Duarte desvió 431 mdp a través de 21 nuevas empresas fantasma en 2015: Congreso de Veracruz
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Duarte desvió 431 mdp a través de 21 nuevas empresas fantasma en 2015: Congreso de Veracruz

El patrón de desvíos de recursos usado por Javier Duarte entre 2012 y 2014 se repitió en 2015, confirmó la Comisión de Vigilancia del Congreso de Veracruz, que ordenó una nueva denuncia penal.
Cuartoscuro Archivo
Por Arturo Angel
2 de noviembre, 2016
Comparte

La administración del gobernador Javier Duarte pagó a 21 empresas fantasma más de 431 millones de pesos por distintos bienes y servicios que no se entregaron en 2015, concluyó el Congreso de Veracruz, que ordenó a la auditoria estatal interponer una  nueva denuncia penal en contra de los servidores públicos que resulten responsables.

El dictamen aprobado de la Cuenta Pública 2015, del cual Animal Político tiene copia, advierte que este caso no es aislado pues “se encuentra vinculado” con el de más de 30 empresas fantasma revelado por este portal informativo, y que ya dio paso a una primera denuncia penal interpuesta por los auditores locales en agosto.

En su análisis, los legisladores consideraron que los hechos descubiertos por el Órgano de Fiscalización Superior de Veracruz evidencian hechos que ameritan una investigación ministerial inmediata, sin esperar a los procesos de sanción administrativa que correspondan.

“Dicha consideración resulta del examen de los actos que motivan el probable daño patrimonial al haberse detectado 21 contratos celebrados con igual número de empresas, las cuales durante el proceso de fiscalización no fueron localizadas en el domicilio señalado en contratos, ni mucho menos el Representante Legal”, indica el dictamen de la Comisión de Vigilancia en la página 48.

El monto de los contratos que recibieron esas compañías es de 431 millones 431 mil 445 pesos. Todos los recursos provenían de la Secretaría de Desarrollo Social y los conceptos de los mismos eran despensas para población posiblemente damnificada, cobijas, materiales, entre otros.

El dictamen destaca que, dentro del procedimiento de comprobación de los recursos asignados a estas partidas, el gobierno estatal no aportó documentos básicos como, por ejemplo, la solicitud de los apoyos que justifique la adquisición de estos productos, ni evidencia de la selección de los supuestos beneficiarios.

“En los casos donde hay listas de beneficiarios no existe evidencia de que los apoyos se hayan entregado” dice el dictamen. Lo anterior pese a que los recursos si fueron etiquetados y pagados a las empresas.

Animal Político publicó el pasado 11 de octubre, que entre los contratos que están bajo investigación por la posible asignación de los mismos a empresas fantasma se encontraba de 200 mil cobertores y 55 despensas por un monto de 36 millones de pesos.

Estos productos se repartirían en al menos seis municipios con problemas de marginación en Veracruz. Los auditores acudieron a los mismos para verificar la entrega de los insumos, de acuerdo con documentos entregados por la Secretaría de Desarrollo Social de Veracruz, pero las personas negaron que hubieran recibido algo.

Corrupción sistemática

El dictamen de la Comisión de Vigilancia del Congreso estableció que el desvío de recursos a través de empresas fantasma, descubierto por los auditores en 2015, no es un hecho aislado.

“Estas situaciones se encuentran vinculadas con hechos de similar naturaleza detectados y denunciados en su momento por el órgano de Fiscalización Superior y que son motivo de la integración de la Carpeta de Investigación numero C.I./FESP/261/2016-VII  abierta en la Fiscalía Especializada en Delitos Relacionados con Hechos de Corrupción cometidos por Servidores Públicos”, indica el dictamen.

Dicha denuncia fue presentada por el ORFIS a partir de una investigación del Servicio de Administración Tributaria (SAT) denotada por un reportaje publicado por Animal Político, en el que se evidencia un modus operandi con el cual se lograron desaparecer millones de pesos a través de contratos adjudicados a empresas fantasma con accionistas que eran personas de bajos recursos.

El ORFIS revisó el caso y estableció que esta red de empresas recibió en total 131 contratos entre 2012 y 2014 y que el probable desfalco ascendía a casi 950 millones de pesos. Los contratos fueron asignados por las secretarías de Educación, de Desarrollo Social, de Protección Civil y del DIF-Estatal.

En suma, tanto la red de empresas ya denunciada por el ORFIS así como la confirmada en 2015 por la Comisión de Vigilancia habrían desviado casi mil 400 millones de pesos solo de recursos estatales. La investigación sobre recursos federales corresponde a la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y la Procuraduría General de la República (PGR).

Consulta aquí el especial: Las empresas fantasma de Veracruz.

Nomina magisterial de Veracruz bajo la lupa

La Comisión de Vigilancia del Congreso de Veracruz solicitó al ORFIS que ordene al órgano de Control Interno del gobierno estatal una revisión a fondo de la nómina de maestros y empleados de la Secretaría de Educación de Veracruz, luego de que la administración de Javier Duarte reportó haberles pagado más de 8 mil millones de pesos.

Los diputados dieron un plazo de 30 días al ORFIS para que se haga este requerimiento y se entregue una nómina depurada de los trabajadores de base.

El objetivo de todo este procedimiento, detalla el dictamen, es que se pueda realizar una verificación real respecto a los pagos reportados por el gobierno estatal y la base de personas que actualmente laboran en el sistema educativo del estado.

Los legisladores hicieron énfasis en que en el proceso de fiscalización el ORFIS detectó que hay falta de documentos justificativos y comprobatorios de los pagos realizados.

El tema del pago de nómina cobra relevancia ya que, bajo este concepto, la administración de Javier Duarte ha justificado el posible destino de recursos federales desviados de otras partidas.

Por ejemplo, la administración estatal debe más de tres mil 300 millones de fondos federales que estaban destinados a los 212 municipios veracruzanos. El gobernador interino Flavino Ríos dijo que el dinero se usó para pagar nómina de policías de maestros. Otro caso: dos mil 200 millones de pesos que eran para obras en 2014 fueron sacados en su totalidad de la cuenta. La justificación que se dio a la ASF es que se usaron los recursos para el pago de maestros.

Además de estos requerimientos, el dictamen aprobado ayer por el Congreso solicita a los auditores múltiples procesos de verificación administrativa e imposición de las sanciones que en su caso correspondan, por irregularidades y posible desvío de recursos en 26 dependencias y fideicomisos estatales.

El posible daño patrimonial registrado solo en 2015, de acuerdo con el dictamen de los diputados, asciende a más de 16 mil millones de pesos.

Cascada de denuncias

Las dos denuncias por el caso de las empresas fantasma en Veracruz presentadas por el ORFIS no son las únicas averiguaciones por las que deberán responder funcionarios y exfuncionarios de la administración de Javier Duarte.

Ayer, el contralor general del estado, Ricardo García, adelantó que esta semana comenzará a presentar un paquete de ocho denuncias ante la Fiscalía del Estado por lo que calificó como “un manejo desordenado” de los recursos públicos.

Las denuncias serán contra funcionarios que estuvieron al frente de la Secretaría de Finanzas en los últimos años, así como contra los extesoreros de dicha instancia. El contralor no proporcionó nombres en específico.

E SAT también presentará una denuncia penal ante la PGR. Esto en contra de los funcionarios que resulten responsables por haber validado facturas que amparan operaciones inexistentes con empresas fachada, lo que constituye un delito federal de acuerdo con el Código Fiscal de la Federación.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Lucie Vildnerova

'Salí de vacaciones de Polonia y terminé quedándome toda la pandemia en Colombia porque acá encontré familia'

Joanna Zdanowska, una polaca de 47 años, era una de las turistas que estaba en Colombia cuando empezó la cuarentena. Y se quedó a gusto porque, según dice, encontró familia en un pequeño pueblo de la costa caribeña del país.
Lucie Vildnerova
4 de enero, 2021
Comparte

Joanna Zdanowska, una polaca de 47 años, era una de las turistas que estaba en Colombia cuando empezó la cuarentena por la pandemia de coronavirus.

A diferencia de cientos de extranjeros que volvieron a su país, elladecidió quedarse en un país cuya naturaleza enamora con facilidad.

Su relato, presentado en este texto que resultó de una conversación con BBC Mundo, es prueba de que el virus, además de trágico, abrió la puerta para muchas experiencias e historias positivas.


En agosto de 2020, cuando en Colombia anunciaron el fin de la cuarentena estricta, nosotras ya nos queríamos quedar donde estábamos. No queríamos que nada cambiara.

Mis amigos turistas y yo, que vinimos a América Latina a viajar antes de que empezara la pandemia, encontramos en Palomino, en la Costa Atlántica colombiana, un hogar.

Palomino es un pequeño pueblo muy cerca de una hermosa playa llena de palmeras que se prolonga por varios kilómetros.

En marzo, apenas empezó todo, yo no quise irme a Polonia, como hicieron algunos de mis compañeros, porque tenía la esperanza de que pronto podría seguir viajando.

Pero luego pasaron dos semanas y prolongaron la cuarentena. Y dos más. Y más. Y así hasta que nos quedamos ocho meses en un pueblo al lado de la playa sin poder nadar en el mar.

Estábamos en un hostal y todos los restaurantes y bares estaban cerrados. No había nada para hacer.

Con el tiempo se fueron yendo los turistas y solo quedamos algunos pocos. Pero con los días fuimos conformando una familia de unas quince personas con una relación muy íntima con los dueños de los hostales donde estábamos.

Salí de vacaciones de Polonia y terminé quedándome toda la pandemia en Colombia porque acá encontré familia.

Atrapada a gusto en Colombia

En 2019, decidí tomarme un año sabático porque me aburrí de Polonia, donde además tengo un apartamento que genera renta y me permite viajar tranquila.

Estuve en México y Cuba. Luego tenía el plan de viajar dos meses por Colombia, un país que recomiendan mucho para el turismo. Me quedé 10 meses y sigo contando.

Cuando viajas conoces muchas personas, pero normalmente los ves máximo una semana. Pero cuando vives con alguien seis meses, se genera una relación única.

Turistas en Palomino

Joanna Zdanowska
Los turistas que se quedaron en Palomino toda la cuarentena se convirtieron en miembros y colaboradores de la comunidad.

Porque ninguno trabajaba, entonces pasábamos todos el día juntos. Nos sentimos como en vacaciones permanentes.

Cada día había actividades con la gente local para apoyarnos unos a otros. Nos cocinaban. Algunos trabajaban para los hostales, otros aprendieron a surfear, había una chica que empezó a dar clases de español por internet.

En la casa donde yo me quedé, por ejemplo, había una familia de venezolanos con dos niños que descubrieron que nosotras las tratábamos mejor que sus padres. Entonces pasaban el día con nosotras. Yo les compré libros y les leía cuentos. Les mostraba videos en YouTube. Ahora los niños dicen que nosotras somos sus madres. Eso te rompe el corazón.

Lo que aprendí

Lo mejor de haberme quedado tanto tiempo aquí fue que pude conocer bien a la gente del pueblo, una experiencia que no tiene nada que ver con uno ve en el sector turismo.

Una de las experiencias más extraordinarias que tuve fue cuando fui a un pueblo de arhuacos, un grupo de indígenas que viven en la Sierra Nevada de Santa Marta y han tenido muy poco contacto con culturas occidentales.

Tuvimos que salir a las 4 de la mañana. Nos dijeron que eran 8 horas caminando pero cuando levábamos 9 horas aún no llegábamos. Pensamos que este lugar no existía. A las 10 horas finalmente llegamos, sin poder hablar del cansancio. Y nos quedamos ahí con nuestras hamacas.

Nos dieron su casa más grande. Nos quedamos tres días.

Joanna Zdanowska

Joanna Zdanowska
Joanna dice que los tres días que estuvo en un pequeña villa de indígenas le cambió su forma de pensar.

Esta experiencia cambió mi pensamiento, descubrimos algo que puede ser obvio pero nunca lo habíamos vivido: que no necesitamos nada para ser feliz.

Nos cobraban 50 dólares por cada uno de nosotros cinco. Cuando vimos las condiciones en las que viven los indígenas, decidimos no negociar nada, porque duermen en el suelo, cocinan en el fuego, no hay electricidad, ni gas, todo es muy básico; comen solo cosas que tienen ahí en su finca: yuca, plátano, arroz.

Son cosas muy básicas que me enseñaron mucho y me dieron ganas de seguir viajando, y quizá buscar aprovechar mi experiencia de 14 años en la televisión polaca en alguno de estos países. Creo que es buen momento para vender producciones que ya están listas y no necesitan más que subtítulos o doblaje.

Palomino

Joanna Zdanowska
Palomino es uno de los tantos paraísos de Colombia.

Con mi familia no necesito tener contacto físico. Lo único que me hace falta es ver al hijo de mi hermana, que solo vi cuando tenía un año. Pero hablamos mucho.

Y ahora la situación en Polonia es muy fuerte: en coronavirus Colombia y Polonia son países vecinos. Pero, además, ahora el gobierno en mi país es muy conversador y tengo la impresión de que estamos como hace 30 años: no aceptan la sociedad LGTBI, el aborto es tema de guerra, millones de personas están en la calle protestando.

Además allá es invierno. Y no es que me haya acostumbrado al clima de acá. Cuando hace 38 grados me molesta. Pero estar solo en chancletas y vestido corto en lugar de cinco kilos de ropa te relaja. Y eso me gusta de Palomino.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=BKNQNzyRydw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.