo preguntó a Pemex las razones para detener el proyecto. Un vocero de la empresa productiva del Estado dijo que allí no se tomó la decisión.

En ese proceso su única participación fue asumir el costo de la deuda por comprar las 700 hectáreas de terreno, que había pagado el gobierno de Hidalgo.

La Secretaría de Energía dijo a BBC Mundo que cambiaron los planes originales.

“La decisión en torno a la refinería Bicentenario se debe a que el plan de negocios de Pemex está orientado a reconfigurar las refinerías existentes”, señaló en un mensaje de correo electrónico.

“Lo que se pretende es mejorar la producción de gasolinas”.

Refinería en Tula, Hidalgo.El gobierno federal decidió ampliar la refinería ubicada en Tula, Hidalgo, a unos kilómetros de Atitalaquia.

En esa línea el gobierno federal decidió ampliar la refinería ubicada en Tula, Hidalgo, a unos kilómetros de Atitalaquia.

Una treintena de quienes que vendieron sus tierras en este pueblo fueron empleados en la obra. Pero cientos más se quedaron fuera.

La pesadilla

Cuando les pagaron sus terrenos muchos campesinos de Atitalaquia compraron camiones de carga, retroesxavadoras o camionetas.

Esperaban un contrato en la construcción de la refinería y las carreteras que contemplaba el proyecto.

Algunos construyeron hoteles, restaurantes o crearon comercios de ropa y otras mercancías.

“Muchos compraron maquinaria”, cuenta Enrique Flores.

Siete años más tarde la realidad es otra. “Ya están vendiendo los carros, a varios se les echaron a perder porque no supieron darle mantenimiento”, dice Enrique Flores.

Los hoteles y comercios están vacíos o con pocos clientes, y muchos de quienes vendieron sus tierras ahora son empleados.

“En estos años el dinero ya se acabó”, le dice a BBC Mundo Delfino Martínez Hernández, presidente del Comisariado Ejidal de Atitalaquia.

“Y ya no hay tierras. Antes por lo menos con la cosecha de maíz o alfalfa se recibía un poquito, pero ahora ni eso”.

Pero lo peor es la indignación por la promesa incumplida. “Dijeron que los hijos tendrían preferencia para trabajar allí, se habló de empleos en Pemex”, señala Enrique Flores.

“Por eso muchos accedieron a vender sus tierras. Pensaron: va a haber trabajo para nuestros hijos y a nosotros ya nos pagaron, va a estar bien”.

Ahora los campesinos de Atitalaquia piden que sus tierras sean devueltas, porque no se usaron para el plan original.

Delfino MartínezDelfino Martínez dice que el pueblo está indignado por la promesa incumplida.

Y si no se puede “porque ya son propiedad privada”, dice Martínez Hernández, por lo menos que se pague al Comisariado Ejidal una indemnización pendiente.

Se trata de 135 millones de pesos, unos US$7,2 millones por la venta de tierras comunes y caminos que quedaron dentro del terreno cercado.

Inversiones inútiles

La Refinería Bicentenario no es la única inversión controvertida que ha realizado el gobierno mexicano.

Pemex adquirió en US$275 millones una empresa de fertilizantes en Coatzacoalcos, Veracruz. Sin embargo la compañía, llamada Agronitrogenados, tiene 14 años sin funcionar.

Vicente FoxEl ex presidente mexicano Vicente Fox también realizó inversiones infructuosas, como la entrega de computadoras en colegios sin electricidad.

En 2004 el expresidente Vicente Fox estableció el programa Enciclomedia, mediante el cual se distribuyeron 147.000 computadoras en las escuelas del país.

Pero según la Auditoría Superior de la Federación, muchos de los equipos se entregaron en planteles sin electricidad o que no tenían acceso a internet, indispensable en el programa.

A partir de 2013 la Secretaría de Educación Pública entregó 2.7 millones de tabletas a niños de primaria, como parte del proceso de Reforma Educativa.

Al programa, sin embargo, no se le asignaron recursos en el presupuesto de 2017, con lo cual quedará suspendido.

También ha sido criticado un programa que, en 2012, compró millones de pantallas de televisión que se distribuyeron gratuitamente como parte de la migración de la señal analógica a digital.

Pero de todos los proyectos irregulares, uno de los más polémicos es la cancelación de la Refinería Bicentenario.

Andrés García.Andrés García contó que el terreno donde se iba a construir la refinería está abandonado por completo.

Y no sólo por las promesas incumplidas sino por el riesgo que representan los terrenos cercados, le dice a BBC Mundo Andrés García, vecino de Atitalaquia.

“Se meten a robar gasolina y diésel de los ductos que pasan por allí. Este año nos han desalojado cuatro veces porque se les incendia la toma clandestina”.

“Antes por lo menos la gente cuidaba, pero ahora con la barda está solo, abandonado por completo”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Depresión resistente: por qué los antidepresivos no siempre funcionan y qué alternativas existen

Entre un 10% y 30% de las personas que sufren depresión no responde a los tratamientos con fármacos. Sin embargo, hay otras alternativas para tratar esta enfermedad mental que han demostrado ser exitosas. Te contamos cuáles son las más populares.
Getty Images
10 de octubre, 2019
Comparte

Considerada el mal del siglo XXI, la depresión afecta a cerca del 4,4% de la población mundial y es la principal causa de discapacidad, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En una década, entre 2005 y 2015, el número de personas con este trastorno aumentó un 18,4% en todo el mundo, según el último informe de la OMS sobre el tema.

Solo en Brasil, el 5,8% de los habitantes padece la enfermedad, la tasa más alta en el continente latinoamericano.

Aunque existen varias terapias farmacológicas y tratamientos psicológicos efectivos para esta enfermedad, en una porción de quienes sufren depresión -entre 10% y 30% tienen poco o ningún efecto.

Estas personas tienen lo que se llama depresión resistente al tratamiento, también conocida como depresión refractaria.

“Esto se da cuando un paciente, después de seguir un tratamiento con dos clases diferentes de antidepresivos por más de seis semanas en dosis terapéuticas, no presenta ninguna mejora”, explica el psiquiatra Wagner Gattaz, coordinador del Laboratorio de Neurociencias del Instituto de Psiquiatría (IPq) de la Universidad de Sao Paulo (USP).

Según el médico, las causas aún no se conocen por completo, así como no se conocen tampoco las de la propia depresión.

En el Día de la Salud Mental, te contamos en qué consiste este tipo de depresión.

Variedad individual

Una explicación posible es la gran variabilidad individual en el destino del medicamento después de tomarlo.

“Esta variabilidad comienza en el estómago y en el intestino, que determinan cuánto del medicamento se absorberá y pasará al torrente sanguíneo. Algunas personas absorben más, lo que les garantiza un mejor resultado, y otras menos”, dice.

Dibujo de un cuerpo con medicamentos dentro

Getty Images
Cada individuo absorbe los medicamentos de una forma diferente.

También existen diferencias individuales cuando el medicamento llega al cerebro.

“El objetivo de los antidepresivos son las conexiones nerviosas, en las que predominan los diferentes neurotransmisores, como la serotonina, la noradrenalina y la dopamina. Pero tanto la producción de estos neurotransmisores como la sensibilidad de sus receptores varían de persona a persona”.

Aparte de eso, existe la variabilidad individual en la velocidad con la que las drogas se metabolizan en el hígado.

Alrededor del 70% de las personas metabolizan estos fármacos a un ritmo normal. El 30% restante puede hacerlo muy rápidamente, sin darle tiempo para que el medicamento surta efecto; o lento, lo cual hace que la droga se acumule en el cuerpo y provoque una serie de efectos secundarios.

“Sabemos que factores relacionados con la farmacocinética (la ciencia que estudia el recorrido de los medicamentos en el cuerpo humano desde su ingestión hasta su excreción) y la farmacodinámica (el estudio del mecanismo de acción de los medicamentos con sus receptores) determinan las diferencias en la respuesta y la reacción a los antidepresivos entre las personas”, agrega Gattaz.

Mujer en el suelo

Getty Images
Enfermedades asociadas como los trastornos de la tiroides, el dolor crónico y el trastorno bipolar, pueden afectar el resultado de los tratamientos farmacológicos para la depresión.

Antonio Geraldo da Silva, presidente de la Asociación Latinoamericana de Psiquiatría (APAL) y superintendente de la Asociación Brasileña de Psiquiatría (BPA), destaca otra hipótesis para explicar la resistencia a los tratamientos para la depresión.

“Tenemos disponibles, básicamente, los antidepresivos ‘inhibidor selectivo de la recaptación de serotonina’, ‘inhibidor selectivo de la recaptación de norepinefrina’, ‘duales’, ‘dopaminérgicos’, ‘tricíclicos’, ‘tetracíclicos’, ‘inhibidores de la monoamino oxidasa’, ‘melatoninérgicos’ y ‘carbonato de litio ‘, que se usa como estabilizador del estado de ánimo pero también tiene acción antidepresiva”.

“Cuando el paciente no responde a ninguno de ellos, solos o combinados, puede ser porque en su caso el medicamento necesitaría actuar con alguna otra sustancia cerebral que no conocemos o identificamos “, explica.

Lo que también puede comprometer el resultado del tratamiento son las enfermedades asociadas, como los trastornos de la tiroides, el dolor crónico y el trastorno bipolar, y el uso combinado de otros medicamentos.

Estrategias de tratamiento

Aunque la depresión resistente es un poco más difícil de tratar, existen herramientas. Una de ellas es la prueba farmacogenética, que realiza un análisis de ADN para ver qué medicamentos son los más adecuados para cada persona y a cuáles tendrán intolerancia.

Laboratorio

Getty Images
Un análisis de ADN permite ver qué medicamentos tienen más posibilidades de funcionar.

“Esta prueba aumenta la probabilidad de acertar con el medicamento, nos da una orientación para ajustar la dosis”, dice Gattaz.

Se puede hacer recolectando saliva o mucosa bucal, o una muestra de sangre.

“Aquí (en Brasil) lo hacemos a través de la sangre. Observamos los genes en el grupo de enzimas citocromo P450 responsables del metabolismo de los medicamentos en el hígado, y podemos identificar a priori si el paciente es un metabolizador ultrarrápido o lento”, dice el especialista del IPq- USP

Además, existen terapias somáticas, que deben asociarse con terapias farmacológicas. Una de ellas es la estimulación magnética transcraneal (EMT), una técnica no invasiva que estimula el cerebro con ondas magnéticas mediante la modulación de neurotransmisores.

Para obtener un buen resultado, se realizan 20 sesiones, inicialmente diarias.

“La aplicación se realiza con el paciente despierto y desde la sesión número diez se empieza a ver una mejoría”, señala Gattaz.

Otra opción es la terapia electroconvulsiva (TEC), que, a través de una corriente eléctrica baja, induce convulsiones y, por lo tanto, provoca cambios químicos en el cerebro.

“Este método provoca la despolarización de la membrana neuronal, abriendo canales de comunicación entre las neuronas”, comenta Silva, de ABP.

Cabeza

Getty Images
La estimulación magnética transcraneal (EMT) es una técnica no invasiva que estimula el cerebro con ondas magnéticas mediante la modulación de neurotransmisores.

El problema, no obstante, es que esta terapia es vista a veces como una forma de castigo.

“Sin embargo, es segura y su éxito terapéutico ha sido destacado por varios estudios”, agrega Silva.

En la TEC, la aplicación se realiza con el paciente anestesiado. Se llevan a cabo de 9 a 12 sesiones, dos o tres veces por semana.

“Algunas personas muestran signos de mejoría en la primera sesión, pero para que el efecto sea completo, se debe realizar todo el tratamiento”, dice el médico.

Hay que destacar que tanto la EMT como la TEC no están indicadas en todos los casos, y solo el psiquiatra puede evaluar la necesidad individualmente.

Otra terapia posible es el uso de un aerosol nasal de ketamina, una sustancia derivada de la ketamina anestésica.

“Tiene acción ultra rápida y buena tolerancia”, dice Gattaz. Para hacernos una idea, mientras que las píldoras tardan entre dos y tres semanas en funcionar, este medicamento es efectivo dentro de las 24 horas posteriores a la primera aplicación.

Su mecanismo de acción es diferente de los antidepresivos tradicionales.

Si bien los antidepresivos tradicionales aumentan los neurotransmisores relacionados con el placer, el aerosol actúa sobre el glutamato, una molécula de red neuronal, al estimular áreas del cerebro que están vinculadas a las emociones.

En Estados Unidos, este medicamento fue aprobado en marzo de este año por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), el organismo regulador y regulador de alimentos y medicamentos. Allí solo se administra bajo supervisión médica.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=8A7MHAxxbXs

https://www.youtube.com/watch?v=iBDS7OZCu2k

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.