¿Quiénes están en el círculo íntimo de Donald Trump?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP

¿Quiénes están en el círculo íntimo de Donald Trump?

Donald Trump ha consolidado el poder en un reducido número de colaboradores en la Casa Blanca.
AFP
Por AP
31 de enero, 2017
Comparte

Desde que asumió la presidencia hace menos de dos semanas, Donald Trump ha consolidado el poder en un reducido número de colaboradores en la Casa Blanca.

Ha agregado un asesor político al Consejo de Seguridad Nacional y parece haberle quitado poder de decisión a algunos secretarios del gabinete en temas como la orden ejecutiva relacionada con la inmigración y los refugiados, las demandas contra el gobierno y la detención temporal de algunos residentes legales este fin de semana.

Paralelamente le ha dado mucho poder a un pequeño grupo de asesores, algunos de los cuales no tienen experiencia alguna en el gobierno, para que aborden una variedad de temas, incluidos la seguridad nacional, las relaciones con México y los planes para anular el plan de salud de su predecesor Barack Obama.

El círculo íntimo incluye a leales colaboradores de la campaña que lo llevó a la presidencia, entre ellos su yerno Jared Kushner.

Vistazo al círculo íntimo de Trump y a lo que están haciendo para cambiar la forma en que se maneja Washington:

Steve Bannon:

Todas las decisiones importantes que se han tomado en la Casa Blanca desde la asunción de Trump involucraron a Bannon, un ejecutivo de medios de comunicación que pasó a ser el principal asesor político de Trump tras una reestructuración de su campaña llevada a cabo en agosto y que rápidamente le dio un intenso fervor anti-establishment.

La influencia de Bannon parece haber aumentado con el tiempo. Se lo ve siempre junto a Trump en la Oficina Ovalada. Ayudó a escribir el discurso inaugural, en el que Trump dijo que el país era víctima de una “carnicería”. Incidió en decisiones como la de retirar a Estados Unidos del Acuerdo Transpacífico y la de congelar el programa de refugiados.

El informe del sábado en el que se reorganiza el Consejo de Seguridad Nacional amplía las atribuciones de Bannon, quien de ahora en adelante estará sentado en todas las reuniones para abordar temas de seguridad nacional, mientras que el director nacional de inteligencia y el jefe del comando conjunto de las fuerzas armadas irán solo si el tema lo requiere.

Bannon es un ex oficial de la Armada y ex ejecutivo de Goldman Sachs que dirigió el servicio noticioso Breitbart News antes de unirse a la campaña de Trump. Bajo su gestión, Breitbart pasó a ser la voz del movimiento ultraconservador alt-right y su cobertura fue tildada de racista y sexista.

Su influencia en el presidente se hizo evidente la semana pasada, cuando describió a la prensa como un “partido de oposición” y poco después Trump repitió esa expresión.

Stephen Miller:

Los discursos y los anuncios de nuevas políticas de Trump también llevan el sello de Miller, un asesor político senior de solo 31 años que en el pasado trabajó con el senador Jeff Sessions, llamado a ser secretario de Justicia.

Miller desempeñó un importante papel entre bambalinas en los esfuerzos por descarrilar en el Senado una reforma a las leyes de inmigración después de las elecciones del 2012. Luego de unirse al equipo de Trump, escribió discursos, planificó políticas y habló en los actos, preparando el terreno para Trump.

En la Casa Blanca, Miller ha sido una especie de gurú y se ha enfocado sobre todo en la inmigración. Él y Bannon participaron en la redacción de la orden ejecutiva que prohibió temporalmente el ingreso al país de ciudadanos de siete naciones mayoritariamente musulmanas.

Joe Scarborough, de MSNBC, lo criticó por no hacer lo suficiente para coordinar los esfuerzos con otros departamentos y dijo que Miller estaba sediento de poder.

Jared Kushner:

Para muchos el asesor más influyente que tiene Trump, Kushner a menudo es el último que habla con Trump antes de que el presidente tome una decisión y, como miembro de su familia, tiene un acceso único al mandatario.

Pasó a ser uno de sus principales asesores durante la heterodoxa campaña presidencial del Trump, alguien que transmitía calma en medio del caos. Se lo veía siempre al lado de Trump en su avión en las últimas semanas de la campaña.

En la Casa Blanca está siendo clave en los manejos con líderes extranjeros y Trump le encomendó la resolución de las diferencia con México en torno a un muro en la frontera. Ha dicho asimismo que tendrá un papel importante en la búsqueda de una solución a las disputas entre Israel y los palestinos.

Kushner promovió la designación de su amigo Gary Cohn, presidente de Goldman Sachs, como uno de los principales asesores económicos de Trump.

Reince Priebus:

El jefe del gabinete de Trump es un ex presidente del Comité Nacional Republicano y muy allegado al presidente de la Cámara de Representantes Paul Ryan.

Si Bannon es un alma gemela de Trump en el plano político, Priebus es el que se encarga de la organización y la implementación de las ideas. Cuando Trump firma sus órdenes ejecutivas, casi siempre es Priebus quien le pasa los documentos.

Es quien más tiempo presidió el Comité Nacional Republicano y sigue siendo popular entre los miembros de ese órgano. Ayudará a Trump en su relación con los legisladores, la cúpula partidaria, en la recaudación de fondos y con militantes de todo el país. Se mantiene en estrecho contacto con Ryan y será seguramente un importante enlace entre los republicanos de las dos cámaras.

Kellyanne Conway:

Veterana encuestadora republicana, coordinó la campaña electoral de Trump, a la que llegó junto con Bannon a mediados del año pasado, en un momento crucial.

Es consejera del presidente y a menudo pone la cara por el nuevo gobierno, presentándose en programas televisivos.

Cuando el secretario de prensa de la Casa Blanca Sean Spicer sostuvo que la asunción de Trump había sido vista “por la mayor audiencia jamás registrada en una inauguración, sin dudas”, Conway lo defendió en el programa “Meet the Press” de NBC, diciendo que había ofrecido “hechos alternativos”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Las elecciones más cruciales en América Latina en 2021 (y por qué pueden definir el rumbo de la región)

Castigados por la pandemia y la crisis económica, y en el marco de un amplio descontento popular, varios países latinoamericanos irán a las urnas en el correr del año.
2 de enero, 2021
Comparte

Más pobres, vulnerables y ansiosos que unos meses atrás, millones de latinoamericanos buscarán responder en 2021 algo urgente: ¿quién puede sacarlos del pozo en que se encuentran?

La pregunta dominará las elecciones que varios países de América Latina prevén celebrar en el transcurso del año, tras la muerte y devastación causada por la pandemia de covid-19.

Los datos estremecen: la región sufre la que ha sido llamada supeor contracción económica en un siglo, cercana a 8% en 2020, con unos 40 millones de personas entrando en la pobreza.

Los expertos anticipan que en este contexto puede acentuarse un fenómeno que ya se veía en Latinoamérica antes de la pandemia: la tendencia a cambiar de gobernantes, que pagarán el costo de la crisis ya sean de izquierda o derecha.

“Las elecciones van a ser un soberano voto de castigo para los gobiernos“, le dice Carlos Malamud, investigador principal para la región del Real Instituto Elcano, a BBC Mundo.

Otros advierten que la situación puede propiciar incluso el surgimiento de líderes populistas y de nuevas protestas callejeras: el rumbo político de la región puede definirse en 2021 tanto en las urnas como en las calles.

Entre febrero y noviembre

El calendario electoral latinoamericano 2021 tiene una primera entrada en Ecuador el 7 de febrero.

En la disputa están el banquero y empresario Guillermo Lasso, el líder indígena Yaku Pérez y el economista Andrés Arauz, un delfín del expresidente izquierdista Rafael Correa (2007-2017), cuya condena por un caso de corrupción le impidió ser candidato a vicepresidente.

Una manifestación en Quito

EPA
Ecuador tiene previsto celebrar elecciones en febrero.

Con opciones tan diferentes en medio de la crisis económica y un gran descrédito de las instituciones, la elección ecuatoriana puede ser un anticipo de lo que ocurrirá luego en otros países de la región.

En el vecino Perú, sacudido por la pandemia y una fuerte inestabilidad política que le ha llevado a tener tres presidentes distintos durante 2020, las elecciones generales están marcadas para el 11 de abril.

La crisis de liderazgo peruana ha derivado en la preparación de más de una veintena de candidaturas presidenciales, ninguna con una mayoría clara en las encuestas, que marcan una amplia indecisión o apatía de los votantes.

Otro país con un complejo panorama es Chile, que tiene elecciones previstas para el 21 de noviembre, tras la gigantesca ola de protestas callejeras de 2019 y la elección por voto popular de una convención constituyente en abril próximo.

Las encuestas marcan como principales precandidatos chilenos al alcalde comunista Daniel Jadue, al alcalde conservador Joaquín Lavín y a la diputada Pamela Jiles, aunque el escenario puede variar en los próximos meses.

Dos mujeres se abrazan durante las celebraciones en Chile por la victoria del Apruebo

Reuters
Chile irá a elecciones mientras redacta una nueva Constitución.

En noviembre también hay elecciones previstas en Honduras y Nicaragua, donde analistas anticipan que el presidente Daniel Ortega buscará pasar a su esposa Rosario Murillo el poder que ejerce desde 2007, según sus opositores en base a fraudes electorales.

Además, los gobiernos de Andrés Manuel López Obrador en México y de Alberto Fernández en Argentina tendrán tests de popularidad en junio y octubre respectivamente, con elecciones legislativas de mitad de mandato previstas en sus países.

Entre protestas y populismos

La crisis de América Latina plantea en algunos países una necesidad de reformular el contrato social, lo cual es “una buena oportunidad para evitar el surgimiento de opciones populistas, que las va a haber de todos los colores”, sostiene Malamud.

El malestar social a lo largo de la región quedó de manifiesto en noviembre con las protestas masivas en Perú, que causaron la caída de un presidente, y en Guatemala, que acabaron con el Congreso en llamas y la suspensión de un proyecto de presupuesto para 2021.

Guatemala

Reuters
El malestar social latinoamericano se expresó en protestas como las que estremecieron a Guatemala e noviembre.

Marta Lagos, directora de la encuesta regional Latinobarómetro, cree que las protestas en la región van a resurgir cuando los gobiernos decidan acabar con las ayudas sociales que implementaron ante la pandemia.

“Se pueden producir inestabilidades si los gobiernos no logran entender, y los nuestros claramente no han entendido todavía, en qué consiste la demanda (de ayudas sociales): ellos creen que es una demanda pasajera y la pandemia la ha transformado en una demanda permanente“, le dice Lagos a BBC Mundo.

A su juicio, esto puede llevar al ascenso de líderes populistas en la región.

Los pueblos van a privilegiar el presente, que nunca ha sido tan importante como en la pandemia“, señala. “Y el populismo es el presente: tratar de parchar lo inmediato sin ninguna visión de futuro”.

“Por lo tanto”, agrega, “la probabilidad de que surjan candidatos populistas es muy alta”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Y4HQthYFZQw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.