Violencia, dudas y la sombra de la corrupción marcan los 10 años de la guerra contra el narco
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Violencia, dudas y la sombra de la corrupción marcan los 10 años de la guerra contra el narco

Aunque han sido detenidos líderes como 'el Chapo' Guzmán, persisten la violencia y la duda sobre autoridades coludidas con grupos criminales.
Cuartoscuro Archivo
Por Alfredo Peña y Mark Stevenson/Associated Press
11 de diciembre, 2016
Comparte

CIUDAD VICTORIA, México (AP) —Diez años después de que México declaró la guerra al narcotráfico, la ofensiva ha causado la división de algunos cárteles importantes y el encarcelamiento de muchos capos de la vieja guardia, como Joaquín “El Chapo” Guzmán, pero ha ayudado poco a reducir la violencia y la delincuencia en ciertas regiones del país.

Algunos dicen que esta guerra ha sido una medida crucial pero fallida. Otros aseguran que la ofensiva que emprendió el entonces presidente Felipe Calderón el 11 de diciembre de 2006 desató una tragedia innecesaria que ha dejado más de 100,000 muertos y unos 30,000 desaparecidos, un saldo comparable al de los conflictos armados internos de la década de 1980 en América Central.

En algunos lugares, las tasas de homicidios han disminuido, mientras que en otros continúan sin control. Este conflicto interminable también ha tenido profundas secuelas en aquellos cercanos a los focos de sufrimiento: jóvenes habituados a la violencia extrema; adultos que hartos de una policía deficiente y corrupta tomaron las armas y crearon autodefensas; y familias que actúan juntas ante la incapacidad de las autoridades para encontrar a sus parientes desaparecidos.

Un funcionario policial del estado de Tamaulipas, en el norte de México, dijo a The Associated Press que se topa seguido con jóvenes convertidos en gatilleros de cárteles y cuyo oficio no les causa remordimientos. De hecho, esos jóvenes ven los asesinatos como la mejor manera de costearse cosas, como teléfonos celulares, vehículos y novias.

“Les pregunto: ‘¿Qué aspiraciones tienes?’, y la respuesta que me dan es ‘ser jefe de estacas y tener un narcocorrido”’, afirmó el funcionario que solicitó el anonimato. “No tienen otra aspiración más, a pesar de que saben que su tiempo de vida es muy corto”.

El funcionario recordó el caso de un chico de 16 años que secuestraba, mataba y mutilaba a sus víctimas y después se tomaba selfies con los cadáveres desmembrados. Tras una década de guerra contra el narcotráfico, la violencia es la única realidad conocida por su generación.

“Los chamacos, los de ahorita, de 14 años en adelante que pueden ser los detenidos, han vivido dentro del delito; es decir, viven en algo que para ellos es completamente normal”, agregó el funcionario.

En la actualidad, el estado afronta un nuevo desafío: muchos de los asesinos a sueldo de mayor edad que estaban al servicio de los cárteles y fueron enviados a prisión, sólo recibieron condenas por delitos menores relacionados con armas de fuego porque los fiscales a menudo no logran demostrar las acusaciones de vínculos con el crimen organizado o lavado de dinero; algunos son excarcelados y vuelven a las andadas.

Aunque Tamaulipas se ha calmado un poco después de que alcanzara niveles horripilantes de asesinatos en 2010-2012, aún hay balaceras, fosas clandestinas y pilas de muertos, sólo que con menor frecuencia.

Los arrestos y muertes han fracturado al violento cártel de los Zetas en Tamaulipas, aunque el resultado ha sido una decena de facciones más pequeñas que pelean por territorios.

“En este momento, si hay algo bueno en esta situación, es que estos grupos ya no tienen tanto poder”, dijo el exagente del FBI, Arturo Fontes. “Están divididos, por eso hay bastante caos”.

Las fuerzas armadas de México han tenido que involucrarse en el conflicto debido a la corrupción o desconfianza hacia la policía. Esta situación ha acarreado pérdidas de vidas a los militares, quienes con frecuencia son emboscados y acusados de perpetrar ejecuciones ilegales de presuntos miembros de cárteles narcotraficantes en algunos casos.

El secretario de la Defensa, el general Salvador Cienfuegos, subrayó que la participación del ejército sería sólo temporal mientras se efectuaban cambios en las policías.

“En 10 años que se determinó que se reconstruyeran las policías, todavía no las vemos reconstruidas”, dijo Cienfuegos. “No es un asunto que se va a resolver a balazos, requiere de otros componentes”, agregó.

Calderón dio inicio a su ofensiva contra el narco con el envío de efectivos a su estado natal de Michoacán, donde la organización delictiva la Familia Michoacana y después el cartel de los Caballeros Templarios dominaban muchos aspectos de la vida cotidiana, como indicar a los habitantes cuándo debían recoger las cosechas y determinar el precio de sus productos. Esas organizaciones delictivas extorsionaban a todos los sectores económicos del estado.

Diversos civiles formaron grupos de autodefensa y se dieron a la tarea principal de perseguir a los Caballeros Templarios, aunque otras organizaciones criminales han sentado sus reales desde entonces.

“Estamos igual en cuanto a la inseguridad, el crimen”, dijo Hipólito Mora, fundador de uno de los grupos de autodefensa. “El gobierno tiene que hacer más, tiene que combatir la corrupción que tiene adentro. Sin eso, no va a funcionar nada. Es que es la corrupción dentro del gobierno que permite que haya tolerancia al crimen organizado”, agregó.

Al mismo tiempo, Mora, que también posee una huerta de limones, señaló que los nuevos cárteles ya no intentan dictarle cuándo hacer las cosechas ni incendiar las bodegas de las personas que los desobedecen.

Hay grandes avances tangibles en lugares como Ciudad Juárez, limítrofe con El Paso, Texas. En Ciudad Juárez, en el estado de Chihuahua, había un promedio de 10 homicidios diarios durante el periodo más violento que vivió la urbe de 2008 a 2010. En Chihuahua, los homicidios han disminuido dos tercios desde que se intensificaron las acciones policiales en 2010.

Sin embargo, en algunos lugares las cosas al parecer han empeorado.

En el estado de Guerrero, en el sur del país, las autoridades informan de manera rutinaria sobre macabros descubrimientos: fosas comunes con cadáveres de víctimas secuestradas, cabezas humanas arrojadas en lugares públicos y agentes federales quemados vivos en una carretera. El otrora glamoroso puerto turístico de Acapulco es hoy una de las ciudades más peligrosas del mundo.

En Iguala, Guerrero, donde desaparecieron 43 estudiantes de una escuela rural para maestros en 2014, las familias de otros desparecidos tuvieron el arrojo de formar un grupo para buscar ellos mismos a sus seres queridos.

A la fecha han encontrado fosas clandestinas y conseguido que las autoridades exhumen 18 cadáveres, una medida que aclara a esas familias la suerte de sus seres desaparecidos en casos que la policía suele archivar de manera rutinaria.

Aunque el gobierno ha creado grupos de apoyo para las víctimas y mejorado su manejo de las investigaciones y de los cadáveres, son los grupos civiles como Los Otros Desaparecidos los responsables de esas pequeñas victorias.

“Aquí sí se puede decir que hubo algo bueno. ¿Sabes qué ha sido? El despertar de las víctimas decididas a provocar algo”, dijo la cofundadora del grupo, Adriana Bahena, cuyo esposo desapareció en 2011.

Raúl Benítez, especialista de seguridad de la Universidad Nacional Autónoma de México, dijo que Calderón tenía razón en combatir a los cárteles, pero señaló que el gobierno ha fracasado en erradicar la corrupción en sus propias filas.

“Sin eso, la estrategia siempre va a fallar”, apuntó.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Los genes que ayudan a explicar por qué algunas personas enferman gravemente de COVID-19

Un estudio ha identificado genes que ofrecen pistas sobre por qué algunas personas enferman gravemente cuando se contagian de covid-19.
12 de diciembre, 2020
Comparte

Uno de los mayores enigmas de la pandemia es por qué algunas personas con covid-19 no presentan síntomas y otras sí se enferman gravemente.

Pero un estudio publicado recientemente en Nature analizó a más de 2,200 pacientes de cuidados intensivos e identificó genes específicos que pueden ofrecer respuestas.

Estos genes hacen que algunas personas sean más susceptibles a los síntomas graves de covid-19.

Los hallazgos arrojan luz sobre dónde falla el sistema inmunológico, lo que podría ayudar a identificar nuevos tratamientos.

Y estos seguirán siendo necesarios a pesar de que se están desarrollando vacunas, dijo el doctor Kenneth Baillie, consultor de medicina en la Royal Infirmary de Edimburgo y director del proyecto GenOMICC, cuyos resultados se recogen en el estudio publicado en Nature.

“Las vacunas deberían reducir drásticamente el número de casos de covid-19, pero es probable que los médicos sigan tratando la enfermedad en cuidados intensivos durante varios años en todo el mundo, por lo que existe una necesidad urgente de encontrar nuevos tratamientos”, señaló Baillie, también coautor del estudio.

Células “molestas”

Los científicos analizaron el ADN de pacientes en más de 200 unidades de cuidados intensivos en hospitales de Reino Unido.

ADN

Getty Images
El estudio sugiere que hay genes que hacen que algunas personas sean más susceptibles a los síntomas graves de covid-19.

Escanearon los genes de cada persona, que contienen las instrucciones para cada proceso biológico, incluido cómo combatir un virus.

Luego, sus genomas se compararon con el ADN de personas sanas para identificar cualquier diferencia genética, y se encontraron varias. La primera, en un gen llamado TYK2.

“Es parte del sistema que hace que las células inmunitarias estén más ‘enojadas’ y que sean más inflamatorias”, explicó el doctor Baillie.

Pero si el gen es defectuoso, esta respuesta inmune puede acelerarse, poniendo a los pacientes en riesgo de sufrir una inflamación pulmonar dañina.

Un tipo de medicamentos antiinflamatorios que ya se usan para afecciones como la artritis reumatoide se dirige a este mecanismo biológico, incluido un fármaco llamado Baricitinib.

“Puede ser un candidato muy plausible para un nuevo tratamiento”, dijo el doctor Baillie. “Pero, por supuesto, necesitamos realizar ensayos clínicos a gran escala para saber si eso es cierto o no”.

Muy poco interferón

El estudio encontró otras diferencias genéticas en un gen llamado DPP9, que juega un papel en la inflamación, y en un gen llamado OAS, que ayuda a evitar que el virus haga copias de sí mismo.

Dosis de tratamiento con interferones inyectables

BBC
Los interferones son producidos de manera natural por el cuerpo humano, pero también se aplican como fármacos.

También se identificaron variaciones en un gen llamado IFNAR2 en los pacientes de cuidados intensivos.

El gen IFNAR2 está vinculado a una potente molécula antiviral llamada interferón, que ayuda a activar el sistema inmunológico tan pronto como se detecta una infección.

Se cree que producir muy poco interferón puede darle al virus una ventaja temprana, lo que le permite replicarse rápidamente y provocar una enfermedad más grave.

Otros dos estudios recientes publicados en la revista Science también han implicado al interferón en casos de covid-19, a través de mutaciones genéticas y un trastorno autoinmune que afecta su producción.

El profesor Jean-Laurent Casanova, quien llevó a cabo las investigaciones, de la Universidad Rockefeller en Nueva York, dijo: “ representó casi el 15% de los casos críticos de covid-19 registrados internacionalmente en nuestro grupo”.

El interferón se puede administrar como tratamiento, pero un ensayo clínico de la Organización Mundial de la Salud concluyó que no ayuda a los pacientes muy enfermos. Sin embargo, el profesor Casanova dijo que el momento de la administración era importante.

“Espero que si se administra en los primeros dos, tres o cuatro días de la infección, el interferón funcione, porque esencialmente proporcionaría la molécula que el no produce por sí mismo o por sí misma”, explicó.

“Cuando las cosas van mal”

La doctora Vanessa Sancho-Shimizu, genetista del Imperial College de Londres, dijo que los descubrimientos genéticos estaban proporcionando una visión sin precedentes de la biología de la enfermedad.

Sala de un hospital

Getty Images
“Es probable que los médicos sigan tratando el covid-19 en cuidados intensivos durante varios años en todo el mundo”, dice el doctor Kenneth Baillie.

“Realmente es un ejemplo de medicina de precisión, donde podemos identificar el momento en el que las cosas salen mal en un individuo”, dijo a BBC News.

“Los hallazgos de estos estudios genéticos nos ayudarán a identificar vías moleculares particulares que podrían ser objetivos para la intervención terapéutica”, indicó.

Pero el genoma aún guarda algunos misterios.

El estudio GenOMICC y otras investigaciones han revelado un grupo de genes en el cromosoma 3 fuertemente vinculados a síntomas graves de covid-19. Sin embargo, la biología que sustenta esto aún no se comprende.

Ahora se pedirá a más pacientes que participen en esta investigación.

El doctor Baillie dijo: “Los necesitamos a todos, pero estamos particularmente interesados ​​en reclutar personas de grupos étnicos minoritarios que están sobrerrepresentados en la población críticamente enferma”.

“Todavía hay una necesidad muy urgente de encontrar nuevos tratamientos para esta enfermedad y tenemos que tomar las decisiones correctas sobre qué tratamientos probar a continuación, porque no tenemos tiempo para cometer errores”, añadió.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=3KQvURTJmgA

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.