Juez ordena suspender el proyecto arquitectónico en tercera sección del Bosque de Chapultepec
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Pro-Bosque de Chapultepec

Juez ordena suspender el proyecto arquitectónico en tercera sección del Bosque de Chapultepec

Las autoridades no podrán hacer obras en el predio que ocupa el exparque acuático El Rollo, en Chapultepec, mientras no concluya el juicio de amparo promovido por vecinos de la zona.
Pro-Bosque de Chapultepec
Por Paris Martínez
22 de diciembre, 2016
Comparte

El juez tercero de Distrito en materia adminstrativa, Martín Adolfo Santos Pérez, ordenó el martes 20 de diciembre de 2016 la suspensión del proceso de selección de proyectos arquitectónicos para el predio que ocupa el exparque acuático El Rollo, ubicado dentro de la Tercera Sección del Bosque de Chapultepec, lo que obliga a las autoridades capitalinas a dejar dicho terreno intocado, mientras no concluya el juicio de amparo promovido por vecinos de la zona en contra de la obra.

Dennise Stevens, habitante y representante del Comité Vecinal de la colonia Lomas Virreyes –aledaña al Bosque de Chaputlepec–, informó en conferencia de prensa que su comunidad decidió iniciar este juicio de amparo indirecto, al considerar que las autoridades capitalinas violaron distintos derechos humanos comunitarios, al emprender el proceso para la construcción de una obra, sin dialogarlo con los habitantes de la zona.

Los derechos que consideraron violados son el derecho a la consulta a las comunidades afectadas por la obra; el derecho a la información (ya que la ciudadanía no fue enterada sobre el impacto de este proyecto); el derecho a un medio ambiente sano; el derecho a la protección de la salud; y el derecho a que en todo acto de gobierno prive el criterio de interés superior de la niñez.

Tras valorar estos argumentos de los vecinos de Lomas Virreyes, el juez Martín Adolfo Santos determinó que “ante la posible afectación del derecho a un medio ambiente sano”, resulta “irrelevante” que la Secretaría de Medio Ambiente de la Ciudad de México “tenga como propósito el desarrollo de un proyecto en beneficio de la comunidad” y, por lo tanto, es “necesario paralizar la convocatoria”.

Como se recordará, el gobierno de la Ciudad de México publicó el pasado 28 de octubre una convocatoria, en la que invitó a todos los interesados a presentar proyectos arquitectónicos de índole cultural y recreativo, de entre los cuales sería elegido uno para ser construido en el terreno que ocupa el ya clausurado parque acuático El Rollo, medida contra la que los vecinos promovieron el juicio de amparo indirecto.

El pasado lunes, un día antes de que el juez Santos Pérez determinara la suspensión de este proyecto arquitectónico, en tanto concluye el juicio, en distintos medios de comunicación se acusó al representante vecinal de Lomas Virreyes, Dennis Stevens, de encabezar “intereses oscuros” que “intentan frenar el rescate del Bosque de Chapultepec”.

Por ello, el representante vecinal aclaró que ningún habitante de Lomas Virreyes se opone al rescate de la Tercera Sección del Bosque de Chapultepec: “Quiero ser muy claro –subrayó Stevens–: no estamos frenando el rescate del bosque, sino que estamos metiendo una pausa a una convocatoria a la que le falta transparencia y participación ciudadana”.

El representante vecinal recordó que la vocación legal de la Tercera Sección del Bosque de Chapultepec es la de ser un “bosque urbano”, y a pesar de ello las autoridades decidieron destinar el predio de El Rollo para el desarrollo de un proyecto arquitectónico, en vez de restaurar ambientalmente ese terreno y reintegrarlo a la zona boscosa.

Según las autoridades capitalinas, el entre privado que opere el desarrollo arquitectónico que impulsa en este predio tendría la obligación de restaurar ambientalmente 90 hectáreas de la Tercera Sección del Bosque de Chapultepec.

Sin embargo, Stevens destacó que toda acción de recuperación de esta sección del bosque debe iniciar por el establecimiento de un Plan Maestro de Manejo, que hasta la fecha no existe.

El representante vecinal de Lomas Virreyes fue acompañado en la conferencia de prensa por vecinos de las colonias Polanco, San Miguel Chapultepec, Loma Hermosa y Ampliación Granada, así como por Mónica del Villar y Luz Emilia Aguilar Zinser, integrante y ex integrante respectivamente del Consejo Rector Ciudadano del Bosque de Chapultepec.

Mónica del Villar subrayó que los integrantes del Consejo Rector Ciudadano tienen la obligación de “salvaguardar el bosque y escuchar las demandas ciudadanas (…) Y quiero enfatizar que todos buscamos restablecer la Tercera Sección del Bosque”, pero este proceso debe darse respetando “su vocación primordial, que es la ambiental: queremos un bosque urbano que sea modelo del siglo XXI”.

A su vez, Luz Emilia Aguilar Zinser, quien concluyó el mes pasado su periodo como integrante del Consejo Rector Ciudadano, destacó que desde su creación, este órgano civil ha mantenido el criterio de devolver a la Tercera Sección del Bosque de Chapultepec todos aquellos fragmentos que le han sido desprendidos, conforme las concesiones de dichos espacios han ido venciendo.

Por ello, denunció, es “sorprendente” que la Secretaría de Medio Ambiente de la Ciudad de México emprendiera a finales de octubre este proceso de asignación del terreno a un particular, haciéndolo con tal “premura” que resulta “irresposable”, dada la importancia ambiental de Chapultepec.

“La demanda de que la Tercera Sección se mantenga verde tiene bases científicas –señaló Aguilar Zinser–: en esta zona está el último reducto de barrancas, junto con Tecamachalco, de la Ciudad de México, aunque las barrancas de Chapultepec están mucho más libres de urbanización, y como sabemos, la Ciudad de México está al borde de una gran crisis por falta de agua, y las barrancas son fundamentales para la recarga del acuífero, para el correcto desagüe pluvial, para la estabilidad de los suelos, y para la calidad del aire”.

Enrique de la Rosa, vecino de San Miguel Chapultepec, resumió la gravedad del tema, con el siguiente ejemplo: “La Ciudad de México es como un ser humano. Si dañas el pulmón de un ser humano, es de una gravedad similar a dañar el Bosque de Chapultepec, porque es el pulmón de la ciudad. Es más importante recuperar un pulmón, que irnos a divertir”.

Aunque la suspensión del proyecto arquitectónico en Chapultepec fue ordenada por ej juez Santos Pérez es “definitiva” en tanto se llega a una determinación final en el juicio de amparo indirecto, dicha decisión puede ser impugnada por las autoridades capitalinas y, eventualmente, puede revertirse.

Sin embargo, aclaró el abogado Gustavo García, quien brinda acompañamiento legal de forma solidaria y gratuita a los vecinos de Chapultepec, aún si un Tribunal Colegiado decidiera revocar la suspensión, eso tardaría varios meses y, en el mejor de los casos, la suspensión puede durar todo el tiempo que tarde el juicio de amparo, el cual, confió, terminará con la orden definitiva de total cancelación del proyecto arquitectónico.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El científico que asegura que China ‘encubrió’ primeros casos de COVID-19 (y cómo eso empeoró la pandemia)

El investigador Yuen Kwok-yung fue uno de los primeros científicos en buscar el origen del coronavirus en China. Asegura que el retraso de una semana en anunciar que había contagios de COVID-19 en humanos hizo más grave la pandemia.
28 de julio, 2020
Comparte

Al menos una semana antes de que lo anunciaran por primera vez en enero, asegura el investigador Yuen Kwok-yung, el gobierno de China sabía que el nuevo coronavirus podía propagarse entre humanos.

Esa es la conclusión de este investigador de la Universidad de Hong Kong, quien hizo la denuncia en el programa Panorama de la BBC.

El experto asegura haber alertado al gobierno el 12 de enero de la sospecha de la transmisión humana del SARS-CoV-2, causante del covid-19, pero sus advertencias no se dieron a conocer hasta el 19 de enero.

Yuen, quien ayudó a identificar un brote de síndrome respiratorio agudo grave (SRAS, en inglés) en 2002, diagnosticó a una familia de siete integrantes que tenía el nuevo coronavirus en Shenzhen, a 1.100 kilómetros de Wuhan, considerado el primer epicentro del pandemia.

Solo unos pocos miembros de la familia estuvieron en Wuhan, lo que provocó la advertencia sobre la naturaleza infecciosa del virus. Yuen dijo que inmediatamente informó a las autoridades en Pekín.

Yuen Kwok-yung

BBC
Yuen Kwok-yung habló en el programa Panorama de la BBC.

El señalamiento contradice la versión oficial del gobierno de China.

Los funcionarios de salud en ese país siempre han afirmado tener un alto respeto por la transparencia y que hicieron un anuncio público tan pronto como tuvieron evidencia clara sobre la transmisión del coronavirus entre humanos.

China ha sido criticada por su respuesta inicial al brote y por tomar medidas en contra de un médico, Li Wenliang, que intentó alertar a sus colegas sobre el virus a fines de diciembre. Murió después de tratar a pacientes con covid-19.

El anuncio de que se estaba transmitiendo un misterioso virus similar al SARS entre humanos fue hecho el 19 de enero, en medio de uno de los períodos de viaje más concurridos del año, cuando millones de pasajeros abordan trenes y aviones para la celebración del Año Nuevo Lunar.

Destrucción de evidencia

Según el profesor Yuen, la evidencia física fue destruida y fue lenta la respuesta del gobierno chino a los hallazgos clínicos.

Además de ocultar el hecho de que la enfermedad podía transmitirse entre los humanos, científicos y médicos habrían sido instruidos por Pekín a guardar silencio sobre la situación.

Li Lanjuan

BBC
Li Lanjuan, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Zhejiang, dice que el gobierno chino actuó correctamente.

Aun así, ellos trataron de advertirse mutuamente sobre la gravedad del nuevo coronavirus. Sin embargo, se les ordenó detenerse.

Li Lanjuan, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Zhejiang, en China, estuvo entre los primeros expertos convocados por el gobierno chino después del brote inicial de coronavirus.

“Anunciar que el coronavirus podría transmitirse entre humanos antes de confirmarse habría causado pánico en la población. Solo después de haber verificado los hechos podíamos revelar la información al público”, le explicó a la BBC.

El embajador de China en el Reino Unido, Liu Xiaoming, también defendió las acciones de su gobierno en los primeros días de la pandemia.

Li Wenliang

BBC
El médico Li Wenliang, quien fue uno de los primeros en advertir de los contagios, murió luego de tratar a pacientes de covid-19.

“Cuando se trata de algo peligroso, siempre existe el riesgo de pánico: debemos asegurarnos de que no haya pánico”, añadió.

“Encubrimiento”

El diagnóstico de casos de coronavirus por contagio entre humanos ocurrió el 12 de enero en Shenzhen, a más de 1.000 kilómetros de Wuhan.

Fue en este punto que el profesor hongkonés fue llamado para ayudar. “Sabía que el virus se estaba propagando de manera muy efectiva. Si no corres contra el tiempo, estás en un gran problema”, dijo Yuen.

Ya en Wuhan, Yuen visitó el mercado donde se cree que se dieron las primeras infecciones de covid-19 entre humanos. Le preocupó lo que vio.

“Me dijeron que el lugar estaba muy sucio, con orines y heces de animales, y ratas correteando”.

Locales de un mercado "húmedo"

Getty Images
Yuen Kwok-yung se dirigió a uno de los llamados mercados “mojados” de Wuhan para investigar el brote.

Pero el mercado había estado cerrado tres semanas y fue completamente desinfectado. Como resultado, no todas las muestras de animales vendidos allí fueron recolectadas.

“Cuando fuimos al mercado, no había nada que ver porque estaba limpio, la ‘escena del crimen’ ya estaba alterada, por lo que no pudimos identificar ningún huésped que tuviera el potencial de transmitir el virus a los humanos”, explica.

También asegura que las autoridades se negaron a dar una explicación sobre el número de personas infectadas y si el personal médico tuvo contacto con el virus.

“Sospecho que estaban haciendo algún tipo de encubrimiento local en Wuhan. Se suponía que las autoridades locales debían transmitir información, pero no lo hicieron tan rápido como deberían. Si lo hubieran hecho más rápido, este desastre sería 100 veces menor“, agregó.

Un vendedor en un mercado mojado en Bangkok

Getty Images
No en todos los mercados “mojados” se venden animales salvajes, de los cuales se cree que se dio la transmisión del nuevo coronavirus.

Yuen dice que alertó al gobierno chino el 14 de enero sobre la posible transmisión del virus entre humanos, pero las autoridades no prestaron la debida atención.

Eran mediados de enero, cuando millones de chinos se preparan para viajar durante el feriado nacional más grande del país, el Año Nuevo chino.

Tan solo en Wuhan, cinco millones de personas salieron de la ciudad para visitar a familiares y amigos, pero el gobierno no hizo nada para detenerlos.

Matthew Henderson, director del Centro de Estudios Asiáticos de la Sociedad Henry Jackson, que tiene sede en Reino Unido, dijo a la BBC que las autoridades “deberían haber alertado a la población de Wuhan, pero no lo hicieron”.

“Permitieron que las personas viajaran desde el lugar que sabían era el epicentro de la epidemia “, señala.

Xi Jinping

BBC
EL presidente Xi Jinpinp ha asegurado en reiteradas ocasiones que su gobierno se condujo correctamente.

Andrew Tatem, profesor de la británica Universidad de Southampton y quien estudió los datos celulares en Wuhan, agregó: “Esto es equivalente a nuestra Navidad y es el mayor movimiento de seres humanos en el planeta”.

Y los que salieron de Wuhan no solo viajaban por China, sino que también viajaban por el mundo.

El 18 de enero, China afirmó tener solo 45 casos confirmados del nuevo coronavirus, aunque los expertos británicos estiman ese número era más de 4.000.

La profesora Li recomendó el confinamiento y sostiene que el gobierno chino actuó en el momento adecuado: “Fue cuando la epidemia en Wuhan amenazó a todo el país, por lo que el momento era el correcto“.

Sin embargo, el profesor Tatem cree que si China hubiera actuado antes, el mundo podría haber visto un resultado muy diferente.

“Si las mismas intervenciones implementadas el 23 de enero se implementaban el 2 de enero, podríamos haber visto una reducción del 95% en el número de casos”.

China dice que menos de 5.000 personas en su territorio han muerto por covid-19, pero los expertos creen que ese número podría ser mayor.

En todo el mundo, hasta este martes, se habían confirmado más de 16,6 millones de infectados por el nuevo coronavirus y 650.000 muertos.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=UA_FDmt3k90

https://www.youtube.com/watch?v=WvEx-abn6yM

https://www.youtube.com/watch?v=FkdL3esx7t0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.