Duarte desvió 431 mdp a través de 21 nuevas empresas fantasma en 2015: Congreso de Veracruz
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Duarte desvió 431 mdp a través de 21 nuevas empresas fantasma en 2015: Congreso de Veracruz

El patrón de desvíos de recursos usado por Javier Duarte entre 2012 y 2014 se repitió en 2015, confirmó la Comisión de Vigilancia del Congreso de Veracruz, que ordenó una nueva denuncia penal.
Cuartoscuro Archivo
Por Arturo Angel
2 de noviembre, 2016
Comparte

La administración del gobernador Javier Duarte pagó a 21 empresas fantasma más de 431 millones de pesos por distintos bienes y servicios que no se entregaron en 2015, concluyó el Congreso de Veracruz, que ordenó a la auditoria estatal interponer una  nueva denuncia penal en contra de los servidores públicos que resulten responsables.

El dictamen aprobado de la Cuenta Pública 2015, del cual Animal Político tiene copia, advierte que este caso no es aislado pues “se encuentra vinculado” con el de más de 30 empresas fantasma revelado por este portal informativo, y que ya dio paso a una primera denuncia penal interpuesta por los auditores locales en agosto.

En su análisis, los legisladores consideraron que los hechos descubiertos por el Órgano de Fiscalización Superior de Veracruz evidencian hechos que ameritan una investigación ministerial inmediata, sin esperar a los procesos de sanción administrativa que correspondan.

“Dicha consideración resulta del examen de los actos que motivan el probable daño patrimonial al haberse detectado 21 contratos celebrados con igual número de empresas, las cuales durante el proceso de fiscalización no fueron localizadas en el domicilio señalado en contratos, ni mucho menos el Representante Legal”, indica el dictamen de la Comisión de Vigilancia en la página 48.

El monto de los contratos que recibieron esas compañías es de 431 millones 431 mil 445 pesos. Todos los recursos provenían de la Secretaría de Desarrollo Social y los conceptos de los mismos eran despensas para población posiblemente damnificada, cobijas, materiales, entre otros.

El dictamen destaca que, dentro del procedimiento de comprobación de los recursos asignados a estas partidas, el gobierno estatal no aportó documentos básicos como, por ejemplo, la solicitud de los apoyos que justifique la adquisición de estos productos, ni evidencia de la selección de los supuestos beneficiarios.

“En los casos donde hay listas de beneficiarios no existe evidencia de que los apoyos se hayan entregado” dice el dictamen. Lo anterior pese a que los recursos si fueron etiquetados y pagados a las empresas.

Animal Político publicó el pasado 11 de octubre, que entre los contratos que están bajo investigación por la posible asignación de los mismos a empresas fantasma se encontraba de 200 mil cobertores y 55 despensas por un monto de 36 millones de pesos.

Estos productos se repartirían en al menos seis municipios con problemas de marginación en Veracruz. Los auditores acudieron a los mismos para verificar la entrega de los insumos, de acuerdo con documentos entregados por la Secretaría de Desarrollo Social de Veracruz, pero las personas negaron que hubieran recibido algo.

Corrupción sistemática

El dictamen de la Comisión de Vigilancia del Congreso estableció que el desvío de recursos a través de empresas fantasma, descubierto por los auditores en 2015, no es un hecho aislado.

“Estas situaciones se encuentran vinculadas con hechos de similar naturaleza detectados y denunciados en su momento por el órgano de Fiscalización Superior y que son motivo de la integración de la Carpeta de Investigación numero C.I./FESP/261/2016-VII  abierta en la Fiscalía Especializada en Delitos Relacionados con Hechos de Corrupción cometidos por Servidores Públicos”, indica el dictamen.

Dicha denuncia fue presentada por el ORFIS a partir de una investigación del Servicio de Administración Tributaria (SAT) denotada por un reportaje publicado por Animal Político, en el que se evidencia un modus operandi con el cual se lograron desaparecer millones de pesos a través de contratos adjudicados a empresas fantasma con accionistas que eran personas de bajos recursos.

El ORFIS revisó el caso y estableció que esta red de empresas recibió en total 131 contratos entre 2012 y 2014 y que el probable desfalco ascendía a casi 950 millones de pesos. Los contratos fueron asignados por las secretarías de Educación, de Desarrollo Social, de Protección Civil y del DIF-Estatal.

En suma, tanto la red de empresas ya denunciada por el ORFIS así como la confirmada en 2015 por la Comisión de Vigilancia habrían desviado casi mil 400 millones de pesos solo de recursos estatales. La investigación sobre recursos federales corresponde a la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y la Procuraduría General de la República (PGR).

Consulta aquí el especial: Las empresas fantasma de Veracruz.

Nomina magisterial de Veracruz bajo la lupa

La Comisión de Vigilancia del Congreso de Veracruz solicitó al ORFIS que ordene al órgano de Control Interno del gobierno estatal una revisión a fondo de la nómina de maestros y empleados de la Secretaría de Educación de Veracruz, luego de que la administración de Javier Duarte reportó haberles pagado más de 8 mil millones de pesos.

Los diputados dieron un plazo de 30 días al ORFIS para que se haga este requerimiento y se entregue una nómina depurada de los trabajadores de base.

El objetivo de todo este procedimiento, detalla el dictamen, es que se pueda realizar una verificación real respecto a los pagos reportados por el gobierno estatal y la base de personas que actualmente laboran en el sistema educativo del estado.

Los legisladores hicieron énfasis en que en el proceso de fiscalización el ORFIS detectó que hay falta de documentos justificativos y comprobatorios de los pagos realizados.

El tema del pago de nómina cobra relevancia ya que, bajo este concepto, la administración de Javier Duarte ha justificado el posible destino de recursos federales desviados de otras partidas.

Por ejemplo, la administración estatal debe más de tres mil 300 millones de fondos federales que estaban destinados a los 212 municipios veracruzanos. El gobernador interino Flavino Ríos dijo que el dinero se usó para pagar nómina de policías de maestros. Otro caso: dos mil 200 millones de pesos que eran para obras en 2014 fueron sacados en su totalidad de la cuenta. La justificación que se dio a la ASF es que se usaron los recursos para el pago de maestros.

Además de estos requerimientos, el dictamen aprobado ayer por el Congreso solicita a los auditores múltiples procesos de verificación administrativa e imposición de las sanciones que en su caso correspondan, por irregularidades y posible desvío de recursos en 26 dependencias y fideicomisos estatales.

El posible daño patrimonial registrado solo en 2015, de acuerdo con el dictamen de los diputados, asciende a más de 16 mil millones de pesos.

Cascada de denuncias

Las dos denuncias por el caso de las empresas fantasma en Veracruz presentadas por el ORFIS no son las únicas averiguaciones por las que deberán responder funcionarios y exfuncionarios de la administración de Javier Duarte.

Ayer, el contralor general del estado, Ricardo García, adelantó que esta semana comenzará a presentar un paquete de ocho denuncias ante la Fiscalía del Estado por lo que calificó como “un manejo desordenado” de los recursos públicos.

Las denuncias serán contra funcionarios que estuvieron al frente de la Secretaría de Finanzas en los últimos años, así como contra los extesoreros de dicha instancia. El contralor no proporcionó nombres en específico.

E SAT también presentará una denuncia penal ante la PGR. Esto en contra de los funcionarios que resulten responsables por haber validado facturas que amparan operaciones inexistentes con empresas fachada, lo que constituye un delito federal de acuerdo con el Código Fiscal de la Federación.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El país que tardó una década en darse cuenta de que le robaban cientos de miles de barriles de petróleo diarios

El descubrimiento de una tubería paralela de 4 km de largo construida por ladrones para robar el crudo de Nigeria deja muchas preguntas y sospechas de corrupción.
25 de octubre, 2022
Comparte

El descubrimiento de una red de oleoductos ilegales en la región del delta del Níger en Nigeria ha revelado el alcance del robo de petróleo, que es parte de una oscura pero enormemente lucrativa industria del crudo en el país.

En el estado de Delta, en el sur del país, los ladrones construyeron su propia tubería de 4 km de largo a través de los arroyos fuertemente custodiados hasta el océano Atlántico.

Allí, embarcaciones cargaron descaradamente el petróleo robado desde una plataforma de unos 7 metros visible desde kilómetros en mar abierto.

“Fue un trabajo profesional”, dijo el jefe de la empresa estatal de petróleo, la Nigerian National Petroleum Company Limited (NNPC), Mele Kyari, mientras caminaba sobre un pantanoso y resbaladizo sendero durante una visita televisada al lugar.

Sospechas de corrupción

El petróleo crudo es la principal exportación de Nigeria, pero la producción y los ingresos han disminuido durante años debido a los robos, afirman las autoridades.

La producción de petróleo cayó de 2,5 millones de barriles por día en 2011 a poco más de un millón en julio de 2022, según el organismo regulador.

Las autoridades dicen que se perdieron más de US$3.300 millones por el robo de petróleo crudo desde el año pasado.

Hombres en overoles azules

NNPC
El jefe de la compañía petrolera estatal de Nigeria lidera a un equipo de seguridad a través de un rastro de petróleo dejado por ladrones.

Esto ocurre en un momento en que otros productores están derrochando petrodólares y Nigeria ni siquiera puede cumplir con su cuota de producción.

Y no es que el país pueda permitirse perder dinero con los ladrones, ya que está sumido en una pobreza generalizada y una gran deuda.

Muchos dicen que el reciente descubrimiento de los oleoductos ilegales confirma las viejas sospechas de corrupción masiva en el sector, donde hay poca transparencia.

La industria petrolera de Nigeria tiene un historial documentado de corrupción, desde un esquema interminable de subsidios de combustible en el que nadie sabe realmente cuánto se importa, hasta la oscura asignación de áreas de exploración petrolera.

Tompolo

Que el robo haya sido descubierto por una empresa de seguridad privada y no por las autoridades también aumentó el enojo y las sospechas.

Pero Government Ekpemupolo, conocido como Tompolo, no es un contratista de seguridad privada común.

Government Ekpemupolo

Jacob Abai
Tompolo ejerce una enorme influencia en la región del delta del Níger

El jefe de 51 años del reino de Gbaramatu en el estado de Delta rico en petróleo estuvo involucrado en el pasado en la voladura de los mismos oleoductos que ahora protege gracias a la concesión de un controvertido contrato de 48.000 millones de nairas (US$110 millones) del gobierno a finales de agosto.

Podría decirse que es el exmilitante petrolero más rico de Nigeria, que una vez fue el hombre más buscado del país y que, en un momento, incluso vendió al Estado una flota de buques de guerra.

También conoce la geografía del delta del Níger, los pozos de petróleo y los oleoductos oficiales, por lo que muchos creen sus comentarios sobre la identidad de los ladrones.

Muchas de las personas de seguridad están involucradas porque no hay forma de que puedas cargar un barco sin arreglar a las personas de seguridad en esa región”, le dijo Tompolo a Channels TV.

También sugirió que gran parte del petróleo fue robado precisamente de aquellas áreas donde había puestos de control del ejército y la marina.

El ejército no respondió a estas acusaciones, pero es poco probable que contradigan abiertamente a un hombre con el que se han asociado para acabar con el robo de petróleo.

Lucky Irabor, jefe del Estado Mayor de Defensa de Nigeria, que formó parte de la comitiva que recorrió el rastro de los ladrones escoltada por los hombres de Tompolo, dijo que fue una “revelación” y prometió una investigación.

Antecedentes

No es la primera vez que las agencias de seguridad de Nigeria, especialmente los altos mandos del ejército y la marina, son acusados de robo de petróleo.

En enero, Nyesom Wike, gobernador del estado vecino de Rivers, dijo que un superintendente de policía estaba involucrado en el robo de petróleo en el área de Emuoha, en ese estado, y quería que lo echaran.

En 2019, Wike también acusó a un comandante militar de alto rango de participar en un robo masivo de petróleo en el estado, lo cual fue negado.

Efectivos de seguridad se paran alrededor de un oleoducto

Jacob Abai
Los contratistas de seguridad privada llevaron al personal de seguridad de Nigeria a la escena del enorme robo de petróleo.

Que la corrupción a esta escala sucediera directamente bajo el presidente Muhammadu Buhari, quien también ocupa el cargo de ministro de Petróleo de Nigeria,pone en entredicho su postura en la lucha contra la corrupción, dijo Salaudeen Hashim de la Fundación CLEEN, una ONG anticorrupción.

Buhari fue elegido en 2015 con la promesa de lucha contra la corrupción, pero muchos cuestionan cuán efectivo fue su gobierno.

“El alcance del robo de petróleo en curso podría no conocerse completamente hasta que esta administración deje el cargo en mayo”, le dijo un analista a la BBC.

Industria lucrativa

Desde su independencia en 1960, Nigeria ha sido gobernado intermitentemente por militares que tomaron el poder mediante golpes de Estado, dejando atrás una huella de corrupción financiada a través de la vasta industria del petróleo y el gas en el delta del Níger.

Los despliegues de oficiales a la región para proteger las instalaciones petroleras son considerados lucrativos tanto por altos funcionarios de seguridad como por la base, quienes hacen lobby y pagan sobornos para conseguirlos, dijo Hashim.

“Una vez allí, es una carrera para acumular riquezas ilegales”, agregó.

El reciente incendio de un buque incautado por acusaciones de transportar 650.000 litros de crudo robado en el estado de Delta también ha llamado la atención.

Un hombre con uniforme azul vierte un líquido en un bidón mientras otro observa

AFP
Los agentes de seguridad de Nigeria realizan redadas en los escondites de los ladrones de petróleo, pero fueron acusados de sustraer dichos productos.

Muchos cuestionaron por qué los agentes de seguridad fueron tan rápidos en destruir la evidencia -parte del éxito reciente de Tompolo-, pero el jefe de defensa de Nigeria dijo que como el barco incautado estaba contrabandeando petróleo robado, no era necesaria una investigación.

La motivación de Tompolo para tomar medidas enérgicas contra el robo de crudo ha dejado a muchos desconcertados.

A él le pagan por ello y ha hablado con entusiasmo de su amor por Nigeria y el medio ambiente del delta del Níger, pero este es el mismo Tompolo, dicen muchos, que hizo estallar oleoductos en el pasado.

Como señaló un experto, los oleoductos ilegales descubiertos por Tompolo han estado hasta ahora en el estado de Delta, donde ejerce un enorme poder.

Es poco probable que alguien haya operado pacíficamente tales instalaciones en su territorio durante años sin su conocimiento, dijeron.

En el pasado hubo enfrentamientos mortales entre las fuerzas de seguridad y los militantes armados que operan en la región, pero las cosas estuvieron relativamente tranquilas durante años, y muchos dicen que en el fondo hay un acuerdo de ambas partes para no interferir en los “negocios” del otro.

Los únicos perdedores, al parecer, son los nigerianos respetuosos de la ley y, tal vez, las empresas petroleras. Estas últimas tampoco ganan mucha simpatía en el país.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.