¿Cuál es la mejor música para concentrarse en el trabajo?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
BBC Mundo

¿Cuál es la mejor música para concentrarse en el trabajo?

Escuchar música con un buen par de auriculares en la oficina puede ser una práctica habitual para muchos, ¿pero en verdad ayuda a trabajar bien?
BBC Mundo
Por BBC Mundo
16 de diciembre, 2016
Comparte

Facilitan la comunicación entre los trabajadores, rompen las barreras jerárquicas, fomentan la creatividad y crean un ambiente más relajado donde florece la creatividad.

Esto es lo que dicen al menos quienes cantan loas a las oficinas de planta abierta.

Para otros, este rediseño del espacio laboral que nació hace más de un siglo y se volvió dominante en las últimas décadas, es un infierno.

Gritos, voces estridentes, carcajadas, teléfonos y estornudos… son algunos de los ruidos que a muchos les impiden concentrarse en la tarea que tienen por delante.

Escuchar música conectados a un buen par de auriculares parece a simple vista la mejor solución.

¿Pero nos ayuda realmente a hacer mejor nuestro trabajo? ¿Y qué tipo de música deberíamos escuchar?

Conflicto

“La mayoría de la gente, al menos en condiciones de laboratorio, realiza mejor sus tareas en silencio“, le explica a BBC Mundo Nick Perham, psicólogo de la Universidad de Cardiff, en Reino Unido, que se especializa en el efecto que tiene el sonido en nuestra habilidad cognitiva.

Pero la clave, aclara, está en la interacción entre la tarea a realizar y la naturaleza del sonido.

Oficinas de la BBC en Londres
Oficina de plan abierto, maravillosas para algunos, una pesadilla para otros.

Si lo que tenemos que hacer “requiere comprender un texto o procesar información semántica, varios estudios muestran que si el sonido de fondo tiene fragmentos que podemos entender, esto es peor que si escuchamos música sin palabras”.

Allí, agrega, “se produce un conflicto entre la información semántica que estamos tratando de entender y la información semántica del sonido que estamos tratando de ignorar”.

Es decir, en esos casos, escuchar música puede ayudar a nuestra concentración, pero siempre y cuando no tenga letra o sea en un idioma que no comprendamos.

“Escuchar música instrumental resulta tan bueno como trabajar en silencio”,dice Perham.

Sonido blanco

Daniel Levitin, autor del libro “Este es tu cerebro bajo los efectos de la música”, coincide con Perham.

Operarios en una fábricaGREENCORP

Cuanto más cautivadora es la música, peor es para la concentración, y si tiene letra, dice Levitin, es terrible para las tareas verbales.

Sin embargo el ruido de fondo no tiene necesariamente siempre un efecto negativo. Si son más de tres voces, los sonidos “se tapan unos a otros y se tornan acústicamente menos variables”.

“Es una suerte de sonido blanco, un murmullo y, en ese caso, nos distrae menos”, señala Perham

Tareas mecánicas

En cambio, si el trabajo a realizar es más mecánico, como puede ser el caso de un obrero que efectúa una misma tarea durante horas, escuchar música puede traer beneficios.

“Estudios que se han hecho en fábricas hace varios años notaron que la música puede mejorar el estado de ánimo y los operarios acaban haciendo mejor su trabajo”, dice Perham.

OficinaTHINKSTOCK
El ambiente en muchas oficinas de plan abierto puede llegar a ser muy ruidoso.

Esto se aplica a tareas que son más físicas y no requieren gran habilidad mental.

Curiosamente, también funciona en el caso de ciertas operaciones quirúrgicas, dicen estudios recientes. Pero no en todo el proceso, señala Levitin, quien da como ejemplo el trabajo de un cirujano que hace una operación cerebral.

“En ese caso, la situación es similar a la de un camionero de larga distancia. Si todo va bien, la tarea en sí (perforar el cráneo) es, de alguna manera, aburrida y repetitiva, con lo cual necesitas algo que te mantenga psicológicamente estimulado”, dice el experto.

Claro que la música debería desaparecer una vez que empieza a trabajar directamente sobre el cerebro.

Otro factor a tener en cuenta es la personalidad de cada uno.

“Hay diferencias individuales, por supuesto, y diferencias entre introvertidos y extrovertidos”, le explica a Perham a BBC Mundo.

“Los extrovertidos se sienten más cómodos en ambientes ruidosos y los introvertidos todo lo contrario”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
AFP

Países ricos siguen acaparando dosis; se debe liberar propiedad intelectual a vacunas, pide la OMS

El director de la OMS explicó que es posible compartir la propiedad intelectual para el caso de vacunas, pero este asunto sigue siendo “el elefante en la habitación” del que nadie quiere hablar.
AFP
26 de febrero, 2021
Comparte

Pese a la existencia del programa COVAX, una iniciativa de la Organización Mundial de la Salud para el acceso equitativo y oportuno de las vacunas contra el COVID-19 en todo el mundo, la OMS señaló que los países ricos siguen minando este esfuerzo al acaparar las dosis producidas.

Aunque el propio Consejo de Seguridad de la ONU resolvió este viernes lanzar una petición a todos los Estados miembros el acceso equitativo a las vacunas, incluidas las zonas en conflicto, así como financiar la iniciativa COVAX, la OMS consideró que estas medidas no son suficientes en el combate a la pandemia.

Leer más: México reclamará ante la ONU la inequidad de acceso a vacunas anti COVID en países de Latinoamérica

Este documento fue aprobado por más de 110 países, incluidos los 15 miembros del Consejo de Seguridad, del que México es parte.

“Estoy contento de que el Consejo de Seguridad haya votado a favor de la equidad en las vacunas, pero si queremos soluciones prácticas, entonces hay que tomar en serio la exención de propiedad intelectual y el Consejo de Seguridad puede hacerlo si hay voluntad política. Votar por la equidad es importante y lo apreciamos, pero hay que dar pasos concretos para aumentar la producción, la vacunación y acabar con este virus lo antes posible”, dijo el doctor Tedros Adhanon Gebreyesus, director de la OMS.

El directivo denunció que los países con mayores recursos continúan minando el esfuerzo de COVAX, el cual busca distribuir equitativamente 2 mil millones de dosis contra COVID para fines de 2021.

“Hemos avanzado. Pero ese progreso es frágil. Necesitamos acelerar el suministro y distribución de vacunas, y no podemos hacerlo si algunos países continúan acercándose a los fabricantes que están produciendo vacunas con las que cuenta COVAX”, reiteró.

“Entiendo muy bien que todos los gobiernos tienen la obligación de proteger a su propia gente. Pero la mejor manera de hacerlo es suprimiendo el virus en todas partes al mismo tiempo. También es importante recordar que, aunque las vacunas son una herramienta muy poderosa, no son la única herramienta. Todavía necesitamos acelerar la distribución de diagnósticos rápidos, oxígeno y dexametasona”, advirtió.

El director de la OMS explicó que en el Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio hay provisiones para compartir propiedad intelectual para el caso de vacunas, pero este asunto sigue siendo “el elefante en la habitación” del que nadie quiere hablar.

“Especialmente cuando hablamos de propiedad intelectual vemos falta de cooperación y una seria resistencia. Para ser honesto, no puedo entenderlo. Esta pandemia no tiene precedentes y el virus ha tomado al mundo entero como rehén. Este tipo de cosas pasan una vez cada 100 años. ¿Si la provisión no puede ser aplicada ahora, entonces cuándo?, si no podemos aplicar provisiones durante tiempos difíciles y bajo condiciones sin precedentes ¿entonces cuando?, esto es serio”, exclamó

De acuerdo con la OMS, India y Sudáfrica realizaron una propuesta a la Organización Mundial de Comercio para establecer una provisión de los derechos de propiedad intelectual sobre las vacunas COVID-19, lo que “reduciría enormemente el costo de las vacunas y permitiría el flujo libre de medicinas y la transferencia de conocimiento y tecnología alrededor del mundo, beneficiando especialmente a los países en desarrollo y a aquellos de medianos ingresos”.

Aunque la propuesta ha sido públicamente avalada por 90 países, no tiene el apoyo de la Unión Europea, y aún continúa siendo estudiada por la OMC.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.