Pago a muertos y dinero que no llegó al campo: así desvió millones de pesos la Sagarpa
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Pago a muertos y dinero que no llegó al campo: así desvió millones de pesos la Sagarpa

El desfalcó señalado por la Auditoría en las cuentas de 2015 se dio a través de apoyos a personas fallecidas y recursos entregados al campo que no fueron utilizados para ese fin.
Cuartoscuro
Por Manu Ureste
21 de febrero, 2017
Comparte

La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) presuntamente malversó más de mil 600 millones de pesos a través de múltiples prácticas irregulares, como la entrega de apoyos a beneficiarios fallecidos; pagos a universidades para desviar cientos de millones y la entrega de recursos para el campo que no fueron invertidos para ese fin.

Así lo documentó la Auditoría Superior de la Federación (ASF) que, por quinto año consecutivo, detectó graves irregularidades en el gasto de recursos por parte de la SAGARPA, por lo que realizó cinco auditorías forenses a esta dependencia del Gobierno Federal, por la presunta comisión de delitos.

Animal Político te presenta un resumen de las observaciones más relevantes de estas cinco auditorías forenses, cuyo monto total de presunto daño al erario es de mil 628 millones de pesos.

Dan apoyos a 253 fallecidos y a personas “duplicadas”

A través del programa de fomento a la producción de maíz y frijol, la Auditoría Superior de la Federación documentó un presunto daño al erario por parte de SAGARPA por un monto de 209 millones 918 mil pesos.

Entre las principales irregularidades detectadas, destaca que SAGARPA hizo “pagos improcedentes” por 82 millones 652 mil pesos a: 3 mil 021 beneficiarios “duplicados” –es decir, la dependencia dio dos veces el mismo apoyo a un beneficiario-; 271 beneficiarios que habían fallecido antes del periodo de apertura de ventanillas para pedir la ayuda económica; y a tres proveedores que no aportaron facturas que pudieran amparar un importe total de 28 millones 813 mil pesos en subsidios.

Asimismo, SAGARPA entregó a sus delegaciones en Chiapas, Guerrero y Oaxaca, un total de 88 millones 531 mil pesos para apoyar a 25 mil 905 productores agrícolas, a pesar de que estos subsidios “no fueron requeridos por las delegaciones”, además de que la dependencia no entregó a la ASF la documentación que acredite el pago de las ayudas.

Lee aquí o descarga la auditoría al programa de Maíz y Frijol

PROCAFÉ dio 200 millones a personas que no sabían si eran productores de café

A través del programa dedicado al fomento del cultivo del café en México –PROCAFÉ-, la SAGARPA entregó 204 millones 149 mil pesos en apoyos económicos a miles de personas que, o bien la dependencia no sabía si eran productores de café, o bien no sustentaron con documentos en qué gastaron esa ayuda del Gobierno Federal.

De esos 204 millones de presunto daño al erario, la ASF documentó que SAGARPA dio 107 millones 015 mil pesos a un total de 48 mil 147 personas que “no se encontraban inscritos en el padrón nacional cafetalero”, por lo que la dependencia dio dinero a personas de las que “no tiene certeza” de que, en realidad, sean productores de café.

Al igual que en el programa de Maíz y Frijol, SAGARPA también hizo pagos “duplicados” a beneficiarios por los mismos conceptos de apoyo por 6 millones 040 mil pesos.

Mientras que 79 millones 740 mil pesos fueron entregados a productores sin que la dependencia federal presentara a la ASF los documentos que acrediten que, en efecto, entregó los bienes.

Asimismo, SAGARPA dio 11 millones 352 mil a una asociación civil que no cumplió con la certificación de 359 técnicos en el cultivo de café.

Lee aquí o descarga la auditoría de la ASF al programa PROCAFÉ

Simuló esquemas de pago con universidades y empresas para malversar 275 millones

En la auditoría a la Planeación de Proyectos, la ASF le reclamó a la SAGARPA 275 millones 830 mil que, como presunto daño al erario, la dependencia malversó simulando un esquema para transferir dinero en favor de proveedores a través de instituciones académicas, asociaciones civiles y empresas privadas.

Como parte de esos 275 millones de daño al erario, la Auditoría documentó que la SAGARPA suscribió cinco convenios de colaboración, evadiendo el proceso de licitación pública, con la Universidad Autónoma de Zacatecas por 219 millones 430 mil pesos.

A pesar de que la universidad declaró que contaba con profesionales y recursos técnicos para cumplir con los objetos de los convenios –realización de estudios, diagnósticos, sistemas de información, asistencia técnica y capacitación-, la ASF señaló que la universidad subcontrató a otras empresas a las que benefició con parte de esos casi 220 millones que le entregó la dependencia federal.

Sin embargo, ni las empresas ni la universidad acreditó con documentación que, en efecto, cumplieron con los servicios contratados por SAGARPA a pesar de recibir el dinero. Incluso, la ASF acreditó que tanto SAGARPA como la Universidad Autónoma de Zacatecas presentaron, para justificar que sí se realizaron los servicios de los convenios, 32 entregables que fueron extraídos de internet.

Lee aquí o descarga la auditoría a la Planeación de Proyectos.

Apoyos a beneficiarios que no pidieron la ayuda

En el programa para fomentar la investigación y el desarrollo tecnológico en el campo, la Auditoría documentó un presunto daño al erario por 225 millones 755 mil pesos.

Como parte de esos 225 millones de daño, la ASF detectó que SAGARPA otorgó apoyos económicos a seis beneficiaros por 52 millones 695 mil pesos, sin que estos contaran con la capacidad para realizar los proyectos que se les encomendó, por lo que estos se quedaron sin concluir.

Asimismo, la dependencia federal entregó 6 millones 420 mil pesos a 10 “supuestos beneficiarios” que no pidieron apoyo económico a SAGARPA; y dio 20 millones 013 mil pesos a otros seis beneficiarios de Michoacán y Durango que trataron de comprobar que recibieron el dinero público a través de facturas que, de acuerdo con el SAT, estaban canceladas o sin registro.

Al igual que en el programa para el fomento de la producción de maíz y frijol, SAGARPA también pagó apoyos por 223 mil 800 pesos a 14 beneficiarios que la ASF documentó que habían fallecido antes de la apertura de ventanillas para pedir la ayuda a la dependencia.

Lee aquí o descarga la auditoría al programa de desarrollo tecnológico

Irregularidades por más de 700 mdp destinados a mejorar la competividad del campo

En cuanto al Programa de Productividad y Competividad Agroalimentaria, Animal Político publicó el pasado 16 de febrero que la SAGARPA cometió irregularidades por hasta 712 millones de pesos.

De acuerdo con la ASF, la dependencia “presentó documentación presuntamente alterada” para acreditar el gasto de 306 millones de pesos en apoyos y subsidios a beneficiarios del programa de productividad agroalimentaria.

Además, la Auditoría denunció que la SAGARPA no concluyó obras, ni llevó a cabo proyectos para mejorar la productividad y competitividad agroalimentaria por un monto de 405 millones.

Lee aquí o descarga la auditoría al programa de competitividad.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Tonks Brown

Halloween: 'Soy una orgullosa bruja de la vida real'

Tonks Brown, una mujer de Escocia, explica cómo hizo de la práctica del paganismo algo esencial en su vida.
Tonks Brown
31 de octubre, 2021
Comparte

Desde una cabaña remota en las Tierras Altas de Escocia, Tonks Brown dice que está orgullosa de ser una bruja de la vida real.

Para ella, Halloween no se trata de disfraces, calabazas y “truco o trato”.

“Creo que la sociedad tiene una idea sobre las brujas de la cultura pop”, dice Tonks, de 36 años.

“Se trata de mucho más: es una gran parte de mi vida, es mi religión y mi fe“, dice.

El año nuevo pagano es el 1 de noviembre y Tonks dice que esa fecha marca el momento de un nuevo comienzo, de no cargar con cosas de la vida en los duros meses de invierno.

Se volvió hacia el paganismo cuando tenía 12 años y vivía en la isla de Mull, en el noroeste escocés.

“Me acosaban en la escuela secundaria por ser diferente”, dice.

“Me metieron hasta la garganta la Wee Free Church en la escuela, tenía servicios en una parroquia y rezaba todo el tiempo“.

Una escoba de bruja y un gato negro llamado Cairn

Tonks Brown
Tonks tiene una escoba de bruja y un gato negro llamado Cairn.

“Recuerdo que me regañaban por colorear cuando debería estar rezando”.

La naturaleza, su “iglesia”

Tonks dice que fue en el mundo exterior donde tuvo la sensación de que no estaba sola y “que los animales eran seres iluminados”.

“Yo quitaría a un caracol de un camino para que no lo pisotearan”, dice.

“Fue esto lo que me hizo darme cuenta de que la naturaleza era mi iglesia en lugar de un edificio grande, frío y viejo”.

Asegura que encontró que el paganismo “simplemente se sentía bien y tenía sentido para mí”.

“Todo en la naturaleza tiene una esencia, todo tiene su propio propósito y es bueno ser más consciente de eso y encajar ahí”, dice.

Tonks Brown

Tonks Brown
Una gran parte de los hechizos es quemar hierbas.

También comenzó a leer sobre los juicios de brujas del pasado.

“Desafortunadamente, muchas brujas tienden a ser mujeres, mujeres que tenían conocimientos, parteras y herbolarias”, dice.

“Entonces en el pasado pensaron que debían matarlas porque no podemos tener una mujer con conocimiento”, continúa.

¿Qué hace en su vida cotidiana?

Tonks trabaja para los servicios de emergencia de su comunidad.

Conduce 10 minutos todos los días hasta un puesto de avanzada remoto en donde, de hecho, tiene una oficina.

Dice que ha aprendido a no predicar sobre el paganismo, pero que defiende a las brujas en su vida cotidiana.

“Si escucho a alguien hacer una broma sobre una bruja, intervendré y diré que soy bruja”, dice.

“Desafiaré cualquier forma de prejuicio, pero eso nunca es un enfrentamiento”.

Un estante de la casa de Tonks

Tonks Brown
Tinturas y frascos de hierbas cubren muchos estantes en la casa de Tonks.

La mujer, quien anteriormente fue guía turística en Edimburgo, dice que ha trabajado en los ayuntamientos, la policía y el servicio de ambulancias, pero su paganismo no suele ser un problema.

“Tenía un colega que estaba aterrorizado por un accesorio que había llevado al trabajo que parecía una varita mágica, porque iba a ir a una práctica después”, dice.

“Ella ni la quería tocar debido al estigma que rodea a las brujas. Tiendo a encontrarlo divertido en lugar de hiriente”.

Sus hechizos

Su Halloween, o víspera de año nuevo, consiste en practicar hechizos paganos y brujería.

Ha estado cultivando hierbas como salvia, romero y tomillo durante todo el año para el festival Samhain, que marca el final de la temporada de cosecha y el comienzo del invierno o la “mitad más oscura” del año.

Un estante en la casa de Tonks

Tonks Brown
Tonks solo lanza hechizos positivos.

Seca las hierbas en fuego para que se quemen mejor cuando las usa.

Quema la salvia para purificarse a sí misma y a su casa con el humo. Y tiene sal y hierro para protegerse de fantasmas, hadas y otras entidades sobrenaturales.

También ha estado untando velas con diferentes aceites y hierbas, así como tallando símbolos en ellas para usarlas en hechizos en el gran día.

Para las hierbas más oscuras, debe visitar al herbolario.

“Ojo de tritón o dedo del pie de rana son nombres medicinales para las plantas, pero a menudo la gente piensa que las brujas usan estas partes de un cuerpo, lo cual no es cierto, son solo plantas“, dice.

Tonks Brown

Tonks Brown

Hace los hechizos en una taza de té antes de verterlos en una vasija con carbón, que enciende cuando realiza sus hechizos en Halloween.

El ritual se hace en un altar de su dormitorio, con plantas que representan la tierra, incienso para el aire y velas para el fuego y el agua.

Brujería blanca

Las brujas blancas, como Tonks, no lanzan hechizos con intenciones maliciosas.

Utilizan dos cuchillos para rituales, un “boline”, que es un cuchillo de mango blanco para recolectar hierbas y tallar velas, y un cuchillo “athame”, que se usa para hacer una forma o cortar un cordón en un hechizo.

Tonks dice que siempre está sola cuando hace sus rituales.

“Conozco a muchas otras brujas, estamos en todas partes, en la policía, en las tiendas locales, pero es demasiado personal para mí practicar magia con ellas, tienes que tener mucha confianza”, dice.

Calabazas de fieltro en la casa de Tonks Brown

Tonks Brown
Las brujas utilizan calabazas y nabos para ahuyentar a los fantasmas.

Las brujas blancas consultan el Libro de las Sombras para obtener recetas.

Tonks dice que en Halloween usa túnica, o nada de ropa, cuando lleva a cabo sus hechizos.

Y un nabo tallado “con cara de miedo” en la puerta de su casa para ahuyentar a los fantasmas y “que no molesten” en su casa.

“Me pongo afuera del armario de las escobas estos días y le digo a la gente que soy una bruja y el 99% de ellos reacciona de la misma manera que si hubiera dicho que era cristiana o musulmana“, dice.

“Estoy orgullosa de ser una bruja de la vida real y Halloween es la mejor fiesta”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=y5jxqtP_ses

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.