close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
close
Cuartoscuro
Desaparición forzada cometida por militares será juzgada en la Corte Interamericana
Este caso ocurrido en Chihuahua es el primero que llega a la CoIDH por desaparición forzada en el contexto de la lucha contra el narcotráfico en México.
Cuartoscuro
Por Redacción Animal Político
22 de noviembre, 2016
Comparte

Un caso de desaparición forzada cometido en el contexto de la lucha contra el narcotráfico y la delincuencia organizada en México será resuelto por un tribunal de justicia internacional.

La desaparición de José Ángel Álvarez, Nitzia Paola Alvarado y Rocío Alvarado, cometida por miembros del ejército en diciembre de 2009, será investigado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH), informó la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Este caso, según la CIDH, es “un ejemplo” de cómo en México las investigaciones por este delito “no son debidamente investigadas y sancionadas como consecuencia de múltiples mecanismos de encubrimiento y obstrucción”.

Al determinar que se trata de un caso de desaparición forzada, dado que los testigos presenciales y funcionarios públicos declararon que tuvieron conocimiento de que las víctimas se encontraban bajo custodia del Estado, la CIDH recomendó a las autoridades mexicanas investigar el caso, entregar a los detenidos con sus familiares, esclarecer los hechos y reparar el daño para con las víctimas.

Sin embargo, México no cumplió con las recomendaciones, por lo que el caso se turnó ante la Corte IDH, en la que el gobierno mexicano será juzgado según los tratados internacionales a los que se encuentra suscrito.

Desaparecidos por militares

La noche del 29 de diciembre de 2009, José Ángel Alvarado y su prima, Nitza Paola Alvarado se encontraban visitando a un familiar en el municipio de Buenaventura, Chihuahua, cuando fueron abordados por un grupo de militares, quienes los detuvieron y se los llevaron con rumbo desconocido.

Minutos después, en otro punto del mismo municipio, Rocío Irene Alvarado se encontraba en su casa, cuando miembros del ejército irrumpieron por la fuerza en su domicilio, causaron destrozos y se la llevaron por la fuerza, con rumbo desconocido, dejando encerradas en el baño del lugar a dos menores de edad, de 13 y 11 años.

Después de la detención de Rocío, familiares siguieron al convoy que llevaba a los detenidos por una brecha que conduce al municipio de Flores Magón, Chihuahua; sin embargo, en el camino perdieron al vehículo de vista.

Al no tener noticias de su paradero, acudieron ante la Policía Ministerial, quienes les informaron que José Ángel, Nitza y Rocío se encontraban detenidos en el 35 Batallón de Infantería de Nuevo Casas Grandes.

Los familiares presentaron una denuncia ante el Batallón de Infantería, por la “detención y retención ilegal” de los tres; sin embargo, no pudieron localizarlos.

A partir de los hechos, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), recibió informes por parte del 35 Batallón de Infantería, donde se señaló que el personal militar de esa plaza no realizó operaciones en los lugares donde se denunciaron las desapariciones, ni llevaron a cabo revisiones, operativos, cateos y mucho menos detenciones.

Sin embargo, según lo documentado por la CNDH en la Recomendación 43/2011, el Ejército no aportó elementos para desvirtuar la denuncia formulada, limitándose a informar que no tenían antecedentes de que su personal hubiese realizado operativos en el día, hora y lugar señalados.

Militares encarcelados

El pasado 21 de enero de 2016, el coronel del Ejército, Elfego José Luján Ríz, ex comandante del 35 Batallón de Infantería; Evelardo Cludualdo Vega, José Luis Calvario Abarca y Martín Jaime Juárez, militares subalternos, fueron sentenciados a 33 años de prisión, por los delitos de tortura, homicidio e inhumación clandestina, según reportó La Jornada.

Entre los casos por los que fueron procesados se encuentra la desaparición de José Ángel, Nitzia y Rocío, aunque la causa penal 32/2013, por la que fueron detenidos, se derivó de la detención ilegal, tortura, secuestro y homicidio de dos personas, cometido en octubre de 2009, y que fueron encontradas muertas en un paraje del desierto ubicado entre Nuevo Casas Grandes y Ascención, en Chihuahua.

Según datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública, actualmente en México se encuentran desaparecidas 27 mil 428 personas. Chihuahua es el sexto estado con mayor número de desapariciones, con 1, 799 casos registrados.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Comparte