Cómo pueden reclamar su pensión alimentaria los adultos que no la recibieron de niños
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro/Archivo.

Cómo pueden reclamar su pensión alimentaria los adultos que no la recibieron de niños

La Corte y una experta en derecho familiar aclaran si esto beneficiará a más personas y de paso, que es la pensión alimenticia y como se solicita.
Cuartoscuro/Archivo.
Por Arturo Ángel
10 de febrero, 2017
Comparte

La semana pasada la Suprema Corte resolvió un caso de un adulto que demandó a su padre porque no le dio pensión alimenticia cuando era niño. Los ministros concluyeron que el afectado tenía razón, que el derecho a la pensión no se acabó aun cuando él ya era mayor y que debía recibir el apoyo que no recibió en su infancia.

Pero tras la decisión de la Corte, ¿esto significa que todos los adultos podrán demandar ahora lo mismo?

Además, ¿qué es exactamente una “pensión alimenticia”?, ¿cómo se demanda?, ¿se necesita un abogado?, ¿Cuánto tarda el proceso? ¿Qué pasa si el padre no reconoce a sus hijos?

Adultos podrán demandar a sus padres la pensión alimentaria que no recibieron de niños: SCJN

Animal Político consultó a la Maestra en Derecho Familiar y Directora General del centro de Apoyo a la Mujer Margarita Magón A.C. Rocío Corral Espinosa Monsivais, así como a la propia Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Aquí las respuestas:

¿La pensión alimenticia… son solo alimentos?

Aunque a la pensión alimenticia se le denomina comúnmente “alimentos” no comprende solo dinero para comida. Espinosa Monsivais explica que se trata en realidad de todos los recursos necesarios para adquirir también ropa, calzado, medicinas, esparcimiento, educación, útiles escolares.

“No es solo comida sino todo el recurso económico relacionado con la manutención de un hijo” precisa la abogada.

¿Quién tiene derecho a una pensión?

El derecho a la pensión lo tienen los hijos por una condición legal que se denomina “filiación”. Se obtiene en el nacimiento independientemente si los padres están casados o no.

“La filiación es la relación jurídica que hay de papás y mamás con relación a las hijas y a los hijos. Es una obligación inherente a la filiación y no depende de nada más” dijo la maetsra.

Si el padre nunca ha reconocido su paternidad… ¿puede exigírsele que pague una pensión?

Dado que el derecho a la pensión se obtiene de forma automática con el nacimiento (derecho por filiación), la obligación sobre los padres existe aun cuando alguno de ellos se niegue a reconocer civilmente a su hijo. Lo que hay que iniciar es una demanda distinta previa a la pensión.

“La falta de reconocimiento de la paternidad es una forma de violencia familiar muy recurrente y se hacía para no dar alimentos pero la Corte se ha pronunciado por la existencia de un juicio de reconocimiento en el cual se acredita la paternidad y en automático se realiza el de la pensión alimenticia” señala la experta.

En el juicio de reconocimiento de paternidad se recurre (de ser necesario) a una prueba de ADN para confirmar el parentesco. Una vez que se confirma, añade la abogada, se determina un pago retroactivo (un monto equivalente a lo que no se ha cubierto) correspondiente desde el nacimiento del hijo.

“Si el padre en cuestión se niega a hacerse la prueba la ley faculta para que se declare en automático la filiación y el reconocimiento del hijo

¿Cómo iniciar una demanda de pensión alimenticia?

La demanda se presenta ante un juzgado familiar que normalmente se encuentran en la sede o subsedes de los Tribunales de Justicia. Hay que entregar un escrito en el que se plantee la necesidad de obtener la pensión alimenticia y con ello inicia el litigio.

Cuando son menores de edad los beneficiados, la demanda la debe presentar a su nombre su representante que de facto es uno de sus padres. Si el beneficiado es mayor puede presentarla el mismo.

¿Qué pruebas hay que aportar en una demanda de pensión?

Principalmente el acta de nacimiento de las hijas o los hijos, el acta de matrimonio si es que los padres estaban casados, y documentos que prueben donde trabaja la persona demandada si es el caso.

¿Se necesita un abogado o todo el proceso es gratis?

Forzosamente se necesita un abogado dado que se trata de un juicio en el que se requiere una representación jurídica. En caso de que no se cuente con recursos para contratar uno el Estado tiene obligación de asignar uno de oficio.

En el caso específico de la Ciudad de México el Tribunal Superior cuenta con una ventanilla que se llama “alimentos por comparecencia” (avenida Juárez número 8 colonia Centro), donde se puede llegar con los documentos iniciales para solicitar el inicio de la demanda y ahí se gira una instrucción al área de Defensoría de Oficio para que se asigne un defensor gratuito.

También existen asociaciones civiles como el Centro de Apoyo a la Mujer Margarita Magón A.C. que pueden brindar asesoría sobre cómo proceder legalmente y dar algunas recomendaciones como, por ejemplo, el iniciar un juicio de custodia junto con el de alimentos.

¿Cuánto dura un juicio de pensión alimenticia?

De acuerdo con la experta consultada el tiempo de los juicios varía dependiendo del caso específico, habiendo casos que se resuelven en ocho meses mientras que otros se postergan por años. La buena noticia es que con que se admita la demanda el juez de inmediato establece una obligación de pago provisional con lo que se evita que los beneficiarios queden desamparados.

¿Cómo se cobra el dinero de una pensión de alimentos y cuánto me toca?

El monto de una pensión alimenticia se calcula de dos formas por el juez y depende de cada caso. Cuando no hay como corroborar ingresos fijos del padre se hace a través de una cantidad determinada de “salarios mínimos”, mientras que cuando hay un sueldo fijo lo que se establece es un porcentaje que se retiene vía nómina.

“En promedio cuando es vía nomina se establece un 15 por ciento del sueldo que se retiene por cada hijo. Si son dos hijos es un 30 por ciento” indica la abogada.

El pago se hace a través de retiros automáticos vía nómica en caso de que el padre esté empleado o de depósitos bancarios.

¿Una madre puede ser demandada también para el pago de una pensión?

Sí pero solo si ella tiene a su cargo la responsabilidad económica y trabaja fuera de casa. No obstante, de acuerdo con la Maestra Espinosa Monsivais, estos casos son una minoría.

¿Qué pasa si no se paga la pensión?

“El incumplimiento de la pensión alimenticia desafortunadamente es una de las formas de violencia familiar más comunes de todas. Es un tema de violencia recurrente porque se piensa que con la pensión la mujer puede mantener cosas superfluas lo cual es totalmente falso” dijo Espinosa Monsivais.

Si aun con una decisión de un juez el padre no cumple con el pago esto se reporta al juez quien puede imponer un pago retroactivo, es decir, acumulado por lo que se debe o no se ha pagado e incluso puede ordenar el embargo de bienes del padre que no ha cumplido como garantía de pago.

Antes de la decisión de la Corte, ¿había adultos que podían reclamar una pensión?

Si pero solo bajo el argumento de que el beneficiado estuviera estudiando, por ejemplo, estudios de educación media superior o superior, y que su edad fuera correspondiente con ello.

“Los códigos civiles establecen que tienen derecho a recibir los alimentos los hijos que estén cursando estudios pero la Corte estableció que esto tenía que ser acorde con la edad. Es decir que si la persona tiene 40 años no podía demandar que le pagara la prepa o la maestría” señala la experta.

Entonces… ¿qué cambió con la nueva decisión de la Corte?

En el caso que la Corte resolvió la semana pasada (denominado amparo en revisión 1388/2016) la Corte resolvió que el derecho a la pensión alimenticia no se pierde con la edad por lo que si no fue cubierto, el padre deudor tiene la obligación de hacerlo aun cuando su hijo sea mayor de edad y sin que el tema de los estudios tenga relevancia.

“La posibilidad de reclamar el pago de los alimentos no se circunscribe a la esfera de la minoría de edad. Lo anterior es así, un adulto puede reclamar de sus padres el pago retroactivo de los alimentos que merecía y no recibió siendo menor de edad” informó la Corte.

¿Este beneficio entonces ya aplica para todos?

No. La decisión de la Corte solo beneficia a la persona que interpuso el amparo luego de que jueces civiles se negaron a admitir su demanda.

Sin embargo, lo anterior no obliga a otros jueces civiles a ya admitir las demandas de adultos que aleguen que no recibieron la pensión alimenticia cuando eran niños, de acuerdo con lo informado pro la Corte y por la experta consultada.

Para que lo anterior ocurra, añadieron en el Máximo Tribunal, tendrían que resolverse otras cuatro demandas de amparo en el mismo sentido para que esto cree una “tesis de jurisprudencia” y entonces sí, todos los juzgadores deban atenerse a ella.

Cuando sea un derecho para todos. ¿Cómo será el procedimiento?

De acuerdo con Espinosa Monsivais será un proceso casi idéntico al ya existente, Esto quiere decir que se deberá interponer una demanda ante un juez de lo familiar y si el proceso se resuelve a favor del afectado (quien tendrá que demostrar además del parentesco que no hubo apoyo de su padre demandado) entonces se establecería un pago retroactivo equivalente a todo el apoyo que no recibió.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

India: los desesperados mensajes para salvar a pacientes con COVID

Avani Singh es una de las miles de personas en India que ha tenido que recurrir a las redes sociales para obtener ayuda para su familia.
1 de mayo, 2021
Comparte

Mientras una segunda ola de coronavirus causa estragos en India, con más de 350 mil  casos reportados a diario, las familias de los enfermos de covid-19 buscan desesperadamente ayuda en las redes sociales.

Desde la mañana hasta la noche, rastrean cuentas en Instagram, dejan mensajes en grupos de WhatsApp y revisan sus guías telefónicas. Buscan camas en un hospital, oxígeno, el fármaco remdesivir y donaciones de sangre.

Es caótico y abrumador. Un mensaje de WhatsApp comienza a circular: “Dos camas de UCI libres. Minutos después, ya no lo están. Pasaron a ser ocupadas por quien llegó primero.

Otro mensaje: “Se necesita con urgencia concentrador de oxígeno. Por favor, ayuda”.

A medida que el sistema de salud se debilita, es la comunidad, el esfuerzo personal y la suerte lo que decide entre la vida y la muerte.

La demanda supera a la oferta. Y los enfermos no pueden darse el lujo de perder tiempo.

“Buscamos en 200 lugares una cama de hospital”

Cuando comencé a redactar este artículo el viernes, hablé con un hombre que buscaba oxígeno en WhatsApp para su primo de 30 años en Uttar Pradesh, un estado en el norte de India. Cuando terminé de escribir el domingo, había muerto.

Otros están agotados y traumatizados, después de días cargando en sus hombros el peso de encontrar un tratamiento que salve la vida a sus seres queridos.

“Son las 6 de la mañana, la hora a la que comenzamos las llamadas. Nos informamos de cuáles son las necesidades de mi abuelo para el día -oxígeno e inyecciones- lo compartimos en WhatsApp y llamamos a todas las personas que conocemos”, explica Avani Singh.

Avani Singh con su abuelo, de 94 años, enfermo de covid en Delhi.

Avani Singh
Avani Singh con su abuelo, de 94 años, enfermo de covid en Delhi.

Su abuelo de 94 años está muy enfermo de covid en Delhi.

Desde su casa en Estados Unidos, Avani y su madre, Amrita, describen una extensa red de familiares, amigos, parientes y contactos profesionales, muchas veces lejanos, que les ayudaron cuando el abuelo cayó enfermo y su salud se deterioró rápidamente.

“Usamos todos los contactos que tenemos. Yo buscaba en las redes sociales. Algunas páginas que sigo dicen ‘tal lugar confirmado, tiene cama de UCI’ o ‘este sitio tiene oxígeno’. Entre todos probamos unos 200 lugares“, explica Avani.

Finalmente, a través de un amigo de la escuela, encontraron un hospital con camas, pero descubrieron que no tenía oxígeno. En esos momentos, el padre de Avani estaba inconsciente.

“Entonces publiqué una súplica en Facebook y un amigo sabía de una sala de emergencia con oxígeno. Gracias a ese amigo, mi padre sobrevivió aquella noche“, dice Amrita.

Cuando hablamos el sábado, su perspectiva había mejorado, pero la tarea que tenían por delante Avani y Amrita era conseguir inyecciones de remdesivir. Hicieron algunas llamadas, y el hermano de Amrita en Delhi viajó en auto hasta esos lugares, haciendo unos 160 km en un solo día.

“Mi abuelo es mi mejor amigo. No puedo agradecer lo suficiente a las personas que manejan esas páginas de Instagram por todo lo que están haciendo”, dice Avani.

Pero la información pronto se desactualiza. También les preocupan las informaciones falsas.

“Nos enteramos de que una farmacia tenía los medicamentos pero cuando mi primo llegó allí ya no quedaba ninguno. Abría a las 8:30 de la mañana y la gente llevaba haciendo cola desde medianoche. Solo los 100 primeros recibieron las inyecciones”.

“Ahora venden los medicamentos en el mercado negro. Deberían costar unas 1.200 rupias (US$16) y los venden por 100.000 rupias (US$1.334), y nadie te puede garantizar su autenticidad”, explica Amrita.

Como cualquier sistema que confía en conexiones personales, no todo el mundo recibe una oportunidad justa. El dinero, los contactos familiares y un alto estatus social brindan mayores posibilidades de éxito, así como el acceso a internet y los celulares.

Situaciones desesperadas

En medio del caos, algunas personas tratan de poner algo de orden, centralizando la información, creando grupos comunitarios y usando cuentas de Instagram para hacer circular los contactos.

Arpita Chowdhury, de 20 años, y un grupo de estudiantes en su universidad para mujeres en la capital gestionan una base de datos que ellas mismas recaban y verifican.

Arpita Chowdhury

Arpita Chowdhury
Arpita Chowdhury y otras estudiantes del Lady Shri Ram College, una Universidad en Nueva Delhi, crearon un grupo para coordinar la información en las redes sociales.

“Cambia hora a hora, minuto a minuto. Hace cinco minutos me dijeron que había un hospital con diez camas disponibles, pero cuando llamo ya no hay”, explica.

Con sus compañeras, llama a los números de contacto anunciados en las redes sociales que ofrecen oxígeno, camas, plasma o medicamentos, y publica la información verificada en internet.

Luego responde a las solicitudes de familiares de pacientes con covid que solicitan ayuda.

Es algo que podemos hacer para ayudar, a nivel más básico, dice.

Arpita Chowdhury comparte información verificada en WhatsApp

BBC
“Necesitamos dos camas de hospital para mis abuelos, ¿saben de algo?”, preguntan en un mensaje. “El Colegio Médico Doon tiene camas de UCI”, responden.
Arpita Chowdhury comparte información verificada en WhatsApp

BBC
-“SOS, oxígeno en Agra”. -“De acuerdo, averiguo”. “OXÍGENO. Ubicación: Agra, Uttar Pradesh. Disponible el 23 de abril a las 12 del mediodía. Verificado”.

El viernes, Aditya Gupta me dijo que estaba buscando un concentrador de oxígeno para su primo Saurabh Gupta, gravemente enfermo en Gorakhpur, una ciudad en el estado norteño de Uttar Pradesh en donde hubo un gran aumento de casos y muertes.

Saurabh, un ingeniero de 30 años, era el orgullo y la alegría de su familia. Su padre tenía una pequeña tienda y ahorró para que pudiera tener una educación.

“Visitamos casi todos los hospitales en Gorakhpur. Los hospitales más grandes estaban llenos y el resto nos dijeron: ‘Si logran obtener el oxígeno por su cuenta, podremos aceptar al paciente“, explicó Aditya.

A través de WhatsApp, la familia consiguió un cilindro de oxígeno, pero necesitaban un concentrador para hacerlo funcionar. Estaban agotados el viernes, aunque recibieron garantías de un proveedor de que podrían obtener uno.

Pero el dispositivo que tan desesperadamente necesitaban nunca llegó y Saurabh no puso ser ingresado en el hospital.

El domingo, Aditya me dijo: “Lo perdimos ayer por la mañana, murió delante de sus padres”.

Saurabh Gupta

Aditya Gupta
Saurabh tenía 30 años.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=9Bbb1CsM8f0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.