¡No más Kleenex!: Las marcas que se apoderaron del producto
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

¡No más Kleenex!: Las marcas que se apoderaron del producto

Cuando vamos al cine a ver una clásica película de drama y llegamos al punto en el que ya no nos da miedo llorar (porque estamos muy en contacto con nuestro lado sensible), nos damos cuenta que necesitamos un buen paquete de Kleenex y en el caso de las chavas, un rímel a prueba de agua. Bueno, quise decir unos buenos pañuelos desechables y una máscara de pestañas a prueba de agua.
Por Daniel García
7 de febrero, 2017
Comparte

Nota del editor: esta entrada fue publicada originalmente en ClickNecesario.com, el 24 de agosto de 2016.


Cuando vamos al cine a ver una clásica película de drama y llegamos al punto en el que ya no nos da miedo llorar (porque estamos muy en contacto con nuestro lado sensible), nos damos cuenta que necesitamos un buen paquete de Kleenex y en el caso de las chavas, un rímel a prueba de agua. Bueno, quise decir unos buenos pañuelos desechables y una máscara de pestañas a prueba de agua.

Y sí, para el caso es lo mismo, todos sabemos a qué nos referimos porque hay marcas que se han vuelto tan famosas que el producto termina tomando su nombre. Estas son algunos ejemplos de aquellos productos que han cedido su nombre real:

Kleenex

Se escucha a menudo que hay quienes en el nombre llevan la penitencia (o por lo menos los que tenemos treintaytantos), y los pañuelos desechables son el ejemplo perfecto: su nombre fue desechable y remplazado por uno con más onda, Kleenex (y es que hasta se escribe con “K” que es más kool). Esta marca logró posicionarse tan bien dentro de las mentes de los compradores que cada vez que necesitamos sonar nuestra nariz pedimos un Kleenex y no un pañuelo desechable.

Kleenex-Products-Picture-1024x889

blondemomblog

Los Kleenex o klínex o clínex, o Clin Eastwood, son una marca registrada de la multinacional Kimberly-Clark que además fabrica y comercializa papel higiénico, toallas de papel y pañales, todo bajo el mismo nombre. Sin embargo, Kleenex se convirtió en un término genérico que se usa en algunos países para identificar a los pañuelos desechables, sin importar a qué marca pertenezca.

El éxito de la relación producto-marca fue tan exitoso que diccionarios, como el Oxford, han incluido la palabra, definiéndola como tal. Las demás marcas lloran.

kl

Giphy

Rímel

“¿Qué? ¿Mi rímel no es rímel?”. Así es a menos que tu máscara de pestañas sea de la marca Rimmel. House of Rimmel es la empresa creadora de esta marcaducto (término creativamente inventando por mí para definir esta mezcla de marca-producto), y fue fundada por el empresario francés Eugène Rimmel en Inglaterra. Al igual que con los kleenex la marca actualmente tiene una amplia gama de productos de maquillaje pero, a diferencia de los pañuelos, la máscara de pestañas no es su producto más reconocido.

2241198

rimmel

Por ello es curioso que sea ese artículo el que se quedó con el nombre de marca como referente genérico, ese que la mayoría de las mujeres llevan en su cosmetiquera e identifican como “rímel” sin importar de qué marca sea. Digamos que la máscara de pestañas ocultó perfectamente la cara detrás del Rímel.

masa

Giphy

Resistol

Cuando las escuelas nos daban la lista de útiles escolares no podía faltar un botecito de “resistol blanco” (perfecto para untarlo en las manos y hacer costritas de piel falsa). Entonces, corríamos a la papelería y comprábamos (mejor dicho nos compraban) un pegamento blanco que, por lo menos en mi caso, nunca fue Resistol.

STA73196

resistol.com.mx

En el año de 1941 Adolfo Patrón Tenorio fundó una empresa con gran adherencia, Resistol. Antes de llamarse así la empresa que ya fabricaba pegamentos industriales llevaba el nombre de Productos Tapioca, nombre que quizá no hubiera ayudado mucho a que el producto fuera tan pegajoso años después.

En la década de los sesentas se les ocurrió una nueva forma de distribución llamada “La caravana Resistol” que ayudó a que el pegamento estuviera al alcance de todos. Para 1970 Resistol ya estaba adherido como referente en la mente colectiva y así se mantiene hasta la fecha, aunque existan más marcas que lo fabrican y venden.

Lo que es importante es que no importa la marca, úsalo para pegar, para untártelo en las manos y hacer costritas de piel falsa, pero nunca para inhalarlo.

peg

Giphy

Pritt

Un caso muy parecido al Resistol es el del Pritt. De hecho hasta pertenecen a la misma empresa, Henkel, pero a diferencia de Resistol que es orgullosamente mexicano el Pritt es un diseño alemán. Una barra de pegamento diseñada como un lipstick (hay quienes hasta se lo han puesto en los labios, no diré nombres), para facilitar su aplicación, suena como una gran idea y lo es. Aún más si su nombre se convierte en el genérico para referirse a cualquier barra adhesiva que tuviera la mala suerte de salir al mercado después de ella. ¡Uhu, pobres, eso debe doler más que pegarte en el dedo chiquito!

pritt-stick-stage

prittworld.ca

Diurex

Este es el último producto de los que pegaron más de lo que pensaban (y mi último chiste sobre eso, lo prometo). La cinta adhesiva fue inventada en 1925 por Richard Drew de la empresa 3M, que significa Minnesota Mining and Manufacturing. La cinta original era cinta con papel en el dorso, a partir de esta se crearon las cintas transparentes y otras.

713

Cuenta la leyenda que uno de los clientes rechazó el producto por tener adhesivo sólo en los laterales, calificándolo como “scotch” o escocés, palabra que en aquél entonces era utilizada peyorativamente como sinónimo de tacaño (por la fama de avaros que tenían los inmigrantes de ese país que vivían en Estados Unidos). Drew aprovechó la grosería y comericalizó su invento como Scotch Tape.

En México, se le llamó Diurex ya que fue la marca que comercializó la cinta adhesiva en el país y con su fama nació también el referente para cualquier cinta adhesiva, el Diurex o como algunos otros lo conocen, Yurex.

tap

Tehuacán

Cuando la momiza pedía algo para mezclar “la cuba” pedían una Coca y un Tehuacán. Por muchos años y hasta la fecha (y más ahora que está de vuelta) en México toda agua mineral era Tehuacán. Incluso uno de los infames métodos que tienen los judiciales a la hora de sacar verdades es el famoso “Tehuacanazo”, una pequeña mancha en la clara, transparente y burbujeante historia de la refrescante bebida.

agua-mineral-brillante

brillante.com.mx

El agua mineral de Tehuacán viene de Tehuacán, Puebla y fue distribuida por el grupo Peñafiel. El agua mineral es agua que contiene minerales u otras sustancias disueltas que alteran su sabor o le dan un valor terapéutico. Sales, compuestos sulfurados y gases están entre las sustancias que pueden estar disueltas en el agua y que son las que lo dotan de burbujas y definitivamente no podemos hablar de minerales, burbujas y Puebla sin pensar primero en Tehuacán (¡Qué chula es Puebla!).

Cotonete

Pasa más tiempo en nuestros oídos que los consejos de nuestros papás, le llamamos Cotonete y justo todo lo anterior está pésimo. La empresa Johnson & Johnson comercializó unos pequeños bastoncillos con bolitas de algodón en cada punta y los bautizó con el nombre de Cotonetes (seguramente por “cotton” que significa algodón).

url

En ese momento decidimos que a cualquier bastoncillo con esas características le llamaríamos así, cuando en realidad su nombre es hisopo. Pero lo peor no es nuestra generalización, sino que además de nombrarlos mal, los utilizamos peor. Según varias asociaciones médicas profesionales, el hisopo no debe introducirse en el oído, pues puede ser causa de ruptura involuntaria del tímpano. En todo caso si queremos utilizarlos de una forma divertida, sigamos haciéndolo para una buena pelea al estilo American Gladiator.

coto

Giphy

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Las cinco maneras en que el cambio climático afecta tu bolsillo

Más allá de las discusiones a alto nivel y las proyecciones sobre el futuro del planeta, a nivel individual, el cambio climático tiene claros efectos en tus finanzas personales.
4 de noviembre, 2021
Comparte

El cambio climático puede tener un efecto directo en tu cuenta bancaria.

No solo porque sube el precio de los productos que compras y las cuentas que pagas cada mes, sino porque si vives en una zona expuesta a eventos climáticos extremos, puedes llegar a perder tu casa o tu empleo.

El número de días de calor extremo por año, cuando las temperaturas alcanzan los 50º C, se han duplicado desde 1980, según un estudio de la BBC.

Y de acuerdo al último informe publicado por el Panel Intergubernamental de Cambio Climático de la ONU (IPCC), es probable que para 2040 la temperatura exceda los 1,5 °C, aún reduciendo drásticamente las emisiones de gases de efecto invernadero.

Ese incremento de la temperatura se suma a una creciente cantidad de desastres naturales como huracanes, sequías, inundaciones y otros fenómenos que ponen en riesgo la vida y la economía local.

Estos eventos, junto al cambio general en los patrones climáticos y la pérdida de cosechas, afectan la disponibilidad de productos y servicios esenciales como los alimentos, el agua o la electricidad. Y hacen subir sus precios.

Como el cambio climático también afecta la salud de las personas, termina provocando un mayor gasto en salud.

Y en sus casas, cada vez más personas están utilizando de manera intensiva y permanente sistemas de climatización para lidiar con las olas de frío y calor extremo, aumentando su consumo energético.

A nivel global, un menor crecimiento económico debido al cambio climático y una mayor inflación, son una mala receta para tus finanzas personales.

Click here to see the BBC interactive

Aquí te explicamos 5 maneras en que el cambio climático está afectando tu bolsillo.

1.- Aumento en el precio de los alimentos

Uno de los efectos más severos del cambio climático ha llegado a las cosechas. Desastres naturales como sequías, inundaciones, incendios o huracanes han aumentado en los últimos años y las proyecciones científicas indican que si la temperatura del planeta continúa subiendo al ritmo que lo está haciendo ahora, las cosas serán más complicadas.

“Veremos olas de calor todavía más intensas y frecuentes”, dijo Friederike Otto, investigadora de la Universidad de Oxford, Reino Unido, y parte del equipo que elaboró el último informe del IPCC.

Agricultor en El Salvador

Getty Images

Bien lo saben los habitantes de Centroamérica que, como en muchas otras regiones del planeta, han sido víctimas de estas inclemencias naturales.

Por otro lado, la producción de cereales en América Latina y el Caribe ha disminuido, en medio de las graves sequías que han afectado a la región.

“Cualquier catástrofe incide fuertemente en la actividad económica y, por tanto, en el precio de los productos”, le dice a BBC Mundo Mercedes Pardo-Buendía, catedrática y directora del grupo de investigación Sociología del Cambio Climático y Desarrollo Sostenible de la Universidad Carlos III, España.

Además, advierte que en la producción y comercialización de alimentos incide el costo de la energía y el agua, que finalmente se traduce en precios más altos de los productos.

Sequía en Honduras

Getty Images

Mark Maslin, profesor de Geografía en University College London, Reino Unido, especializado en temas de cambio climático, señala que el aumento de precios es un efecto económico real.

“No hacerse cargo del cambio climático es realmente malo para la billetera de las personas”.

El aumento de las sequías, la temperatura y la humedad, influye en que menos personas puedan realizar labores agrícolas.

Eso hace que se queden sin sustento y también afecta tanto la cadena productiva como la disponibilidad y el precio de los alimentos, explica el experto en diálogo con BBC Mundo.

2.- Aumento en la cuenta de la luz y del agua

El aumento en el valor de los recibos de luz no es homogéneo. “Depende de cómo produces la electricidad y de otros factores como los subsidios gubernamentales que existen en varios países”, señala Maslin.

Pero en aquellos países afectados por sequías y cuya fuente de electricidad proviene de la energía hidroeléctrica, existe un impacto en el precio de de la luz.

Ampolletas

Getty Images

Ahora bien, hay otro proceso en marcha que si bien tendrá efectos positivos a largo plazo, puede provocar algunas disrupciones a corto plazo.

En todo el mundo, la electricidad se está volviendo más costosa debido a la transición desde las energías producidas con combustibles fósiles a energías alternativas renovables.

“En los hogares, será más cuantioso el recibo de la luz, pero éstos también verán el aumento del precio de los bienes de consumo pues el aumento en el precio de la electricidad termina impactando en el precio final de los productos”, explica Pardo-Buendía.

Otra cosa que vale la pena tener en cuenta es que, para los ancianos, el efecto en el alza de la cuenta de la luz es mayor porque suelen tener menores ingresos que cuando eran trabajadores activos y porque aumentan su gasto energético en el hogar para evitar los exceso de frío o calor.

Mujer con chorro de agua. Misisipi, EE.UU, después del huracán Katrina.

Getty Images

Respecto al agua, en aquellos lugares con escasez del recurso, las cuentas han comenzado a subir.

Y en la medida que las empresas que venden el agua deban hacer grandes inversiones para procurar el abastecimiento familiar e industrial, es probable que esos costos sean asumidos por los consumidores en aquellos países donde el servicio no está subsidiado.

3.- Aumento en el precio de los seguros frente a eventos extremos

“El aumento en el precio de los seguros ya se está produciendo“, comenta Pardo-Buendía.

Seguros para el sector agrario, para el hogar y para todo tipo de contingencias. Por un lado ha subido el valor y, por otro, muchas empresas aseguradoras están rechazando a aquellos clientes considerados como demasiado riesgosos.

Hombre frente a casa inundada y detsruida

Getty Images

“Hay hogares que no encuentran compañías que los aseguren por el riesgo del cambio climático”, apunta la investigadora, tal como ocurre en la zona donde impactó el huracán Katrina en Estados Unidos en el año 2005.

En la medida que aumentan los daños provocados por el cambio climático, es probable que, a futuro, los seguros sigan aumentando de precio.

Si vives en una zona proclive a los incendios, por ejemplo, te pueden subir la tasa que debes pagar, dice Sarah Dougherty, representante del Centro de Finanzas Verdes de la organización Natural Resources Defense Council (NRDC), con sede central en Nueva York.

“O si los huracanes ocurren con más frecuencia es probable que las primas suban”, señala Dougherty.

Lo mismo ocurre en aquellas zonas expuestas al aumento del nivel del mar. Pero aún más preocupante, es que el rápido ascenso del nivel del mar ha comenzado a provocar migraciones y desplazados.

Esos movimientos humanos tienen efectos en la economía local de la zona abandonada y en la economía de los países receptores de los migrantes.

4.Mayor gasto en salud

La contaminación del aire, por ejemplo, ha provocado graves efectos en la salud de las personas.

Según la Organización Mundial de la Salud las muertes provocadas por la contaminación atmosférica llegan a cerca de 7 millones al año.

Otros estudios señalan que la cifra es mayor. Por ejemplo, una investigación realizada por científicos de las universidades de Harvard, Birmingham y Leicester, publicada en abril, llegó a la conclusión que más de 10 millones de personas mueren cada año debido al aire contaminado.

Por otro lado, científicos han alertado que el cambio climático está creando condiciones ideales para la transmisión de enfermedades infecciosas.

Persona en hospital con ventilador artificial

Getty Images

Según el último informe anual de la revista médica británica The Lancet, llamado “Lancet Countdown”, el peligro de infecciones por malaria está aumentando en áreas más frías, mientras que las costas del norte de Europa y EE.UU. son cada vez más propensas a las bacterias que producen gastroenteritis y sepsis.

Y en las regiones cálidas, es más fácil que se propaguen enfermedades como el cólera o el dengue.

Además, señala la publicación, casi 600 millones de personas viven a menos de 5 metros sobre el nivel del mar, lo que los pone en riesgo de mayores inundaciones y tormentas intensas.

“Es hora de darse cuenta de que nadie está a salvo de los efectos del cambio climático”, dijo Maria Romanello, directora de Investigación y autora principal del informe.

Y las olas de calor extremo que han azotado al mundo recientemente han afectado la salud de las personas en distintos países.

Jeremy Hess, médico y profesor de la Universidad de Washington, otro investigador del nforme de The Lancet, dijo que vio los impactos del cambio climático mientras trabajaba en los hospitales de Seattle, EE.UU.

“Vi a paramédicos que tenían quemaduras en las rodillas por arrodillarse para atender a pacientes con insolación”, dijo. “Y vi morir a demasiados pacientes” por el calor.

El estudio advierte contra una recuperación económica impulsada por combustibles fósiles, que financia con fondos públicos la producción de petróleo, gas y carbón, pero da un apoyo limitado a la energía limpia que permite cuidar la salud.

5.- Menos crecimiento económico

“El cambio climático representa la mayor amenaza a largo plazo para la economía mundial”, señala una investigación hecha por el Swiss Re Institute, que proyecta una contracción económica global de entre 10% y 18% en los próximos 30 años, si no se toman medidas de mitigación.

El peor escenario (una baja de 18% del PIB) a mediados de siglo, ocurriría si la temperatura aumenta en 3,2 ° C.

Billetes mexicanos

Getty Images

Otras estimaciones hablan de una potencial caída del Producto Interno Bruto cercana al 10%, con una proyección a 80 años más.

Según el escenario base que se utilice para hacer las mediciones, los cálculos varían. Pero lo que no cambia, es que el impacto económico crece a una velocidad vertiginosa.

Las consecuencias más duras ocurrirán en los países más pobres, especialmente en aquellos situados en regiones tropicales o bajas, altamente expuestos a sequías o al aumento del nivel del mar.

A nivel individual, el Banco Mundial estima que el cambio climático llevará a la pobreza extrema a 132 millones más de personas para 2030.

Ese desastre humanitario estará impulsado, señala el organismo, por factores tan distintos como la pérdida de ingresos agrícolas, la menor productividad laboral al aire libre, el aumento de los precios de los alimentos, el aumento de las enfermedades y las pérdidas económicas por condiciones meteorológicas extremas.

En paralelo, “si bien la riqueza mundial está aumentando, la desigualdad entre países persiste y los países de bajos ingresos se están quedando más rezagados en términos de su participación en la riqueza mundial”, escribió Juergen Voegele, vicepresidente de Desarrollo Sustentable del Banco Mundial.

Fabrica emitiendo gases de invernadero

Getty Images

“El capital natural renovable es particularmente importante para los países de bajos ingresos, ya que constituye el 23% de su riqueza total. Esto significa que la gestión cuidadosa de los activos naturales renovables es aún más fundamental para ellos”, agregó.

Aunque estas consideraciones puedan sonar muy lejanas, a nivel de finanzas personales, un menor crecimiento económico y una mayor inflación, afectarán tu bolsillo más tarde o más temprano.

“Si el país donde vives apoya las energías renovables, eso tendrá un impacto positivo en tus gastos“, dice Mark Maslin.

El transporte eléctrico sería más eficiente, agrega, y con el paso del tiempo eso puede reducir el costo para los usuarios.

A final de cuentas, explica, vivir en un ambiente con el aire más limpio mejorará la salud de las personas y les ayudará a reducir sus gastos médicos y los de los servicios públicos.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=4QEW0DHWIlg

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.