Revisar teléfonos, pedir contraseñas... ¿qué pueden hacer los agentes de migración de EU?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Especial

Revisar teléfonos, pedir contraseñas... ¿qué pueden hacer los agentes de migración de EU?

La ley de EU dice que los agentes de inmigración “tendrán el poder para realizar una búsqueda sin orden judicial”, pero ¿hasta dónde pueden llegar? ¿Pueden revisar tu correo?
Especial
Por Darío Brooks // BBC Mundo
15 de febrero, 2017
Comparte

”Desbloquea tu teléfono”. Esa es la petición que los agentes de inmigración sí pueden hacer cuando un extranjero llega a Estados Unidos.

No se trata de una nueva regulación, pues desde 2009 el gobierno de Barack Obama implementó la política que aplican los agentes de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés).

De hecho, pueden retener un dispositivo electrónico —ya sea un celular, una tableta, una laptop u otro medio de almacenamiento de información— durante varios días y hacer copias de información.

Pero con la llegada de Donald Trump a la presidencia de EU, su política de seguridad migratoria ha insinuado la posibilidad de pedir acceder a cuentas de redes sociales.

El periodista de la BBC Ali Hamedani, quien nació en Irán pero tiene pasaporte británico, así lo vivió en persona hace unos días.

“Mantenerlo desbloqueado”

Trump había firmado una orden ejecutiva que prohibía temporalmente la entrada de personas de siete países musulmanes y suspendía la recepción de refugiados, (medida que actualmente está suspendida).

Hamedani llegó al aeropuerto O’Hare de Chicago, en el norte de EU, y tras la revisión de su pasaporte y visa fue llevado a una sala de espera.

Revisión de equipajes en una aeropuerto de EE.UU.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionLas normas de revisión aplican a todos los extranjeros y pueden ocurrir en cualquier punto de control de las autoridades aduanales.

“El momento más difícil fue cuando los agentes de inmigración (del CBP) me pidieron la contraseña de mi teléfono“, relata Hamedani.

Aunque el periodista advirtió que tenía información privada sobre su trabajo como reportero, los agentes de inmigración insistieron en que debía desbloquear su móvil.

Accedió a hacerlo y fue cuando los agentes de inmigración lo tomaron e “intentaron mantenerlo desbloqueado lo más posible para poder buscar en él”.

“Vi a uno buscar en mi cuenta de Twitter. Estaba tratando de encontrar algún punto de vista político, si apoyaba a alguien, si tenía alguna idea extremista o no”, dice Hamedani.

Lo cuestionaron si había tenido entrenamiento militar en alguna base de Irán, cuándo fue la última vez que estuvo en ese país, por qué tenía pasaporte británico y no iraní.

“No fue agradable para nada”, dice el periodista que compara esta experiencia a una ocasión en que fue arrestado en Irán por su trabajo periodístico.

“Me sentí igual esta vez”.

Ali Hamedani a su salida del aeropuerto de Chicago O'HareDerechos de autor de la imagenALI HAMEDANI
Image captionAli Hamedani se encontró con una multitud de manifestantes que estaban dando la bienvenida a los musulmanes en el aeropuerto Chicago O’Hare.

¿Qué pueden pedir?

El nuevo director del Departamento de Seguridad Interior, John Kelly, dijo que están considerando un cambio a la política de aduanas que se aplica a los extranjeros.

“Queremos tener sus redes sociales, con contraseñas. ¿Qué hacen en ellas, qué dicen?”, dijo el funcionario al Comité de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes.

“Si no quieren cooperar, entonces no entran“, remató Kelly.

Sin embargo, mientras no se apliquen estos cambios, hasta ahora ningún agente del CBP puede solicitar las claves de acceso a dispositivos o cuentas de redes sociales.

“No pedimos contraseñas. Solo podemos solicitar una inspección de su dispositivo, lo que aplica a todos los viajeros”, dijo a BBC Mundo un portavoz del CBP.

En el caso de redes sociales, existe un formato de respuesta voluntaria que es aplicado a los ciudadanos de 38 países a los que EU no les solicita visa de entrada.

La disposición es aplicada desde diciembre y pide marcar su “presencia” en una lista de redes sociales.

Ninguna de estas políticas está relacionada con las reciente orden ejecutiva (de Trump) suspendida por los tribunales”, dijo el portavoz del CBP.

Retener un dispositivo

Lo que sí pueden hacer los agentes de inmigración es pedir el desbloqueo de celulares, tabletas, computadoras, cámaras y “cualquier otro tipo de dispositivo electrónico”, según los procedimientos del CBP.

“Mantener a los estadounidenses seguros y hacer cumplir las leyes del país en un mundo cada vez más digital depende de nuestra capacidad de examinar legalmente todos los materiales”, dijo el portavoz.

Para una “búsqueda en profundidad”, los agentes de inmigración tienen el derecho de hacer copias de la información contenida en los dispositivos, y retenerlos durante el tiempo que sea necesario (no hay límite de días).

La norma dice que los viajeros tienen derecho a que sean inspeccionados fuera de la vista del público, almacenados bajo alta seguridad, y la información destruida cuando no haya sido detectada actividad ilegal.

De acuerdo con un reporte del diario The New York Times, los datos disponibles muestran que en 2015 fueron inspeccionados 4.444 celulares y 320 dispositivos electrónicos.

Un dispositivo por persona representaría 0,0012% de las 383 millones de personas que entraron a EU durante ese año.

El derecho a no hacerlo

Sobre la privacidad, la Fundación para las Fronteras Electrónicas (EFF) documentó al menos dos casos judiciales (EE.UU. vs. Cotterman, 2013; y Riley vs. California, 2014) en los que se impugnó que los agentes de inmigración tengan acceso a una cantidad infinita de información a través de un dispositivo conectado a redes en internet.

Pero la ley de EU dice que los agentes de inmigración “tendrán el poder para realizar una búsqueda, sin orden judicial, de la persona, y de los efectos personales en posesión de cualquier persona que busque admisión a Estados Unidos”.

Para la EEF, “lamentablemente la ley está desactualizada” en cuanto a la falta de restricciones para los agentes de inmigración y lo que pueden obtener de un dispositivo móvil.

La pregunta es si lo mejor es acceder a la petición de desbloquear un móvil o decidir no hacerlo.

Un caso similar al del periodista Ali Hamedani es el del científico Sidd Bikkannavar, quien fue retenido por los agentes en un aeropuerto de Houston a finales de enero.

A Bikkannavar, estadounidense, le pidieron que desbloqueara su celular. En principio se negó debido a que era un propiedad de la agencia espacial estadounidense NASA y contenía información sensible.

Accedió luego de que el agente del CBP fue muy insistente en que tenía la autoridad de pedírselo, según relata Bikkannavar.

“Los funcionarios del CBP tomaron mi teléfono y no me lo devolvieron hasta que les di mi contraseña de acceso para que hicieran una copia de la información”, dijo el científico al portal The Verge.

Tanto Hamedani, como extranjero, y Bikkannavar, como estadounidense, accedieron a la petición de abrir sus teléfonos, pero también tenían el derecho de no hacerlo o pedir un abogado.

El CBP explica que la solicitud de abrirlo es voluntaria, pero si tienen una “sospecha” de que la persona está ocultando información, entonces procederán a retenerlo.

Sobre qué es mejor hacer en estos casos, la abogada Sophia Cope, del EEF, dice que es una decisión individual: Las personas tiene que averiguar cuál es su tolerancia al riesgo, y qué quieren lograr”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

COP26: decenas de miles de personas salen a las calles de Glasgow para 'exigir acción' ante cambio climático

La ciudad de Glasgow lideró una serie de protestas alrededor del mundo para exigir la acción de los líderes mundiales ante la crisis climática.
6 de noviembre, 2021
Comparte

Fue una de las mayores manifestaciones sobre el cambio climático que se ha visto en mucho tiempo.

Más de 100,000 personas marcharon en Glasgow, Escocia, para exigir a los gobiernos y empresas privadas más acciones frente a la crisis climática.

La manifestación masiva, denominada “Día Mundial de Acción por la Justicia Climática”, se dio en esa ciudad sede de la cumbre COP26, la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

Pero las protestas también fueron convocadas en capitales de todo el mundo.

Manifestantes en Glasgow

Getty Images
La protesta en Glasgow fue la más numerosa, con más de 100.000 personas marchando en esa ciudad escocesa.

La activista Greta Thunberg se unió a la marcha pero no realizó ningún pronunciamiento, dando voz a activistas como Vanessa Nakate.

La ugandesa dijo que los ciudadanos del mundo tenían que “exigir acción”.

Protestas por un cambio

Además de las protestas en Reino Unido, eventos similares se llevaron a cabo en otros 100 países, como Kenia, Turquía, Francia, Brasil, Australia y Canadá.

Los discursos de apertura en la manifestación en Glasgow los hicieron de representantes de los pueblos indígenas de varios países.

Protesta en un puente de Glasgow

BBC
Un grupo de científicos fue detenido por bloquear el paso vehicular de un puente en Glasgow.

“La crisis climática y ecológica ya está aquí. Pero también lo están los ciudadanos de todo el mundo”, dijo Vanessa Nakate.

“Los líderes rara vez tienen el valor de liderar. Se necesitan ciudadanos, personas como tú y como yo, para levantarse y exigir acción. Y cuando lo hagamos en cantidades suficientes, nuestros líderes actuarán”.

Protestas en París

EPA
Miles se reunieron en París en apoyo al “Día Mundial de Acción por la Justicia Climática”.

Se supo que la reconocida activista Greta Thunberg decidió dar espacio a otros oradores, pues ella ya se había pronunciado ante activistas juveniles en un mitin el viernes.

Lejos de la marcha, 21 manifestantes de la organización Rebelión Científica fueron arrestados después de encadenarse en un puente vehicular en el centro de Glasgow.

Charlie Gardner, profesor del Instituto Durell de Conservación y Ecología, dijo que los científicos ya no podían “confiar en nuestros líderes para salvarnos” y tenían el “deber moral de actuar”.

Manifestantes en Seúl

Reuters
“Salven al mundo” decía el cartel de una mujer en una protesta en Seúl, Corea del Sur.

“Más de 15.000 científicos declararon que estamos en una emergencia climática, pero la mayoría no actúa como si fuera una emergencia”, dijo en un tuit.

“Estamos tomando esta acción para alentar a otros, científicos y todas las personas, a rebelarse contra el sistema que lo está matando todo”.

Manifestantes en Glasgow

PA Media
En Glasgow se reunen los líderes mundiales en la cumbre COP26.

Los líderes y representantes mundiales que se reúnen en Glasgow para la COP26 han hecho promesas para frenar la deforestación, eliminar el uso del carbón, terminar con la financiación de combustibles fósiles y reducir las emisiones de metano.

Pero todavía existe una brecha significativa entre las medidas a las que se han comprometido los países y lo que se necesita para evitar que la temperatura del planeta suba más de de 1,5 °C en los próximos años.

Superada esa barrera, las inundaciones, sequías y tormentas se agudizarán, y subirá el nivel del mar, desplazando a millones de personas, según han advertido los expertos.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=1ktPXngnPY0&t

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.