Auditoría estatal indaga el contrato que otorgó Duarte para explotar la marca Tiburones Rojos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Auditoría estatal indaga el contrato que otorgó Duarte para explotar la marca Tiburones Rojos

El diputado priista Fidel Kuri recibió todos los beneficios de explotar la marca del equipo sin contraprestación para Veracruz; la auditoría confirmó además que no ha sido pagada la deuda del gobierno estatal con la Universidad Veracruzana.
Cuartoscuro Archivo
Por Arturo Angel
13 de octubre, 2016
Comparte

El Órgano de Fiscalización Superior de Veracruz (ORFIS) abrió una investigación relacionada el contrato de comodato del equipo y la marca “Tiburones Rojos” de Veracruz, así como del Estadio Luis Pirata Fuente, que la administración del gobernador Javier Duarte concedió a la empresa Promotora Deportiva de Orizaba, la cual es propiedad del diputado federal del PRI Fidel Kuri.

Un informe especial de investigación que acompaña a la auditoría de la Cuenta Pública 2015, al que tuvo acceso Animal Político, revela que se solicitó al Órgano de Control Interno del gobierno estatal toda la información correspondiente a este proceso de concesión para iniciar el análisis y verificar si existen irregularidades.

La auditoría señaló que en diciembre de 2015 el Congreso de Veracruz autorizó ceder en comodato a los Tiburones Rojos, y en abril de este año se actualizó el contrato que lo hizo posible, aunque desde 2013 Kuri ya ostentaba la operación del equipo.

Se estipuló que este contrato se mantendría de forma permanente mientras el equipo de los Tiburones Rojos permanezca en la Primera División del Futbol Mexicano. Solamente en caso de que descendiera sería devuelto al estado.

Pero en el caso de la explotación de la marca del equipo, denominada “Tiburones Rojos”, el gobierno de Veracruz cedió a Kuri todos los beneficios que se generen de la misma y regalías, sin que el Estado recibiera a cambio contraprestación alguna.

El Estadio Luis Pirata Fuente, donde juega el equipo de futbol profesional, fue cedido a Kuri solo con el requisito de que permita realizar en el mismo los eventos que el gobierno quisiera organizar

Todo este procedimiento y las condiciones en que fue cedida la marca a Fidel Kuri así como el estadio se encuentran bajo revisión de los auditores, indica el ORFIS.

Los resultados de esta indagatoria se darán a conocer el próximo año como parte del informe de resultados de la Cuenta Pública 2016.

Desde que Fidel Kuri ostenta la operación del club Tiburones Rojos se han presentado varios incidentes. Animal Político publicó que el equipo ha estado en riesgo de embargo en varias ocasiones debido a los adeudos que promotora Deportiva mantiene con trabajadores despedidos de forma injustificada, y que no han sido debidamente indemnizados.

El pasado 7 de octubre, el gobernador Javier Duarte envió otra iniciativa al Congreso para ceder a Fidel Kuri – también de forma gratuita – un centro deportivo de alto rendimiento donde entrenan las fuerzas básicas de Tiburones Rojos y un terreno en Boca del Río, situación que fue criticada por diputados de oposición.

¿Se llevaría al equipo?

Previo a la elección estatal realizada en junio pasado, Fidel Kuri anunció su intención de llevarse al equipo de Veracruz si el Partido Revolucionario Institucional (PRI) no ganaba las elecciones.

Después de que Javier Duarte anunciara que pediría licencia como gobernador del estado, Kuri habló de nuevo sobre el tema.

En un inicio, incluso planteó la posibilidad de enviar una carta a la Federación Mexicana de Futbol, para solicitar formalmente el cambio de sede y nombre del equipo.

Sin embargo este jueves, en entrevista con Radio Fórmula, dijo que no quisiera llevarse al equipo de Veracruz, aunque tiene dudas respecto al apoyo que pudiera recibir con el nuevo gobierno. “Quisiera tomar esta decisión con la cabeza fría”, mencionó Kuri Grajales.

 

El reglamento de la Federación Mexicana de Futbol sí permite a un propietario de un club realizar este procedimiento de cambio de sede y nombre, siempre y cuando lo lleve a cabo con seis meses de anticipación.

La marca de los Tiburones regresaría a ser propiedad del estado, pero no habría equipo que lo ostente pues los recursos humanos son propiedad de la empresa de Kuri.

No le pagan a la Universidad

En los últimos tres meses la deuda que tiene la administración de Javier Duarte con la Universidad Veracruzana (UV) subió 30 millones de pesos más para llegar a dos mil 338 millones de pesos, de los cuales sigue sin pagarse un centavo, revela una revisión realizada al caso hecha por el Órgano Superior de Fiscalización del estado (ORFIS).

Un informe especial de investigación que acompaña a la auditoría de la Cuenta Pública 2015. desglosa el cúmulo de recursos públicos que no se han entregado a la máxima casa de estudios de Veracruz y confirma que se debe a la Universidad tanto recursos estatales como federales.

La responsabilidad del dinero no pagado a la universidad, subrayan los auditores, recae enteramente en la Secretaría de Finanzas que debó entregar tanto el apoyo federal como los recursos locales. Más aún porque así se había establecido en el convenio 044/2016 de febrero pasado, en el que el gobierno del estado reconoció la falta de pago.

“La SEFIPLAN deberá cumplir con la programación de ministraciones a la UV señaladas en el oficio 044/2016 (…) acatar la normativa, lineamientos y convenios celebrados con la Federación; en el mismo sentido observar lo relativo al ingreso de los caudales públicos cuya responsabilidad recae en forma exclusiva en la Secretaría de Finanzas de Veracruz” indica el documento de la auditoría.

El pasado 25 de febrero el gobernador Javier Duarte dijo que ya había entablado un diálogo con la rectoría de la Universidad y prometió que se pagaría la totalidad de los recursos que se le adeudaban. Pero de acuerdo con el documento de los auditores eso no ha sucedido e incluso la deuda es hoy mayor.

EL 28 de septiembre el abogado de la Universidad pidió que se autorice el embargo de bienes del gobierno estatal para cubrir la deuda que hay con el plantel. Entre las propiedades que se solicitaron sean aseguradas se encuentra el WTC de boca del Río y el Velódromo de Xalapa. Esta propuesta no ha prosperado todavía.

La auditoría reveló además que el gobierno de Veracruz le adeuda más de mil 800 millones de pesos de apoyos a otros 29 planteles educativos de la entidad.

Otras deudas 

El reporte del Órgano de Fiscalización Superior de Veracruz detalla que en los últimos seis años el gobierno federal destinó subsidios por mil 182 millones de pesos a la Universidad Veracruzana derivado de la firma de convenios.

De ellos, el gobierno de Veracruz solo le ha entregado a la Universidad 730 millones, y se ha quedado hasta ahora con 451 millones por lo menos.

La Secretaría de Finanzas del Estado es la responsable de recibir los recursos que provienen de la federación etiquetados a distintos fines y distribuirlos. En el caso de la Universidad de Veracruz debió entregar la totalidad del dinero que estaba destinado para ello, lo que no ha ocurrido.

Los auditores establecieron que los 451 millones de partidas federales destinados como subsidio a la Universidad y que no se le han entregado tampoco fueron devueltos a la federación por lo que el destino de dicho dinero está pendiente por aclarar. El documento establece que este dinero  tiene que ser entregado a este instituto educativo o en su defecto regresado a la federación.

A ello se suman mil 625 millones de subsidios estatales que tampoco ha recibido la rectoría de la Universidad Veracruzana y que por obligación legal deben llegar a sus arcas.

El dinero que se le adeuda a la Universidad Veracruzana estaba previamente etiquetado ya a objetivos específicos, entre ellos el fortalecimiento de la matrícula de este plantel educativo, impulsar trabajos de reforzamiento o crecimiento de la infraestructura de la Universidad, revisar y fortalecer los programas educativos, entre otros.

La auditoría del ORFIS reveló que la Universidad no es el único organismo autónomo afectado por la falta de entrega de recursos etiquetados pues el gobierno local registra adeudos con 65 organismos en total.

Entre esos organismos, además de la Universidad Veracruzana hay 29 planteles educativos entre institutos tecnológicos, universidades y colegios a los que la administración de Javier Duarte les adeuda más de mil 869 millones de pesos.

Los mayores adeudos se concentran en el Colegio de Bachilleres del Estado de Veracruz con 725 millones de pesos, el Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos del Estado de Veracruz con 331 millones de pesos,  Instituto Tecnológico Superior de Coatzacoalcos con 91 millones de pesos, y el Instituto Tecnológico Superior de Poza Rica a quien no s ele han entregado subsidios por 77 millones de pesos.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Mucormicosis, el raro y peligroso "hongo negro" que afecta a pacientes de COVID-19 en India

Aunque un funcionario del gobierno señaló que "no hay un brote grande", un número creciente de casos de mucormicosis están siendo reportados en todo el país, con consecuencias devastadoras para muchos pacientes.
11 de mayo, 2021
Comparte

El sábado por la mañana, el doctor Akshay Nair, un cirujano oftalmológico que vive en Bombay, se preparaba para operar a una mujer de 25 años que se había recuperado, tres semanas antes, de una infección de covid-19.

Ya en cirugía, la paciente, que es diabética, estaba siendo atendida por un especialista en oído, nariz y garganta.

El experto le estaba insertando un tubo en una de las fosas nasales y estaba extrayendo tejidos afectados por mucormicosis, una infección fúngica rara y peligrosa que ataca agresivamente la nariz, los ojos y, algunas veces, el cerebro.

A ese paso le seguiría un procedimiento de tres horas, a cargo del doctor Nair, para sacarle un ojo.

“Le quitaré el ojo para salvarle la vida. Así es como funciona esta enfermedad”, me dijo el doctor Nair.

En medio de una segunda ola mortal de covid-19 que asola India, los médicos están reportando una serie de casos vinculados con esta afección también llamada el “hongo negro” entre pacientes que ya se recuperaron de la covid-19 o están en ello.


¿Qué es la mucormicosis?

La mucormicosis es una infección muy rara causada por la exposición a hongos de la familia de los mucorales, que se hallan comúnmente en el suelo, las plantas, el estiércol y las frutas y verduras en estado de descomposición.

“Es omnipresente y se encuentra en el suelo y el aire e incluso en la nariz y la mucosidad de las personas sanas”, indica Nair.

Afecta los senos paranasales, el cerebro y los pulmones y puede ser potencialmente mortal en personas diabéticas o gravemente inmunodeprimidas, como pacientes con cáncer o personas con VIH/sida.


Los médicos creen que la mucormicosis, que tiene una tasa de mortalidad general del 50%, puede estar desencadenada por el uso de esteroides, un tratamiento que salva la vida de los pacientes de covid-19 que se encuentran en estado crítico.

Los esteroides reducen la inflamación en los pulmones causada por covid-19 y parecen ayudar a detener algunos de los daños que pueden ocurrir cuando el sistema inmunológico se acelera para combatir el coronavirus.

Pero también reducen la inmunidad y aumentan los niveles de azúcar en la sangre tanto de pacientes diabéticos como no diabéticos que contraen covid-19.

Se cree que esta disminución de la inmunidad podría estar provocando estos casos de mucormicosis.

“La diabetes reduce las defensas inmunológicas del cuerpo, el coronavirus las exacerba y luego los esteroides, que ayudan a combatir la covid-19, actúan como combustible para el fuego”, explica Nair.

“Es una pesadilla dentro de una pandemia”

El médico, que trabaja en tres hospitales de Bombay, una de las ciudades más afectadas por la segunda ola, dice que en abril ya vio a unos 40 pacientes con la infección fúngica.

Prueba de covid-19

Getty Images
Los esteroides son un fármaco esencial para salvar la vida de los pacientes con covid-19.

Muchos de ellos eran diabéticos que se habían recuperado de covid-19 en sus casas. A 11 de ellos se les tuvo que quitar quirúrgicamente un ojo.

Entre diciembre y febrero, solo seis de sus colegas en cinco ciudades (Bombay, Bangalore, Hyderabad, Nueva Delhi y Pune) informaron de 58 casos de la infección. La mayoría de los pacientes la contrajeron entre 12 y 15 días después de haberse recuperado de covid-19.

El concurrido Hospital Sion de Bombay ha registrado 24 casos de infección por estos hongos en los últimos dos meses, en comparación con los seis casos que se reportan aproximadamente cada año, según la doctora Renuka Bradoo, jefa de la división de oído, nariz y garganta del ese centro médico.

Once de ellos perdieron un ojo y seis murieron. La mayoría de sus pacientes son diabéticos de mediana edad que fueron atacados por el hongo dos semanas después de recuperarse de la covid-19.

“Aquí, ya estamos viendo dos o tres casos por semana. Es una pesadilla dentro de una pandemia”, me dijo la especialista.

“Este año es algo diferente”

En la ciudad sureña de Bengaluru, el doctor Raghuraj Hegde, un cirujano oftalmológico, cuenta una historia similar.

Jornada de limpieza en Bombay.

EPA
Bombay es una de las ciudades más afectadas en la segunda ola de India.

Ha visto 19 casos de mucormicosis en las últimas dos semanas, la mayoría de ellos son pacientes jóvenes. “Algunos estaban tan enfermos que ni siquiera pudimos operarlos”.

Los médicos dicen que están sorprendidos por la gravedad y la frecuencia de esta infección fúngica durante la segunda ola, en comparación con algunos casos durante la primera ola del año pasado.

Nair dice que no se había encontrado con más de 10 casos en Bombay en los últimos dos años. “Este año es algo diferente”, dice.

En Bangalore, el doctor Hegde nunca había visto más de uno o dos casos al año en más de una década de práctica.

Los pacientes que padecen la infección por estos hongos suelen tener síntomas de congestión y sangrado nasal, hinchazón y dolor en el ojo, párpados caídos, visión borrosa y, posteriormente, pérdida de la misma.

También se pueden presentar manchas negras de piel alrededor de la nariz.

Los médicos dicen que la mayoría de sus pacientes llegan tarde, cuando ya están perdiendo la visión, y tienen que retirar quirúrgicamente el ojo para evitar que la infección llegue al cerebro.

En algunos casos, los pacientes han perdido la visión en ambos ojos. Y en casos raros, los doctores tienen que extirpar el hueso de la mandíbula para evitar que la enfermedad se propague.

“No hay un brote grande”

El único fármaco eficaz contra la enfermedad es una inyección intravenosa antifúngica, que cuesta 3.500 rupias (US$48) la dosis y que debe administrarse todos los días por ocho semanas.

Mujer a la que se le hace la prueba

Getty Images
La segunda ola de coronavirus está causando estragos en India y la crisis se ha agudizado por la falta de oxígeno e insumos en muchos lugares del país.

Una forma de detener la posibilidad de contraer la infección por hongos es asegurarse de que a los pacientes con covid-19, tanto los que están bajo tratamiento como los que se han recuperado, se les administre la dosis correcta de esteroides durante el tiempo idóneo, explica el Rahul Baxi, un especialista en diabetes radicado en Bombay.

El experto indica que trató a unos 800 pacientes diabéticos con covid-19 el año pasado, y ninguno de ellos contrajo la infección por hongos. “Los médicos deben cuidar los niveles de azúcar después de que los pacientes sean dados de alta”, me dijo el doctor Baxi.

Un alto funcionario del gobierno señaló que “no hay un brote grande“. Sin embargo, es difícil decir por qué un número creciente de casos de mucormicosis están siendo reportados en todo el país.

“La variante del virus parece ser virulenta, elevando el azúcar de la sangre a niveles muy altos. Y, extrañamente, la infección por hongos está afectando a muchos jóvenes”, indica el doctor Hegde.

Su paciente más joven el mes pasado fue un hombre de 27 años, que ni siquiera era diabético. “Tuvimos que operarlo durante su segunda semana de covid-19 y quitarle el ojo. Es bastante devastador”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=ifbO_Aw0TCE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.