¿Cómo aprende el cerebro a leer?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
BBC Mundo

¿Cómo aprende el cerebro a leer?

BBC Mundo
Por Analía Llorente / HayFestivalCartagena @BBCMundo
25 de enero, 2017
Comparte

El cerebro está capacitado para muchas funciones.

Permite interpretar lo que ves, enviar señales al resto del cuerpo para moverse y almacena información como si fuese una computadora, entre otras muchas habilidades.

Y el mundo de la ciencia está en constante estudio sobre este órgano clave del cuerpo humano para explicar lo que aún no conocemos sobre él.

Uno de esos tantos descubrimientos responde a preguntas que quizás nunca te habías formulado: ¿El cerebro está diseñado para leer? ¿Cómo evolucionó?

¿Y por qué los adultos olvidan lo difícil que fue aprender a leer?

En ocasión del Hay Festival de Cartagena le preguntamos eso, y más, a Maryanne Wolf, neurocientífica cognitiva y directora del Centro de Investigaciones sobre lectura e idioma de la Universidad de Tufts, (Massachusetts, EE.UU).

Dr. Maryanne Wolf, neurocientífica cognitiva, especialista en el estudio del cerebro y su habilidad para leer.“Nunca fuimos diseñados para leer”, dice la Dr. Maryanne Worlf.

Wolf es además la autora del libro Cuentos de alfabetización para el siglo XXI, que trata, precisamente, de cómo el cerebro humano aprendió a leer.

—–

¿Es verdad que el cerebro humano no estaba diseñado para leer?

Nunca fuimos diseñados para leer. Es una increíble y simple premisa que la gente nunca considera.

Entonces, ¿cómo evolucionó el cerebro y aprendió a leer?

La lectura es un invento cultural que, tal como la conocemos, comenzó hace aproximadamente 6.000 años.

Esto significa que el cerebro humano, que no cambia, nunca fue creado genéticamente para leer. No hay genes específicos para la lectura y no hay un centro o estructura en el cerebro que se dedique sólo a la lectura.

Al estudiar cómo lee el cerebro, en realidad lo que se está estudiando es cómo el cerebro aprende algo nuevo, cualquier cosa fuera de su repertorio de la función de intersección cognitiva y lingüística. Y ahí es cuando empiezas a entrar en el área de la neuroplasticidad.

Niño lee un libro en una clase.La edad en casi todo el mundo para aprender a leer es entre los 5 y los 7 años, aunque puede depender de acuerdo al idioma.

La plasticidad que tiene el cerebro nos permite tres cosas muy importantes:

  • El primer principio del diseño del cerebro es la capacidad plástica para el reordenamiento. Al reordenar cómo se conectó la estructura original, el cerebro hace nuevas conexiones especialmente entre la percepción y el lenguaje.
  • El segundo principio de diseño, que es realmente maravilloso, es el de reciclaje. Las neuronas originalmente están dedicadas a la percepción visual de las caras o de los objetos. Esas mismas neuronas se reciclan para identificar letras, patrones de letras e incluso las pequeñas unidades llamados morfemas. Algunas de las neuronas todavía hacen reconocimiento de objetos, pero otras se mueven literalmente al otro hemisferio para reconocer rostros.
  • El tercer principio es el de la automaticidad. Hay grupos de neuronas que pueden aprender a trabajar juntas muy rápido que se vuelven automáticas. Eso permitió a nuestros antepasados reconocer rápido el rastro de un animal peligroso por lo que mejoró la supervivencia. Utilizamos la misma capacidad de automatización para decodificar muy rápido. Podemos hacer la conexión al significado casi instantáneamente.
Dibujo representativo del circuito de lectura del cerebro.
Dibujo representativo del circuito de lectura del cerebro.

Estos tres principios de diseño permiten construir el circuito de lectura cerebral. Eso nos lleva ir un paso más allá de solo identificar una huella o una letra para elaborar mejores conexiones que generan pensamientos más complejos. Y como resultado el cerebro consigue la habilidad para leer.

¿Por qué los adultos tienden a olvidar lo difícil que fue aprender a leer?

Es una verdadera lástima que no se den cuenta del siguiente hecho histórico: nos tomó 2.000 años movernos desde el primer sistema de escritura en África a obtener pistas cognitivas. Y solo les damos a nuestros hijos 2.000 días para aprender a leer.

Quisiera que los adultos comprendan que esta epifanía cognitiva que el niño tiene que adquirir y luego debe construir su circuito cerebral de lectura en un instante, no es natural.

Cada nuevo lector tiene que hacer este circuito cerebral de lectura, no lo tienen genéticamente. Así que no lo olviden.

Maryanne Wolf
“Cada nuevo lector tiene que hacer el circuito cerebral de lectura”, afirma Wolf.

Hay pocas personas que adquieren esto fácilmente. Pero para la mayoría de nosotros se necesita mucho trabajo, y la exposición de los maestros es enormemente importante. Cuanto más pobre es en el entorno lingüístico o las circunstancias económicas, menos probable es que tengan exposición al material, y más tiempo tomarán en aprender a leer.

Pero científicamente, ¿por qué lo olvidamos?

Porque nuestros recuerdos entre 5 y 7 años apenas empiezan a consolidarse. Las personas que demoran más tiempo en aprender a leer, sí lo recuerdan. Los niños que se convierten en adultos y que tienen una historia en la dislexia pueden recordar lo difícil que era, porque se tarda más tiempo en aprender.

¿Puede un adulto aprender a leer?

Definitivamente. Se puede aprender durante toda la vida. Se puede llegar a ser alfabetizado en cualquier momento, sólo que se hace más difícil. El cerebro plástico de un niño hace que el aprendizaje del lenguaje oral y escrito sea más fácil que con el adulto.

Una mujer mayor lee un libro.No hay un límite de edad para aprender a leer.

¿Hay una edad mínima para aprender a leer?

Los niños en casi todo el mundo aprenden a leer entre los 5 y los 7 años. Claro que depende del idioma.

¿El mecanismo para aprender a leer es igual en todas las personas?

Existe un mismo cerebro para todas las razas pero el cerebro para la lectura es diferente según los diversos sistemas de escritura. El alfabeto chino es diferente al inglés. Incluso dentro de los alfabetos hay diferencias. Por ejemplo, por los regulares que son el alemán, italiano, holandés se hace más fácil y los circuitos cerebrales son ligeramente diferentes a los del francés o el inglés.

Y con el idioma chino habrá más corteza visual en ambos hemisferios porque tiene 5000 caracteres para reconocer. El circuito del cerebro para la lectura refleja los requisitos del sistema de escritura.

Este artículo es parte de la versión digital del Hay Festival Cartagena, un encuentro de escritores y pensadores que se realiza en esa ciudad colombiana entre el 26 y 29 de enero de 2017.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

COP26: decenas de miles de personas salen a las calles de Glasgow para 'exigir acción' ante cambio climático

La ciudad de Glasgow lideró una serie de protestas alrededor del mundo para exigir la acción de los líderes mundiales ante la crisis climática.
6 de noviembre, 2021
Comparte

Fue una de las mayores manifestaciones sobre el cambio climático que se ha visto en mucho tiempo.

Más de 100,000 personas marcharon en Glasgow, Escocia, para exigir a los gobiernos y empresas privadas más acciones frente a la crisis climática.

La manifestación masiva, denominada “Día Mundial de Acción por la Justicia Climática”, se dio en esa ciudad sede de la cumbre COP26, la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

Pero las protestas también fueron convocadas en capitales de todo el mundo.

Manifestantes en Glasgow

Getty Images
La protesta en Glasgow fue la más numerosa, con más de 100.000 personas marchando en esa ciudad escocesa.

La activista Greta Thunberg se unió a la marcha pero no realizó ningún pronunciamiento, dando voz a activistas como Vanessa Nakate.

La ugandesa dijo que los ciudadanos del mundo tenían que “exigir acción”.

Protestas por un cambio

Además de las protestas en Reino Unido, eventos similares se llevaron a cabo en otros 100 países, como Kenia, Turquía, Francia, Brasil, Australia y Canadá.

Los discursos de apertura en la manifestación en Glasgow los hicieron de representantes de los pueblos indígenas de varios países.

Protesta en un puente de Glasgow

BBC
Un grupo de científicos fue detenido por bloquear el paso vehicular de un puente en Glasgow.

“La crisis climática y ecológica ya está aquí. Pero también lo están los ciudadanos de todo el mundo”, dijo Vanessa Nakate.

“Los líderes rara vez tienen el valor de liderar. Se necesitan ciudadanos, personas como tú y como yo, para levantarse y exigir acción. Y cuando lo hagamos en cantidades suficientes, nuestros líderes actuarán”.

Protestas en París

EPA
Miles se reunieron en París en apoyo al “Día Mundial de Acción por la Justicia Climática”.

Se supo que la reconocida activista Greta Thunberg decidió dar espacio a otros oradores, pues ella ya se había pronunciado ante activistas juveniles en un mitin el viernes.

Lejos de la marcha, 21 manifestantes de la organización Rebelión Científica fueron arrestados después de encadenarse en un puente vehicular en el centro de Glasgow.

Charlie Gardner, profesor del Instituto Durell de Conservación y Ecología, dijo que los científicos ya no podían “confiar en nuestros líderes para salvarnos” y tenían el “deber moral de actuar”.

Manifestantes en Seúl

Reuters
“Salven al mundo” decía el cartel de una mujer en una protesta en Seúl, Corea del Sur.

“Más de 15.000 científicos declararon que estamos en una emergencia climática, pero la mayoría no actúa como si fuera una emergencia”, dijo en un tuit.

“Estamos tomando esta acción para alentar a otros, científicos y todas las personas, a rebelarse contra el sistema que lo está matando todo”.

Manifestantes en Glasgow

PA Media
En Glasgow se reunen los líderes mundiales en la cumbre COP26.

Los líderes y representantes mundiales que se reúnen en Glasgow para la COP26 han hecho promesas para frenar la deforestación, eliminar el uso del carbón, terminar con la financiación de combustibles fósiles y reducir las emisiones de metano.

Pero todavía existe una brecha significativa entre las medidas a las que se han comprometido los países y lo que se necesita para evitar que la temperatura del planeta suba más de de 1,5 °C en los próximos años.

Superada esa barrera, las inundaciones, sequías y tormentas se agudizarán, y subirá el nivel del mar, desplazando a millones de personas, según han advertido los expertos.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=1ktPXngnPY0&t

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.