Los países latinoamericanos que más sufrirán económicamente con las políticas de Trump
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP

Los países latinoamericanos que más sufrirán económicamente con las políticas de Trump

México, que envía a EU el 73% de sus exportaciones, es el país de la región que enfrenta más riesgos. Pero otras naciones latinoamericanas también tienen razones de peso para seguir con atención la cuenta de Twitter en la que el mandatario acostumbra hacer sus anuncios.
AFP
Por BBC Mundo
14 de febrero, 2017
Comparte

El mundo entero está pendiente de entender cómo lo afecta el enorme cambio de dirección en la política económica estadounidense que parece estarse anunciando con la llegada al poder de Donald Trump.

Después de todo, Estados Unidos sigue siendo el principal motor de la economía mundial.

Así que el adagio que asegura que cuando Washington estornuda el resto del mundo agarra un resfriado sigue teniendo mucho de cierto.

En el contexto latinoamericano, sin embargo, algunos países tienen menos mecanismos de cobertura que otros para hacer frente a muchos de los posibles efectos económicos de la era Trump.

Pero, ¿cuáles son los países de la región más vulnerables a lo que puede pasar en Estados Unidos bajo el nuevo gobierno?

El gran problema de México

En materia comercial, por ejemplo, ningún país latinoamericano es tan dependiente de Estados Unidos como México.

No en balde esa nación envía el 73% de sus exportacionesdonde su vecino en el norte.

Frontera entre México y EE.UU.México tiene mucho qué perder si Trump lleva a cabo sus amenazas proteccionistas.

El monto mucho mas abultado que el de naciones centroamericanas como Guatemala, que le venden a Estados Unidos el 40% de sus productos.

Y muchísimo mas acentuado que naciones del cono sur como Uruguay, para quien EU es apenas destino para el 5% de sus exportaciones.

De hecho, el mercado interno del Mercosur, y una oferta diversificada de clientes, como China, hace que varias naciones del Cono Sur no dependan de manera excesiva de Estados Unidos.

Y en ese sentido, al menos de manera directa, están menos expuestos a las amenazas de Trump de poner aranceles a las importaciones para proteger al empleo local.

La situación de México, en cambio, es particularmente delicada en ese aspecto.

Muchos de sus productos de exportación, como el automotriz, compiten directamente con las fábricas estadounidenses.

Planta de Ford en MéxicoTrump quiere que las automotrices produzcan más en EU en lugar de en México.

Y Trump está presionando personalmente, incluso via Twitter, a las grandes empresas multinacionales para que, en vez de exportar desde México, produzcan desde Estados Unidos.

El mandatario amenaza además con dejar de lado el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA, por sus siglas en inglés) que desde hace más de dos décadas garantiza el paso libre de aranceles de los productos entre las dos naciones.

Así que México tiene mucho qué perder con Trump. Y no es coincidencia que en el último año la cotización del peso mexicano cayera a medida que el magnate se iba acercando al poder.

Cuba: a la expectativa

Si bien ningún otro país de la región tiene un porcentaje tan alto de sus exportaciones con Estados Unidos, hay otros con economías muy potencialmente vulnerables al cambio en Washington.

Y Cuba es uno de ellos.

Obama en CubaHay incertidumbre sobre cuál será la política de Washington frente a Cuba.

Una de las grandes noticias mundiales desde fines de 2014 fue el acercamiento entre Washington y La Habana después de décadas de hostilidades.

Y, desde el punto de vista económico, ese realineamiento diplomático había sido visto como una tabla de salvación para la nación caribeña.

Efectivamente, como consecuencia de los problemas financieros de Venezuela -su principal aliado económico y fuente de petróleo barato- Cuba ha estado buscando afanosamente otras fuentes de ingresos.

Y se esperaba que. al menos en el mediano plazo, la inversión estadounidense pudiera cumplir ese papel.

Cubana con una camiseta con la bandera de EE.UU.Cuba esperaba beneficiarse de la inversión estadounidense.

La llegada de Trump a la Casa Blanca, sin embargo, ha aumentado la incertidumbre acerca de lo que será la política estadounidense frente a Cuba.

Durante la pasada campaña electoral fue cercano a grupos del exilio cubano que se oponen a las relaciones con el gobierno actual de la isla.

Y si Estados Unidos decide acentuar el embargo económico, en vez de aliviarlo como viene haciéndolo desde 2014, es claro que Cuba tendrá bastante qué perder durante un gobierno de Donald Trump.

Dolarazo

El impacto económico de Estados Unidos en América Latina se siente de múltiples maneras.

Pero el dólar es el inevitable protagonista.

DolarLa política monetaria estadounidense puede tener un impacto muy grande en América Latina.

Así, una restricción a los migrantes indocumentados y a las remesas en dólares que estos envían a sus países sería un golpe fuerte para muchos países.

Esto afectaría duramente a naciones centroamericanas como Guatemala, Honduras y El Salvador, que han contado con el mercado laboral estadounidense como una válvula de escape para el desempleo interno.

Y está, por otro lado, el papel que juega el dólar como divisa predominante en la región.

Algunos analistas estiman que las anunciadas políticas de Trump, incluyendo un aumento en el gasto en obras públicas y defensa, junto con una reducción en los impuestos, provocarán inflación en Estados Unidos.

Eso podría llevar al banco central independiente de ese país, la Reserva Federal, a subir las tasas de interés para combatir esa inflación.

Pero con tasas de interés más altas, se haría más atractivo invertir en Estados Unidos, lo que podría provocar una estampida de dinero de otros países hacia el norte, causando a su vez una revaluación del dólar.

Moneda ecuatorianaEcuador cambió su moneda nacional por el dólar y es particularmente dependiente de Washington.

Eso tendría un impacto fuerte para las tres naciones latinoamericanas que usan el dólar como su moneda nacional:Panamá, El Salvador y Ecuador.

Si el dólar sube, Ecuador, por ejemplo, vería que sus exportaciones se harían más caras para sus clientes.

Mientras que importaciones de países vecinos como Colombia se harían más baratas. Lo que tendría un efecto negativo sobre su manufactura local.

Todo esto prueba que las repercusiones de la nueva era Trump en la economía latinoamericana son muchas y muy variadas.

Y eso hace comprensible que la región, al igual que el resto del mundo, esté tan pendiente de la cuenta de Twitter del mandatario estadounidense, pues saben que las decisiones que ahí anuncia pueden tener un efecto muy significativo sobre sus economías.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Trabajo híbrido: 'Las mujeres se ven mucho más afectadas que los hombres'

Muchas empresas evalúan las alternativas para que el personal vuelva a la oficina de una manera presencial. Una de ellas es el trabajo híbrido. ¿Cuáles son las ventajas y desventajas para las mujeres?
12 de noviembre, 2021
Comparte

Conectividad, reuniones virtuales, trabajo remoto, etc.

Durante la pandemia de la Covid-19 adoptamos muchas palabras relacionadas a la nueva manera de trabajar.

Al mismo tiempo, en estos más de 18 meses, muchos empleos se automatizaron y hubo un replanteamiento de prioridades que hizo que varios negocios se transformaran y otros dejaran de existir.

Y las mujeres fueron las más perjudicadas.

Según estimaciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), solo en 2020 más de 13 millones de mujeres perdieron sus empleos en América Latina debido a la pandemia.

Mientras que otro informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) revela que la tasa de participación laboral de las mujeres se situó en 46% en 2020, mientras que la de los hombres estuvo en 69% (en 2019 alcanzaron un 52% y un 73,6%, respectivamente).

Un comercio en la Ciudad de Buenos Aires con la leyenda "cierre definitivo".

Getty Images

Al tiempo que observan la curva de contagios de covid y la vacunación en el mundo, muchas empresas analizan las posibilidades para volver a una cierta “normalidad” laboral.

En esta etapa surgió una nueva palabra: el trabajo híbrido.

No existe un consenso sobre su definición, pero podría ser algo como “estar en la oficina tres días a la semana, y en casao donde quierasotros dos días. Creo que eso es lo que generalmente se entiende por trabajo híbrido. Pero depende mucho del negocio”, dice Claudia Goldin, profesora de Economía de la Universidad de Harvard.

Fernanda Hurtado, gerente general de Fundación Generación Empresarial de Chile y especialista en gestión de empresas, coincide con esto último.

“Al trabajo híbrido lo veo con una definición bastante localista. Las regulaciones van a tender a ser un poco más abiertas para que cada empresa u organización pueda dar sus marcos y quizás lineamientos respecto a lo que ellos entienden como trabajo híbrido”, le dice a BBC Mundo.

Pero ¿cuáles son las ventajas y desventajas del trabajo híbrido? ¿Y cómo afecta a las mujeres esta nueva modalidad laboral?

“Apretón de manos por Zoom”

Mujer frente a una pantalla de computadora ofreciendo su mano.

Getty Images

La implementación de cualquier tipo de sistema de trabajo trae ventajas y desventajas.

Pero sobre todo abre nuevas posibilidades que tal vez antes eran impensables.

“En el entorno anterior, lo que yo llamo BCE (Before Covid Era – en español “era antes del covid), siempre existía el caso de alguien que cerraba un trato en Pekín y tenía que viajar, o debía participar en un conjunto de reuniones con clientes en Sao Paulo y tenía que estar ahí”, ejemplifica la profesora Goldin.

Según la experta, si esas son las demandas de un empleo, entonces aquellos que son padres y que tienen responsabilidades de cuidados no pueden participar porque no pueden viajar cada semana.

Pero “si todas estas cosas se pueden hacer de forma remota, si el apretón de manos se puede hacer por Zoom, entonces esto abre nuevas posibilidades para quienes son padres“, afirma.

“Quien tiene las tareas de cuidado en casa es generalmente la mujer y, si no tiene niños pequeños, a menudo tiene padres a su cargo”, le dice a BBC Mundo la especialista en el rol de la mujer y brecha de género en la fuerza laboral.

Mujer con una niña dando una explicación mientras trabaja de manera remota.

Getty Images

“Entonces, el sector de cuidados, que es el no remunerado, tiene una restricción, y lo que llamamos trabajo híbrido, que es en realidad un trabajo remoto, amplía las posibilidades. Aunque no necesariamente todo sume”, dice Goldin.

Problemas estructurales

Antes de enumerar las potenciales dificultades de las mujeres con respecto al trabajo híbrido, es importante destacar algunos puntos relacionados a las estructuras laborales y familiares.

Muchos de los empleos que se perdieron en América Latina durante la pandemia están ligados al comercio, los servicios, alimentación y turismo.

“Todas estas áreas son altamente intensivas en contratación femenina. Entonces muchas mujeres, por una razón estructural del mercado laboral y de la pandemia, se quedaron sin trabajo”, analiza Fernanda Hurtado.

Y también hay que sumarle una razón de estructura familiar.

Durante la pandemia, muchos países suspendieron las clases presenciales en las escuelas. Eso hizo que el cuidado de los niños, que en la mayoría de los casos recae sobre las mujeres, se acrecentara y las obligara a salir del mercado laboral.

"En el trabajo híbrido, las mujeres se ven mucho más afectadas que los hombres porque en el fondo el trabajo doméstico y el cuidado aún no se han solucionado"", Source: Fernanda Hurtado, Source description: Gerente general de Fundación Generación Empresarial de Chile, Image:

Otro de los cambios que trajo la pandemia fue la aceleración de los procesos de transformación digital y de automatización, especialmente en el área del comercio.

“Entonces muchas mujeres ya no encuentran el empleo que tenían antes porque se automatizó”, describe Hurtado.

“No es tan fácil encontrar empleo. Y también es muy difícil encontrar el empleo que se tenía antes en las mismas condiciones”, añade la especialista.

El trabajo híbrido y las mujeres

Si bien este esquema de trabajo híbrido podría ser un aparente beneficio para muchas mujeres encargadas de las tareas del cuidado tanto de niños como de adultos mayores, especialistas advierten que este trabajo flexible puede terminar perjudicándolas.

“El trabajo híbrido implica movilidad. ¿Qué tan cerca estás de tu trabajo? ¿Cuánto tiempo te resta de lo que tú tenías que seguir haciendo en tu casa? En estas condiciones, las mujeres se ven mucho más afectadas que los hombres, porque en el fondo el trabajo doméstico y el cuidado aún no se han solucionado”, detalla Hurtado.

Reunión en Zoom con una participante en una pantalla y el resto de un equipo reunido en una mesa.

Getty Images

Estar en la casa y a cargo del cuidado de los niños, de asistirlos en la educación remota, atender a adultos mayores y hacer tareas domésticas porque aún no se restableció la normalidad en el trabajo de limpieza en casas particulares, además de cumplir con un empleo remoto, puede ser agotador.

“Esto amplifica la carga no sólo laboral sino que personal. Y la eficiencia y efectividad laboral se ven sumamente afectadas”, detalla Hurtado.

“Toda esta dificultad tiene que ver con una estructura y con un patrón cultural tremendamente potente”, añade.

“Un gueto”

Por las razones de cuidado antes mencionadas, las mujeres suelen elegir trabajar desde la casa si el empleador lo ofrece.

Según una reciente encuesta de la compañía de medios Skimm especializada en el sector femenino realizada entre 1.600 mujeres millennials que trabajan en Estados Unidos, el 65% dijo tener un mejor equilibrio entre el trabajo y la vida personal con el empleo remoto, valorando el ahorro de tiempo en el viaje al trabajo y los momentos con la familia.

Sin embargo, dos tercios de ellas también creen que están perdiendo oportunidades al no estar en la oficina, donde pueden discutir sus metas y desarrollo profesional.

“Las mujeres desproporcionadamente desean hacer algunos de los trabajos de forma remota, y los hombres o mujeres sin hijos o aquellos que tienen unos 50 años no”, describe la profesora de Harvard.

“Esto podría ser una desventaja para la madre joven que no está en el lugar de trabajo al mismo tiempo . Me refiero a que podría darse el caso de que en este mundo híbrido pudiéramos crear un gueto con el ‘trabajo desde casa'”, opina.

"En este mundo laboral híbrido se puede terminar creando un gueto con quienes hacen el 'trabajo desde casa'"", Source: Claudia Goldin, Source description: Profesora de Economía de la Universidad de Harvard., Image:

“Y si se crea un gueto, entonces podría ser que al final de una reunión ella presione el botón de salir del Zoom y se desconecte, pero todos los demás sigan allí, presentes en el lugar. Y ella se quedó fuera” de posibles conversaciones extras tras la reunión.

Esto “podría perjudicarla”, advierte Goldin.

Por otro lado, la profesora destaca que el trabajo híbrido podría ser una buena oportunidad para aquellas mujeres que ocupan altos cargos empresariales, pero que no pueden viajar en caso de acuerdos comerciales con clientes en el extranjero ya que con las nuevas comunicaciones ellas pueden ser incluidas en esas reuniones.

“Pero creo que todavía no estamos en ese punto. Aún tenemos un sector de la salud que nos está diciendo qué hacer y luego tenemos a los jefes que lo interpretan y todavía están tratando de resolver” las medidas a tomar, entre ellas el trabajo híbrido.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=oU7peZoW3e8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.