Una bebé indígena murió en Puebla por la negligencia de 6 médicos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Una bebé indígena murió en Puebla por la negligencia de 6 médicos

Médicos incurrieron en distintos actos de negligencia en sus respectivas áreas de especialidad, en la fase previa al parto, durante el alumbramiento, así como en los momentos posteriores al nacimiento, concluyó la Comisión.
Cuartoscuro
Por Paris Martínez
18 de diciembre, 2016
Comparte

A dos años de la muerte de una bebé recién nacida en el Hospital General de Cuetzalan, Puebla, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) concluyó que el deceso fue consecuencia de la negligencia de seis médicos, quienes incurrieron en distintos actos de negligencia en sus respectivas áreas de especialidad, en la fase previa al parto, durante el alumbramiento, así como en los momentos posteriores al nacimiento.

El 19 de agosto de 2014, Estefany, una joven indígena que en ese momento tenía 21 años de edad, acudió a los servicios médicos de su comunidad, Xiloxochico, en donde el médico local detectó que presentaba salida de líquido transvaginal, lo cual es un indicativo de que sufría una ruptura prematura de membrana, razón por la cual fue remitida al Hospital General de Cuetzalan, para recibir atención especializada.

A pesar del diagnóstico emitido en Xiloxochico, el primer médico que atendió a Estefany en Cuetzalan determinó que “no tenía suficiente dilatación y no se le habían roto las membranas”. No obstante, luego de analizar el expediente médico iniciado en el Hospital General, la CNDH determinó que este médico no realizó todos los procedimientos establecidos para determinar o descartar un eventual rompimiento de membanas.

En su lugar, este médico pidió a Estefany que acudiera a una clínica particular, para que ahí le terminaran de realizar los procedimientos establecidos.

Siguiendo esa indicación, la joven indígena acudió a una clínica particular y, con sus propios recursos, pagó los análisis que en el Hospital General omitieron practicarle. En este servicio particular, se determinó que el embarazo de Estefany seguía su curso normal, sin ninguna anomalía.

Con ese dictamen, Estefany volvió por tercera vez en el mismo día al hospital público de Cuetzalan, donde un segundo médico le indicó que no había nada anormal y le ordenaron “que se fuera a su casa porque todavía le faltaban 10 días” para el parto.

Al respecto, los médicos expertos de la CNDH concluyeron que este segundo doctor debió realizar al menos tres procedimientos para determinar si existía rompimiento de membranas, los cuales omitió y, por el contrario, “de manera inadecuada la dio de alta, pondiendo en riesgo al binomio materno-fetal”.

De hecho, la condición médica de Estefany obligaba a que permaneciera hospitalizada, en total reposo y en permanente observación. Contrario a ello, este segundo médico pidió a la joven embarazada que regresara a su casa.

La joven indígena volvió a su vivienda, aún cuando sufría dolores abdominales, los cuales la obligaron a presentarse nuevamente al área de Urgencias del Hospital de Cuetzalan pocas horas después, a las 4:00 de la madrugada del día 20 de agosto.

Esta vez, Estefany fue revisada por un tercer médico, quien le informó que ya estaba en labor de parto, pero que debía irse y volver diez horas después.

Tal como hicieron los dos médicos anteriores, este tercer especialista del Hospital General de Cuetzalan omitió registrar la presencia de líquido transvaginal y, aunque reconoció que Estefany ya estaba en labores de parto, “tampoco agotó los medios para confirmar o descartar la ruptura de membranas”, por lo cual, concluyó la CNDH, este médico puso en riesgo la vida de la madre y la bebé, al no integrar de manera adecuada sus observaciones en el expediente médico.

Siguiendo la orden del especialista, Estefany nuevamente se fue del hospital y volvió 10 horas después.

Una vez de vuelta, a las 14:00 horas del 20 de agosto, Estefany fue nuevamente puesta en espera.

Estefany debió soportar los dolores abdominales una hora más, y no fue sino hasta las 15:00 horas  (es decir, 24 horas después de que llegó por primera vez anunciando su malestar) que la joven indígena fue atendida, ahora por un cuarto médico, quien finalmente ordenó que fuera ingresada para su inmediata atención.

Para ese momento, Estefany tenía más de las 18 horas normales en labores de parto, lo cual, según la CNDH, era indicativo de sufrimiento fetal.

Luego de analizar los pasos seguidos por este cuarto médico, la CNDH concluyó que él también incurrió en negligencia, ya que detectó distintos factores de riesgo para la vida de la madre y de la bebé –lo cual él mismo reconoció al ser entrevistado por Derechos Humanos–, sin haberlos inscrito en el expediente de atención del parto.

Además, este médico omitió un paso fundamental en la atención de toda mujer en labores de parto, que es la redacción del expediente conocido como “partograma”, en el cual deben establecerse todos los pasos de atención que requieren tanto la madre como el bebé.

Esta omisión básica provocó “una inadecuada vigilancia del binomio materno-fetal, situación que derivó en la falta de detección temprana de complicaciones, tales como sufrimiento fetal o alteraciones en la evolución del trabajo de parto”.

Luego de que Estefany fue ingresada al quirófano, un quinto doctor se encargó de practicar los procedimientos para que la bebé naciera, pero Estefany no pudo ver a su hija, sólo escuchó un leve llanto y luego le informaron que sería conducida con el pediatra.

Al ser interrogado por autoridades estatales, este quinto médico reveló un hecho clave: él no es ginecobstetra, sino sólo cirujano general, razón por la cual pudo atender el parto, durante el cual detectó que existían complicaciones médicas que ponían en riesgo a la bebé, por lo cual pidió que la madre en labores fuera conducida al área de ginecología.

No obstante, en ese momento le fue informado al médico que no había ya personal en el área, y que él debía encarar el parto. Y así lo hizo: rompió la membrana y siguió los procedimientos para un parto natural.

Un día después, el 21 de agosto, Estefany fue informada que su bebé había muerto poco después de nacer, por “paro cardiaco”, luego de presentar varios cuadros de asfixia por aspiración de residuos biológicos del parto.

Según los expertos de la CNDH, la bebé aspiró estos residuos, como consecuencia de que los cinco médicos que recibieron a Estefany no atendieron la ruptura temprana de membranas que ella presentaba.

La bebé fue atendida por un sexto médico, el cual también incurrió en negligencia, ya que no realizó a la bebé los estudios suficientes, cuando aún estaba viva, para determinar cuál era la causa de los cuadros de asfixia que presentaba y que, finalmente, derivaron en su muerte.

Aunque este caso fue investigado por la Comisión de Arbitraje Médico y por la Secretaría de Salud de Puebla, ambos organismos determinaron que no había ninguna irregularidad en el proceder de estos servidores públicos.

Sin embargo, luego de atraer este caso para su investigación la CNDH concluyó que estos seis médicos del sector público, cuyo nombre mantuvo en secreto, violaron el derecho a la vida de la bebé recién nacida, además de que violaron el derecho de la bebé y su mamá a una adecuada atención médica, a lo cual estaban obligados estos médicos, en su calidad de servidores públicos.

La responsabilidad, sin embargo, no se restringe a estos seis médicos, ya que la CNDH también concluyó que se trataba de “médicos residentes” (es decir, en fase formativa), que nunca recibieron supervisión de doctores titulares, lo cual es una obligación de ley para todas las instituciones de salud, tanto públicas como privadas.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Rusia y Ucrania: Chernihiv, la ciudad ucraniana que podría ser clave para demostrar crímenes de guerra

Un equipo de investigación de Reality Check de la BBC analiza tres ataques en la ciudad de Chernihiv para encontrar claves de las tácticas de Putin en Ucrania y evidencia de posibles crímenes de guerra.
11 de abril, 2022
Comparte

Ha habido llamados urgentes para investigar las acusaciones de crímenes de guerra en regiones anteriormente ocupadas por Rusia en Ucrania, después de las impactantes imágenes que surgieron de civiles asesinados.

Pero hay interrogantes mucho más amplios sobre si los ataques generalizados de Rusia contra objetivos civiles equivalen a crímenes de guerra.

Hemos estado analizando una serie de ataques en una ciudad en particular-Chernihiv- para ver si estos son consistentes con las tácticas rusas utilizadas a lo largo y ancho de Ucrania y si revelan algo de su estrategia.

El siguiente informe contiene detalles gráficos.

1: Ataques directos a civiles

“Nos estaban disparando con todo lo que tenían”, afirma Diana, de 20 años. Después de unos minutos de encontrarse frente a tanques rusos, la mitad de su familia estaba muerta.

Diana, su madre Irina, su compañero Sasha y su hermano menor Maxim huían de Chernihivy, el 9 de marzo, tras soportar semanas de ataques de artillería. Tenían una meta simple -alcanzar un lugar seguro en el occidente del país, donde sus parientes los aguardaban.

Pero a sólo minutos de abandonar la ciudad y dirigirse hacia el sur, se vieron en peligro.

A medida que conducían su Volkswagen Golf por la aldea de Kolychivka, Sasha vio tanques rusos. Uno les disparó inmediatamente. Pisó el acelerador, esperando salir rápidamente de la zona de peligro, pero el auto se varó.

Mientras los disparos continuaban, Sasha les gritó para que salieran del auto, pero Maxim, de 15 años, ya había recibido un tiro. Tenía un hueco en el pecho y sangre le salía de la boca.

Diana, Sasha e Irina se arrastraron hasta unos arbustos, pero los soldados se acercaban, gritando entre ellos, preguntando dónde se escondía la familia. Los chasquidos de las balas sonaban en dirección a ellos.

El pie de Diana estaba gravemente lesionado. Sasha intentó vendarlo, pero cuando se volteó a ayudar a Irina, el horror empeoró.

“Irina abrió su chaqueta para darse cuenta de que no había nada para vendar”, contó Diana a BBC News. “Una parte de su abdomen e intestinos habían sido volados de un disparo”.

Oyeron más tiros y Diana miró a Sasha creyendo que esos serían sus minutos finales.

“Alcanzamos a decirnos que nos amábamos”, dijo. “Le pregunté a Saha, ‘¿Vamos a morir aquí?’ El respondió, ‘Probablemente'”.

“Mi mamá se arrastró con nosotros un poco más. Yo le seguía diciendo, ‘Mamá, arrástrate, por favor, por favor’. Ella decía, ‘Sí, sí’. Y luego se tendió en el suelo. Allí murió”.

Diana continuó moviéndose a gatas, siguiendo a Sasha a medida que abría paso entre la maleza. Atravesaron un campo en llamas y luego un bosque.

Diana y Sasha sobrevivieron y ella pudo llegar a un hospital. Había perdido cuatro dedos del pie izquierdo.

Diana no tienen duda de que los atacantes eran rusos por sus acentos, uniformes y el símbolo Z pintado en uno de los tanques.

El equipo de verificación de la BBC no ha encontrado evidencia alguna de que hubiese objetivos militares legítimos cerca del lugar del ataque.


Otros ataques contra civiles en autos

  • Las autoridades regionales dicen que por lo menos 25 civiles, incluyendo seis niños, han muerto en ataques contra automóviles intentando escapar de Chernihiv, o atacados en espacios públicos, desde el inicio del conflicto
  • Imágenes filmadas por un dron ucraniano en la región de Kiev mostraron la matanza de un hombre que salía de su auto con las manos arriba. Su esposa fue acribillada dentro del auto
  • En la región de Jersón, una familia de cinco fue asesinada por soldados rusos en un retén, según parientes

2: Corte de servicios básicos

El agua es la más básica de las necesidades humanas y hay evidencia de que los rusos han atacado deliberadamente los suministros en Chernihiv.

Una estación de bombeo en las afueras de la ciudad fue atacada el 14 de marzo.

Imagen satelital muestra destrucción de estación de bombeo de agua

BBC

El ataque averió severamente una presa de agua y destruyó una sala de control, según el director de la empresa de acueducto de Chernihiv, Serhiy Malyavko, que añadió que un trabajador de la planta -y tres miembros de su familia- murieron. La familia había tomado refugio allí después de que su casa fuera destruida por artillería.

Las imágenes satelitales muestran los daños a la planta, ubicada por el usuario de Twitter @obretix en una zona boscosa, alejada de otros edificios.

Las fotos publicadas por la empresa del acueducto mostraban un tanque de tratamiento severamente dañado con pequeños cráteres alrededor en el suelo. Impactos que parecen huecos de metralla salpican los edificios.

La secuencia de cráteres visibles en una imagen satelital sugiere ataques lanzados desde tierra, explica Wim Zwijnenburg, un investigador de armas de Pax, una organización a favor de la paz de Países Bajos.

“Los impactos de metralla y la dirección de las explosiones parecen indicar que los misiles fueron disparados desde el lado occidental de la instalación del acueducto, lo que corresponde con la presencia de tropas rusas desplazándose en el occidente, según registros públicos de su ubicación”.

Sin poder tener acceso a la zona propia, los expertos con quienes hemos hablado indican que no es posible ser precisos sobre las armas que se usaron. En lugar de misiles, los daños pueden haber sido causados por armas pesadas o morteros.

Un misil si explotar enterrado en el suelo de una planta de tratamiento de agua

Empresa de Acueducto de Chernihiv
La compañía de acueducto de Chernihiv distribuyó fotos de otros sitios que habían sido atacados.

El director de la empresa de acueducto dice que el lugar fue atacado tres días seguidos.

“No había un objetivo militar. Estos 100% seguro de que las tropas rusas han estado destruyendo la infraestructura de la ciudad para que no haya suministros de gas, ni electricidad ni agua en la ciudad”, expresó Malyavko a la BBC.

Aseguró que otras dos instalaciones en diferentes sitios también fueron destruidas, cortando el agua a la mayoría de la población de la ciudad.

Las reglas de la guerra prohíben ataques premeditados contra objetivos que son indispensables para la vida civil, como el suministro de agua.

“Esto se ha hecho para hacer que la población entre en pánico”, declaró Malyavko. “Y Rusia probablemente espera que si hay una catástrofe humanitaria, las autoridades locales estarán de acuerdo con empezar a negociar, y que la ciudad se rinda”.


Otros ataques contra el acueducto

  • El concejo municipal de Mariúpol dice que las fuerzas rusas intencionalmente atacaron estaciones de bombeo y la tubería principal de una presa allí
  • El gobierno de Ucrania ha reportado severos daños a otras instalaciones de agua y plantas de tratamiento de residuos por todo el país

3: Negar responsabilidad

Era la mañana del 16 de marzo, y la periodista ucraniana Alina Klimenko recibió la noticia de una muy necesitada distribución de pan en la ciudad. Su padre, Vitalii, se apresuró a pararse en la fila.

Pero un poco tiempo después se retiró cuando una casa cercana fue atacada. Otros, ya acostumbrados al sonido de artillería en la ciudad, se quedaron.

Y luego, la misma fila fue atacada.

Alina salió corriendo a filmar las secuelas. Sus imágenes mostraban cuerpos tendidos en el suelo y las ambulancias llegando rápido la escena.

Imágenes borrosas de víctimas civiles en una calle de Chernihiv

BBC

Por lo menos 14 civiles murieron, de acuerdo a las autoridades ucranianas.

Hemos confirmado la autenticidad del video de Alina y lo hemos ubicado en una zona residencial de la ciudad.

El padre de Alina, que tiene experiencia militar, dice que el fuego venía del noreste, consistente con un ataque lanzado por unidades que operaban varios kilómetros al norte de Chernihiv, según el equipo de mapeo del Instituto para el Estudio de Guerra.

El experto en armas Mark Cancian examinó la investigación de la BBC. Dijo que el daño era consistente con el impacto de un misil con un alcance de hasta 30 kilómetros.

La imagen satelital del 16 de marzo muestra a las fuerzas rusas con este tipo de armas 14 kilómetros al noreste de la ciudad.

Imagen satelital que muestra la distancia entre el puesto de artillería ruso y la fila de pan que fue atacada

BBC

La embajada de Estados Unidos en Kiev erróneamente reportó al inicio que las fuerzas rusas en la ciudad habían acribillado a los civiles.

Eso fue rápidamente negado por Moscú que dijo que no había tropas rusas presentes en la ciudad. Pero lo rusos fueron más allá, diciendo que el evento había sido montado, o que los muertos fueron víctimas de “nacionalistas ucranianos”.

Ha habido varios ejemplos de este tipo de negación de parte del gobierno ruso.


Otras veces que Rusia ha negado responsabilidad

  • El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, declaró que las imágenes de cuerpos en Bucha fueron un “montaje” después de que los rusos se habían retirado. Las imágenes satelitales contradicen esa afirmación y la BBC desmintió otras afirmaciones hechas por funcionarios rusos
  • La embajada de Rusia en Londres declaró falsamente que el bombardeo de un hospital de maternidad en Mariúpol en Marzo había sido un montaje. La BBC encontró evidencia que desmiente las afirmaciones
  • Se estima que unas 300 personas murieron en un ataque contra un teatro que refugiaba civiles en Mariúpol. Rusia negó haber realizado el ataque, que ha sido ampliamente condenado

¿Evidencia de crímenes de guerra?

Un factor crucial en cualquier juicio por crímenes de guerra es obtener evidencia clara de un intento deliberado de atacar civiles.

Las imágenes y las declaraciones de testigos pueden ser un punto de partida, dice el profesor Alex Whiting, un antiguo coordinador de investigaciones del Tribunal Penal Internacional.

Pero los investigadores tendrían después que resolver una serie de preguntas básicas:

  • ¿Hay alguna manera de que estos objetivos pudieron haber sido percibidos como militares?
  • ¿Había objetivos militares en la zona?
  • ¿Pudo el ataque haber sido consecuencia de fallas de inteligencia o inclusive un error con el armamento?
Foto del Hotel Ucrania destruido al lado de la imagen satelital del estadio de Chernihiv con un gran cráter de bomba en la cancha

Reuters, Maxar
Un hotel y un estadio de fútbol fueron blanco de ataques en Chernihiv.

A lo largo del conflicto, los servicios de inteligencia ucranianos han divulgado supuestas conversaciones interceptadas de las fuerzas rusas.

En una, se puede escuchar a un hombre con acento ruso dando la orden de disparar contra un automóvil civil.

La veracidad de estas conversaciones no ha sido verificada por la BBC.

Pero construyendo una retrato de patrones consistentes de comportamiento, el caso para los fiscales se fortalece.

Sareta Ashraph, una experta en derecho humanitario, explica que los investigadores estarán buscando establecer estos patrones de comportamiento por todo el país -ya sean instalaciones de acueducto, hospitales o supermercados que hayan sido atacados regularmente- para armar un retrato de la estrategia militar.

“Eso puede mostrar evidencia de ataques deliberados, donde la intención es doblegar a la población civil se vuelve mucho más clara”, dice.

A medida que la guerra continúa, Ashraph dice que le recuerda las tácticas rusas de conflictos anteriores.

“Yo diría que las acciones de Rusia en Ucrania contienen algunas similitudes muy oscuras con las acciones en Siria”, señaló.

La BBC se comunicó con el Ministerio de Defensa de Rusia en relación a todos los casos documentados en este artículo. Todavía no hemos recibido una respuesta.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=tvqrGD4ytjA

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.