Estos cantantes ya le dijeron no a Donald Trump; se niegan a cantar en su toma de protesta
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AP

Estos cantantes ya le dijeron no a Donald Trump; se niegan a cantar en su toma de protesta

El próximo 20 de enero Donald Trump jurará como el presidente 45 de EU. Además de su discurso, la ceremonia incluye la presentación de varios artistas, sin embargo muchos mostrado su rechazo al magnate negándose a presentarse en Washington.
AP
Por Redacción Animal Político
26 de diciembre, 2016
Comparte

Donald Trump tomará posesión como el presidente número 45 de Estados Unidos el próximo 20 de enero, aunque al parecer lo hará sin un gran espectáculo, ya que muchos artistas se han negado a cantar para el nuevo mandatario.

El protocolo marca que el presidente y el vicepresidente electos juran sus cargos, después el titular de la Corte Suprema de los Estados Unidos, John Roberts, preside la ceremonia en el frente oeste del Capitolio. Luego Trump da su primer discurso como presidente. 

Famosos cantantes como Andrea Bocelli, Elton John y Céline Dion se negaron a participar en la ceremonia. También han dicho que no Garth Brooks, Idina Menzel, Ice T, John Legend, The Chainsmokers, Adam Lambert, David Foster y The Dixie Chicks.

Durante la campaña artistas como Madonna, Katy Perry, Beyoncé y Lady Gaga, apoyaron a Hillary Clinton; entonces Trump minimizó el apoyo de las celebridades y dijo que él no las necesitaba porque tenía el apoyo de la gente.

El pasado 22 de diciembre, Trump tuiteó que los intengrantes de la llamada “lista A” de celebridades quieren boletos para asistir a su investidura, aunque no lograron hacer algo por Clinton.

Hasta el momento solo las Rockettes, las famosas bailarinas del Radio City Music Hall de Nueva York, y el coro Mormon Tabernacle Choir se presentarán en la ceremonia inaugural, pero no todos están saltando de felicidad.

Una de las bailarinas escribió en Instagram que estaba “avergonzada y desilusionada” por la presentación, lo que desató llamadas para un boicot de parte de algunos usuarios en las redes sociales.

Por su parte el coro Mormon Tabernacle Choir se ha presentado en las ceremonias de los presidentes George H. W. Bush, George W. Bush y Ronald Reagan.

El presidente del coro dijo que el grupo se siente honrado al participar en la ceremonia del 20 de enero donde la estrella de “America’s Got Talent” Jackie Evancho cantará el himno nacional.

Sin embargo la participación del coro fue criticada por el integrante John Bonner.

“Espero que la iglesia mantenga su calidad moral”, dijo Bonner a KUTV en Salt Lake City.

Una petición en internet para que el grupo reconsidere su participación ha sumado miles de firmas.

Erika Munson, cofundadora del grupo por los derechos LGBT Mormons Building Bridges, dijo que la presentación será vista como la aprobación oficial de la fe mormona por Trump.

Agregó a KUER-FM que ella y otros mormones se sienten “enormemente desilusionados, tristes y molestos”.

Madison Square Garden Company, la empresa que contrata a las Rockettes, dijo el viernes que ninguna está obligada a asistir a la ceremonia.

Esto contrasta con la lista de artistas que actuaron en la investidura de Obama en 2009, en la que estuvieron Beyoncé, Jay Z, Mariah Carey, Alicia Keys, Mary J. Blige, y Stevie Wonder.

Incluso dos días antes se realizó un concierto en el Lincoln Memorial en honor a Obama en donde cantaron John Legend, U2, Usher, Stevie Wonder, Bruce Springsteen, Mary J. Blige, Jon Bon Jovi, Shakira, y Beyoncé entre otros.

Con información de AP.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Reuters

Por primera vez desde 1912, dos atletas comparten medalla de oro en unos Olímpicos

Una increíble final olímpica de salto de altura terminó con Mutaz Essa Barshim de Qatar y Gianmarco Tamberi de Italia obteniendo medallas de oro.
Reuters
1 de agosto, 2021
Comparte

No pasaba desde hacía más de un siglo.

Una increíble final olímpica de salto de altura en Tokyo 2020 terminó con Mutaz Essa Barshim de Qatar y Gianmarco Tamberi de Italia obteniendo medallas de oro.

Después de una competencia agotadora de dos horas, ambos quedaron empatados. Pero en un momento de nobleza competitiva, acordaron compartir el título, lo que provocó grandes celebraciones.

Tanto Barshim, de 30 años, como Tamberi, de 29, finalizaron con saltos de 2,37 metros y no tuvieron intentos fallidos hasta que quisieron superar los 2,39.

Después de tres fracasos cada uno a esa altura, un oficial olímpico primero les ofreció un desempate para decidir el ganador.

Mutaz Barshim y Gianmarco Tamberi

EPA
Mutaz Barshim y Gianmarco Tamberi en el momento de la victoria.

“¿Podemos tener dos oros?”, preguntó Barshim.

El oficial asintió y los dos atletas se dieron la mano y gritaron de alegría.

“Lo miro, él me mira y lo sabemos. Simplemente nos miramos y sabemos, eso es todo”, dijo Barshim.

“Es uno de mis mejores amigos, no solo en la pista, sino fuera de la pista. Trabajamos juntos. Este es un sueño hecho realidad. Es el verdadero espíritu, el espíritu deportista, y estamos aquí transmitiendo este mensaje”, añadió.

Histórico

Ambos hicieron historia: fue el primer podio olímpico conjunto en atletismo desde 1912.

Maksim Nedasekau de Bielorrusia se llevó el bronce, también saltó a 2,37 metros, pero tuvo más intentos fallidos en toda la competición.

Tamberi y Barshim se abrazaron antes de empezar a correr para celebrar con sus entrenadores y compañeros de equipo, flameando sus respectivas banderas.

Mutaz Barshim y Gianmarco Tamberi

Getty Images
Mutaz Essa Barshim le preguntó al oficial olímpico si podían tener dos medallas de oro quien respondió asintiendo con la cabeza y diciendo: “Si puede acceder a compartirla”.

Barshim puede agregar la medalla de oro a sus consecutivos títulos mundiales y es el ganador de la segunda medalla de oro olímpica de Qatar, después de que el levantador de pesas Fares Elbakh ganó la primera el sábado en la categoría masculina de 96 kg.

Tamberi todavía estaba celebrando en la pista cuando su compatriota Lamont Marcell Jacobs corrió a sus brazos, tras su sorpresiva victoria en la final masculina de los 100 metros.

Gianmarco Tamberi se abraza con Lamont Marcell Jacobs

EPA
Gianmarco Tamberi se abraza con Lamont Marcell Jacobs, quien ahora es el hombre más veloz del mundo.

Tamberi y Barshim tuvieron que superar graves lesiones en sus carreras, pero este último dice que los sacrificios valieron la pena.

“Es asombroso. Este es un sueño del que no quiero despertar”, dijo.

“He pasado por mucho. Fueron cinco años que he estado esperando, con lesiones y muchos contratiempos. Pero hoy estamos aquí compartiendo este momento y todos los sacrificios. Realmente vale la pena ahora, en este momento”, analizó.

Tamberi tuvo que tomarse un tiempo para recuperarse de una lesión que amenazó su carrera y que lo eliminó de Río 2016.

“Después de mis lesiones, solo quería volver, pero ahora tengo este oro, es increíble. Soñé con esto tantas veces”, dijo el italiano.

“Me dijeron en 2016, justo antes de Río, que existía el riesgo de que no pudiera competir más. Ha sido un largo viaje”, añadió.

Tamberi en uno de los saltos.

EPA
#BBCMundoenTokio

BBC

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=48AJvj6BYwA

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.