Narcomensajes reflejan el vacío de poder del Estado y la falta de instituciones: estudio
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Archivo Cuartoscuro

Narcomensajes reflejan el vacío de poder del Estado y la falta de instituciones: estudio

Un estudio del CIDE clasificó los mensajes dejados en más de 2 mil 600 homicidios del crimen organizado; Guerrero, fue el estado con más narcomensajes en el sexenio de Felipe Calderón.
Archivo Cuartoscuro
Por Arturo Angel
6 de febrero, 2017
Comparte

Dejar narcomensajes cuando la víctima fue ejecutada de una manera sanguinaria es una estrategia de los grupos criminales para generar “respeto” y “construir una reputación frente a sus rivales y la sociedad en general”, concluyó un estudio realizado por el Centro de Investigación y Desarrollo Económico (CIDE) a más de 2 mil mensajes dejados en ejecuciones del crimen organizado.

El estudio titulado: “Evolución del crimen organizado en México a través de los narcomensajes”, clasificó por primera vez 2 mil 680 mensajes encontrados entre 2007 y 2011,  en 25 de los 32 estados del país, e identificó los principales contenidos de dichos mensajes, su ubicación geográfica y el tipo de homicidios con los que se asocian, entre otros.

El estudio alerta que si bien el 44% de los mensajes analizados (508)  tienen como principal motivo lanzar un mensaje de amenaza u odio a grupos rivales, existe un 22% (193 mensajes) que son “mensajes justicieros” donde se anuncia que la persona asesinada era un supuesto delincuente.

Los expertos subrayan que se trata de una situación “preocupante” que evidencia que hay grupos que surgieron con el objetivo inicial de combatir una situación de violencia ante la incompetencia o complicidad de las autoridades, pero que a la larga se vuelven también en organizaciones criminales violentas. Agravando el problema.

“Los resultados de este artículo nos llevan a pensar en las consecuencias de la falta de control estatal en gran parte del territorio nacional. La falta de institucionalidad ha generado un vacío de poder, que es llenado por nuevas organizaciones criminales, las cuales, a pesar de que actualmente puede que estén vinculadas a la producción y el tráfico de drogas, no tienen como motivación inicial para su creación el narcotráfico”.

El tercer móvil de ejecuciones identificado por los investigadores en los “narcomensajes”, son venganzas contra supuestos informantes de grupos rivales con al menos 135 casos detectados.

El 10% de los “narcomensajes” indica que se trata de mensajes contra el gobierno; la proporción es similar en cuanto a los mensajes relacionados con alguna disputa territorial en específico.

Reivindicación de la violencia en ebullición

Con el incremento de la violencia se han disparado también el número de mensajes que acompañan las ejecuciones. Del 2007 y el 2011 el CIDE identificó, a través de una metodología propia, que se registraron en el  país 43 mil 801 ejecuciones relacionadas con el crimen organizado. El nivel de violencia pasó de 2mil 595 homicidios en 2007 a casi 13 mil en el 2011.

De forma paralela subió la reivindicación de esta violencia. Mientras que en 2007 apenas si se encontraron 56 mensajes en hechos de homicidio, para 2011 fueron 948 mensajes los descubiertos. Es un crecimiento de más del mil 500 por ciento.

“En 2007 solo un grupo criminal fue identificado por medio de narcomensajes, y solo el 1% del total de ejecuciones cometidas por grupos criminales fue etiquetado (mensaje dejado junto al cuerpo). Por el contrario, en 2011, más de 110 grupos fueron identificados y 11 por ciento del total de ejecuciones fueron etiquetadas”.

De acuerdo con el estudio, el que cada vez se haga más visible la intención por evidenciar y reivindicar hechos criminales puede ser un tema solamente “de moda”, pero también un interés real que tienen los delincuentes de hacerse visibles ante la sociedad, ante las autoridades  y ante los grupos antagónicos.

Incluso, en el caso de los llamados “mensajes justicieros”, se advierte un intento de búsqueda de aprobación de parte de las personas que cometen los crímenes.

La aparición de los mensajes dejados en el escenario de una ejecución o posterior a ella también es un fenómeno que inicio en sitios en específico pero que fue creciendo de forma considerable.

El análisis identifica como primeros casos la aparición en abril de 2007 de un mensaje de “Los Zetas” dejado en Guerrero y en el que se anunciaba el inicio de sus operaciones en esa entidad. También entre los primeros hechos figuran dos mensajes dejados en Nuevo León en ese mismo año, uno dirigido al procurador y otro a supuestos funcionarios que colaboraban con el Cártel de Sinaloa.

El hecho es que en un periodo de cuatro años el hallazgo de los mensajes se registra en al menos 25 de las 32 entidades del país.

Guerrero es el estado en donde el análisis identifica la mayor colocación de los mensajes analizados con 429 que equivalen al 16% de todos los analizados. “Esto podría ser un reflejo de las guerras territoriales en las que La Familia Michoacana, los Beltrán Leyva” indica el análisis.

Sinaloa es la segunda entidad con mayor presencia de mensajes en ejecuciones en el referido lapso con 285 en total.

“En la mayoría de los mensajes encontrados en Sinaloa, en los que un grupo pudo ser identificado, el Cártel de Sinaloa era o bien la víctima o el perpetrador, en otros mensajes diferentes grupos acusan al Cártel de colaborar con el gobierno, también se encontraron mensajes de odio contra el mismo Cártel o el Chapo. El contenido de estos mensajes indica que, aunque el Cártel de Sinaloa tenía el estado bajo control, otros grupos (el Cártel de Juárez, Los Zetas y la Organización Beltrán Leyva, entre otros) también se disputaban el territorio” indica el estudio.

La tercera entidad con mayor cantidad de mensajes es Chihuahua con 272 y que en gran medida obedece a la violencia desatada por la disputa entre el grupo conocido como “La Línea” (brazo armado del Cártel de Juárez) y células del Cártel de Sinaloa.

A estas entidades le siguen el Estado de México con 259 mensajes reportados y después Michoacán con 186 mensajes.

Violencia extrema como marca

Como parte de su análisis, los expertos del CIDE estudiaron y clasificaron como se cometieron los homicidios en los cuales se dejaron los mensajes de reivindicación de los mismos, y encontraron que varios fueron cometidos con extrema violencia.

“Es importante resaltar que el tipo de muerte más común en las ejecuciones registradas fue por arma de fuego. Sin embargo, métodos más sanguinarios se han utilizado con regularidad como decapitaciones, desmembramientos y fosas comunes, entre otros” subrayan los especialistas.

De acuerdo con los datos, en efecto el 55% de las ejecuciones en donde se encontraron “narcomensajes” fueron homicidios cometidos con armas de fuego. Se trata de mil 478 homicidios en concreto.

Pero existen 661 casos de hallazgos de “narcomensajes” en donde la víctima fue decapitada o desmembrada. Es en promedio uno de cada cuatro de los casos analizados. A esto hay que sumar 132 casos en donde la víctima fue asfixiada y 23 más en donde los cuerpos en los que se dejaron los mensajes estaban totalmente calcinados.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Texas: 4 contradicciones de la policía sobre el tiroteo que cuestiona la actuación de los agentes

Las autoridades de Texas han revelado detalles que contradicen declaraciones anteriores.
28 de mayo, 2022
Comparte

La policía de Texas ha corregido detalles clave sobre el tiroteo en una escuela de Uvalde a medida que aumentan las críticas por parte de algunos padres sobre el recuento inicial de los hechos.

El pasado martes, la pequeña y normalmente tranquila localidad, en el estado de Texas, se convirtió en el escenario de la peor masacre ocurrida en una escuela de Estados Unidos en casi una década.

Al menos 21 personas murieron (19 de ellas niños y dos maestras) cuando Salvador Ramos, un adolescente de 18 años, irrumpió en la primaria Robb con una pistola de mano y un rifle AR-15, se atrincheró en un salón de clases y comenzó a disparar.

Desde entonces se han ido revelando detalles de cómo transcurrió la jornada que cambió para siempre la vida de este pueblo fronterizo.

Pero en sus últimas declaraciones, la policía se ha retractado de otras hechas anteriormente.

1. Entró sin mayor esfuerzo

Las autoridades informaron inicialmente que Ramos intercambió disparos con un agente policial de la escuela antes de ingresar al edificio.

Poco después, durante una sesión informativa el miércoles, Steven C. McCraw, director del Departamento de Seguridad Pública (DPS), aseguró que un agente policial de la escuela “atacó” al tirador pero que no hubo intercambio de disparos.

Gente llorando tras la masacre.

Getty Images
Ramos compró legalmente dos rifles estilo AR el día en que cumplió 18 años, una semana antes del ataque.

Pero este jueves la policía reveló que el atacante deambuló afuera de la escuela durante 12 minutos antes de entrar sin ser cuestionado.

“Se informó (inicialmente) que un agente policial del distrito escolar confrontó al sospechoso cuando ingresaba. No es correcto. Entró sin obstáculos”, reveló Victor Escalon director regional del DPS.

2. La “rapidez” de la respuesta

Inicialmente, varios funcionarios estadounidenses celebraron la respuesta “rápida” de las autoridades.

Steven C. McCraw, el director del DPS, aseguró el miércoles que un agente actuó rápidamente cuando Ramos se acercaba a la escuela tras estrellar su vehículo.

El gobernador estatal Greg Abbott, por su parte, elogió la “respuesta rápida” de los “valientes funcionarios locales” que, según dijo, se habían enfrentado al pistolero antes de que ingresara a la escuela.

“Mostraron un coraje increíble”, agregó

Aula de la escuela.

Getty Images
Ramos entró libremente a la escuela por una puerta que estaba abierta a las 11:40am

Pero este jueves, Escalon reveló que la policía llegó después de que el hombre armado entrara y que fue muerto 90 minutos luego de su llegada.

La respuesta ahora es considerada como tardía y una serie de videos que muestran a padres frustrados siendo abordados y esposados ​​por la policía mientras el atacante aún estaba dentro de la escuela, ha provocado una creciente ira en Estados Unidos.

3. No ingresaron de inmediato

Este jueves, Escalón detalló que Ramos estrelló su vehículo cerca a las 11:28am, y la primera llamada de emergencia llegó dos minutos después cuando algunos testigos reportaron que habían visto a un hombre con un arma de fuego.

Ramos disparó a transeúntes, recorrió las instalaciones de la escuela y entró libremente por una puerta que estaba abierta a las 11:40am.

La policía llegó al lugar cuatro minutos después, según Escalon.

Inicialmente, la policía dijo que los oficiales estaban “adentro” tratando de actuar y se cubrieron después de ser atacados.

Pero Escalon contradijo el jueves esta versión.

Dolientes visitan el monumento a las víctimas del tiroteo en la escuela de Texas.

Getty Images

“Ellos (no) entraron de inmediato debido a los disparos que estaban recibiendo”, precisó.

A las 12:45, el pistolero fue muerto a tiros no por agentes locales. sino por una unidad táctica dirigida por agentes fronterizos estadounidenses.

Escalon restó importancia a las declaraciones anteriores de la policía de que hubo intercambios de disparos en curso durante la hora en la que Ramos estuvo en el lugar.

“La mayoría de los disparos fueron al principio”.

4. Chaleco antibalas

Inicialmente, las autoridades locales afirmaron que el hombre armado tenía un chaleco antibalas, pero luego cambiaron el discurso.

El sargento Erick Estrada, vocero del Departamento de Seguridad Pública de Texas, aseguró el miércoles que Ramon tenía “un rifle y un chaleco antibalas“.

“Después del choque (de su vehículo) salió un hombre armado, con un chaleco antibalas. Entró por una puerta en el sur (del plantel), donde se encontró con un policía y empezaron a dispararse entre ellos”, detalló.

Pero más tarde, el teniente Christopher Olivarez, vocero del Departamento de Seguridad Pública de Texas, dijo que el atacante no llevaba chaleco antibalas, sino un chaleco para guardar cargadores adicionales.

Ramos compró legalmente dos rifles estilo AR el día en que cumplió 18 años, una semana antes del ataque.

La investigación no ha encontrado indicios de que tuviera antecedentes de enfermedad mental o penales.

Pese a la línea de tiempo ofrecida por el director regional del DPS, Victor Escalon, este jueves, aún quedan muchas dudas sobre los hechos.

Escalon se negó a responder varias preguntas sobre por qué el pistolero no había sido abatido antes. Pero afirmó que había “tomado en consideración todas las preguntas” y que pronto ofrecería una actualización.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=QkzsUZOK6-0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.