close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AP

Titular de Odebrecht se reunió con Peña días antes de dar sobornos a funcionarios mexicanos

Odebrecht confesó que en octubre de 2013 pagó un soborno a un alto funcionario. Ese mismo mes su presidente, Marcelo Odebrecht, se reunió con Peña Nieto.
AP
Por Tania L. Montalvo
27 de diciembre, 2016
Comparte

En octubre de 2013 el mandatario Enrique Peña Nieto se reunió en privado con el entonces presidente de la empresa brasileña Odebrecht, Marcelo Odebrecht, y ese mismo mes la firma aceptó pagar un soborno a un alto funcionario en México para obtener un proyecto gubernamental.

El mandatario mexicano tuvo una reunión privada el 1 de octubre de 2013 con el empresario que en Brasil ha sido condenado a 19 años de prisión por diversos actos de corrupción. Odebrecht, empresa que dirigía, está acusada de cometer actos de corrupción en al menos 12 países, de acuerdo con un juicio que se le sigue en Estados Unidos.

En declaraciones a una Corte de EU, ejecutivos de Odebrecht aceptaron el pasado 21 de diciembre que “hacia octubre de 2013 Odebrecht acordó pagar un soborno a un funcionario de alto nivel de una empresa estatal mexicana, controlada por el estado, a cambio de que ese funcionario apoyara a la compañía a ganar el Proyecto”. También que “hacia diciembre de 2013 y finales de 2014, Odebrecht pagó 6 millones de dólares ( del soborno)”.

En la declaración no se menciona el nombre del funcionario de la empresa estatal ni se especifica de qué proyecto se trata.

Tras la reunión del 1 de octubre de 2013 entre Peña Nieto y Marcelo Odebrecht, la Presidencia de la República informó en un comunicado de prensa que el empresario brasileño habló de su interés de invertir en México en los sectores de petroquímica, saneamiento y energía hidráulica renovable, producción de etanol, azúcar y energía renovable de biomasa; así como en concesiones carreteras.

En febrero de 2014, Odebrecht obtuvo por adjudicación directa un contrato con Pemex Refinación por 1,436 millones de pesos para realizar trabajos en la Refinería Miguel Hidalgo en Tula, Hidalgo.

Los ejecutivos de la empresa brasileña confirmaron ante la Corte que habían cometido actos de corrupción en al menos 12 países para obtener distintos contratos. Confesaron el pago de cerca de 788 millones de dólares en sobornos, de los que al menos diez millones y medio fueron entregados en México entre 2010 y 2014.

En la declaración también dijeron que las ganancias obtenidas tras los sobornos hechos en México ascendieron a 39 millones de dólares.

Así se organizó Odebrecht para sobornar funcionarios

La empresa brasileña confirmó que incluso creó en 2006 una división administrativa que fungió como un “departamento de sobornos”.

La División de Operaciones Estructuradas —Division of Structured Operations, como se le llamó en inglés— fue la encargada de pagar el soborno que se entregó a partir de diciembre de 2013 a un alto funcionario mexicano.

Esa división, además de operar la estructura financiera para el pago de los sobornos tanto de Odebrecht como de sus firmas subsidiarias, tuvo contacto directo con funcionarios, partidos políticos y candidatos a cargos públicos.

Para ocultar sus actividades ilícitas este “departamento de sobornos” utilizó un sistema de comunicaciones independiente que se mantenía fuera de la red de la empresa y que permitía que los integrantes de esa División pudieran comunicarse entre sí, además de con operadores financieros y con otros involucrados en la red haciendo uso de correo electrónico y mensajes instantáneos con nombres en código.

Los funcionarios de la firma brasileña también confirmaron que para despistar sobre sus actividades, algunas de las empresas inscritas en paraísos fiscales —offshore— utilizadas por esta División eran propiedad y fueron operadas por individuos con presencia en Estados Unidos.

La División creada para operar la red de corrupción era parte de la empresa brasileña y funcionaba con una plantilla laboral reducida.

Además de México y Brasil, otros países en los que Odebrecht entregó sobornos son: Angola, Argentina, Colombia, Republica Dominicana, Ecuador, Guatemala, Mozambique, Panamá, Perú y Venezuela.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué es la temida falla de San Andrés (y por qué preocupa tanto tras los sismos en California)

La que más preocupa a los científicos es la sección sur de la falla, en la que no se ha producido un sismo en cerca de 300 años,
6 de julio, 2019
Comparte

Cada vez que tiembla en California, la pregunta se repite: ¿está más cerca el “Big One”?

Con el “Big One” se refieren a un terremoto catastrófico que, según los sismólogos, ya debió haber ocurrido.

Los temores volvieron a desatarse esta semana. Un terremoto de magnitud 7,1 sacudió la noche de este viernes la región sur de California.

Este sismo se registró tan solo un día después del de magnitud 6,4 en la misma zona.

California es propensa a los terremotos, ya que se ubica sobre una serie de fallas, es decir, regiones donde las placas tectónicas se unen.

La mayor de ellas -y la potencialmente más peligrosa- es la falla de San Andrés, que atraviesa el Estado de norte a sur y se extiende a lo largo de 1.300 kilómetros.

La falla delimita la placa norteamericana de la placa del Pacífico y es una de las más estudiadas del planeta, ya que en su práctica totalidad se encuentra sobre la superficie terrestre.

Sobre ella se asientan los enormes centros urbanos de Los Ángeles, la segunda ciudad más poblada de EE.UU., y San Diego, y 38 millones de personas que viven en sus inmediaciones.

Cuestión de tiempo

La parte media de la falla se rompió hace unos 160 años y la parte norte en 1906, provocando el devastador terremoto de 7,8 grados que destruyó gran parte de San Francisco en 1906 y dejó más de 3.000 muertos.

Terremoto de San Francisco 1906.

Getty Images
Un terremoto de 7,8 grados destruyó gran parte de San Francisco en 1906.

Pero la que más preocupa a los científicos es la sección sur de la falla, en la que no se ha producido un sismo en cerca de 300 años, pese a que los registros geológicos indican que es la causante de un gran terremoto con una periodicidad de unos 150 años, y en todo ese tiempo ha ido acumulando tensión.

El último gran terremoto que hubo en esa zona data del año 1700, pero no se tienen detalles de cómo ocurrió al carecer de registros en esa época.

En la Conferencia Nacional de Terremotos celebrada en California en 2016, los científicos que participaron ya advirtieron que la sección sur de la falla de San Andrés está “cargada y lista” para provocar un gran temblor.

Un gran riesgo

Sismólogos del Geological Survey de Estados Unidos simularon los efectos de un gran terremoto en California para un programa de estudio.

Uno de sus modelos de computadora asume que el próximo gran evento en la falla de San Andrés será de magnitud 7,8, que iniciará una ruptura en el sur de California cerca del Mar Salton y luego se disparará hacia el norte a lo largo de la falla para golpear a Los Ángeles.

Vista de Los Ángeles.

Getty Images
Un terremoto en la sección sur de la falla de San Andrés tendría un impacto directo en Los Ángeles, la segunda ciudad más poblada de EE.UU.

Los cálculos más conservadores apuntan a que, de producirse un temblor de esa magnitud en esa sección, cerca de 2.000 personas morirían y habría más de 50.000 heridos.

Alrededor del 1% de los edificios en un área de 10 millones de personas colapsarían y alrededor de la mitad de las construcciones en la zona tendrían que ser abandonadas.

Los daños materiales superarían los US$200.000 millones.

Sistema de alerta

La viabilidad de las comunidades después de un evento así depende de la preparación.

En California, gran parte del enfoque en la planificación se ha reflejado en las normas de construcción.

Simulacro de un terremoto.

Getty Images
California estrenó este año un sistema de alerta temprana de terremotos.

Tras el terremoto de San Francisco en el norte de California se introdujeron nuevas regulaciones, obligando a que se reforzaran estructuras construidas con concreto, muchas de las cuales albergan escuelas y hospitales.

En 2014, la alcaldía de Los Ángeles propuso una normativa similar.

A principios de este año comenzó a funcionar ShakeAlert LA, un sistema de alerta temprana de terremotos similar al que existe en países con alta actividad sísmica como Japón o México.

Se trata de una aplicación móvil que avisa a los residentes del condado de Los Ángeles hasta 40 segundos antes de que se produzca un temblor de magnitud 5 o superior. Esto no solo ayuda a alertar a la población, sino también a las autoridades.

Para los expertos, la cuestión no es si la falla de San Andrés se quebrará en el sur de California, sino cuándo lo hará.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=PRfp4J8710k

https://www.youtube.com/watch?v=68zn7xpQYWM

https://www.youtube.com/watch?v=blMd5zpa3gE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.