close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AP Archivo
Cancelación de Ford es solo el principio, advierte Trump; estos son los retos de México ante EU
El anuncio de Ford de cancelar una inversión millonaria en México supone un nuevo revés para la economía nacional. Donald Trump advierte que vendrán más decisiones como esta.
AP Archivo
Por Redacción Animal Político
4 de enero, 2017
Comparte

Hay alguien que está muy contento porque la empresa Ford decidiera cancelar una inversión de 1,600 millones de dólares en México, y ese es Donald Trump.

La mañana de este miércoles, el presidente electo de Estados Unidos agradeció a Ford su decisión de dar marcha atrás a un plan para construir una planta en San Luis Potosí, y llevar esa inversión a territorio estadounidense creando 700 empleos para la población de ese país.

“Esto es solo el inicio”, tuiteó Trump. “Vendrá mucho más”, agregó.

El anunció de Ford se dio tan solo unas horas después de que Donald Trump amenazara vía Twitter a General Motors con pagar “un gran impuesto fronterizo” si continúan fabricando partes de algunos de sus modelos en México.

Durante su campaña Trump acusó a México y China de “robar” empleos a Estados Unidos, por ello pondría en marcha políticas proteccionistas para recuperar esos puestos de trabajo. Estas promesas de campaña traen varios retos para la economía mexicana.

Efecto dominó con otras empresas

 

Además de Ford, la empresa de aire acondicionado Carrier anunció que mantendría mil empleos en Indiana, en lugar de transferir su producción a suelo mexicano.

Los casos de Ford y Carrier no serán los últimos con Trump, por lo que es posible que se produzca un ‘efecto dominó’ de más compañías sacando su cadena de producción de México a cambio de incentivos fiscales, tal y como prometió el magnate en campaña, señala a Animal Político José Alberto Moreno, experto en relaciones internacionales.

Su gobierno va a intentar que más empresas salgan de México para que fabriquen en Estados Unidos, especialmente en estados deprimidos laboralmente, como Detroit o Michigan”, añade.

“Trump quiere llevar las fábricas a Estados Unidos para, de manera artificial, aumentar el número de empleos. Pero lo que va a conseguir es que sus empresas sean menos competitivas. En el caso de Ford, por ejemplo, sus coches serán más caros de producir y perderán atractivo frente a los de otras empresas que sí fabrican en México”, dice José María Sánchez de Molina, analista bursátil y asesor en estrategias de inversión.

El analista señala que México debe ver a las compañías automovilísticas de Asia y Europa que ya están muy afianzadas con fábricas en Puebla, Nuevo León o Aguascalientes.

La brecha dólar-peso es cada vez más grande

Un reto mayor para la economía mexicana ante la llegada de Trump es la depreciación del peso frente al dólar.

Tras confirmarse el triunfo de Trump en noviembre del año pasado, el dólar alcanzó un máximo de 20.73 pesos por dólar. Y tres días después, la divisa estadounidense rompió otro récord llegándose a vender en 21.45 pesos en ventanilla bancaria. En tan solo tres días con Trump, el peso sufrió una devaluación de más del 16% respecto al dólar.

“Que el dólar suba afecta a la inflación. Esto significa que nuestro dinero rinde menos, que los precios de productos suben, y que se restringe el acceso a créditos hipotecarios y a las tarjetas de crédito”, recalca Sánchez de Molina, quien prevé un tipo de cambio para finales de este nuevo año de 23.50 pesos por dólar.

“La cancelación del TLC sería una debacle económica”

El internacionalista José Alberto Moreno apunta por su parte que el mayor riesgo para nuestra economía sería una eventual cancelación del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá.

“La cancelación del TLC sería una tragedia para los tres países, sobre todo para México y Estados Unidos. Se perderían miles de millones al día de manera muy tonta”, señala Moreno Chávez, quien expone que el 80% del maíz que exporta Estados Unidos lo hace rumbo a México, mientras que Estados Unidos es el principal comprador de las exportaciones mexicanas, sobre todo de productos como el tomate o el aguacate.

“Además, la suspensión del TLC generaría una crisis económica inminente en las ciudades fronterizas tanto del lado mexicano como del lado estadounidense, puesto que es una zona económicamente interdependiente. Sería un golpe demoledor a la economía fronteriza”, hace hincapié Moreno Chávez.

El analista bursátil José María Sánchez de Molina sugiere que México debe empezar a fijar su mirada en otros mercados más allá de Estados Unidos estrechando lazos con Asia y Europa.

“El cierre del grifo de las remesas sería muy grave para México”

El bloqueo de las remesas que miles de migrantes envían a México, para evitar la fuga de capitales, sería muy grave para la economía mexicana, explica Sánchez de Molina.

En promedio cada año se envían a México más de 25 mil millones de dólares.

Aunque la política proteccionista de Trump es una amenaza para la economía nacional, también hay que poner atención a lo que ocurre dentro del México, recomienda Raymundo Tenorio, director de la carrera de Economía y Finanzas del Tec de Monterrey.

“Nuestra verdadera preocupación debería estar en la falta de pericia y de conocimientos de nuestras autoridades económicas y financieras”, opinó Tenorio en un contexto económico mexicano marcado por la reciente subida al precio del combustible, de la luz y del Gas.

Con información de Manu Ureste.

 

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Getty Images
Bolsonaro: "No podemos dejar que Brasil sea conocido como un paraíso para el turismo gay"
El controvertido presidente de Brasil llegó al poder con un discurso contrario a la visibilidad de la comunidad LGTB.
Getty Images
26 de abril, 2019
Comparte

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, desató una nueva controversia al decir que su país no debe convertirse en un “paraíso para el turismo gay”.

“Si quieres venir a tener sexo con una mujer, adelante”, dijo el presidente Bolsonaro, según los medios brasileños.

“Pero no podemos dejar que este lugar sea conocido como un paraíso para el turismo gay. Tenemos familias”.

Los comentarios, realizados durante un desayuno con periodistas brasileños, fueron condenados por activistas LGTB del país.

“Esto no es un jefe de Estado, es una desgracia nacional“, dijo David Miranda, congresista de Río de Janeiro, en una entrevista con el periódico británico The Guardian.

“Está manchando la imagen de nuestro país de todas las formas imaginables”, agregó Miranda.

En un video publicado en Twitter, Jean Wyllys, otro destacado activista LGTB, dijo que comentarios de este tipo incitan al odio contra las minorías.

El presidente brasileño, un excapitán del ejército, es una figura muy controvertida cuyos comentarios racistas, homófobos y misóginos han enfurecido a muchos.

Llegó a decir que es “homófobo y orgulloso de serlo” y en entrevistas anteriores afirmó que preferiría tener un hijo muerto que un hijo homosexual.

Este tipo de comentarios también fueron condenados fuera del país.

A principios de este mes, el Museo Americano de Historia Natural de Nueva York canceló un evento para honrar a Bolsonaro.

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, respaldó la campaña y calificó a Bolsonaro como “un ser humano muy peligroso”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.