Ocho momentos que marcaron los ocho años de gobierno de Barack Obama
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
White House

Ocho momentos que marcaron los ocho años de gobierno de Barack Obama

Barack Obama llegó a la Casa Blanca en 2008 y durante su paso por Washington tuvo varios momentos que marcaron su administración.
White House
Por Redacción Animal Político
19 de enero, 2017
Comparte

La cuenta regresiva para el adiós de Barack Obama al frente de la Casa Blanca inició.

Barack Obama ofrecerá el martes su discurso de despedida como presidente de Estados Unidos al regresar a Chicago, donde le recordará a los estadounidenses que no deben perder la fe en el futuro de su país a pesar de la inquietud generalizada en torno al próximo presidente.

Ante miles de personas en la plaza McCormick Place, Obama tendrá su última oportunidad de definir el significado de su presidencia. Fue allí, en Chicago, en el 2008, cuando Obama dio su discurso triunfal al ser elegido como la primera persona de raza negra en ocupar el máximo cargo del país.

“Estaré pensando en mis días de joven, cuando era un activista comunitario, recién graduado de la universidad, y me siento como que mi fe en la capacidad de Estados Unidos de evolucionar en nuestra democracia ha sido justificada”, dijo el presidente en un video que preparó como prólogo a su discurso.

Obama dijo que tras ocho años como presidente ha aprendido dos lecciones fundamentales: que los estadounidenses son en el fondo buenas personas, y que el cambio es posible. “El sistema responderá cuando gente común se una y trate de impulsar al país por un mejor sendero”, manifestó.

Estos son ocho momentos por sus ocho años en el gobierno de EU.

1. El primer presidente negro

El 4 de noviembre de 2008 Barack Obama ganó las elecciones presidenciales en Estados Unidos, convirtiéndose en el primer presidente afroamericano de la historia del país, al vencer por un amplio margen a su rival, el republicano John McCain.

2. Obtiene el Premio Nobel de la Paz

Con casi 10 meses en el poder, el 9 de octubre de 2009, Obama fue galardonado por su “extraordinario esfuerzo en fortalecer la diplomacia internacional y la cooperación entre pueblos y en particular por su visión de un mundo sin armas nucleares”.

Obama-Nobel

3. Promulgación de la Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Asequible

El llamado ObamaCare es el nombre no oficial de la Ley para la Protección de Paciente y Cuidado de la Salud Asequibles (The Patient Protection and Affordable Care Act), una reforma de las leyes de la salud firmada por Barack Obama el 23 de Marzo del 2010, que extiende y mejora el acceso a los cuidados de salud y disminuye el gasto mediante regulaciones e impuestos.

Su principal objetivo era dar acceso a más estadounidenses a atención médica de calidad y a un costo accesible, regulando los seguros médicos.

El ObamaCare establece la obligatoriedad de contar con un seguro médico, ha sido el mayor logro en el país.

obama salud

4. La muerte de Osama Bin Laden

En mayo de 2011, las fuerzas especiales estadounidenses, los Navy SEAL, mataron a Osama Bin Laden, quien fue calificado como el autor del atentado terrorista contra las Torres Gemelas el 11 de Septiembre de 2001.

Con su equipo reunido, Obama siguió el operativo contra el líder de AlQaeda en tiempo real.

war room

5. Impone mayores controles de armas 

Con lágrimas tras recordar la masacre en la escuela primaria Sandy Hook, en diciembre de 2012, Obama anunció una serie de medidas ejecutivas para hacer más estrictos las revisiones de antecedentes a compradores de armas.

Las revisiones se endurecieron especialmente en lugares donde no se están produciendo estos controles, como en las ferias y en internet.

“Cada vez que pienso en esto me pongo mal”, dijo Obama.

sandy hook

6. Se reestablece el contacto con Cuba

Tras décadas de una relación más que fría y un embargo económico, el 21 de marzo de 2016, Barack Obama visitó el país centroamericano con lo que el mundo entendió que la tensión entre ambos países había llegado a su fin.

Esa era la primera vez que un mandatario de EU visitaba la isla desde que John F. Kennedy hizo oficial el embargo a Cuba 53 años atrás.

Las embajadas cubana y estadounidense volvieron a abrir el 20 de julio de 2015 en Washington y La Habana, respectivamente.

cuba

7. Se retiran las tropas de Afganistán e Irak

Obama puso punto final a la invasión estadounidense a Irak y Afganistán 14 años después de que las tropas estadounidenses llegarán a medio oriente. Esta ha sido la guerra más larga de los Estados Unidos fuera de su territorio.

Aunque aún hay presencia de tropas en esta región, oficialmente las tropas dejaron sus tareas de seguridad en Afganistán en 2016.

afganistan

8. Visita Hiroshima con motivo del ataque nuclear de 1945

Tras asistir a la cumbre del G7, celebrada en Japón, y para cerrar con broche de oro su viaje por Asia, Obama visitó Hiroshima, la ciudad que fue arrasada por el ataque nuclear de las tropas norteamericanas el 6 de agosto de 1945.

En el Parque de la Paz, Obama colocó una ofrenda floral y dio un discurso para recordar a las víctimas de la primera bomba nuclear. Pidió un mundo sin armas nucleares y dejó inolvidables imágenes al abrazar a varios sobrevivientes de la bomba atómica.

Aunque no pidió perdón, esta visita es lo más cercano que ha hecho a esa acción un presidente estadounidense.

El gobierno de Washington siempre ha defendido que el ataque contra Hiroshima.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cómo China está silenciando las protestas de "la hoja en blanco"

Palabras como "A4", "Shanghái" o "Urumqi" están siendo censuradas en las redes sociales y buscadores chinos por las autoridades del país, que están empezando a culpar a extranjeros occidentales de las protestas.
29 de noviembre, 2022
Comparte

La máquina de censura de China está haciendo todo lo posible para evitar que sus ciudadanos tengan acceso a las imágenes de las protestas que han estallado en varias ciudades del país.

Las manifestaciones se extendieron el fin de semana por las cuatro esquinas del país en respuesta a las estrictas medidas anticovid que llevan vigentes desde el inicio de la pandemia, hace ya casi tres años.

Desde entonces, la lista de palabras censuradas en internet que hacen referencia a las protestas es cada vez mayor, y las autoridades están intentando desviar la atención hacia otros temas en plataformas nacionales y extranjeras.

Las protestas, que no tienen precedentes en las últimas décadas, comenzaron después de que 10 personas murieran la semana pasada en un incendio en la ciudad de Urumqi. Muchos creen que los residentes no pudieron escapar del fuego debido a las restricciones por el covid, algo que las autoridades han negado.

Miles de personas salieron durante el fin de semana a las calles en Pekín, Shanghái y otras ciudades, muchos de ellos protestando con un papel en blanco como símbolo de todo aquello que no se les permite decir en un país donde la censura es férrea y las críticas al Partido Comunista o a su presidente, Xi Jinping, se suelen pagar con la cárcel.

Algunos se atrevieron a pedir a viva voz la renuncia de Xi, algo prácticamente inédito en China. Muchos de los que participaron en las protestas fueron arrestados.

Aunque la situación se calmó el lunes, algunos manifestantes aseguran que han sido contactados por la policía para saber si participaron en las “concentraciones ilegales”. El despliegue policial en las calles del país se ha reforzado, pero en las redes sociales algunos siguen convocando nuevas concentraciones.

Como suele ser el caso con las protestas en China, incluso con las más pequeñas, los medios chinos no las han mencionado. Las informaciones sobre el brote de covid que ha sufrido el país en los últimos días también se han silenciado, y los medios han elegido centrarse en historias optimistas como los últimos logros de China en el espacio.

Las imágenes de las protestas, que han sido publicadas en redes sociales como Twitter y ampliamente difundidas internacionalmente, están siendo ignoradas por los medios de comunicación estatales.

Una lista creciente de palabras prohibidas

Para evitar que la gente hable sobre las últimas protestas contra el covid, las palabras “Shanghái” y “Urumqi”, ciudades donde los residentes se han manifestado, han sido agregadas a una lista de términos de búsqueda censurados por plataformas como Weibo, la más popular de China.

Si antes la búsqueda de estos términos mostraba decenas de millones de resultados en la plataforma, ahora solo aparecen unos pocos cientos.

Manifestantes en Pekín.

EPA
La censura se extiende desde las calles hasta internet.

En un intento por eludir la censura, muchos ciudadanos han comenzado a usar términos como “papel blanco” y “A4”, en referencia a los folios blancos que se han convertido en símbolo de las protestas. Pero ahora incluso estos términos están siendo censurados en Weibo.

Lejos de desanimarse, los usuarios más creativos de las redes sociales están encontrando nuevas formas de mostrar su solidaridad con los manifestantes. Ahora, por ejemplo, hablan sobre el papel “A3”, o hacen mención a algunas de las tendencias que en otros momentos han tenido éxito en las redes y que mencionan la palabra papel, como el “reto de la cintura A4” (en el que algunas mujeres comparaban su cintura a una hoja de papel A4).

Muchos usuarios chinos han recurrido a plataformas de redes sociales extranjeras, como Twitter y Facebook, para sacar a la luz mensajes e imágenes sobre las manifestaciones, a pesar de que están bloqueados en la China continental y solo se puede acceder a ellos con un software conocido como VPN.

En el extranjero, algunos ciudadanos chinos también han organizado protestas frente a las embajadas de su país, encendiendo velas y sosteniendo hojas de papel en blanco.

Estas son imágenes que el Partido Comunista preferiría que no se vieran, especialmente por los ciudadanos chinos que viven en el extranjero.

Manifestantes con un cartel en Tokio.

AFP
Algunos manifestantes han optado por mostrar símbolos de las protestas, como el cartel de la calle Urumqi, en Shanghái, a las puertas d elas embajadas chinas en el extranjero.

Una de las consecuencias que se han observado desde el inicio de las protestas es el intento a gran escala de inundar plataformas como Twitter con contenido pornográfico y de apuestas utilizando las etiquetas #Urumqi y #Shanghai, para intentar evitar así que la gente busque imágenes de las protestas.

China ya lo ha hecho antes. Durante las protestas de Hong Kong de 2019, Twitter, Facebook y YouTube aseguraron ser testigos de un esfuerzo coordinado por parte del gobierno de difundir desinformación en sus canales, lo que provocó la eliminación de cientos de cuentas y publicaciones.

Culpar a los extranjeros

Aunque los medios estatales por ahora parecen tener la intención de ignorar las protestas, empiezan a verse indicios que intentan culpar a los extranjeros de los disturbios, algo que podría generalizarse en caso de que las manifestaciones se intensificaran.

De hecho, en las redes sociales algunos ya están acusando a extranjeros occidentales de alimentar las protestas.

Los medios estatales han criticado repetidamente a Occidente por sus reglas más laxas sobre el covid-19, y han alertado contra los países que adoptan lo que llaman “retórica estadounidense”.

Sin embargo, la imágenes del Mundial en Qatar, donde se puede ver al resto del mundo celebrando sin restricciones, han alimentado la ira de muchos chinos esta semana. En respuesta, la cobertura de la cadena estatal CCTV está evitando mostrar a los espectadores que disfrutan de los partidos sin mascarilla.

China también ha relajado ciertas medidas contra la covid 19 desde principios de mes. Se ha reducido la duración de las cuarentenas y se ha facilitado la entrada al país a personas que vienen por períodos cortos de tiempo.

Como consecuencia, esto podría facilitar el culpar a los extranjeros de la propagación del virus. Los casos se han disparado a niveles récord en las últimas semanas, con más de 40.000 registrados este lunes.

Pero, sin un horizonte claro sobre el fin de la política de cero covid de China, es de esperar que se produzcan nuevas protestas.

Los confinamientos han aumentado en el último mes, ya que cualquier persona que dé positivo y sus contactos cercanos deben ponerse en una estricta cuarentena, algo que no ha cambiado desde las primeras etapas de la pandemia. La frustración entre la gente no hace sino aumentar.

No sería la primera vez que China culpa a Occidente por la disidencia en casa. En las manifestaciones de Hong Kong de 2019, las últimas grandes protestas que han tenido lugar en China, se culpó a “extremistas violentos” influidos por “lacayos occidentales”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.