close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AP

No solo cae el peso: así afecta la victoria de Trump a las economías del mundo

De México a Japón, pasando por Europa, Brasil, Colombia y Centroamérica. El inesperado triunfo de Donald Trump en las elecciones estadounidenses sacudió las economías del mundo.
AP
Por Redacción Animal Político
14 de noviembre, 2016
Comparte

Ninguna economía en el mundo ha resentido tanto la victoria inesperada de Donald Trump en las elecciones estadounidenses del pasado martes 8 de noviembre como la mexicana.

Sin embargo, la amenaza de deportar a millones de migrantes –con la consecuente pérdida de miles de millones en remesas para varios países-, la advertencia de que se revisarán tratados comerciales internacionales con Asia, y la promesa del magnate de construir una nueva política económica estadounidense basada en el proteccionismo, ha puesto a temblar a todas las economías del mundo.

México, el peso se desploma a niveles de 2008

Nada más confirmarse el triunfo de Trump, quien basó buena parte de su campaña en amenazar a México con la construcción de un muro, que además “pagará México”, el dólar alcanzó un máximo histórico de 20.73 pesos por dólar.

Tres días después, y a pesar de que el nuevo secretario de Hacienda, José Antonio Meade salió ante los medios de comunicación para pedir “calma” y para asegurar que se tomarán las medidas –aunque no dijo cuáles- para mantener la economía mexicana estable, el dólar rompió otro récord llegándose a vender hasta en 21.45 pesos en ventanilla bancaria. O en otras palabras, en tan solo tres días con Trump, la moneda mexicana pasó de 18.16 dólares a 21.45, una devaluación de más del 16% respecto al dólar.

Además, la promesa electoral del republicano de recortar las remesas que envían millones de mexicanos –en 2015, llegaron al país casi 25 mil millones de dólares en remesas, según datos del Banco de México-, y la amenaza de acabar con el actual Tratado de Libre Comercio argumentando que éste es desfavorable económica y laboralmente para su país, y de gravar con tasas de hasta 35% a los bienes de consumo que México exporta a Estados Unidos, no ha hecho más que avivar la incertidumbre de la economía mexicana.

No obstante, ayer domingo el peso respiró un poco: se cotizó en 20.60 por dólar tras cerrar el viernes su peor semana desde octubre del 2008, año en el que estalló la crisis financiera internacional.

Caen las monedas de Brasil, Argentina, Chile y Colombia

Aunque el nivel de devaluación de las monedas latinoamericanas estuvo muy lejos del desplome del peso mexicano –puesto que sus economías no dependen tanto de la estadounidense-, el triunfo de Trump también impactó en los mercados de grandes economías sudamericanas como la brasileña o la argentina.

Según informó en un cable la agencia Reuters, en Brasil, el real cayó un 2.5%. El peso argentino se depreció 1.84%, llegándose a vender a 15.2 pesos por dólar; mientras que el peso chileno cayó 1.02%.

En Colombia, por su parte, el peso se depreció 2.81%. Tras la victoria del republicano, la moneda colombiana arrancó operaciones el miércoles 9 de noviembre a 3.038 pesos por dólar, frente al cierre del martes, de 2.955 pesos.

Incertidumbre por las remesas en Centroamérica

Para países como Guatemala, Honduras y El Salvador, principales emisores de migrantes hacia Estados Unidos junto con México, la victoria de Donald Trump y su mensaje abiertamente ‘anti-inmigrante’ supone una gran preocupación para sus economías altamente dependientes de las remesas.

Por ejemplo, de enero a septiembre de este año, El Salvador recibió 3 mil 337 millones de dólares en concepto de remesas familiares, equivalente al 16% de su Producto Interno Bruto (PIB) –en México, las remesas en 2015 equivalieron aproximadamente al 1.8% del PIB-.

Ante el temor de qué pasará con las remesas, el presidente salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén, pidió ayer domingo a Donald Trump que se respeten los derechos de los migrantes que están trabajando en Estados Unidos.

Números rojos en bolsas de Asia

Otra de las promesas electorales de Trump, de no aprobar un nuevo tratado de libre comercio entre Estados Unidos y 11 países del Pacífico –conocido en inglés con las siglas TPP-, alegando que los efectos del libre comercio generan pérdida de empleos en Estados Unidos, provocó que la victoria electoral del magnate fuera recibida con números rojos en las bolsas de valores asiáticas.

En Índice Nikkei de Japón perdió 2.4% tras confirmarse que Trump ocupará la Casa Blanca. El Hang Seng de Hong Kong cayó 1.7%. El Kospi surcoreano bajó 1.4%, y el S&P ASX/200 de Australia cayó 1.2%.

En cuanto a las monedas, el dólar se cotizaba en 102.60 yenes, un descenso en comparación con los 105.46 yenes anteriores a la jornada electoral estadounidense.

Según apunta la agencia Associated Press, las reacciones negativas en cadena se produjeron debido a que los inversionistas asiáticos estaban convencidos de que la demócrata Hillary Clinton ganaría la presidencia. “Clinton es considerada como una opción más estable que podría mantener las políticas económicas actuales”, apunta la agencia en un cable.

“Los mercados europeos no estaban preparados para una victoria de Trump”

En Europa, las reacciones negativas fueron similares. Nada más conocerse el triunfo del republicano, el Índice FTSE 100, de las cien compañías principales de la Bolsa de Londres, sufrió una fuerte caída, con una pérdida de 2% o 45 mil millones de dólares.

De acuerdo con la BBC, otros mercados europeos se hicieron eco de la tendencia con una fuga de dinero hacia acciones seguras, oro y otras dividas como el yen japonés.

La bolsa de Madrid, el Ibex 35, cayó 3.8%; en Milán, la bolsa se desplomó 3.2%; y el Fráncfort Dax cayó 1.76%.

“Los mercados no estaban preparados para una victoria de Trump”, dijo Ken Odeluga, analista de City Index a la agencia de noticias AFP.

“El triunfo de Trump es negativo a largo plazo para los mercados debido al instinto proteccionista” de Donald Trump, agregó.

Con información de Agencias

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Reuters

Google rompe con Huawei: ¿qué ocurrirá a corto y a largo plazo con sus celulares?

Google excluyó al segundo mayor fabricante de celulares del mundo de algunas actualizaciones de su sistema operativo Android. ¿Qué significa para la marca china y cómo puede afectar a sus usuarios?
Reuters
21 de mayo, 2019
Comparte

Millones de propietarios de celulares Huawei se enfrentan a un futuro incierto tras el anuncio de Google de que no seguirá proporcionando su software a la compañía china.

Huawei es hoy día el segundo fabricante de teléfonos del mundo y es muy popular entre el público y los especialistas, que elogian especialmente sus cámaras y la durabilidad de las baterías.

Al igual que la mayoría de los smartphones, utilizan el sistema operativo Android de Google, que además de proporcionar la interfaz de usuario les brinda a los clientes acceso a una amplia gama de aplicaciones, entre ellas algunas muy populares como Google Play, Google Mail y Google Maps.

Ahora todo eso está en peligro después del anuncio de Google, que es una respuesta a la orden ejecutiva emitida por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, hace unos días.

Estas son las consecuencias que puede tener esa decisión:

Ken Hu

PHILIPPE LOPEZ/getty Images
Ken Hu, vicepresidente de Huawei, dijo que la decisión de Google es “el movimiento final en una campaña emprendida por el gobierno de EE.UU. por razones políticas”.

1. A corto plazo: sin cambio real

Lo que más preocupa sobre la noticia es la seguridad.

Android publica regularmente actualizaciones que hacen a los teléfonos más seguros frente a los hackers y solucionan problemas técnicos. Y se teme que se agoten.

Pero no hay que entrar en pánico de inmediato porque Android dijo lo siguiente en un comunicado: “Les aseguramos que mientras cumplimos con todos los requisitos del gobierno estadounidense, servicios como Google Play y la seguridad de Google Play Protect seguirán funcionando en sus dispositivos Huawei actuales”.

Google está trabajando en los detalles, pero le informó a la BBC de que los dispositivos seguirán ofreciendo la experiencia Android al completo, incluido el acceso a la tienda de aplicaciones de Google.

Por eso la compañía está buscando llevar a cabo el soporte de las aplicaciones y los sistemas operativos de usuarios existentes al menos a corto plazo.

Eso significa que las cosas no deberían cambiar en absoluto (al menos, no por ahora).

2. A medio plazo: la incertidumbre

Logo de Google

Reuters
¿Qué ocurrirá cuando se lancen nuevas versiones del sistema operativo de Google?

Hay menos certeza a medio plazo, y es probable que sea ese precisamente el momento más preocupante para la empresa y los usuarios, ya que tienen que esperar para ver qué servicios de Google serán bloqueados y cuándo.

Google todavía no emitió un comunicado con más datos, pero dijo que está “cumpliendo con la orden y revisando las implicaciones”.

De acuerdo con Reuters, el primer medio que publicó la noticia, las aplicaciones que se actualizan a través de Google Play seguirán actualizándose para los usuarios existentes. En cambio, el sistema operativo, que se actualiza a través del propio dispositivo, puede que no esté disponible cuando se lance el nuevo Android OSa finales de este año.

Si la última actualización de Android es bloqueada desde los dispositivos de Huawei, es probable que puedas continuar como hasta ahora y solo te pierdas esa última mejora.

Huawei dijo que seguirá proporcionando actualizaciones de seguridad y servicios postventa a todos sus smartphones y tabletas Huawei y Honor (una marca subsidiaria), cubriendo los que hayan sido vendidos o estén todavía en stock a nivel mundial. Pero no está claro cómo llevará a cabo ese plan.

Sin embargo, la cuestión se complica en lo que respecta a las actualizaciones de seguridad. La manera en la que suele funcionar eso es que Google les da a los fabricantes Android el código para sus mejoras de software aproximadamente un mes antes de que revele los detalles al público sobre las vulnerabilidades que arreglan.

Eso les da a los fabricantes tiempo para comprobar que los parches no causen problemas para su propio software, y después pedir una versión personalizada en forma de descarga.

Ahora Huawei solo podrá saber sobre esos parches el mismo día en que sean lanzados en el Android Open Source Project (AOSP), el portal de desarrolladores, lo cual significa que habrá un retraso antes de que pueda distribuirlos.

3. A largo plazo: los problemas

Logo de Huawei

AFP
Todavía no están claras las restricciones a Huawei por parte de Google.

Las cosas serán mucho más predecibles a largo plazo, una vez esté claro qué servicios de Google podrá usar Huawei.

Al igual que cualquier otra compañía, Huawei tendría acceso al código abierto de Android y podría usar el sistema operativo que se ofrece a través de ese programa.

Pero parece poco probable que lo haga al no tener acceso a las aplicaciones a medida de Google Play, lo cual significa que los usuarios no podrán utilizar la amplia biblioteca de apps disponibles en el ecosistema Android.

Huawei dijo previamente que está trabajando en su propio sistema operativo, basado en una versión pública de Android y que ya lo usa en el mercado chino.

Puede que la próxima generación de teléfonos de la compañía se ejecute en ese sistema operativo, lo cual implica que los clientes tendrán que tomar una decisión difícil: quedarse con sus celulares Huawei y acostumrbarse al nuevo ecosistema, o cambiar de marca y seguir usando Android.

Parece que eso podría tener un fuerte impacto en Huawei como empresa porque los usuarios modernos de smartphones suelen ser más leales a su sistema operativo que a la marca de su teléfono. Hará falta un dispositivo increíble para alejar a los usuarios de Google Maps, Google Mail, Google Chrome y la gran cantidad de apps de Google Play.

4. A muy largo plazo: ¿bueno para los consumidores?

Mujer y logo de Huawei

AFP
El reto para Huawei podría suponer un avance para el mercado de los celulares en el mundo.

El anuncio de Google sin duda causará problemas en las relaciones internacionales y podría tener efectos negativos en la colaboración tecnológica entre los gigantes de la industria.

Pero también podría aportar algo bueno a los consumidores. Android es de lejos el sistema operativo dominante, y obligar a otra importante empresa tecnológica a desarrollar y construir su propio sistema operativo para desafiarlo podría ser positivo.

En China, el mayor mercado de Huawei, los celulares funcionan usando un sistema Android muy modificado y no disponen de aplicaciones de Google.

No es difícil imaginar a la compañía invirtiendo sus considerables fondos y experiencia en crear un sistema operativo capaz de superar a Android.

Competir con la enorme biblioteca de aplicaciones en Google Play, en cambio, será un reto mayor.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=chAeHyV7aSA

https://www.youtube.com/watch?v=uYILcPTz17E&t=11s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.