close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

El mal negocio de Pemex: gasta 11 mil mdp en empresas de fertilizantes que solo generan pérdidas

En 2014, Pemex inició una estrategia millonaria para reactivar la producción nacional de fertilizantes que resultó en uno de los peores negocios de su historia con pérdidas económicas y menos producción.
Cuartoscuro
Por Tania L. Montalvo
31 de enero, 2017
Comparte

La decisión de Pemex de comprar dos empresas privadas para producir más fertilizantes en el país resultó en uno de los peores negocios de su historia: en sólo dos años pagó once mil millones de pesos por una empresa abandonada y otra que operaba en un mercado saturado que no logró mayor producción, como prometieron.

Además de la inversión millonaria, sólo en el periodo enero-septiembre del año pasado la unidad de negocios de Pemex Fertilizantes registró una pérdida de 334 millones 288 mil pesos, monto que en 2014 había sido mil 185% menor (26 millones de pesos).

De hecho, desde que inició con las transacciones para “reactivar” la industria nacional de fertilizantes el único resultado obtenido es una baja de 4% en la producción de fertilizante.

Compras millonarias

En enero de 2014 Pemex anunció que compraría la empresa Agro Nitrogenados por 475 millones de dólares —6 mil 436 millones de pesos, según el tipo de cambio vigente en ese entonces—para dar un primer paso en la estrategia de reactivar la producción de fertilizantes en el país.

El mismo presidente Enrique Peña Nieto anunció en diciembre de ese año ante el Consejo Nacional Agropecuario que el gobierno federal estaba implementando una estrategia para producir fertilizantes y cubrir el 70% de las importaciones del producto.

Bajo esa lógica, en enero de 2016 Pemex compró la empresa Fertinal por 255 millones de dólares —4 mil 692 millones de pesos—y dijo que a finalizar ese año se habría de aumentar la producción de fertilizantes nitrogenados y fosfatados.

La promesa de reactivar la industria incluía producir en 2016 un millón de toneladas de fertilizantes nitrogenados y hasta octubre pasado la fabricación era de apenas la mitad: 529 mil toneladas.

El negocio no salió como esperaban. Tras haber hecho la inversión millonaria no sólo no llegaron a la meta de producción de fertilizantes, pues las cifras muestran que ésta disminuyó 4% desde 2014, cuando se anunció la reactivación de la industria nacional.

Negocio poco estratégico y ahora… venta

La respuesta de Pemex a este mal negocio puede ser deshacerse de lo que adquirió. La agencia Bloomberg informó el 12 de enero pasado que la mexicana está explorando alternativas para vender su filial Pemex Fertilizantes.

Agro Nitrogenados fue comprada a Altos Hornos de México, empresa propuedad de Alonso Ancira; y Fertinal al empresario Fabio Covarrubias.

La compra de esas firmas privadas generó dudas en el sector por tratarse de un negocio poco estratégico con sobreproducción en el mercado internacional y que se movía a precios bajos.

En el caso de Agro Nitrogenados, se trataba de una empresa chatarra que estaba en el abandono y que Pemex privatizó en la década de 1990. La mala operación de esta firma contribuyó a que México tuviera que iniciar la importación de fertilizantes a países como Ucrania, Rusia y China.

Pemex argumentó en 2014 que podría remodelar Agro Nitrogenados para poner en marcha la producción de urea y disminuir la importación.

Dos años después, la empresa mexicana insistió en que utilizaría la producción de Fertinal —1.2 millones de toneladas anuales, al momento de la compra— para completar la estrategia de reactivación de la industria nacional.

La Comisión Federal de Competencia Económica dijo en diciembre de 2015 a Pemex que existía un número considerable de competidores nacionales y extranjeros para el negocio de fertilizantes y que tras la adquisición de Fertinal su participación de mercado sería reducida, pero la transacción se concretó.

Los documentos que presentó Pemex para justificar la compra tanto de Agro Nitrogenados como de Fertinal están clasificados por 12 años bajo el argumento de que ambos son una operación de negocios. Hasta ahora, no existen datos que justifiquen qué llevó a Pemex a invertir en este mal negocio.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Contaminación por plástico: el país en el que comer huevos puede envenenarte

Los huevos de algunas localidades de Indonesia tienen un nivel de toxinas 70 veces mayor que el permitido en Europa. Y la exposición prolongada a esas sustancias químicas ha sido vinculada al cáncer.
19 de noviembre, 2019
Comparte

En Indonesia la incineración de basura plástica, procedente en gran parte de países occidentales, está envenenando la cadena alimentaria.

La Red Internacional de Eliminación de Contaminantes (IPEN, por sus siglas en inglés) constató que en una aldea en la provincia de Java Oriental los huevos de gallina contienen un nivel dioxina, una sustancia tóxica, 70 veces más alto que el permitido en la Unión Europea.

La exposición prolongada a esas toxinas ha sido vinculada al cáncer, a daños en el sistema inmunológico y a problemas de desarrollo en los niños.

El gobierno de Indonesia asegura que está enviando la basura de regreso a los países de origen.

Varios periodistas del programa Victoria Derbyshire de la BBC hablaron con ciudadanos que padecen enfermedades respiratorias debido a la quema de basura plástica.

El equipo de la BBC también filmó la incineración de plásticos que habrían sido enviados a Indonesia para ser reciclados.

Huevos contaminados

Investigadores de IPEN recogieron huevos de gallinas de corral en dos sitios cerca de la localidad de Surabaya, en Java Oriental.

Un hombre coloca un fardo de plástico en un incinerador

BBC
En esta fábrica de tofu se quema plástico como combustible.

Examinar estos huevos es la forma más efectiva de comprobar la presencia en la cadena alimentaria de los llamados Contaminantes Orgánicos Persistentes (COP).

Los niveles más altos de contaminación fueron constatados cerca de las fábricas de tofu de la aldea de Tropodo, en las que queman plástico como combustible.

Basta ingerir un huevo de esa localidad para exceder 70 veces el límite de dioxinas cloradas recomendado por la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, por sus siglas en inglés).

Los investigadores señalaron que se trata del segundo nivel más alto de dioxinas en huevos jamás registrado en Asia. El primero fue medido cuando Estados Unidos roció el herbicida defoliante agente naranja durante la Guerra de Vietnam.

Los huevos en Indonesia también contenían retardantes de llama que son comunes en plásticos, como los polibromodifenil éteres o PBDE.

“Granjeros de plástico”

“No precisamos explicar al médico cuáles son nuestros síntomas. Simplemente le decimos que vivimos en Tropodo”, contó un residente de la que se conoce como la “ciudad del humo”.

Yuyun Ismawati

BBC
El investigador Yuyun Ismawati encontró plástico reciclable entre las pilas de basura lista para incinerar.

Los expertos aseguran que comer unos pocos huevos contaminados no tiene consecuencias inmediatas para la salud. Los problemas serios surgen cuando la exposición a los contaminantes es prolongada.

“En Indonesia nunca había visto registros como estos”, señaló Yuyun Ismawati, el reconocido experto ambiental de Indonesia que realizó las pruebas de contaminantes.

Agus Haryono, del Instituto Indonesio de Ciencias, dijo que el país debe implementar “una infraestructura adecuada para monitorear los contaminantes orgánicos persistentes”, con el fin de combatir el “contrabando descontrolado de plástico”.

Montaña de basura plástica

BBC
En los primeros meses de este año, Reino Unido envío 18.000 toneladas de plástico y 55.000 toneladas de papel a Indonesia.

Los investigadores examinaron el área en torno a una fábrica de papel en Java Oriental, donde cerca del 40% del papel es importado.

Pero junto al papel llega plástico de baja calidad, que es vendido a pobladores locales.

Una de las llamadas “granjeras de plástico” en la aldea de Bangun, una mujer llamada Supiyati, relató a la BBC que se gana la vida vendiendo plástico.

Supiyati

BBC
Supiyati se gana la vida trabajando como “granjera de plástico”.

“Con el dinero que gané pude comprar esta parcela de tierra y mandar a mis hijos a la escuela”, señaló, sentada entre grandes fardos de plástico.

De dónde viene el plástico

La importación de plástico en Indonesia aumentó un 141% el año pasado hasta alcanzar 283.000 toneladas.

El plástico proviene de Australia, Canadá, Irlanda, Italia, Nueva Zelanda, Reino Unido y Estados Unidos, de acuerdo a la agencia de estadísticas indonesia.

La cantidad de basura plástica enviada a varios países asiáticos se disparó luego de que China prohibierasu importación en 2017.

Masrur

BBC
Masrur es el jefe local en Sindang Jaya, donde muchas personas tienen problemas respiratorios.

Peter Dobson, investigador del departamento de ingeniería de la Universidad de Oxford, en Reino Unido, cree que los países exportadores del plástico también deben ser responsabilizados.

“Una prohibición de la exportación de basura plástica obligaría a desarrollar nuevas tecnologías para reciclar plástico y a reducir el uso de este producto”, afirmó.

Indonesia no cuenta con la infraestructura necesaria para reciclar grandes cantidades de plástico.

El país asiático tampoco tiene un sistema eficiente de recolección de basura, por lo que grandes cantidades de restos plásticos acaban en los ríos o son incinerados.

Problemas respiratorios

En la localidad de Sindang Jaya, el jefe local, Masrur, asegura que muchos residentes tiene problemas respiratorios debido al humo generado por la quema de plástico.

Mila Damila y sus nietas

BBC
Mila Damila relató que una de sus nietas fue hospitalizada debido al humo de la quema de plástico.

Una residente local, Mila Damila, dijo que su nieta había sido hospitalizada cuatro veces.

El doctor dijo que estaba enferma por causa del humo. Es tan espeso que en plena tarde está oscuro“.

Otra residente, Eli Prima, afirmó que su hija fue llevada de emergencia al hospital donde la conectaron a un tubo de oxígeno.

¿A dónde va el plástico?

Luego de discusiones tensas con los comerciantes locales de plástico, las incineraciones más grandes se han suspendido.

Y hay indicios de que los controles por parte del gobierno comienzan a tener algún impacto.

El flujo de plástico hacia Sindang Jaya está disminuyendo, pero la quema de plástico continúa.

Camiones con contenedores

BBC
La BBC vio camiones con contenedores confiscados por las autoridades aduaneras en Indonesia.

La BBC también vio camiones con contenedores frente a fábricas de plástico que habían sido confiscados por las autoridades indonesias.

El ingreso de este tipo de basura podría estar disminuyendo en el país, pero la gran preocupación es a dónde está siendo enviado ese plástico que ya no llega a Indonesia.

Una investigación reciente de la red ambiental Basel Action Network constató que muchos contenedores que debían ser enviados de regreso a las naciones de origen acabaron en realidad en otros países del sudeste asiático.


https://www.facebook.com/BBCnewsMundo/posts/10157613595709665


https://www.youtube.com/watch?v=t-EjahwJLtY&list=PLLhUyPZ7578eOhaDzuQaUohvgFzplupf-&index=2&t=0s

https://www.youtube.com/watch?v=vmn_Arwoev4&list=PLLhUyPZ7578eOhaDzuQaUohvgFzplupf-&index=3&t=0s

https://www.youtube.com/watch?v=wdeCiZtTwgI&list=PLLhUyPZ7578eOhaDzuQaUohvgFzplupf-&index=5&t=0s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.