close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
7 mentiras sobre la historia de México que te contó tu maestra
Armamos una lista con algunos mitos de la historia mexicana que hemos escuchado una y otra vez, y decidimos jugar un poco a MythBusters para descubrir que tan ciertos eran.
Por Rodrigo Crespo
13 de febrero, 2017
Comparte

Nota del editor: esta entrada fue publicada originalmente en ClickNecesario.com, el 25 de enero de 2016.


Armamos una lista con algunos mitos de la historia mexicana que hemos escuchado una y otra vez, y decidimos jugar un poco a MythBusters para descubrir que tan ciertos eran.

1. Miguel Hidalgo está en el infierno porque lo excomulgaron

¡Corre, Hidalgo, corre! ¡Escapa de esas terribles llamas infernales!Verdad: Todos tranquilos, el padre de la patria no está ardiendo en las llamas del infierno. Resulta que la excomunión fue “espuria”: el obispo que la realizó no tenía facultad para llevarla a cabo (Manuel Abad y Queipo ya era obispo elegido por el rey, pero le faltaba la confirmación del Papa).

2. Los restos de los niños héroes descansan en el Altar a la patria del Bosque de Chapultepec

Hasta Chico Ché se pregunta de quen chon los restos enterrados en el Altar a la patria

Hasta Chico Ché se pregunta de quen chon los restos enterrados en el Altar a la patria

Verdad: Lo más seguro es que nos hayan dado gato por liebre. El chisme está así: en 1947 viene a México Harry Truman, presidente de Estados Unidos, deja una corona de flores en el Obelisco de los niños héroes y dice que olvidemos el pasado y seamos amigos, cosa que a muchos mexicanos les ardió bastante. Bueno, pues resulta que dos semanas después, justo en ese momento en que hacía falta reafirmar la identidad nacional, aparecieron, como por arte de magia, seis restos óseos enterrados en el Bosque de Chapultepec. De buenas a primeras, el presidente Miguel Alemán Valdés decretó que eran los restos de los niños héroes. Ningún investigador tuvo chance de revisar los huesos.

3. Todo lo que aportó José Vasconcelos al país tenía una visión democrática

Verdad: Vasconcelos es una de esas personas que la historia muestra como personaje inmaculado e intachable. Lo cierto es que durante la Segunda Guerra Mundial dirigió la revista Timón, financiada por el régimen nazi. Ahí publicó artículos y editoriales en los que apoyaba y justificaba la guerra de Adolfo Hitler en Europa. Digamos que a Vasconcelos le ganó su fe religiosa, pues pensaba que algunas creencias eran peligrosas para las sociedades católicas (como la mexicana), por ejemplo, el protestantismo de Estados Unidos y Reino Unido (enemigos de Alemania), así como el comunismo antirreligioso de la Unión Soviética.

4. Santa Anna: el gran traidor de la patria que vendió la mitad del país

Si lo hubiera vendido, seguro se habría acostado en millones de dólares como Huell de Breaking Bad.

Si lo hubiera vendido, seguro se habría acostado en millones de dólares como Huell de Breaking Bad.

Verdad: Santa Anna no vendió la mitad del país, durante sus gobiernos perdió territorios en diferentes momentos y por diversas razones:

  • Texas: Se independizó de México en 1836 y luego se unió a Estados Unidos.
    Cantidad de dinero recibido: 0.00 (sí, cero).
  • California, Nevada, Utah, Nuevo México y partes de Arizona, Colorado, Wyoming, Kansas y Oklahoma: Se perdió en el Tratado de Guadalupe Hidalgo en 1847, firmado por Manuel de la Peña y Peña.
    Cantidad de dinero recibido: 15 millones de dólares (como indemnización por la guerra).
  • La Mesilla: Este territorio sí lo vendió Santa Anna, pero porque no le quedó de otra: Estados Unidos negoció como Vito Corleone (con una oferta que no podía rechazar): “o vendes o te invado”.
    Cantidad de dinero prometido: 10 millones pesos.
    Cantidad de dinero recibido: 6 millones pesos.

5. Porfirio Díaz ordenó que se festejara el Grito de Dolores el día de su cumpleaños

Algo que jamás hubiera dicho Porfirio Díaz, básicamente porque no era un mirrey.

Algo que jamás hubiera dicho Porfirio Díaz, básicamente porque no era un mirrey.

Verdad: Aunque muchos afirman que Porfirio Díaz adelantó el festejo al 15 de septiembre sólo para que coincidiera con su cumpleaños —siendo que la fecha del acontecimiento era el 16—, lo cierto es que desde 1840 la fiesta de Independencia comienza la noche previa al 16, con serenatas y cuetes. De hecho, la tradición de dar el Grito de Dolores la noche del 15 la inició Maximiliano de Habsburgo. Porfirio Díaz lo único que aportó al respecto fue llevar la Campana de Dolores al Balcón Central de Palacio Nacional y, desde ahí, gritar y echarle porras a los héroes que nos dieron patria.

6. Los caudillos de la Revolución Mexicana eran como los Avengers contra Loki

Black Obregón, Panchulk Villa, Emil-Iron Zapata, Capitán Madero y Carranzthor…

Black Obregón, Panchulk Villa, Emil-Iron Zapata, Capitán Madero y Carranzthor…

Verdad: Digamos que durante la Revolución Mexicana hubo más traiciones que en Game of Thrones. Fue más o menos como la canción de Burundanga: Huerta le dio muerte a Madero, Venustiano Carranza se la dio a Emiliano Zapata y Felipe Ángeles. Carranza y Francisco Villa murieron por órdenes de Álvaro Obregón. Obregón murió asesinado después de ser reelegido como presidente, por órdenes de Plutarco Elías Calles, quien también provocó el exilio de José Vasconcelos. Finalmente, Lázaro Cárdenas exilió a Calles en 1936, aunque cinco años después regresaría al país por invitación del presidente Manuel Ávila Camacho.

¿Fácil? La verdad es que no, pero al menos lograron lo que todo héroe anhela: ¡compartir la tumba con alguno de sus grandes enemigos! En el Monumento a la Revolución de la ciudad de México están los restos de Francisco I. Madero, Venustiano Carranza, Francisco Villa, Plutarco Elías Calles y Lázaro Cárdenas.

7. La Malinche fue una traidora horrible y todo por andar con un güero

Prueba fehaciente de Hernán Cortés convenciendo a la Malitzin de ser una traidora.

Prueba fehaciente de Hernán Cortés convenciendo a la Malitzin de ser una traidora.

Verdad: Malitzin no traicionó a nadie. Empecemos por decir que fue tratada como un objeto: fue una de las 20 mujeres que varios pueblos mesoamericanos le dieron a Cortés como parte de una alianza para vencer a los mexicas. Es cierto que fue valiosa para Cortés porque hablaba náhuatl, y también que fue su amante, pero suelen contarnos ese chisme a medias: comenzó a ser su amante hasta 1524, tres años después de la caída de Tenochtitlán.

 

Así que ya saben, no debemos creernos todo lo que miss Bertita nos platicó sobre la historia de México. Si quieren profundizar sobre estos mitos o encontrar algunos más, les recomendamos estos libros:

  • Rosas, Alejandro. Mitos de la historia mexicana. De Hidalgo a Zedillo. Editorial Planeta.
  • Martín Moreno, Francisco. 100 mitos de la historia de México. Volumen 1. Editorial Planeta.
  • Martín Moreno, Francisco. 100 mitos de la historia de México. Volumen 2. Editorial Planeta.

*Agradecimiento especial a la profesora de historia Silvia Treviño por sus precisiones y aportaciones a este texto.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
HBO
Game of Thrones: ¿arruinó su final una de las series de televisión más exitosas de la historia?
El último episodio (el tercero de seis) sorprendió a los fanáticos al mostrar su batalla culminante y deshacerse del mítico enemigo del mundo. ¿Puede ser que los creadores del programa arruinaran el final de la historia?
HBO
3 de mayo, 2019
Comparte

“Winter is coming” o “El invierno está llegando”. Esta ha sido una frase repetida entre los fanáticos de “Juego de Tronos”. Y en ella se les recuerda la amenaza de un norte congelado desde que comenzó la exitosa serie de televisión en 2011.

Ese fue el punto central de los libros que inspiró la serie de televisión: “Una canción de hielo y fuego”, una lucha titánica entre los vivos y los muertos, la luz y la oscuridad.

*Advertencia: este artículo contiene “spoilers” sobre la temporada 8 de “Juego de Tronos”.

Ese momento llega por fin en el episodio 3 de la última temporada, en la forma de una épica batalla con el mal encarnado en el Rey de la Noche y su ejército de Caminantes Blancos (White Walkers).

Y resultó ser… bueno, no tan malo en realidad.

John Snow de "Juego de Tronos".

HBO/SKY
Se acerca el invierno, pero puede que no sea tan malo.

Pudo ser capaz de levantar a los muertos, convertir a un dragón que escupe fuego para que pueda correr sobre hielo y derribar una pared de 200 metros de altura que había existido durante milenios, pero no pudo superar las habilidades con la daga de una única (aunque muy bien entrenada) persona.

Y a la temporada aún le quedan tres episodios.

Al mostrar demasiado pronto la batalla clave entre el bien y el mal y matar al villano principal a un precio tan bajo, ¿puede ser que los dos hombres detrás del proyecto, David Benioff y D. B. Weiss, arruinaran el final de una de las series más vistas de la historia de la televisión?

El hielo se encuentra con el fuego y se derrite

El último episodio, titulado “La larga noche”, muestra a las asediadas fuerzas de la humanidad enfrentarse a la extinción cuando están rodeadas en su castillo por las fuerzas mágicas del Rey de la Noche.

Justo cuando parecía que todo estaba perdido, aparece de la penumbra la heroína Arya Stark para asesinar al Rey, que se había convertido en la mayor amenaza desde la cuarta temporada.

Un actor vestido como un Caminante Blanco de "Juego de Tronos"

Getty Images
Los temibles Caminantes Blancos ni siquiera pudieron pelear en la batalla épica.

El golpe mortal de Arya nos robó a un personaje principal. Y para muchos fanáticos, eliminó toda la razón de ser de la serie de televisión y de los libros: la lucha catastrófica entre el hielo y el fuego.

Ni siquiera pudimos ver al Rey de la Noche desenfundar su temible arma, una espada atada a su espalda.

¿Por qué es esto tan sorprendente?

“Juego de Tronos” es famosa por matar a sus personajes principales. Al final de la primera temporada, nuestro héroe, el parangón de la virtud (y fatalmente estúpido) Ned Stark, fue ejecutado por un verdugo.

Pero el Rey de la Noche era el mejor malo. Nos habían enseñado a tenerle miedo y a temer la llegada del largo invierno que él representaba.

Un actor vestido como el Rey de la Noche de "Juego de Tronos".

Getty Images
El Rey de la Noche no esperaba que tras miles de años de planear el fin de la humanidad desapareciera de la serie con todavía tres episodios por delante.

Una y otra vez, los personajes más sabios nos recordaron que las insignificantes cosas de la humanidad no eran importantes en comparación con la lucha por la supervivencia.

Numerosas tramas giraban a su alrededor: todo lo que había en el Muro hacia el Norte, la vida entera de Bran, todo lo que Melisandre, la Sacerdotisa Roja del Señor de la Luz, dijo alguna vez… todo estaba diseñado para recordarnos qué malvado era este tipo.

Desde la primera escena en el primer episodio, cuando un Caminante Blanco corta la cabeza de un débil adversario humano, se nos enseña que el enemigo es mucho más grande y malvado y que viene por nosotros.

Ahora el Rey de la Noche está muerto, su ejército se ha desintegrado y aún nos quedan tres episodios completos.

Todo lo que queda por decidir es quién se sentará en un trono mal diseñado por al menos cinco años, hasta que el próximo Kingslayer (Matarreyes) lo elimine.

Puntos por resolver

John Snow de "Juego de Tronos".

HBO/Sky
La estupidez de Jon Snow ya lo ha matado una vez en la serie.

Pero aún quedan muchos puntos por resolver, y todavía tenemos una villana mucho más humana en la reina Cersei Lannister, en gran medida la Lady Macbeth de la saga.

Ella y su incestuoso amante y hermano Jaime seguramente deberán tener un ajuste de cuentas, después de que él la abandonó y reveló sus planes a sus enemigos en Invernalia. Y que se puede convertir en un trío si se incluye a su hermano Tyrion Lannister. Cersei quiere vengarse de él por haber matado a su padre con una ballesta.

Tyrion está siendo perseguido por su antiguo ejecutor Bronn, armado con la misma ballesta. Esto sale directamente del manual de Chéjov: el dramaturgo ruso dijo que si dices en el primer acto que hay un rifle colgado en la pared, en el segundo o tercer acto debería desaparecer si no va a dispararse, y la ballesta la vimos muchas veces.

“Juego de Tronos” aún no ha disparado esa ballesta.

Y hay otras peleas personales para atormentarnos. Podría esperarse que el renegado de “El Perro” se encuentre con su hermano no-muerto, “La Montaña”, quien le quemó la mitad de su cara en una infancia bastante difícil.

Y, en última instancia, el heroico Jon Snow y su amante -y posiblemente tía- Daenerys Targaryen deben decidir si van a intentarlo como pareja (los Targaryan no tienen ningún tabú con el incesto) o descartar quién es el verdadero heredero del Trono de Hierro.

La “Canción de Hielo y Fuego” puede haber terminado, pero “Juego de Tronos” todavía está pie y muy encendido.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=uhKyBpghvRk

https://www.youtube.com/watch?v=BmR2nHqIzTI

https://www.youtube.com/watch?v=0V3g2-HfkNY

DO NOT DELETE OR TRANSLATE! Digihub tracker for

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.