Javier Duarte pidió crédito de mil mdp para obras y (también) desapareció el dinero
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Israel Roldán

Javier Duarte pidió crédito de mil mdp para obras y (también) desapareció el dinero

Los recursos eran para construir vialidades y museos, y pavimentar caminos en Veracruz, pero las obras o no iniciaron o fueron abandonadas.
Israel Roldán
Por Nayeli Roldán
23 de febrero, 2017
Comparte

La administración de Javier Duarte en Veracruz solicitó a crédito más de mil millones de pesos para pavimentar caminos, construir vialidades, museos, entre otros proyectos… pero ninguno de ellos se concretó: ni siquiera iniciaron las obras o fueron abandonadas por los contratistas, por falta de pago.

Así lo comprobó la Auditoría Superior de la Federación en el análisis del otorgamiento de créditos a estados y municipios por parte del Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (BANOBRAS), en la Cuenta Pública 2015.

A través de estos créditos, Veracruz recibió 6 mil 385 millones de pesos entre 2011 y 2014, para construir y mejorar 99 proyectos de infraestructura. La Auditoría sólo revisó una muestra de mil millones de pesos y siete obras. El resultado: el gobierno de Duarte no cumplió con la entrega de ninguna de esas obras.

La Auditoría hizo un análisis aleatorio a los gobiernos de Puebla, Chiapas, Coahuila y Veracruz, y sólo este último no pudo comprobar con documentos el gasto del presupuesto. Es decir, sí erogó los recursos, pero no se sabe en qué.

Aunque los estados también tienen mecanismos de fiscalización a través de la Contraloría local, en Veracruz no ocurrió. Nunca evidenció las irregularidades y, en cambio, encubrió a la administración de Duarte, según advierte la Auditoría Superior de la Federación.

Lee: De puño y letra, esposa de Duarte registró en su diario la red de corrupción de Veracruz

De acuerdo con la Auditoría, “el Contralor General de Estado informó al delegado de BANOBRAS en Veracruz que los recursos del crédito fueron aplicados en términos de lo que se estipula en el contrato de crédito y que las obras financiadas fueron contratadas conforme a lo que establece la legislación aplicable”.

Sería un museo, pero sólo es estacionamiento

Entre los proyectos presentados por la administración de Duarte para conseguir crédito de BANOBRAS, está la primera etapa del Museo del Transporte.

Aunque la Secretaría de Finanzas reportó que los recursos se habían ejercido, la Auditoría Superior acudió al lugar y comprobó que “la obra no existe y el predio se utiliza como estacionamiento”.

El 1 de julio de 2013 se firmó el contrato de construcción por un monto de 10 millones 958 mil pesos. Aunque dicho pago no se realizó, la Secretaría de Finanzas reportó ante BANOBRAs que el recurso se había aplicado porque la obra estaba concluida.

En ese periodo, el secretario de Finanzas fue Antonio Tarek Abdalá, actual diputado federal y quien enfrenta una acusación penal por los delitos de peculado y desvío de recursos; por ello, está en curso un proceso de desafuero Cámara de Diputados, para que pueda ser procesado. 

Periférico sin realizar

Para la construcción, operación y mantenimiento del Periférico Sur de Xalapa, el gobierno de Veracruz, representado por la secretaría de Finanzas estatal y una institución bancaria, constituyeron un fideicomiso el 28 de noviembre de 2012.

BANOBRAS autorizó el crédito por 160 millones 146 mil pesos a través de “fichas de admisión y compromiso” firmadas el 26 de marzo y 17 de diciembre de 2013, informó la Auditoría.

Sin embargo, en el cotejo de los estados de cuenta del fideicomiso, del 31 de enero de 2013 al 31 de mayo de 2016, “se observó́ que los recursos no fueron depositados en dicha cuenta”.

Además, en verificación física de la obra se confirmó que no se realizó.

Cárcel inexistente

Supuestamente entre 2012 y 2013 se construiría el Centro de Prevención y Readaptación Social de Poza Rica, por ello BANOBRAS prestó al gobierno de Veracruz 149 millones 979 mil pesos.

Hubo contratos entre la secretaría de Gobierno estatal y dos empresas para realizar la obra.

La dirección general de Infraestructura Urbana del estado presentó un dictamen técnico de avance físico y financiero de la ejecución de la obra, y un acta circunstanciada el 13 y 14 de octubre de 2015, pero la Auditoría comprobó que nada es cierto.

Lee: En 2015, Duarte desfalcó 873 mdp que debían usarse en seguridad pública de Veracruz: Auditoría

“En el terreno donde se construiría la obra, no existen avances del proyecto, conforme al programa de obra; tampoco había personal, maquinarias, ni recursos materiales”, advirtió la Auditoría en el documento de análisis.

Otro proyecto era la construcción del Centro de Prevención y Readaptación Social de Veracruz.  La encargada de ejecutarlo era la Secretaría de Desarrollo Social y Medio Ambiente estatal.

Para ello hizo un contrato por 853 millones 899 mil pesos, de los cuales se otorgaron recursos por 312 millones 207 mil pesos para la realización de la obra.

El contratista presentó 10 estimaciones y facturas, sólo por 120 millones de pesos, pero no del restante. En la verificación física se comprobó que la obra está suspendida.

La ampliación del planetario es área verde

El crédito autorizado para la ampliación del Planetario del Museo Interactivo de Xalapa fue por 10 millones 528 mil pesos.

Dentro de ese presupuesto, para un rubro específico, la dirección general de Obras Públicas y una constructora firmaron un contrato por 499 mil pesos, con vigencia del 26 de junio al 24 de agosto de 2013, y se pactó un anticipo por 149 mil pesos, pero ni eso se pagó.

En la verificación física se observó que la obra no se realizó en el espacio destinado para la ampliación del planetario, sino que es un área verde, y aún así el estado reportó que la obra se había realizado con la aplicación del total de recursos, informó la Auditoría.

Caminos sin pavimentar

Para asfaltar el camino Berlín-Rancho Herrera, en el municipio de Córdoba, el gobierno de Veracruz pidió 8 millones 479 mil pesos.

Después de una licitación pública, se firmó sobre el contrato con una constructora por un monto de 11 millones 845 mil pesos, con vigencia del 25 de julio al 21 de noviembre de 2013.

La Secretaría de Comunicaciones del estado pagó un anticipo por tres millones 553 mil pesos, pero el contratista se negó a continuar los trabajos por el faltante de más de dos millones que se habían estipulado en el contrato.

Lee: Javier Duarte desvió y malversó 4 mil 630 mdp destinados a salud y educación solo en 2015: ASF

Para pavimentar el camino Seminario Santa Elena, en el municipio de Córdoba, supuestamente se aplicaron poco más de ocho millones de pesos, según consta en el contrato firmado entre la Secretaría de Comunicaciones del Gobierno del Estado de Veracruz y una empresa constructora en mayo de 2013.

Sin embargo, el estado reportó como ejercidos 9 millones de pesos, por lo que están pendientes de comprobar 986 mil pesos.

La Auditoría Superior de la Federación pidió al Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos que “fortalezcan” sus procedimientos de control, supervisión y seguimiento de los créditos otorgados a estados y municipios, para que compruebe que los recursos lleguen a los proyectos autorizados.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Vacuna rusa Sputnik V contra el COVID: cuál será el rol de América Latina en su desarrollo y fabricación

¿Qué se sabe hasta el momento? ¿Y cuándo estaría la Sputnik V disponible en América Latina?
8 de septiembre, 2020
Comparte

Los científicos detrás de la vacuna rusa contra el coronavirus ya publicaron los resultados de sus primeras pruebas clínicas, en un paso clave para el involucramiento de otros países en el desarrollo y fabricación de la misma.

Y durante la conferencia de prensa que siguió a la publicación de esos resultados el viernes en la revista científica The Lancet, el presidente del Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF), Kirill Dmitriev, destacó la posible participación de al menos un país latinoamericano en el proceso.

Rusia registró la Sputnik V antes de que se hicieran públicos los resultados de las primeras dos fases de ensayos clínicos -que no revelaron efectos secundarios graves y sí una importante respuesta inmunológica en todos los 76 participantes- y ya la está aplicando localmente entre voluntarios pertenecientes a grupos en riesgo.

Pero su adquisición y uso por parte de terceros dependerá en buena medida de los resultados de más pruebas, así como de un aumento de la capacidad de producción que requerirá de la participación de otros países.

“Nuestra principal limitación ahora mismo es la disponibilidad de capacidad de producción suficiente para satisfacer la demanda, por lo que estamos trabajando activamente con muchos países para producirla fuera de Rusia”, explicó Dmitriev.

“(Pero) tenemos acuerdos con India, Brasil y otros países“, aseguró el ejecutivo del fondo estatal que financia el desarrollo y producción de la vacuna.

Y aunque el RDIF no ha querido confirmarlo ni negarlo, hay elementos que sugieren que entre esos “otros países” podrían figurar otras naciones latinoamericanas.

Kirill Dmitriev

Getty Images
Kirill Dmitriev es el presidente ejecutivo del fondo de inversión que financia el desarollo y producción de la vacuna rusa.

“No vamos a hacer comentarios sobre América Latina hasta el 10 de septiembre, cuando vamos a presentar nuestra estrategia latinoamericana“, le dijo a BBC Mundo el secretario de prensa del RDIF, Arseniy Palagin, al ser preguntado por las declaraciones de las autoridades de México y Venezuela sobre de una posible participación de esos países en nuevas pruebas clínicas.

Sobre el rol de estos países no hay mención en el portal oficial de la vacuna Sputnik V, pero ahí, además de la ya citada participación de Brasil, se dice que también “se está estudiando la posibilidad de producir la vacuna en (…) Cuba“.

La prensa, por su parte, también ha mencionado a Argentina como un posible fabricante de la vacuna, luego de que el gobernador de la provincia de Tierra de Fuego hiciera público su “especial interés y predisposición para trabajar de manera cooperativa”.

Y hasta Nicaragua ha sonado como candidata, pues en el país centroamericano opera un laboratorio de producción de vacunas de capital y tecnología rusa que, según las autoridades pinoleras, estaría en capacidad de reproducir la Sputnik V.

¿Qué se sabe hasta el momento de todas estas posibilidades? ¿Y cuándo estaría la Sputnik V disponible en América Latina?

Brasil, ¿centro regional?

Brasil es sin duda la principal apuesta del RDIF para la producción en América Latina de la vacuna desarrollada en Moscú por el Instituto Gamaleya, aunque la participación del gigante sudamericano todavía no está garantizada.

El RDIF firmó un acuerdo con el gobierno del estado de Paraná para la posible fabricación de la Sputnik V por el Instituto de Tecnología de Paraná, TecPar, y según Palagin también están considerando otros socios potenciales para convertir a Brasil en el centro regional de producción de la vacuna.

Mujer pasa frente al Instituto Gamaleya

Getty Images
La Sputnik V fue desarrollada por el Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya de Moscú.

“Hay sin embargo que entender que en estos momentos los reguladores en Brasil están analizando nuestros datos y los fabricantes en Brasil están estudiando nuestro proceso de manufacturación, por lo que es importante no sobredimensionar esto”, le recalcó el vocero del RDIF a BBC Mundo.

Y, efectivamente, a finales de la semana pasada la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria de Brasil, Anvisa, todavía no le había dado el visto bueno a la Sputnik V.

“No hemos recibido una solicitud formal de autorización de estudios clínicos de la vacuna rusa, ni siquiera una solicitud de registro”, le dijo a BBC Mundo Anvisa.

La agencia, sin embargo, mencionó la realización de “varias reuniones preparatorias previas con los interesados en el desarrollo de la vacuna, específicamente el gobierno de Paraná”.

Y, el mismo viernes, TecPar anunció que esperaban someter el protocolo de validación de sus ensayos clínicos de fase 3 a finales de septiembre, lo que en caso de respuesta positiva de Anvisa le permitiría iniciar los mismos a finales de octubre.

Vacunas Sputnik V

Getty Images
Si todo marcha como previsto, el TecPar comenzaría a fabricar la vacuna en la segunda mitad de 2021.

“Recibimos los resultados de las fases 1 y 2 hace 18 días, los traducimos y ya comenzaron a ser interpretados por nuestros equipos técnicos”, explicó el director-presidente del TecPar, Jorge Calado, para quien “hay una buena tasa de confiabilidad para esta vacuna” que sin embargo tiene que ser confirmada por las nuevas pruebas.

Para estas TecPar tiene prevista la participación de unos 10.000 voluntarios -adicionales a los 40.000 que ya participan en los ensayos de fase 3 en Rusia- a los que se le aplicarían vacunas facilitadas por el Instituto Gamaleya.

“Una vez comprobada la efectividad de las pruebas, lo que debería ocurrir 60 días después del inicio de la inmunización en los voluntarios, se presentará una nueva solicitud de registro ante la Anvisa para la vacunación efectiva en el territorio nacional. Las primeras dosis serán importadas”, se explica en una nota de prensa de TecPar facilitada a BBC Mundo.

“Como el protocolo implica transferencia de tecnología, en un segundo momento habrá producción en territorio nacional por parte de Tecpar. Se estima que esto solo ocurrirá en la segunda mitad de 2021“, se lee en la misma.

Compitiendo con otras vacunas

Las fechas no coinciden exactamente con las adelantadas por el RDIF para el inicio de la producción de la Sputnik V en el extranjero, pues según Dmitriev el objetivo es que las primeras dosis fabricadas fuera de Rusia puedan ser distribuidas en el extranjero a partir de noviembre.

Brasil, sin embargo, no es el único país que podría producir esas vacunas, con India insinuándose como un aliado especialmente importante para el RDIF y el Instituto Gamaleya, que también han mencionado a Corea del Sur, Arabia Saudita y Turquía como posibles fabricantes.

Investigador del Instituto Gamaleya.

Getty Images
Varios países latinoamericanos participan de varias maneras en el desarrollo de varias vacunas.

Parece poco probable, en cualquier caso, que otros países latinoamericanos puedan moverse más rápidamente que Brasil, al que el agregado de prensa de la embajada de Rusia en ese país, Iván Knovalov, también identifica como un “aliado estratégico” y “un potencial centro de producción y distribución de inmunizantes para toda América Latina”.

“La base tecnológica y productiva brasileña permite realzar pruebas y organizar rápidamente la producción de vacunas”, le explicó Konovalov a BBC Mundo.

Y aunque Brasil no es el único país de la región con capacidades probadas en la fabricación de vacunas, el interés de Cuba en desarrollar su propia vacuna, Soberana 01, y el ya anunciado compromiso de México y Argentina para participar en la manufacturación de la vacuna desarrollada por la Universidad de Oxford y AstraZeneca, podrían plantear algunos obstáculos a su involucramiento con la Sputnik V.

Planta de mAbxience en Garín, provincia de Buenos Aires

Grupo Insud
El laboratorio argentino mAbxience tiene previsto producir hasta 250 millones de dosis de la vacuna de Oxford en esta planta de Buenos Aires.

De la posible participación de Argentina en la manufacturación y distribución de la vacuna rusa, hasta la fecha solo se conoce la propuesta del gobernador de Tierra del Fuego, Gustavo Melella, de “ser parte del programa de producción y promoción” de la vacuna Sputnik V.

México, sin embargo, confirmó la semana pasada que había sido invitado a participar en la fase 3 de los ensayos clínicos de la vacuna Sputnik V, aunque también dijo que todavía no había recibido los resultados de las fases 1 y 2.

“Significa que en los primeros días de octubre, si la autoridad regulatoria de salud así lo considera, que esperemos que así sea, se pueda traer a México esta vacuna”, dijo el canciller mexicano, Marcelo Ebrard de las dosis que se aplicarían a entre 500 y 1.000 voluntarios.

Pero, por el momento, el interés mexicano no parece estar orientado tanto a una posible fabricación local de la vacuna rusa, sino a “garantizar el acceso oportuno” a la misma en caso de que se compruebe que esta es “segura y efectiva”.

“De resultar positivos los resultados, y que la autoridad regulatoria, Cofepris, así lo disponga, (la vacuna rusa) ya estaría disponible en los próximos meses en México”, declaró Ebrard, sugiriendo así el uso de dosis importadas desde otros países.

“Evaluando capacidades”

Por lo demás, todavía no hay fecha para la participación de Venezuela en los ensayos clínicos de la vacuna rusa, ni seguridad de que podría ser uno de sus fabricantes.

“En los próximos días pediremos los voluntarios que hacen falta para ponerse la vacuna y participar por Venezuela en la fase 3 del Sputnik V“, anunció el presidente venezolano Nicolás Maduro el 30 de agosto pasado, sin dar mayores detalles.

Investigadora del Instituto Gamaleya.

Getty Images
La vacuna Sputnik V se está probando actualmente en 40.000 voluntarios en Rusia, a los que se sumarán voluntarios de otros países.

“Ya se han firmado los documentos de confidencialidad y en cualquier momento vamos a anunciar el inicio de la prueba de la vacuna en pacientes venezolanos”, insistió una vez más el mandatario el pasado domingo, cuando también aseguró que “Venezuela tiene los laboratorios y la capacidad industrial para producir todas las vacunas”.

Según Andrey Ryaposov, agregado de prensa de la embajada de Rusia en Caracas, actualmente se están evaluando las capacidades productivas venezolanas para participar en el proceso de envasado de la vacuna, en una primera etapa, y en la posible fabricación de la misma más adelante.

“Ahora trabajan los especialistas técnicos de ambos lados, pero todavía no hay fechas“, le dijo a BBC Mundo.

Y algo parecido podría estar ocurriendo en Nicaragua, donde el gobierno ha dado por sentada la participación del Instituto Latinoamericano de Biotecnología Mechnikov -un laboratorio local adscrito al Instituto de Investigación Científica de Vacunas y Sueros de San Petersburgo- en la fabricación de la Sputnik V para Latinoamérica.

Investigadora del Instituto Gamaleya.

Getty Images
Tanto Nicaragua como Venezuela afirman tener las capacidades para producir la vacuna.

BBC Mundo se puso en contacto con el director del centro, Stanislav Uiba, para tratar de obtener mayores detalles, pero no obtuvo respuesta.

La capacidad del laboratorio, inaugurado en octubre de 2017, ha sido puesta en duda por expertos nicaragüenses, que sostienen que en el mejor de los casos el mismo podría funcionar como centro de envasado de la Sputnik V.

Uiba, sin embargo, le declaró a medios locales que su laboratorio podría empezar a fabricar la vacuna rusa en Nicaragua a finales de año.

Pero si realmente es parte o no de los planes del Instituto Gamaleya y del Fondo Ruso de Inversión Directa probablemente se sabrá hasta este 10 de septiembre, cuando se hagan públicos los planes de Rusia para su vacuna en Latinoamérica.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=WvEx-abn6yM

https://www.youtube.com/watch?v=VjcsoKguDmk

https://www.youtube.com/watch?v=Ds3g70Jjv2E

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.