¿Quiénes están en el círculo íntimo de Donald Trump?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP

¿Quiénes están en el círculo íntimo de Donald Trump?

Donald Trump ha consolidado el poder en un reducido número de colaboradores en la Casa Blanca.
AFP
Por AP
31 de enero, 2017
Comparte

Desde que asumió la presidencia hace menos de dos semanas, Donald Trump ha consolidado el poder en un reducido número de colaboradores en la Casa Blanca.

Ha agregado un asesor político al Consejo de Seguridad Nacional y parece haberle quitado poder de decisión a algunos secretarios del gabinete en temas como la orden ejecutiva relacionada con la inmigración y los refugiados, las demandas contra el gobierno y la detención temporal de algunos residentes legales este fin de semana.

Paralelamente le ha dado mucho poder a un pequeño grupo de asesores, algunos de los cuales no tienen experiencia alguna en el gobierno, para que aborden una variedad de temas, incluidos la seguridad nacional, las relaciones con México y los planes para anular el plan de salud de su predecesor Barack Obama.

El círculo íntimo incluye a leales colaboradores de la campaña que lo llevó a la presidencia, entre ellos su yerno Jared Kushner.

Vistazo al círculo íntimo de Trump y a lo que están haciendo para cambiar la forma en que se maneja Washington:

Steve Bannon:

Todas las decisiones importantes que se han tomado en la Casa Blanca desde la asunción de Trump involucraron a Bannon, un ejecutivo de medios de comunicación que pasó a ser el principal asesor político de Trump tras una reestructuración de su campaña llevada a cabo en agosto y que rápidamente le dio un intenso fervor anti-establishment.

La influencia de Bannon parece haber aumentado con el tiempo. Se lo ve siempre junto a Trump en la Oficina Ovalada. Ayudó a escribir el discurso inaugural, en el que Trump dijo que el país era víctima de una “carnicería”. Incidió en decisiones como la de retirar a Estados Unidos del Acuerdo Transpacífico y la de congelar el programa de refugiados.

El informe del sábado en el que se reorganiza el Consejo de Seguridad Nacional amplía las atribuciones de Bannon, quien de ahora en adelante estará sentado en todas las reuniones para abordar temas de seguridad nacional, mientras que el director nacional de inteligencia y el jefe del comando conjunto de las fuerzas armadas irán solo si el tema lo requiere.

Bannon es un ex oficial de la Armada y ex ejecutivo de Goldman Sachs que dirigió el servicio noticioso Breitbart News antes de unirse a la campaña de Trump. Bajo su gestión, Breitbart pasó a ser la voz del movimiento ultraconservador alt-right y su cobertura fue tildada de racista y sexista.

Su influencia en el presidente se hizo evidente la semana pasada, cuando describió a la prensa como un “partido de oposición” y poco después Trump repitió esa expresión.

Stephen Miller:

Los discursos y los anuncios de nuevas políticas de Trump también llevan el sello de Miller, un asesor político senior de solo 31 años que en el pasado trabajó con el senador Jeff Sessions, llamado a ser secretario de Justicia.

Miller desempeñó un importante papel entre bambalinas en los esfuerzos por descarrilar en el Senado una reforma a las leyes de inmigración después de las elecciones del 2012. Luego de unirse al equipo de Trump, escribió discursos, planificó políticas y habló en los actos, preparando el terreno para Trump.

En la Casa Blanca, Miller ha sido una especie de gurú y se ha enfocado sobre todo en la inmigración. Él y Bannon participaron en la redacción de la orden ejecutiva que prohibió temporalmente el ingreso al país de ciudadanos de siete naciones mayoritariamente musulmanas.

Joe Scarborough, de MSNBC, lo criticó por no hacer lo suficiente para coordinar los esfuerzos con otros departamentos y dijo que Miller estaba sediento de poder.

Jared Kushner:

Para muchos el asesor más influyente que tiene Trump, Kushner a menudo es el último que habla con Trump antes de que el presidente tome una decisión y, como miembro de su familia, tiene un acceso único al mandatario.

Pasó a ser uno de sus principales asesores durante la heterodoxa campaña presidencial del Trump, alguien que transmitía calma en medio del caos. Se lo veía siempre al lado de Trump en su avión en las últimas semanas de la campaña.

En la Casa Blanca está siendo clave en los manejos con líderes extranjeros y Trump le encomendó la resolución de las diferencia con México en torno a un muro en la frontera. Ha dicho asimismo que tendrá un papel importante en la búsqueda de una solución a las disputas entre Israel y los palestinos.

Kushner promovió la designación de su amigo Gary Cohn, presidente de Goldman Sachs, como uno de los principales asesores económicos de Trump.

Reince Priebus:

El jefe del gabinete de Trump es un ex presidente del Comité Nacional Republicano y muy allegado al presidente de la Cámara de Representantes Paul Ryan.

Si Bannon es un alma gemela de Trump en el plano político, Priebus es el que se encarga de la organización y la implementación de las ideas. Cuando Trump firma sus órdenes ejecutivas, casi siempre es Priebus quien le pasa los documentos.

Es quien más tiempo presidió el Comité Nacional Republicano y sigue siendo popular entre los miembros de ese órgano. Ayudará a Trump en su relación con los legisladores, la cúpula partidaria, en la recaudación de fondos y con militantes de todo el país. Se mantiene en estrecho contacto con Ryan y será seguramente un importante enlace entre los republicanos de las dos cámaras.

Kellyanne Conway:

Veterana encuestadora republicana, coordinó la campaña electoral de Trump, a la que llegó junto con Bannon a mediados del año pasado, en un momento crucial.

Es consejera del presidente y a menudo pone la cara por el nuevo gobierno, presentándose en programas televisivos.

Cuando el secretario de prensa de la Casa Blanca Sean Spicer sostuvo que la asunción de Trump había sido vista “por la mayor audiencia jamás registrada en una inauguración, sin dudas”, Conway lo defendió en el programa “Meet the Press” de NBC, diciendo que había ofrecido “hechos alternativos”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

3 consejos para 'burlar' los algoritmos que te seleccionan cuando buscas trabajo

Aunque los algoritmos pueden jugar en tu contra cuando postulas a un empleo, existen maneras de aumentar tus posibilidades de quedar seleccionado.
25 de octubre, 2021
Comparte

A veces no son tus habilidades o tu experiencia las que pueden llevarte a conseguir un empleo cuando te postulas a un puesto de trabajo por el que están compitiendo cientos de candidatos.

Al menos no en la primera etapa de selección.

Las firmas que tienen que lidiar con complejos procesos de selección han delegado esa labor a sistemas de inteligencia artificial que escanean tu currículum y deciden si quedas eliminado o sigues en el proceso.

Son software de contratación predictiva que aplican ciertos criterios predeterminados de manera automática, según las características del puesto de trabajo.

Estas herramientas conocidas como ATS (Applicant Tracking System) funcionan sobre la base de palabras clave que define cada compañía de acuerdo al perfil del candidato que buscan y otros mecanismos de descarte.

Aunque hay diferentes tipos de ATS, en general operan de manera bastante similar.

“Buscan una mayor eficiencia en el procesamiento de datos”, le dice a BBC Mundo Hong Qu, director de investigación y académico de la Universidad de Stanford.

Estos sistemas les permiten a las firmas ahorrar tiempo y dinero.

Pero también les pueden jugar en contra cuando el algoritmo, por sus limitaciones, decide eliminar a buenos candidatos o cuando desarrolla sesgos basados en la repetición de patrones, agrega Qu.

Estos son algunos consejos para ganar a los algoritmos.

1-Usar palabras clave

Los algoritmos buscan palabras clave relacionadas con categorías como habilidades, experiencia, resultados o educación, y las ponderan de acuerdo con los requisitos del empleo.

Pero, según los parámetros que le haya entregado la empresa, puede incluir otros filtros más específicos.

Mujer ocn computador
Getty Images

Para utilizar las palabras clave, el primer paso es comparar tu currículum con la descripción de la oferta laboral.

De hecho, puedes repetir términos y expresiones contenidas en dicha oferta, adaptándolas a tu perfil.

A fin de cuentas, el algoritmo va a escanear en busca de aquellos atributos.

“Cuando incluyas palabras clave en tu currículum, trata de usar siempre el mismo lenguaje que se menciona en la descripción del trabajo”, escribió Liz Guarneros, asesora laboral en LinkedIn.

También aconseja utilizar estas palabras en el contexto adecuado y no rellenar espacios con ellas solo para que las identifique la máquina.

“Si bien esto puede ayudarte a superar el filtro inicial y sus algoritmos, no funcionará a tu favor cuando llegues a un reclutador”, apunta.

2-Incluir logros con resultados cuantificables

“Es muy importante ser específico”, dice el profesor Ku.

Por ejemplo, nombrar los programas computacionales que manejas, en vez de escribir que tienes “experiencia en análisis de datos”, sin dar detalles.

Los expertos aconsejan enfocarse en logros a través de ejemplos concretos, evitando una simple enumeración de responsabilidades.

En vez de decir: “Responsable de la supervisión de la estrategia de ventas. Las ventas aumentaron significativamente”, es mejor decir: “Dirigí un equipo de 10 personas encargado de supervisar la estrategia de ventas. Las ventas aumentaron un 20% en seis meses”.

Mujer con escaner en la cara

Getty Images

Para que tu currículum tenga un mayor impacto frente a los algoritmos, es preciso indagar qué está buscando la compañía y cómo habitualmente mide los resultados.

“Investiga cómo esa empresa mide el éxito. Averigua cuáles son las métricas de éxito“, señala Ku.

No todas las firmas evalúan de la misma manera el desempeño laboral.

En ese sentido, la investigación previa es clave. Tienes que decirle al algoritmo lo que “quiere escuchar”.

Otro elemento importante, agrega, es que incluyas en el currículum algo que te distinga del resto.

Imagina qué cosas tendrán en común quienes están postulando al empleo y luego piensa qué elemento diferenciador puedes ofrecer.

3-Utiliza un formato simple

Muchas personas fallan en el reclutamiento por algo muy simple: la legibilidad de su currículum.

Para que el algoritmo no te elimine, es esencial que el formato de tu currículum sea simple y “descifrable” por el sistema.

Fotos de varias personas

Getty Images
¿Es justo que una computadora rechace o apruebe tu solicitud de empleo?

En algunos sistemas ATS los currículums en formato PDF no funcionan.

Evita usar cualquier formato complicado. Cuanto más simple, mejor. Es decir, suele ser recomendable utilizar el formato Word.

Evita escribir tu currículum en dos columnas. Usa el formato estándar para que la máquina lea todo de corrido.

No incluyas fotos, gráficos o tablas. Deja de lado cualquier estilo creativo o muy sofisticado. Aunque te parezca aburrido, opta por un formato minimalista, sin distracciones, fácil de leer.

Utiliza títulos convencionales para dividir la información. Elige la manera tradicional, como por ejemplo, “Experiencia Laboral” o “Educación”.

Y siempre escribe la experiencia laboral en orden cronológico inverso.

Talento perdido

El estudio de la Escuela de Negocios de la Universidad de Harvard “Trabajadores ocultos: talento sin utilizar”, publicado en septiembre, señala que los algoritmos dejan fuera del proceso de reclutamiento a millones de trabajadores, algunos de los cuales podrían ser adecuados.

Por ejemplo, hay casos de hospitales en EE.UU. donde un algoritmo buscó que el postulante tuviese la habilidad de hacer “programación computacional”, cuando en realidad, la descripción del trabajo requería que el profesional ingresara los datos de un paciente en el computador.

Hombre con algoritmos

Getty Images

O también está el caso de un software que buscaba experiencia en “atención al cliente”, cuando la empresa requería reparadores de líneas de transmisión eléctrica.

Otros inconvenientes detectados por la investigación apuntan a que los algoritmos rechazan o dan una baja puntuación a las personas que tienen espacios en blanco o lagunas en su experiencia laboral.

El problema es que a veces se debe a un embarazo o al cambio de casa de una ciudad a otra. Son circunstancias extraordinarias que la máquina solo interpretará como un “vacío”.

Debido a problemas como éstos, hay desarrolladores de software que han estado buscando maneras de mejorar los algoritmos.

Incluso algunas empresas del sector tecnológico han eliminado el requisito de tener un título profesional para algunos puestos si el candidato cumple con el perfil que se busca.

El sesgo de los algoritmos

Desde otra perspectiva, los softwares pueden estar menos sesgados que los evaluadores humanos porque pueden programarse para ignorar características como la edad, el sexo y la raza.

Pero también puede ocurrir al revés.

Robot

Getty Images

“La inteligencia artificial también funciona con sesgos porque los algoritmos están entrenados para trabajar según patrones de éxito que se repiten en el tiempo”, explica Hong Qu.

“Los algoritmos amplifican los patrones del pasado y en ese proceso pueden discriminar por raza, género o edad“, explica el creador de AI Blindspot, un sistema que ayuda a los desarrolladores de software a reconocer sesgos que pueden afectar la toma de decisiones.

Por ejemplo, si en el pasado el 90% de los seleccionados para un empleo fueron de raza blanca, agrega, el algoritmo repetirá ese patrón por la manera en que funciona el aprendizaje de las máquinas.

O el algoritmo puede aprender por sí mismo a dar prioridad a candidatos que asistieron a las mismas universidades.

Pese a esas dificultades, los sistemas de inteligencia artificial siguen desarrollándose velozmente para ajustarse cada vez más a lo que buscan las empresas.

Lo que aconsejan los expertos es que, aunque los procesos sean largos y extenuantes, no hay que rendirse.

Y hay que tener en cuenta que si no has logrado pasar el primer filtro de selección, eso no implica que no seas un buen candidato.

Quizás con unos buenos ajustes a tu currículum, se abran nuevas posibilidades.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=RSJrBEhdZxw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.