Edomex gasta y no comprueba 3,600 mdp que serían para obras, deuda y programas sociales: ASF
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Edomex gasta y no comprueba 3,600 mdp que serían para obras, deuda y programas sociales: ASF

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) realizó 26 auditorías financieras al Gobierno del Estado de México (Edomex) en las que detectó un presunto daño al erario por miles de millones.
Cuartoscuro
Por Manu Ureste
17 de febrero, 2017
Comparte

El Gobierno del Estado de México presuntamente malversó 3 mil 600 millones de pesos que estaban destinados, entre otras partidas, a sanear sus deudas, a la construcción de obras que no fueron entregadas, y a llevar a cabo programas de apoyo a población pobre que no demostró que cumpliera.

Así lo documentó la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en su informe de fiscalización de la Cuenta Pública 2015, en el que hizo 26 auditorías financieras a los miles de millones que la Federación entregó al gobierno mexiquense a través de múltiples programas sociales y fondos de ayuda.

Animal Político te presenta cuáles son algunas de las observaciones más relevantes de estas 26 auditorías, cuyo monto total de presunto daño al erario es de 3 mil 603 millones de pesos.

¿Dónde están mil 250 millones que eran para sanear cuentas?

La auditoría al Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de las Entidades Federativas es la que arrojó, presuntamente, un mayor daño al erario público: más de mil 200 millones de pesos.

Este Fondo de Aportaciones se creó en el año 2000 para ayudar a los estados a aliviar “las presiones financieras”, y es dinero que entrega el Gobierno Federal principalmente para obras de infraestructura, saneamiento financiero de los estados, “y sobre todo para el pago de la deuda pública”.

La ASF expuso que el Estado de México recibió en 2015 de la Federación un total de 4 mil 571 millones como parte de este Fondo de Aportaciones para sanear sus cuentas. De ese dinero, 3 mil 317 millones sí fueron destinados a la amortización de la deuda pública de la entidad. Sin embargo, de los mil 254 millones restantes el gobierno mexiquense no entregó documentos, ni comprobantes de pago, ni estados de cuenta bancarios, que comprueben en qué se gastó esa cifra millonaria.

Además, el gobierno mexiquense no transparentó ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) tres informes sobre cómo gastó el dinero del Fondo, ni en qué. Ni publicó los informes trimestrales en el periódico oficial del estado.

Por lo anterior, la ASF emitió observaciones que generaron 10 peticiones de sanción administrativa contra funcionarios del Edomex.

Lee aquí o descarga el documento de la auditoría.

Edomex no invirtió (ni regresó) 869 millones destinados a apoyar población pobre

En la auditoría a los recursos del Fondo de Aportaciones Múltiples, uno de los ocho fondos que integran el Ramo General 33 y que está dedicado a programas de asistencia social en materia alimentaria y de apoyos a la población en desamparo, la ASF detectó que el gobierno del Edomex no ejerció 869 millones 305 mil pesos para beneficiar a esta población, ni tampoco los regresó a las arcas de la Federación.

Por lo que la Auditoría determinó que, o bien el gobierno mexiquense aporta toda la documentación que demuestre que sí gastó los casi 900 millones que recibió del Fondo de Aportaciones Múltiples –el cual también provee recursos para construir, mantener y rehabilitar escuelas de educación básica y superior-, o bien debe regresar ese dinero a la Tesorería de la Federación.

Por esta auditoría, la ASF determinó 8 observaciones, de las cuales 6 generaron peticiones de sanciones administrativas contra funcionarios del Edomex.

Lee aquí o descarga el documento de la auditoría al Fondo de Aportaciones Múltiples

220 millones para mejorar las ciudades no se gastaron ni tampoco se regresaron

Asimismo, en la partida de Proyectos de Desarrollo Regional, que básicamente es el dinero que la Federación otorga a los estados y municipios para que realicen obras de pavimentación de calles, así como infraestructura de vialidad vehicular y peatonal –o en otras palabras: es dinero destinado a mejorar las ciudades-, la ASF detectó otro presunto daño al erario por más de 220 millones.

En el pliego de observación 15-A-15000-02-0064-06-001, que puedes leer íntegro aquí, la Auditoría señaló que el Gobierno del Edomex recibió de la Federación un total de 221 millones 590 mil pesos para la realización de obras de mejora en los municipios mexiquenses.

Sin embargo, al 31 de diciembre de 2015, el gobierno estatal no había repartido ese dinero entre los municipios. Motivo por el que la ASF le pidió a las autoridades estatales que demuestren en qué gastaron ese dinero, o que lo regresen a la Tesorería de la Federación.

Cabe resaltar que el Edomex no fue el único gobierno que no invirtió ni regresó a la Federación el dinero que se le otorgó para mejorar sus ciudades.

La ASF auditó un total de 7 mil 915 millones entregados por el Gobierno Federal a los 32 estados por el concepto de Proyectos de Desarrollo Regional. De este dinero, hasta 5 mil 961 millones (el 76% del total) no fueron gastados por los estados ni tampoco devueltos a la Federación. De hecho, los gobiernos estatales solo gastaron mil 897 millones (el 24%) y apenas regresaron 56 millones de los casi 8 mil millones recibidos.

En este rubro destaca el caso de Baja California Sur, a la que la Auditoría le responsabiliza de un presunto daño al erario por 509 millones de pesos que no fueron destinados a obras de mejora en sus municipios, ni tampoco fueron devueltos.

Más de 200 millones de daño al erario por obras deportivas y proyectos culturales inexistentes

En el Fondo de Infraestructura Deportiva, la ASF también apuntó que el Gobierno del Edomex no repartió ni regresó 74 millones 355 mil pesos que estaban destinados a obras para crear, rehabilitar, o mejorar, los espacios deportivos en 11 municipios mexiquenses.

Mientras que en la auditoría al Fondo de Cultura, la ASF señaló un presunto daño al erario de 128 millones 181 mil pesos por parte de las autoridades mexiquenses: al igual que en el caso del Fondo de Infraestructura Deportiva, el Edomex no invirtió los casi 130 millones que le dio la Federación en 2015 para la construcción, rehabilitación y equipamiento de espacios artísticos y culturales, o dedicados a la difusión de la cultura. Por lo que la Auditoría Superior le pide al gobierno estatal que demuestren en qué se gastó ese dinero, o que lo devuelva a las arcas públicas.

Lee aquí la Auditoría a la Infraestructura Deportiva.

Y aquí la Auditoría al Fondo de Cultura.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Por qué dar positivo a COVID no siempre significa estar infectado

La mayoría de personas solo están infectados durante una semana, pero pueden seguir dando positivo semanas después.
Getty Images
7 de septiembre, 2020
Comparte

El test más común para diagnosticar el COVID-19 es tan sensible que podría estar detectando fragmentos del virus que ya están muertos, según algunos científicos.

Y es que la mayoría de personas solo permanecen infectadas alrededor de una semana. Sin embargo, el diagnóstico podría seguir dando positivo semanas después.

De acuerdo a un estudio de la Universidad de Oxford, este hecho podría estar sobreestimando la escala real y actual de la pandemia.

Pero por otro lado advierten que otro tipo de test, con menos sensibilidad, corre el riesgo de no detectar todos los casos.

El profesor Carl Heneghan, uno de los autores del estudio, afirma que en vez de arrojar un resultado positivo o negativo, las pruebas diagnósticas deberían tener un límite en el que pequeñas cantidades de virus no provoquen un positivo.

Según Heneghan, esta detección de virus muerto o viejo podría explicar cómo en varios de los países que se enfrentan a una segunda ola de infecciones las hospitalizaciones se mantienen estables.

El Centro de Medicina Basada en Evidencia de la Universidad de Oxford analizó 25 estudios en que se colocaron muestras de pruebas positivas sobre una placa de petri para ver si el virus crecía.

Investigador trabajando con placas de petri.

Getty Images
Los científicos de la Universidad de Oxford pusieron varias muestras positivas sobre una placa de petri para analizar si el virus crecía.

Este método, conocido como “cultivo viral”, indica si el virus hallado en un diagnóstico positivo puede reproducirse y propagarse en un laboratorio o persona.

Según Nick Triggle, corresponsal de salud de la BBC, la sensibilidad de las pruebas diagnóstico es un problema que se conoce desde el comienzo y que ilustra por qué las estadísticas de la COVID-19 están lejos de ser perfectas.

¿Cómo se diagnostica el coronavirus?

La prueba más común de diagnóstico, la llamada PCR, utiliza químicos que amplifican el material genético del virus para que pueda estudiarse.

Una vez se toma la muestra, esta pasa por varios ciclos de laboratorio para recuperar la mayor cantidad de virus posible.

El número de ciclos necesarios puede indicar qué tanto virus queda, si son pequeños fragmentos o varias cantidades del virus completo.

Realización de prueba PCR a un paciente en Barcelona.

Getty Images
El test PCR es la prueba más común para detectar el coronavirus.

Esta práctica parece revelar la probabilidad de infección del virus. Es decir, mientras más ciclos de amplificación sean necesarios, menos probabilidades de que el virus sea reproducible en el laboratorio.

El riesgo de falso positivo

Cuando uno se hace la prueba de coronavirus, se obtiene un “sí” o un “no”. Pero no hay un indicador de cuánto virus se detectó en la muestra y si se trata de una infección activa.

Una persona con mucha cantidad de virus activo y otra que solo tenga pequeños fragmentos restantes de una infección pasada dan el mismo resultado: positivo.

Sin embargo, Heneghan apunta que la “infectividad del coronavirus parece disminuir tras alrededor de una semana”.

Es decir, su capacidad para invadir un organismo y provocar una infección.

Añadió que, si bien no sería posible verificar todas las pruebas para detectar si el virus estaba activo o no, el número de falsos positivos podría reducirse si los científicos establecieran un punto de corte.

Mujeres con mascarilla en Italia.

Getty Images
La infectividad del virus es su capacidad para invadir un organismo y provocar una infección.

Esto podría prevenir que una persona dé positivo cuando en realidad solo se le ha detectado los restos de una infección ya pasada.

Para Heneghan, esto ahorraría cuarentenas individuales innecesarias y ofrecería una escala más adecuada de la pandemia.

La sanidad pública de Inglaterra coincidió en que los cultivos virales eran útiles a la hora de evaluar las pruebas de coronavirus y que estaban trabajando con laboratorios para reducir el número de falsos positivos.

Sin embargo, explican que establecer un punto de corte no es fácil porque se usan muchas pruebas con diferentes sensibilidad y formas de detección.

Pero el profesor Ben Neuman, de la Universidad de Reading, dijo que cultivar el virus de una muestra de un paciente “no es trivial”.

“Esta revisión corre el riesgo de correlacionar falsamente la dificultad de cultivar Sars-CoV-2 a partir de una muestra de un paciente con la probabilidad de que se propague”, dijo.

Toma de temperatura en Wuhan, China.

Getty Images
Varios estudios coinciden en que alrededor de un 10% de contagiados retiene virus vivo después de 8 días de infección.

El profesor Francesco Venturelli, epidemiólogo italiano, destaca que no existe “certeza suficiente” sobre cuánto tiempo el virus permanece infeccioso mientras se recupera el paciente.

Algunos estudios basados en cultivos virales indican que alrededor del 10% de infectados permanece con virus vivo después de ocho días de infección.

“En Italia sobreestimamos el número de casos por varias semanas” a causa de pacientes positivos que se habían infectado varias semanas antes, dice Venturelli.

El test PCR es un método muy sensible a la hora de “detectar material genético residual del virus”, explica el profesor Peter Openshaw, del Colegio Imperial de Londres.

“No hay evidencia de la infectividad del virus, pero existe un consenso clínico de que es bastante improbable que un paciente sea infeccioso más allá del décimo día de la enfermedad“, agrega Openshaw.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial



Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=sVc_VPSn_FI

https://www.youtube.com/watch?v=Ds3g70Jjv2E&t=14s

https://www.youtube.com/watch?v=UA_FDmt3k90&t=14s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.