¿Está tu profesión en peligro de extinción?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
BBC Mundo

¿Está tu profesión en peligro de extinción?

Investigadores anticipan que la mayor parte de las personas que trabajan en transporte y logística eventualmente serán remplazados por la tecnología.
BBC Mundo
Por BBC Mundo
12 de febrero, 2017
Comparte

Primero fueron trabajadores como los cajeros de supermercados o los obreros de las cadenas de montaje los que vieron como la automatización les quitaban puestos de trabajo.

Pero el desarrollo de la robótica y la inteligencia artificial cada vez amenaza más profesiones, incluyendo muchas de las típicamente consideradas “de cuello blanco”.

De hecho, según un estudio de la Universidad de Oxford, en países como Estados Unidos esta tendencia ya amenaza a aproximadamente el 47% de toda la fuerza laboral.

Y, aplicando la metodología desarrollada por Carl Benedikt Frey y Michael Osborne, del Programa Oxford Martin sobre Tecnología y Empleo, el Banco Mundial estimó que el porcentaje es todavía mayor en países como Argentina (65%), India (69%) y China (77%).

cajeros de bancoGETTY IMAGES
Las máquinas inteligentes cada vez pueden hacer más tareas antes reservadas para los humanos.

El que un puesto de trabajo esté bajo amenaza, sin embargo, no necesariamente significa que será automatizado.

Efectivamente, como se puede observar en la siguiente tabla, más del 60% de los puestos de trabajo en los países latinoamericanos analizados por el Banco Mundial son, en principio, susceptibles de automatización.

Pero, en mucho de esos países, el proceso se moderará debido a que los bajos salarios harían la inversión en tecnología menos rentable por ello su adopción sería más lenta.

Porcentaje de puestos de trabajo susceptibles de automatización en América Latina
País % teórico % ajustado
Guatemala 75% 46%
El Salvador 75% 46%
Ecuador 69% 49%
Costa Rica 68% 49%
Bolivia 67% 41%
Panamá 65% 47%
Nicaragua 65% 40%
Argentina 65% 65%
Paraguay 64% 45%
Uruguay 63% 63%
República Dominicana 62% 45%

Fuente: Dividendos digitales: informe sobre el desarrollo mundial 2016. Banco Mundial.

Pero, más allá de eso, ¿es tu profesión una de las que está en mayor riesgo?

Las ocupaciones menos “computarizables”

Para saberlo, un buen punto de partida es identificar a aquellos trabajos que no son tan fácilmente replicables por las máquinas.

Y, según Frey y Osborne, la originalidad y la inteligencia social son las dos facultades humanas más difíciles de automatizar.

Las 10 ocupaciones menos amenazadas
1. Terapeutas recreacionales
2. Supervisores de trabajos mecánicos, de instalación y reparación
3. Directores de manejo de emergencias
4. Trabajadores sociales en salud mental y abuso de sustancias
5. Audiólogos
6. Terapistas ocupacionales
7. Expertos en órtesis y prótesis
8. Trabajadores sociales en salud
9. Cirujanos maxilofaciales
10. Supervisores de bomberos y trabajos de prevención

Fuente: Carl Benedikt Frey y Michael A. Osborne, El futuro del empelo: ¿qué tan susceptibles son nuestros trabajos a la computarización?

Por ello no debe sorprender que las profesiones menos amenazadas por la computarización sean aquellas que demandan una combinación de estas habilidades.

“La mayoría de los puestos administrativos, negocios y financias en los que abundan las tareas generalistas que requieren inteligencia social están por lo general confinados a la categoría de bajo riesgo”, explican los investigadores en su reporte original “El futuro del empleo”.

“Y lo mismo ocurre con la mayoría de ocupaciones en el sector salud, educación, el arte y los medios de comunicación“, se lee en el informe.

Un robotGETTY IMAGES
Los robots son cada vez más capaces de realizar trabajos de precisión, pero no de pensar por su cuenta.

Con ocupaciones como terapeutas ocupacionales, doctores, cirujanos, nutricionistas, dentistas, podiatras y psicólogos, el sector salud domina la lista de aquellas con un factor de riesgo de nada más el 1% o menos.

Esto ciertamente parece lógico en un contexto en el que los avances tecnológicos también están extendiendo la esperanza de vida.

Los científicos e ingenieros también parecen bastante protegidos por los altos niveles de inteligencia creativa requeridos para sus tareas.

Lo que sorprende son datos arrojados en el análisis de países como Reino Unido, en los cuales ocupaciones de la clase media clasificaron como de riesgo “medio” de extinción de aquí a 2025.

Se trata de profesionales como jueces y magistrados (40%), economistas (43%), historiadores (44%), programadores (48%), pilotos comerciales (55%) y asesores financieros (58% de riesgo).

Las más amenazadas

Los investigadores de Oxford anticipan que la mayor parte de las personas que trabajan en transporte y logística eventualmente serán remplazados por la tecnología.

Y lo mismo pasará con los empleados dedicados a trabajos de apoyo administrativo y la mano de obra productiva del sector manufacturero.

Las 10 ocupaciones más amenazadas
1. Vendedores a distancia
2. Examinadores, analistas y gestores de búsqueda de títulos
3. Costureros
4. Técnicos en matemáticas
5. Aseguradores
6. Relojeros
7. Agentes de transporte y carga
8. Operadores de maquinaria de procesamiento y de revelado fotográfico
9. Responsables de nuevas cuentas
10. Técnicos en bibliotecología

Otro dato sorprendente es que numerosos trabajadores “de cuello blanco” también están amenazados.

Efectivamente, según Frey y Osborne, “un porcentaje sustancial de los empleos en servicios, ventas y construcción exhibe altas probabilidades de computarización”.

Para explicar esto, los investigadores hacen notar que el mercado de los robots domésticos ya está creciendo un 20% anualmente.

“En la medida en que la ventaja comparativa de la movilidad y desteridad humana se vaya reduciendo, el ritmo de sustitución de mano de obra en las ocupaciones de servicio irá creciendo”, afirman en el informe.

Y también destacan que muchas de las tareas vinculadas a ventas -como las que desarrollan cajeros, dependientes y vendedores telefónicos- que en realidad no requieren de niveles elevados de inteligencia social.

Trabajadores de la construcciónGETTY IMAGES
El mayor uso de prefabricados podría terminar costándole empleos al sector de la construcción.

Los profesores de Oxford, que en total analizaron las posibilidades de más de 700 ocupaciones, reconocen sin embargo las dificultades de predecir el futuro.

“El alcance y el ritmo de la computarización dependerá de numerosos otros factores“, subrayan.

Pero su estudio sugiere unas tendencias que quizás vale la pena tener en tomar en cuenta a la hora de decidir tu próximo paso.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

“Conocían deficiencias en la obra y fueron omisos”: por siete horas, el MP leyó pruebas contra imputados por colapso de Línea 12

El jueves pasado, la fiscalía capitalina tomó varias horas para formular su imputación contra ocho exfuncionarios señalados como responsables del colapso pues, según la institución, fueron omisos frente al trabajo deficiente del consorcio constructor.
Cuartoscuro
Comparte

Durante la audiencia de imputación contra ocho personas por el colapso de la Línea 12 del Metro, entre ellas, el exdirector del proyecto, Enrique Horcasitas, el Ministerio Público expuso por más de siete horas elementos de prueba en los que fundamenta que los imputados sean vinculados a proceso por homicidio, lesiones y daño a la propiedad, todos culposos. De acuerdo con lo presentado ante el juez de control, los señalados conocían las deficiencias de la construcción que llevaba a cabo el consorcio constructor y fueron omisos al no notificarlo. De haberlo hecho —subrayó el MP—, se hubiera evitado el desplome del 3 de mayo de 2021. 

En la grabación de la audiencia, a la que Animal Político tuvo acceso, se observa que a las 18:58 horas del jueves 14 de julio el Ministerio Público solicitó formalmente la vinculación a proceso de los ocho imputados y desde ese momento, y hasta por lo menos a las 2:06 horas del viernes 15 de julio, se dedicó a enumerar pruebas.

Entre los elementos presentados hay dictámenes hechos por la fiscalía, que demuestran que en el lugar del colapso del viaducto elevado había una deficiencia de pernos Nelson, pues en esta parte solo se colocó el 63% de los que debían fijar las estructuras.

La fiscalía también hizo referencia a un momento en que los pernos fueron protagonistas: el 27 de mayo de 2021, cuando un trabajador que realizaba labores de desmantelamiento de la estructura colapsada localizó siete pernos sueltos y sin soldar.

También destacaron distintas notas, algunas firmadas por los imputados, en las que referían deficiencias en las trabes del intertramo Olivos-San Lorenzo, lugar del colapso

En una nota con fecha 3 de diciembre de 2010 se informa, por ejemplo, que en el intertramo Zapotitlán-Nopalera se advirtió que en las tabletas precoladas de concreto habían sido devastados los huecos para poder ampliarlos de 20 a 30 centímetros, porque no coincidían con la trabe metálica a la que deberían ir fijados los pernos.

Durante su exposición, el Ministerio Público insistió en que los imputados conocieron las fallas y deficiencias de construcción por parte del consorcio contratado y no solicitaron correcciones ni pidieron la rescisión del contrato.

“(Las faltas en) los deberes de cuidado, que objetivamente era necesario ser observados, pudieron evitar el hecho si los imputados señalados anteriormente no hubieran omitido de manera culposa llevar a cabo sus funciones debidamente para que el diseño y construcción de la obra civil de dicho tramo se realizara apegándose estrictamente al proyecto autorizado”, expuso el MP. 

“Si ustedes hubieran cumplido adecuadamente con sus funciones y obligaciones legales y contractuales, el resultado no hubiera acontecido puesto que la obra se hubiera diseñado y ejecutado de acuerdo con la normatividad de la obra pública existente en la Ciudad de México, a los estándares de calidad a los que se había comprometido contractualmente el consorcio constructor y, por tanto, el colapso no hubiera ocurrido”, agregó.

Durante la exposición de pruebas, también se reveló la existencia de un dictamen que da cuenta de que los daños a la propiedad del gobierno capitalino ascienden a 33.5 millones de pesos y de 333 discos compactos con toda la información relativa a la construcción de la Línea 12, que fueron entregados como elementos de prueba por la Secretaría de Obras.

La audiencia por la Línea 12 

Después de cuatro intentos, este jueves por fin se pudo llevar a cabo la audiencia inicial y de imputación contra ocho de los 10 señalados como responsables del colapso, que cobró la vida de 26 personas y dejó a más de 100 lesionados.

A lo largo de 22 horas, el juez José Luis Palacios Fernández condujo la audiencia que, aunque en un inicio se buscó diferir de nueva cuenta, continuó una vez que decidió excusar a dos de los imputados: Guillermo Leonardo Alcázar Pancardo, quien fue Director Responsable de Obra (DRO) de la Línea 12 y quien no se presentó por estar enfermo de COVID-19, y Héctor Rosas Troncozo, exsubdirector de obra civil del Proyecto Metro, quien cambió de defensa, la cual explicó que desconocía el contenido de la carpeta de investigación. Para ellos, la audiencia de imputación se difirió para el 17 de agosto.

Para los otros ocho señalados, la audiencia prosiguió y quedaron formalmente imputados por los delitos de homicidio culposo, lesiones culposas y daño a la propiedad culposo.

Ninguno de los ocho imputados tomó la palabra. A lo largo de horas, el Ministerio Público fundó la imputación en contra de los exservidores públicos y representantes del consorcio constructor, de forma individualizada.

La imputación

El punto común entre todos los señalamientos fue la presunta omisión de los imputados durante su encargo, porque a pesar de estar al tanto de las deficiencias de la construcción, específicamente del viaducto elevado, no lo notificaron, y aunque tenían la facultad para pedir que los trabajos se hicieran de acuerdo con el proyecto, que se derrumbara la parte mal hecha e, incluso, que se rescindiera el contrato, tampoco lo hicieron.

A Juan Antonio Giral y Mazón, quien se desempeñó como director de diseño de obras civiles del Proyecto Metro, el Ministerio Público le dijo que omitió sus deberes: “Debió hacer que el diseño de la obra se apegara al proyecto, a la normatividad y a los estándares de calidad (…) tenía que evitar que siguiera la construcción porque estaba en sus atribuciones”.

En el caso de Moisés Guerrero Ponce, quien ocupó el cargo de director de construcción de obras civiles, el MP le dijo que omitió dirigir y controlar la obra de supervisión de la Línea 12 a través del personal operativo de su área administrativa, por lo que “consintió errores y malas prácticas constructivas”. En tanto, a Enrique Baker, subdirector de estructuras e ingeniería, le señaló que no se ocupó de exigir que la construcción se realizara con la diligencia debida.

Juan Carlos Ramos Alvarado, quien se desempeñó como residente de obra en el tramo Olivos-Tezonco, escuchó al Ministerio Público señalar que, a pesar de sus funciones y atribuciones, no vigiló ni controló al consorcio constructor para que ejecutara la obra apegándose al proyecto estructural. “Tenía facultades para proponer a sus superiores jerárquicos detener la obra hasta que se apegara al proyecto”, expuso la fiscalía.

Durante la fundamentación de imputación en contra de Enrique Horcasitas, exdirector del Proyecto Metro, el Ministerio Público señaló que contaba con la facultad de rescindir administrativamente los contratos en caso de incumplimiento del contratista, así como de suspender temporalmente toda o una parte de la obra, pero no lo hizo.

“Con su omisión de controlar los asuntos que le eran asignados conforme a sus atribuciones (…) permitió que, en la obra en comento, el proyecto y ejecución de la construcción no se cumplieran con todos los ordenamientos aplicables y que los procedimientos empleados no correspondieran a los términos de referencia y normas de calidad del proyecto elevado de la Línea 12”.

Otros de los señalamientos hechos por el Ministerio Público fueron hacia Ricardo Pérez Ruiz, encargado de estructuras corresponsables de seguridad estructural, por no notificar al DRO que las trabes eran deficientes, así como hacia Fernando Amezcua Ordaz, director general de Supervisión, y a Fernando Ramiro Lalana, director de coordinación de supervisión de obra.

Daños a la CDMX por 33.5 mdp

En la carpeta de investigación por el colapso, además de los familiares de las 26 personas que perdieron la vida y usuarios lesionados, hay tres personas que denuncian a los imputados por daño a la propiedad: dos personas que solicitan el pago de sus vehículos que resultaron dañados y el Gobierno de la CDMX, que solicita el pago de 33.5 millones de pesos, de acuerdo con un dictamen con el que cuenta la fiscalía y que permitió evaluar los daños.

“(El dictamen) estima por el concepto de reparación (…) una cantidad del orden de 33 millones 500 mil pesos, lo cual incluye la restitución de los mismos a un estado similar al original”, informó el Ministerio Público al juez Palacios Fernández.

Estos recursos contemplan el gasto hecho por las autoridades capitalinas por desmantelamiento forense, demolición, remoción y traslado de escombros, liberación de vías vehiculares, reparaciones a zonas de concreto y limpieza inicial y final.

Este martes 19 de julio, el caso de la Línea 12 se retomará con la audiencia de vinculación a proceso de los ocho imputados.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.