Cifras incompletas y con errores impiden conocer cuántos desaparecidos hay en México
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Cifras incompletas y con errores impiden conocer cuántos desaparecidos hay en México

Hay datos de al menos 10 fuentes distintas, oficiales y no oficiales, pero ninguna permite identificar incidencia y patrones de este delito, 11 estados ni siquiera cuentan a nivel local los desaparecidos.
Cuartoscuro
Por Arturo Angel
15 de febrero, 2017
Comparte

En México no se sabe realmente cuantas personas desaparecidas hay.

Las cifras de personas desaparecidas son confusas, contradictorias y carecen de metodología, lo que a su vez provoca que no haya un diagnóstico que facilite la investigación de los casos y la generación de políticas públicas, de acuerdo a un estudio elaborado a partir de registros y programas oficiales y no oficiales sobre el tema.

Hay reportes que van desde mil hasta 26 mil personas no localizadas, pero no está claro cuáles casos corresponden a desapariciones intencionales, cuáles a desapariciones forzadas y cuántas a personas extraviadas por otras causas, concluye el análisis El Registro estadístico de la Desaparición: ¿Delito o circunstancia?”, elaborado por el Observatorio Nacional Ciudadano.

“Tras 10 años de altos índices delictivos y violaciones a derechos humanos, aún no hemos logrado construir un registro confiable de desaparecidos que permita identificar las causas del problema, analizar sus tendencias y definir líneas de acción claras, coherentes y evaluables” subraya el documento.

El problema principal identificado es que aunque hay varias bases de dato sobre casos de desaparición, estas son resultado de “sentencias y casos coyunturales” y no de una estrategia,  lo que resulta en instrumentos incompletos que solo buscan satisfacer una obligación internacional.

Otro problema que encontró el Observatorio es el uso indistinto en los registros oficiales de términos como “persona desaparecida”, “persona extraviada”, “persona ausente” o “no localizada” lo que impide generar un diagnóstico adecuado.

En algunos estados se han encontrado fichas de personas desaparecidas donde la fotografía no corresponden con los datos de la víctima.

“Ello significa que ni siquiera contamos con el cimiento básico para generar una política pública especializada en la materia, ya que desconocemos rasgos esenciales de este delito que van desde su incidencia hasta patrones específicos de su comisión detalla el análisis.

El estudio del Observatorio Nacional Ciudadano también evidencia que una de los pilares para la búsqueda de personas desaparecidas: el registro AM/PM sustentado en dos bases de datos (familiares de desaparecidos y cuerpos o restos humanos encontrados) opera en la opacidad pue son hay informes de resultados e incluso, se advierte que la mayoría de los estados no lo utilizan.

Los datos de desaparecidos: distintas realidades

A continuación se muestran los resultados que el análisis del Observatorio Nacional Ciudadano realizó a una decena de fuentes distintas, y en donde se evidencia además de la disparidad de los registros fallas o limitantes puntuales en los mismos:

Registro Nacional de Personas Extraviadas o Desaparecidas

De acuerdo con este registro hay más de 20 mil personas cuyo paradero se desconoce en México. La información estadística que se revela permite distinguir que casos están relacionados con una denuncia a nivel local y cual a nivel federal, pero no se hace una distinción entre los casos de personas perdidas o aquellas que hayan desaparecido en contra de su voluntad.

El análisis del Observatorio Nacional destaca que este registro se puso en marcha desde el 2011 y ha sido corregido en varias ocasiones ante el reconocimiento oficial de que había casos replicados o inexistentes. Sin embargo, no está clara su utilidad real.

“En este sentido, se privilegió obtener una cantidad correcta de personas desaparecidas y extraviadas en lugar de diseñar un registro funcional y pertinente. Se mantuvo una conformación institucional que difícilmente satisface las necesidades de los usuarios pero que puede presumirse como el cumplimiento cabal de recomendaciones internacionales por parte del gobierno federal” indica el análisis.

Programa de mujeres y niñas desaparecidas “Dar Contigo”

Según este programa hay dos mil 222 mujeres y niñas desaparecidas en el país. Aunque se trata de un registro oficial que la Secretaría de Seguridad Pública Federal (hoy CNS) puso en marcha en noviembre de 2012, está diseñado para que las propias personas ingresen los datos de su caso en particular.

El estado de México, la Ciudad de México y Veracruz concentran casi la mitad de todos los casos registrados en esta base de datos.

El informe del ONC destaca que aunque este programa sigue vigente tiene muy poca difusión de parte del gobierno. Además no permite generar información estadística y donde no queda claro la atención que le da el gobierno a las pistas de localización que se pueden ingresar en el mismo.

Programa de difusión de personas desaparecidas “¿Has Visto a…?”

Los datos que arroja este programa es de mil 10 personas desaparecidas. Se puso en marcha el 17 de diciembre de 2015 por la Procuraduría General de la República y consiste en una herramienta que genera cédulas de identificación de personas desaparecidas, las cuales se difunden tanto por los canales oficiales de la procuraduría así como en distintos sitios públicos y medios de comunicación.

Los analistas destacan que aunque este programa difunde casos de personas relacionadas con averiguaciones previas federales no está claro si se refiere solo a desapariciones de personas o a casos de extravío o pérdida. Además, al igual que en los casos ya mencionados, son registros que se alimentan de forma “circunstancial” conforme los casos se reportan, peor no resultan útiles para identificar tendencias de este delito.

Base de datos AM/PM

Se trata de la herramienta definitiva en el tema de registro y localización de personas desaparecidas. En la teoría se compone de dos bases de datos, una de personas desaparecidas (a través de sus familiares) y otra de cuerpos en fosas o restos hallados, y la idea es cruzar la información para conseguir identificaciones.

Dicho programa fue diseñado por la Cruz Roja Internacional que donó a la PGR  el software para su implementación en 2015.

El problema, destaca el Observatorio Nacional Ciudadano, es que se desconoce públicamente cualquier registro estadístico o resultados de este programa y la calidad de los mismos. De hecho, el análisis señala que solo hay constancia de su implementación en cinco de las 32 entidades del país.

Alerta Amber

Esta herramienta más que una base de datos es un mecanismo de búsqueda de menores de 18 años que se hayan extraviado y no necesariamente obedece a casos de desaparición como los reportados, por lo que no resulta útil para generar estadísticas de acuerdo con el estudio del Observatorio Nacional Ciudadano.

Información estadística sobre desaparición de personas en el fuero federal

En un registro estadístico propio de la Procuraduría General de la República y de acuerdo con el hay dos mil 198 personas reportadas como desaparecidas entre enero de 2014 y octubre de 2016. El 75 por ciento de los casos se concentran en ocho entidades solamente y los estados con más casos son Guerrero, Tamaulipas y Veracruz.

Un dato que si incluye esta base de datos es el de 45 personas desaparecidas encontradas con vida, así como otras 70 encontradas sin vida.

“Sin embargo, no se brinda mayor información sobre la ruta crítica ni la ruta metodológica a partir de la cual se construye esta información estadística al interior de la institución federal de procuración de justicia. Ello ocasiona que no hay suficiente claridad sobre la definición de las unidades de cuenta en conjunto con las respectivas variables temporales y geográficas que se brindan” subraya el estudio.

Registros estatales

Hay estados que cuentan con bases de datos oficiales a nivel local de personas desaparecidas pero no son todos. De hecho once entidades carecen de cualquier registro público oficial sobre el tema pese a que el problema es generalizado; se trata de Baja California, Campeche, Chihuahua, Hidalgo, Jalisco, Puebla, Nayarit, Quintana Roo, Tamaulipas, Tlaxcala y Yucatán.

Otra carencia significativa es que en los estados donde si existen registros oficiales existen carencias en cuanto a la calidad de la información y el método de recolección, por lo que los registros terminan siendo dudosos.

“La mayor parte de estos registros carecen de documentos metodológicos o de instructivos que permitan entender los procesos de integración y características de las herramientas. Lo anterior se debe al menor control y supervisión público al que están sujetos los registros en las entidades federativas. Asimismo, llama la atención que en la mayoría de los casos se carece de definiciones específicas respecto a los términos de personas desaparecidas, extraviadas, ausentes y no localizada” indica el Observatorio.

Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH)

La CNDH posee un registro propio denominado Sistema de Información Nacional de Personas Extraviadas y Fallecidas no Identificadas (SINPEF) que incluye una base de datos de personas desaparecidas que se integra a partir de expedientes de quejas ante este organismo.

De acuerdo con esa base de datos hay un registro de 26 mil 25 personas desaparecidas en los 32 estados del país y además, se tiene el detalle de cuatro mil 931 personas como posibles víctimas de desaparición forzada. Los datos fueron obtenidos por el OMNC via solicitudes de transparencia pues no se hacen del conocimiento público.

Encuesta y censos de INEGI

El INEGI, a través de diversos censos de seguridad y justicia, así como a través de la Encuesta de Victimización presentó en los últimos años datos relacionados con desapariciones forzadas sin embargo, los analistas encontraron que no se trata de una información homologada y hoy en día tampoco actualizada.

Entre los datos que arrojaron estas mediciones destaca la apertura de 538 averiguaciones iniciadas ante la PGR por posible desaparición forzada entre 2014 y 2015.

Comisiones estatales de Derechos Humanos

El estudio del Observatorio Nacional Ciudadano encontró que hay 10 comisiones de Derechos Humanos estatales que en 2014 registraron 77 casos de presunta desaparición forzada. Más de la mitad de estos casos corresponden a información proporcionada por la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México.

Tampoco en el caso de estos organismos hay bases de datos públicas y verificables.

Organizaciones civiles

Distintos colectivos ciudadanos que a lo largo de los años se han dedicado a la búsqueda de personas desaparecidas en el país han generado en algunos casos información estadística propia, cuya fuente – en la mayoría de los casos – son los familiares directos delas víctimas.

En el informe del Observatorio Nacional no se hace referencia a alguna estadística en particular pero si se subraya que, en lo general, se trata de registros de nivel local que en muchos casos difieren con las cifras oficiales de las autoridades.

Consulta aquí el informe completo.

Fascículo Desapariciones by http://www.animalpolitico.com on Scribd

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Los dos papas: 6 cosas que tal vez no sabías de Francisco y Benedicto XVI

La última película del director brasileño Fernando Meirelles se centra en dos hombres fundamentales dentro de la historia reciente de la Iglesia católica: Joseph Ratzinger y Jorge Mario Bergoglio.
27 de diciembre, 2019
Comparte
Fernando Meirelles.

Netflix
Los dos papas (“The Two Popes”) es una película de Fernando Meirelles que se estrenó en Netflix y algunas salas de cine.

“Fueron a buscar al papa al fin del mundo”.

Con esas palabras comenzaba Francisco su papado -el primero de un latinoamericano- aquella noche del 13 de marzo de 2013, en el balcón central de la Basílica de San Pedro.

Y con esa misma escena finaliza la película “Los dos papas” (The Two Popes), del director brasileño Fernado Meirelles y bajo el guion de Anthony McCarten, que se centra en uno de los momentos cruciales de la Iglesia católica de las últimas décadas.

La película se centra en dos personalidades: Joseph Ratzinger, interpretado por Anthony Hopkins cuando aún ocupaba el puesto de papa, como Benedicto XVI; y el argentino Jorge Mario Bergoglio, retratado en el filme por el actor galés Jonathan Pryce cuando aún era cardenal, antes de ascender al papado como Francisco.

“Se trata de dos viejos que resultan ser un papa y un cardenal en ese momento, confesándose y pidiendo perdón”, resumió Pryce en una entrevista con la BBC.

Ratzinger y Bergoglio

AFP
Benedicto XVI saluda al futuro papa Francisco durante una audiencia en 2007.

Aunque la película aborda varios temas -y hace una revisión especialmente de la vida de Francisco-, hay aspectos que tal vez no conozcas de estos dos personajes que han definido el destino de una institución y el de sus más de 1,000 millones de feligreses.

En BBC Mundo te mostramos seis cosas que tal vez no sabías de los dos papas en cuestión.

Benedicto XVI

El papa emérito Benedicto XVI nació en Marktl, Alemania, el 16 de abril de 1927. El 16 de abril de 2005 resultó elegido papa, en reemplazo de Juan Pablo II. El 28 de febrero de 2013 finalizó su pontificado, tras hacer pública su renuncia.

1. Un primo suyo, que sufría de síndrome de Down, fue secuestrado y desaparecido por el régimen nazi

De acuerdo al escritor Cheste Gillis, experto en temas vaticanos del portal National Reporter Catholic, el 28 de noviembre 1996, durante una conferencia organizada por el Consejo Pontificio sobre la Salud Mental, el entonces cardenal Ratzinger relató este episodio de su historia familiar.

“(Mi primo) tenía 14 años y él era un poco menor que yo. Era fuerte y mostraba los típicos síntomas del síndrome de Down”, contó.

“Despertaba simpatía por la sencillez de su inteligencia y su madre, que ya había perdido una hija por muerte prematura, le tenía un gran cariño“, agregó.

En ese entonces, el régimen alemán liderado por Adolf Hitler llevaba adelante programas de exterminio, que el Tercer Reich denominaba de eugenesia.

“Se trataba de la eliminación sistemática de todos los que no eran considerados productivos“, anotó Ratzinger.

Ratzinger.

Getty Images
Joseph Ratzinger formó parte de las juventudes hitlerianas debido a que era obligatorio en su país.

Las políticas del régimen nazi también afectaron al propio papa: cuando tenía 14 años formó parte de las juventudes hitlerianas, que eran obligatorias después de una promulgación del gobierno nazi de marzo de 1939.

En 1941 se ordenó, por parte de las autoridades del Tercer Reich, que mi primo debía ser internado para recibir una mejor asistencia”, explicó Ratzinger.

Y concluyó: “Después de un tiempo llegó la noticia de que el niño había muerto de pulmonía y que su cuerpo había sido incinerado”.

2. Es piloto de helicópteros con licencia (pero no puede conducir vehículos)

Algunas veces, cuando el helicóptero asignado al papado por parte del gobierno italiano viajaba desde el Vaticano hacia Castel Gandolfo -la que fuera residencia de verano de los pontífices-, podía verse a Benedicto XVI de piloto.

De acuerdo a la Agencia de Noticias Católicas, el ahora papa emérito tiene licencia para pilotar helicópteros y “disfrutaba realizando los viajes desde Roma hacia el palacio papal en Castel Gandolfo”.

Pero en esa revelación también se dio a conocer otro detalle un poco curioso: aunque comandaba helicópteros, no tenía licencia para manejar automóviles “porque no había hecho el curso para obtenerla”.

3. Habla con fluidez seis idiomas (y entiende otros dos)

Una de las mayores virtudes de Benedicto XVI, reconocido hasta por sus mayores críticos, es su erudición y formación académica, que incluye varios temas en los que es considerado un experto mundial.

En el campo de la teología, su vasto conocimiento de asuntos complejos del dogma le valió ser designado en 1981, cuando era cardenal, como prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe -ex Santo Oficio, máxima autoridad doctrinal de la Iglesia católica después del papa-.

No obstante, para muchos ello va de la mano con otros dos aspectos que subrayan sus críticos: ser profundamente conservador y rechazar las vertientes consideradas liberales dentro de la Iglesia.

Sus capacidades también se revelan a la hora de aprender idiomas: Benedicto XVI sabe hablar con fluidez alemán, inglés, italiano, francés, español y latín, además de que puede leer el griego y el hebreo antiguo.

De hecho, el anuncio de su renuncia fue una carta en latín leída por él mismo durante un encuentro en el Vaticano el 11 de febrero de 2013.

Aunque Juan Pablo II fue un políglota reconocido, lo cierto es que no es común que los papas tengan esta habilidad.

Por ejemplo, el actual pontífice, Francisco, habla con fluidez español, italiano y latín (aunque puede leer en inglés y portugués, según el Vaticano). Y otros papas como Juan Pablo I y Pablo VI solo hablaban su lengua materna, el italiano, y dominaban el latín, el idioma oficial del Vaticano.

Francisco

El papa Francisco, cuyo nombre es Jorge Bergoglio, nació en Buenos Aires el 17 de diciembre de 1936. El 13 de marzo de 2013 se convirtió en papa de la Iglesia católica.

1. Le falta parte de un pulmón

Uno de los detalles que poco se conocen sobre el papa Francisco es que le falta la parte superior del pulmón derecho.

Este hecho fue relatado por el exvocero del Vaticano Federico Lombardi, quien durante una conferencia de prensa después de su elección, en 2013, dijo: “Confirmo que hace muchísimos años se le retiró en una operación parte de un pulmón“.

Lombardi agregó que ese hecho no significaba discapacidad alguna para Francisco y que “quienes lo conocen siempre han visto que tiene buena salud”.

Francisco

Getty Images
A Francisco le falta parte de su pulmón derecho.

El hecho sucedió cuando Bergoglio tenía 21 años y sufrió de pulmonía. Los doctores tuvieron que extraer una porción del órgano respiratorio para evitar que se agravara la enfermedad.

Eso provoca que tenga algunas limitaciones físicas, que incluso revelan otro aspecto de su rutina: cada vez que puede, duerme una siesta de 40 minutos para poder soportar “los rigores de la jornada”, según admitió él mismo.

2. No ve televisión

Aunque es amante del fútbol y en especial seguidor de su equipo, San Lorenzo de Almagro, el actual pontífice ha confesado en varias entrevistas que no ve televisión desde 1990, año en que le hizo una promesa a la Virgen del Carmen.

Televisión no veo desde el año 1990. Es una promesa que le hice a la Virgen del Carmen en la noche del 16 de julio 1990″, le explicó al diario argentino Voz del Pueblo en 2015.

En otra entrevista, esta vez con el diario El País de España, amplió las razones.

“Yo no veo televisión simplemente porque en un momento sentí que Dios me pidió eso. Un 16 de julio del 90 hice esa promesa, y no me hace falta. Solamente fui al centro televisivo que estaba al lado del arzobispado a ver una o dos películas que me interesaban, que me podían servir para el mensaje”, dijo.

San Lorenzo.

Getty Images
Francisco es seguidor del club argentino San Lorenzo de Almagro.

Y añadió: “Y eso que a mí el cine me gustaba mucho y había estudiado bastante cine, sobre todo el de la posguerra italiano, el realismo italiano y el polaco Wajda, Kurosawa, algunos franceses… Pero no ver televisión no me quitó comunicar”.

¿Y cómo se entera entonces de los resultados de su equipo favorito?

“Hay un guardia suizo que todas las semanas me deja los resultados y cómo va en la tabla”, respondió al diario argentino.

3. Trabajó como técnico químico

Antes de convertirse en sacerdote, Jorge Mario Bergoglio egresó a los 21 años de la escuela secundaria con el título de técnico químico.

Y trabajó varios meses en el laboratorio Hickethier-Bachmann de Buenos Aires.

Sin embargo, fue en ese momento cuando abandonó su carrera y siguió su vocación sacerdotal.

En marzo de 1958 ingresó en el seminario y años más tarde fue ordenado sacerdote.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=kw3FYvWT-Po

https://www.youtube.com/watch?v=QCh6w30ZQiE&t=4s

https://www.youtube.com/watch?v=6AMWU9EbdCU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.