Monreal da contratos a amigos de su hija y a empresas zacatecanas sin experiencia en CDMX
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Monreal da contratos a amigos de su hija y a empresas zacatecanas sin experiencia en CDMX

Cuatro empresas zacatecanas y 4 personas de ese mismo estado han obtenido 14 contratos de obras durante la administración de Monreal en Cuauhtémoc; solo una tenía experiencia en obra pública en la capital, y de las personas físicas que resultaron beneficiadas, dos son amigos de Catalina Monreal, hija del delegado; él negó que exista alguna anomalía.
Cuartoscuro Archivo
Por Dulce Ramos / Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad
15 de febrero, 2017
Comparte

Desde que el exgobernador de Zacatecas, Ricardo Monreal, asumió como jefe de la delegación Cuauhtémoc en la Ciudad de México, el 1 de octubre del 2015, por lo menos cuatro empresas zacatecanas y cuatro personas de ese mismo estado han obtenido 14 contratos de obras y/o proveeduría de recursos materiales y servicios.

Solo una de esas empresas tenía experiencia en obra pública en la capital y, de las personas físicas que resultaron beneficiadas, dos son amigos de Catalina Monreal, la hija del delegado, y tampoco habían sido contratistas en la Ciudad de México.

En entrevista con Ciro Gómez Leyva, de Radio Fórmula, Monreal descartó este miércoles que existieran anomalías en la asignación de contratos. “¿Dónde está el delito, dónde está la perversidad?”, cuestionó. Monreal mencionó que los procesos de licitación se llevaron con Compranet, y que otras empresas pudieron impugnar la falta de experiencia o solvencia de las empresas ganadoras. El político condenó que se involucre a su hija en cuestionamientos sobre obra pública y contratos en la delegación.

El total de los contratos asignados a zacatecanos es de 266 millones de pesos y fueron otorgados entre el 22 de diciembre del 2015 y el 30 de septiembre del 2016; es decir, en un plazo de 10 meses.

Los zacatecanos se han quedado con 64 por ciento del monto que amparan los 10 contratos más caros que ha otorgado la Dirección de Obras de la Delegación (a cargo del también zacatecano Humberto Chavarría Echartea), los cuales han tenido por objeto el reencarpetamiento en calles de la Colonia Roma o el nuevo alumbrado de la Colonia Doctores.

Si bien, de esos 10 contratos solo cuatro han sido otorgados a zacatecanos, ellos se han quedado con el primero, el segundo, el cuarto y el quinto más caros. Todos ellos suman 183.7 millones de pesos.

Los 14 contratos que Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) identificó se han licitado de la siguiente manera: uno por adjudicación directa, cuatro por licitación pública nacional y nueve por invitación a tres contratistas.

De los cuatro contratos otorgados a zacatecanos por la Dirección de Obras mediante el mecanismo de licitación pública nacional, en ninguno resultó ganadora la propuesta más económica.

Los contratos en los que se centra esta investigación fueron encontrados en Compranet, y si bien puede haber más, la página de la delegación mantiene en la opacidad el historial de todos los contratos que ha otorgado, pues hace dos semanas fueron retirados del portal de transparencia que Monreal presentó en junio del año pasado en cumplimiento de una promesa de campaña.

 Los amigos abastecen a la delegación

Rubén Ledezma Somohano y Flavio Eduardo Mayorga Hernández son dos zacatecanos que fundaron el despacho Bocetto Arquitectos, que solo había recibido un contrato público  antes de la llegada de Monreal a la Cuauhtémoc, de acuerdo con información del portal oficial Compranet. Ese contrato, de cinco millones de pesos, se firmó el 11 de diciembre del 2014 con el objeto de rehabilitar una unidad deportiva en el municipio de Zacatecas.

Según testimonios consultados, Ledezma Somohano y Mayorga estudiaron la preparatoria con la hija del delegado, Catalina Monreal, en el Tec de Monterrey Campus Zacatecas. En fotografías publicadas en las redes sociales de Catalina, se le ve departiendo con ambos y ella replica las imágenes que ellos publican.

Aquí puedes ver las fotos de Catalina Monreal con sus amigos

Tras su llegada a la Cuauhtémoc, Monreal acusó a la administración perredista de Alejandro Fernández Ramírez de haber dejado a la delegación con las arcas vacías y las oficinas saqueadas: sin mobiliario, computadoras ni teléfonos.

En diciembre de 2015, apenas tres meses después de que tomara posesión, Monreal contrató a dos amigos de su hija Catalina para proveer a la delegación justamente del tipo de material que acusó a la anterior administración de haber saqueado.

Ledezma Somohano y Mayorga recibieron de la Delegación Cuauhtémoc seis contratos por 20 millones de pesos en tan solo tres días (entre el 22 y 24 de diciembre). Mediante esos contratos, debieron abastecer a la delegación de mobiliario, equipo de cómputo, equipo recreativo, materiales de limpieza, artículos deportivos, herramientas menores y ferretería, así como servicios de impresión.

Con la información en poder de MCCI se puede establecer que la suma de los contratos recibidos en la Delegación Cuauhtémoc es cuatro veces mayor que lo que Ledezma Somohano y Mayorga habían obtenido de la administración pública zacatecana.

El contrato más grande, de 14.9 millones de pesos, se le otorgó solo a Ledezma Somohano mediante la adjudicación directa AA-809015999-E33-2015 el 22 de diciembre del 2015. Dos días después, el 24 de diciembre, la Delegación le otorgó otro contrato a Ledezma Somohano, esta vez por invitación a cuando menos tres personas con número IA-809015999-E20-2015 por 2.9 millones de pesos.

Esa misma víspera navideña, la Delegación adjudicó otro contrato, con número IA-809015999-E22-2015, que repartió entre Ledezma Somohano y Mayorga. Al primero se le contrató por 1.4 millones de pesos mientras que al segundo por 200 mil pesos. Un tercero, Impulsos Estratégicos e Innovadores SA de CV, obtuvo el monto restante del contrato, 1.2 millones de pesos. Ledezma Somohano ganó un tercer contrato ese día, también adjudicado por invitación a cuando menos tres personas, esta vez con número IA-809015999-E23-2015, por 42 mil pesos.

El último de los seis contratos asignados a amigos de Catalina de los cuales MCCI tiene conocimiento también se entregó el 24 de diciembre. Mayorga ganó el contrato asignado  por la invitación a cuando menos tres personas, con número IA-809015999-E25-2015, por un monto de 675 mil pesos.

Los seis contratos que han firmado Somohano y Mayorga fueron otorgados por la Dirección de Recursos Materiales; la cual depende de la Dirección General de Administración, a cargo de otro amigo de Catalina y compañero de escuela en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM): Salvador Loyo Arechandieta.

Propuestas caras y empresas sin experiencia

El más importante de los 14 contratos que investigó MCCI tiene un valor de 76 millones de pesos y fue otorgado por medio de la licitación pública nacional número 30001071-018-2016 al zacatecano Roberto Sandoval Santoyo.

La obra pública a construir consistía en repavimentación, remozamiento de banquetas y rehabilitación del sistema de drenaje en diversas calles de las colonias Algarín, Asturias y Buenos Aires. Sandoval ganó la licitación a pesar de que presentó la propuesta más cara y de que nunca había obtenido contratos para obra pública en la Ciudad de México, según lo que se puede constatar en Compranet.

Los competidores de Sandoval –Constructora Sogu, SA de CV, Multiservicios de Construcción Ambiental y Restauración, SA de CV, y Grupo Constructor Urcedic, SA de CV– fueron descalificadas por costos que la Dirección de Obras consideró “incongruentes”. MCCI no pudo contactar con estas empresas hasta el cierre de este reportaje y al preguntar por su afiliación a la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, el organismo tampoco respondió a los requerimientos de información.

Según la información obtenida por MCCI, de todas las empresas y personas zacatecanas que han obtenido contratos en la administración de Monreal, solo una, Construcciones, Bombeos y Redes Eléctricas de Zacatecas, tenía experiencia previa en la capital, de acuerdo con Compranet.

Antes de la entrada de Monreal a la Delegación esta empresa tenía contratos públicos en distintas partes de la república por un total de 71 millones de pesos. Sin embargo, en Compranet solo hay registro de un contrato para obras en la Ciudad de México.

Este contrato de 599 mil pesos fue otorgado en abril del 2015, por adjudicación directa, para modificar las instalaciones aéreas de la CFE en la Delegación Miguel Hidalgo. Al llegar Monreal a la Delegación, esta empresa ha ganado al menos un contrato, por 19 millones de pesos.

Otras empresas zacatecanas que, según la información pública de Compranet, recibieron su primera experiencia de construcción en la capital con Monreal son Constructora Ibérica, Diseño y Construcciones Martínez y Construcciones Ekbejo. En cuanto a las personas físicas, los beneficiados por primera vez son los ya mencionados amigos de Catalina Monreal, Rubén Ledezma Somohano y Flavio Mayorga Hernández. Este último, consta en Compranet, nunca había recibido un contrato público en calidad de persona física, y en los primeros meses de Monreal como delegado, recibió por lo menos cuatro.

 Las irregularidades de Ekbejo

De los 14 contratos en los que esta investigación se centra, dos que suman 83 millones de pesos fueron entregados a Construcciones Ekbejo para construir nuevas banquetas y repavimentar calles de las colonias Roma y Obrera.

El contrato para obras en la Colonia Roma, de 27.8 millones de pesos, fue otorgado a Ekbejo en agosto del 2016 tras ganar la licitación IO-809015996-E18-2016. El pasado 28 de enero, MCCI visitó esas obras en compañía de la arquitecta con diez años de experiencia en administración de proyectos de construcción, Carmen Valdez, para constatar el estado de las mismas.

La bolsa de ese contrato presupuestaba 1.8 millones para la repavimentación con concreto hidráulico de las calles de Querétaro y Tapachula, sin embargo Ekbejo colocó pavimento asfáltico de acuerdo con las observaciones de Valdez; quien además calcula que el costo al utilizar asfalto se reduce aproximadamente a la mitad.

En esa misma visita, Valdez señaló que las obras de Ekbejo no solo incumplen con los materiales usados sino que también violan las Normas de Construcción de la Administración Pública del Distrito Federal y el Manual de Normas Técnicas de Accesibilidad de la Ciudad de México.

Como ejemplo de esas violaciones, en las calles de Querétaro y Chiapas las coladeras del arroyo vehicular no se renivelaron; ello, asegura la arquitecta Valdez, causa un riesgo para la circulación vehicular. En las calles de Querétaro y Coahuila hay otro ejemplo: las coladeras centrales se encuentran obstruidas con asfalto debido a que no se protegieron mientras se colocaba la nueva carpeta. Como tercer ejemplo, Ekbejo omitió colocar bolardos en algunas esquinas y los que sí se colocaron carecen de la cinta reflejante requerida por las Normas Técnicas de Accesibilidad de la Ciudad de México; además, incumplen con la altura mínima de 65 centímetros que marcan las normas.

Aquí puedes ver imágenes de los puntos de incumplimiento

Constructora Ekbejo –de la cual es socio el zacatecano José María Maldonado– comparte domicilio fiscal con otro ganador de un contrato en la Cuauhtémoc: Victoriano Maldonado Ibarra, quien obtuvo una licitación de 20.5 millones de pesos para repavimentar y construir nuevas banquetas y guarniciones en las calles de Jalapa y Piedras Negras en la colonia Roma Sur.

En una visita a Zacatecas, MCCI pudo constatar que el domicilio que Ekbejo y Victoriano Maldonado Ibarra registraron en los contratos no es una constructora sino un despacho contable ligado a Victoriano. No obstante, el personal que ahí labora dijo que no conoce a la constructora Ekbejo.

 

Cabe destacar también que antes de la llegada de Monreal a la Cuauhtémoc ni Ekbejo ni Victoriano Maldonado Ibarra tenían experiencia en obra pública en la capital, de acuerdo con información del portal Compranet. Según ese portal, Ekbejo solo tenía tres contratos para obra pública por un total de 18 millones de pesos, todos ellos en Zacatecas.

Ekbejo, además, no aparece en el padrón de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción de Zacatecas.

 “Que comiencen los Juegos del Hambre”

A lo largo del 2015, antes de empezar a recibir contratos de la Delegación Cuauhtémoc, Rubén Ledezma Somohano y Flavio Mayorga compartieron fotos en sus redes desde Panamá, Ciudad de México, Aguascalientes, y diversas ciudades de Zacatecas.

Durante el 2016, ya comenzada la administración de Monreal, Somohano presume viajes a Nueva York, Ibiza, Madrid, Las Vegas, Tokio y San Miguel de Allende, mientras que Mayorga comparte fotos en Dubai, Abu Dhabi, Las Vegas, París, Mykonos, Atenas, Estocolmo, y Cancún.

Tan solo tres días después de que Monreal triunfó en la elección, el 10 de junio del 2015, Somohano compartió una foto en Facebook en la que aparece llegando al aeropuerto de la Ciudad de México junto con Mayorga.

Una persona que se identifica como Tessa US les comenta: “Se cuidan mucho… Los quiero ver brillar!”. Somohano titula esa foto con la siguiente leyenda: “Let the hunger games begin” (“Que comiencen los juegos del hambre”).

Aquí puedes ver las fotos de viajes de Flavio Mayorga y Rubén Ledezma Somohano

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué es el 'efecto Matilda' que invisibiliza a las mujeres en la ciencia

Existe un prejuicio sistemático en contra de reconocer sus logros y cuyo trabajo a menudo se atribuye a sus colegas masculinos. El "efecto Matilda" responde a este fenómeno y una campaña busca visibilizarlo y revertirlo.
8 de marzo, 2021
Comparte
Fotografía del libro de cuento de @NoMoreMatildas

@NoMoreMatildas
¿De qué se trata el “efecto Matilda”?

“¿Te imaginas qué hubiera pasado si Einstein habría nacido mujer? Probablemente hoy no sabríamos quién es Einstein”.

Con esta pregunta disparadora y una respuesta para la reflexión, comienza la campaña “No more Matildas” (No más Matildas), impulsada por la Asociación de Mujeres Investigadoras y Tecnólogas (AMIT) de España.

La iniciativa -que empezó en el país europeo en enero y ya traspasa fronteras traducida a varios idiomas- busca concientizar a la sociedad sobre la poca visibilidad que tienen las mujeres en el ámbito científico.

También pretende recuperar los nombres de las mujeres de la ciencia que fueron silenciados y olvidados, llevándolos a los libros escolares con la idea de despertar ejemplos y la vocación científica de las niñas.

“Ya iba siendo hora que se recuperen tantas figuras perdidas, no solo porque es de justicia histórica, sino porque pueden ser modelos que cambien para siempre la percepción que tienen las niñas acera de la ciencia y lo adecuadas que son para ellas”, le dice a BBC Mundo Carmen Fenoll, presidenta de AMIT.

Pero ¿por qué les dicen Matildas a las mujeres de diferentes ámbitos de la ciencia que fueron silenciadas? ¿Quién empezó a llamarlas así?

“Efecto Matilda”

Este fenómeno de suprimir la contribución de las mujeres en el desarrollo de inventos o en la investigación, y también el reconocimiento frecuente de su trabajo a sus colegas masculinos no es nuevo. Ha pasado durante siglos.

Una de las primeras mujeres en denunciarlo públicamente fue Matilda Joslyn Gage, una sufragista y abolicionista de finales del siglo XIX en Estados Unidos que luchó por los derechos de las mujeres y de las minorías.

Matilda Joslyn Gage

Getty Images
Matilda Joslyn Gage fue una de las primeras que denunció la invisibilidad de las mujeres en la ciencia.

Ella escribió un ensayo publicado en 1883 con el nombre Woman as an inventor (“Mujeres inventoras”) en el que describe este fenómeno pero no le pone un nombre.

“Aunque la educación científica a la mujer le fue negada enormemente, algunos de los inventos más importantes del mundo se deben a ella”, escribió enumerando varios ejemplos.

Sin embargo, “la proporción de inventores femeninos (con patentes) es mucho menor que la de masculinos, lo que se debe al hecho de que la mujer no posee la misma de libertad que el hombre“, analizó Gage en el artículo publicado en la revista The North American Review.

Ella fue víctima de ese mismo efecto que denunciaba. No porque fuera una inventora opacada por un hombre que le robara crédito sino porque fue silenciada por sus colegas y no reconocida debidamente por la historia, opinan investigadores.

Gage era una ferviente luchadora del derecho al voto de las mujeres y, sin embargo, fue apartada por sus propias compañeras feministas Susan B. Anthony o Elizabeth Cady Stanton (con quién escribió History of Woman Suffrage) y escasamente recordada en la historia del movimiento.

“Se pelearon y luego, cuando se escribió la historia, se eliminó a Matilda (…) Ella no recibió crédito”, dice Margaret W. Rossiter, la historiadora científica estadounidense que acuñó la expresión “efecto Matilda”.

Ilustración de una científica con una brújula.

@NoMoreMatildas
Aún existen muchos estereotipos que alejan a las mujeres de la ciencia.

Rossiter, quien es profesora retirada de la Universidad Cornell, de Estados Unidos, dedicó toda su vida a buscar nombres perdidos de mujeres científicas no documentadas en los libros. Y escribió tres. “Mientras más buscaba, más encontraba”, asegura.

En su investigación, observó que este patrón de invisibilidad femenina se repetía una y otra vez en la ciencia.

Desde el hecho de que los hombres toman el crédito del trabajo de las mujeres, que las mujeres no ganan tantos premios como ellos, que no consiguen empleo en campos científicos o que son recluidas.

Claro que hay nombres conocidos como la doble Premio Nobel Marie Curie. “Ella era notable, pero era la excepción”, advierte Rossiter.

Así en 1993 la historiadora decidió que este efecto de invisibilizar a las mujeres debería tener el nombre de Matilda Gage y lo escribió en un artículo académico.

“Fue más como una broma, pero llamó la atención de todo el mundo, lo cual es sorprendente”, cuenta en una conversación telefónica con BBC Mundo.

“Microdesigualdades”

La desigualdad de género no es una novedad. Hasta hace no mucho tiempo, las mujeres en países occidentales no tenían derecho a estudiar en una universidad, por ejemplo.

Y pese a que esto ya no es así, hay muchas inequidades y prejuicios que siguen vigentes en la sociedad.

Marie Curie.

PA Media
La científica Marie Curie es la excepción al “efecto Matilda”.

“En muchas disciplinas científicas no es fácil entrar, tampoco hay modelos para las propias universitarias y las aguerridas interesadas que se animan a hacerlo pueden encontrarse con entornos que son bastante hostiles, muchas veces de un modo subconsciente o no explícito”, describe Fenoll.

“Los estereotipos que hay acerca del papel que juegan las mujeres en la ciencia siguen estando: ‘las mujeres son menos brillantes’, ‘las mujeres se esfuerzan menos’; ‘está bien que las mujeres estén en los equipos de investigación, pero los que son brillantes normalmente son ellos'”, enumera.

A nivel global, las mujeres son menos de un tercio de los investigadores y solo el 3% de Nobel en ciencia han sido otorgados a mujeres, señala la Organización de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres en un estudio de septiembre de 2020.

“Para la región de América Latina y el Caribe, en 2017, del total de investigadores en ingeniería y tecnología, solo el 36% eran mujeres en Uruguay; el 26%, en Colombia; el 24%, en Costa Rica; el 17%, en El Salvador; en Honduras el 21,5%; y en Bolivia y Perú alrededor del 19%”, añade el reporte.

Según la presidenta de la AMIT, en el mundo científico español hay solo entre un 20 y 25% de mujeres.

Y con la pandemia este número se agravó. “El 40% de las científicas tuvo que dedicar bastante tiempo a los cuidados de los hijos y a veces al de sus padres, contra solo el 15% de los hombres”, añade Fenoll, citando fuentes del Ministerio de Ciencia e Innovación de España.

Entre las disciplinas donde hay menos mujeres están las ciencias más duras y las tecnologías, como matemática, física, informática y el desarrollo de la inteligencia artificial.

Fenoll ve una probable explicación de este escaso número es el perjuicio.

Una parte importantísima del problema es la percepción que tiene la sociedad de que las niñas son peores en matemáticas, que no tienen visión espacial, que son incapaces… Y si son capaces, se piensa que no les va a ir bien. Si eso te lo están diciendo en tu casa o en el colegio continuamente terminas creyéndotelo”, opina.

Ilustración de una científica con hombres detrás.

@NoMoreMatildas
Si hay menos mujeres en la ciencia, también hay pocas mujeres en la toma de decisiones.

“Hay menos mujeres tomando las decisiones. Claro que no todo el mundo quiere estar en la cúspide, pero no me creo que de entrada las mujeres prefieran no llegar a ser catedráticas”, afirma.

“Hay muchas microdesigualdades, por sí solas ninguna de ellas es suficiente para explicar lo que pasa pero cuando todas se suman terminan siendo determinantes”.

“No encajaba”

El movimiento #NoMoreMatildas no solo está respaldado por científicas, sino por escritoras, instituciones y medios de comunicación.

La iniciativa incluye la publicación gratuita de cuentos sobre Einstein, Fleming y Schödinger, como si hubiesen sido mujeres, y biografías de científicas reales como la geóloga danesa Inge Lehmann, la bióloga estadounidense Bárbara Mcclintock y la química británica Rosalind Franklin, por nombrar algunas.

Ilustración científica.

@NoMoreMatildas
“Hay muchas microdesigualdades” en la ciencia, dice Carmen Fenoll, presidenta de la Asociación de Mujeres Investigadoras y Tecnólogas (AMIT) de España.

La campaña busca visibilizar e inspira a las niñas a que persigan carreras científicas.

“No se dejen intimidar por las científicas famosísimas. La mayoría de las científicas no somos famosas, somos personas normales que hacemos un trabajo que nos gusta mucho”, dice Fenoll.

La historiadora científica Margaret Rossiter también alienta a las niñas a que sigan sus pasiones científicas.

“Siempre me dijeron que no encajaba. Y pensé. Entonces eso es algo bueno. Yo no quiero encajar. No es mi objetivo en la vida”, afirma.

“¡Sigue adelante, no sabes lo que depara el futuro! Y si los niños aún dicen que las niñas no pueden estudiar matemáticas. Deberías responder: ‘¡Oye, lo hacemos igual de bien!'”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=dMEho2ZcVtE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.