EU asegura que no habrá deportaciones masivas; SRE dice que solo recibirá a mexicanos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

EU asegura que no habrá deportaciones masivas; SRE dice que solo recibirá a mexicanos

Circulares del Departamento de Seguridad Interior de EU indican que serán enviados de vuelta a México inmigrantes indocumentados, aunque no sean mexicanos, mientras se define si se les da asilo o prevalece su deportación. Esto como parte de las medidas para implementar ordenes ejecutivas de Trump.
Cuartoscuro Archivo
Por Redacción Animal Político
22 de febrero, 2017
Comparte

El gobierno de Donald Trump quiere deportar a México a inmigrantes que hayan cruzado de forma ilegal la frontera sur de Estados Unidos… sea cual sea su nacionalidad.

En respuesta, el secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, afirmó que México no aceptará ningún migrante deportado de Estados Unidos que no sea mexicano.

“Si el gobierno de EU insiste en que quiere deportar a México, que quiere enviar a México a personas que no son de nacionalidad mexicana, México no tiene por qué recibirlos, y en ese momento iniciaríamos un proceso de exigirle al gobierno de Estados Unidos que, en cada caso, acredite la nacionalidad de la persona que está enviando.

“Sería francamente una acción de carácter unilateral sin precedentes que los propios Estados Unidos no aceptaría”, afirmó el canciller.

Las declaraciones de Videgaray ocurren luego de que en las circulares del Departamento de Seguridad Interior para ejecutar las órdenes ejecutivas de Trump, se establece que las autoridades de Estados Unidos tienen la facultad de regresar a los inmigrantes indocumentados al país o “territorio contiguo” por el que llegaron.

Miles de inmigrantes centroamericanos llegan a Estados Unidos a través de territorio mexicano.

En Guatemala, sin embargo, el secretario de Seguridad, John Kelly, descartó este miércoles que hayan deportaciones masivas de inmigrantes indocumentados en su país, pero ratificó la construcción de un muro para reforzar la vigilancia en la frontera con México.

“No estamos haciendo deportaciones masivas, pero tenemos leyes que tenemos que respetar, entonces vamos a enfocarnos primero en quienes han cometido delitos” en Estados Unidos para expulsarlos, dijo Kelly en rueda de prensa por medio de una traductora, antes de partir hacia México.

La directriz de Trump, apunta la agencia independiente ProPublica, “podría llevar a los Estados Unidos a deportar a México a cientos de miles de guatemaltecos, hondureños, salvadoreños, brasileños, ecuatorianos e inclusive haitianos”.

En los documentos del Departamento de Seguridad Interior se establece que la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) de Estados Unidos y el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE), en la medida en que sea “apropiado” y “razonablemente factible”, enviarán a los extranjeros indocumentados al territorio del país contiguo extranjero desde el cual llegaron, en espera de los procedimientos de remoción pendientes.

Es decir,  los inmigrantes tendrán que esperar en México, y no en Estados Unidos, a que se defina su situación migratoria, si se les otorga asilo o persiste la deportación.

Para facilitar la conclusión de los procedimientos de expulsión de los extranjeros que se devuelvan al país contiguo, indican las circulares del Departamento de Seguridad Interior, las autoridades de ICE y CBP habilitarán infraestructura para que se realicen audiencias de remoción por medio de videoconferencia.

El Director de la ICE y el Comisionado de la CBP consultarán con el Director de la EOIR para establecer un sistema de videoconferencia funcional e interoperable para garantizar la máxima capacidad para llevar a cabo audiencias de remoción de teleconferencias de video para aquellos extranjeros que regresan al país contiguo.

“La oleada de inmigración ilegal en la frontera sur ha abrumado a agencias y recursos federales, y ha creado una importante vulnerabilidad de seguridad nacional para Estados Unidos. Miles de extranjeros detenidos en la frontera, sometidos a un proceso de expulsión y puestos en libertad, han huido y no comparecieron en sus audiencias de expulsión”, se indica en la circular del Departamento.

“Los tribunales de inmigración están experimentando una acumulación histórica de casos de expulsión”, agrega la agencia estadounidense.

Al respecto, el medio CNN apuntó que “la medida podría enviar a solicitantes de asilo no mexicanos de América Central sobre la frontera sur mientras esperan procedimientos de asilo en lugar de permitirles esperar en Estados Unidos, una política con la que México probablemente tendrá objeciones”.

Esteban Illades, de la revista Nexos, señaló los riesgos o repercusiones que tendrían estas medidas para México.

“Sólo imaginen las consecuencias: si el Instituto Nacional de Migración rutinariamente comete violaciones de derechos humanos contra los migrantes que van camino a Estados Unidos, cómo los tratará ahora que los regresen y no tenga dónde y cómo alojarlos en lo que los devuelve a sus países de origen”, indicó en su cuenta de Facebook.

“Sobra decir que no estamos mínimamente preparados para la crisis que desataría la implementación de estos memorandos”, agregó.

ProPublica señala que México sería potencialmente presionado para construir centros de detención, donde los inmigrantes de diferentes nacionalidades enfrenten su proceso de deportación y petición de asilo.

“Esta medida lo que dice es que si quieres pedir asilo o lo que sea, nosotros analizaremos tu petición pero vas a tener que esperar en México”, dijo un oficial del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), en una conferencia el pasado martes, según ProPublica.

Las directrices emitidas por el Departamento amplían las facultades de las autoridades migratorias de Estados Unidos para detener y deportar a inmigrantes indocumentados.

Los documentos firmados por el secretario del Departamento de Seguridad Nacional, John Kelly, señalan que la prioridad será remover o sacar de Estados Unidos a inmigrantes que hayan tenido cargos por cualquier delito, o que hayan abusado de cualquier programa para recibir beneficios públicos.

En ese sentido, el diario The New York Times recordó que durante la administración de Barack Obama solo eran prioridad de deportación aquellos inmigrantes indocumentados condenados por delitos graves.

También se señala que serán deportadas las personas que tengan antecedentes por haber estado involucradas en algún tipo de fraude, en conexión con cualquier asunto oficial ante agencias del gobierno de Estados Unidos.

El diario The Wall Street Journal apuntó que con las guías del Departamento de Seguridad Interior casi cualquier inmigrante indocumentado es sujeto u objetivo de deportación.

Se calcula que en Estados Unidos hay unos 11 millones de inmigrantes indocumentados (unos 5 millones de ellos, mexicanos).

Otro de los puntos en los documentos es que serán contratados 10,000 agentes más del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), y 5,000 para la Patrulla Fronteriza, a fin de reforzar el sistema de vigilancia sobre los inmigrantes.

México no aceptará imposiciones: Videgaray

El gobierno y el pueblo de México no aceptarán disposiciones que de manera unilateral un gobierno le quiera imponer al otro, sostuvo el canciller Luis Videgaray Caso.

Señaló que las recientes disposiciones en materia migratoria del gobierno de Estados Unidos se discutirán con los secretarios estadounidenses que visitan a partir de este miércoles el país.

El titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) ratificó que “el gobierno de México, va a actuar por todos los medios jurídicamente posibles para la defensa de los derechos humanos de los mexicanos en el exterior, particularmente en Estados Unidos”.

El funcionario federal puntualizó que la cancillería ya trabaja en distintos casos, que en su opinión representan violaciones al debido proceso, e incluso a los derechos humanos.

“Que no quede ninguna duda, México y el gobierno de México no habrán de dudar en acudir a los organismos multilaterales, empezando por las Naciones Unidas, para defender, conforme al derecho internacional, los derechos humanos, las libertades y el debido proceso en favor de los mexicanos en el exterior”, enfatizó.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¿Cuándo una persona enferma de COVID-19 deja de ser contagiosa (tenga o no síntomas)?

Existe la creencia de que algunos virus sólo se propagan cuando se están incubando, o de que solo con tos o fiebre puedes contagiar a otros. ¿Qué ocurre con el coronavirus?
17 de noviembre, 2020
Comparte

Quizás todos hemos escuchado alguna vez a una persona enferma, con una gripe o un resfriado, por ejemplo, que dice: “no te preocupes, ya no estoy contagiosa”.

Porque existe la creencia de que algunos virus sólo se propagan cuando se están incubando, es decir, durante el período que pasa desde que te infectas con el virus hasta que aparecen los primeros síntomas.

La creencia, sin embargo, está equivocada.

Muchos virus continúan propagándose tiempo después de que los síntomas de la persona contagiada desaparecen.

Es decir, una tos o una fiebre no son los únicos indicadores de que una persona puede infectar a otros con un virus.

Y ¿qué ocurre con el nuevo coronavirus SARS-Cov-2 que ha demostrado tener características singulares que no se conocían en ningún otro patógeno?

¿Cuánto tiempo dura su contagiosidad?

Y ¿cómo se pueden evitar las infecciones cuando una persona contagiada con el coronavirus no presenta síntomas?

prueba PCR

Getty Images
Las pruebas PCR pueden seguir dando positivas varios días o semanas después del contagio del virus.

Incubación

Desde que el SARS-Cov-2 fue detectado en China en diciembre pasado, varios equipos científicos han estado investigando el período de incubación del nuevo coronavirus.

Uno de estos estudios, llevado a cabo por investigadores de la Escuela de Salud Pública Johns Hokpins y publicado en Annals of Internal Medicine en mayo, encontró que el período de incubación promedio del nuevo coronavirus es de 5,1 días.

Y la mayoría (97,5%) de los contagiados que desarrollan síntomas lo hacen dentro de un período de 11,5 días.

“Desde que una persona se expone al virus a través de la nariz o de la boca pasan de promedio tres días hasta que empieza a desarrollar síntomas, como tos y fiebre”, le explica a BBC Mundo el doctor Vicente Soriano, médico especialista en enfermedades infecciosas y genética clínica y exasesor de la Organización Mundial de la Salud.

“Pero la capacidad de contagiar a otros, de transmitir ese virus a otros se prolonga de 7 a 10 días más“, explica el experto, que también es profesor de la Universidad Internacional de La Rioja, España.

Agrega que a partir de ese momento, cuando los síntomas ya han remitido o desaparecido, también disminuye la posibilidad de contagiar a otros.

coronavirus

Getty Images
Las mascarillas pueden ayudar a reducir el riesgo de que una persona contagiada y asintomática contagie a otras personas.

El experto subraya, sin embargo, que las pruebas PCR, que se usan para detectar el virus, pueden seguir dando positivas varios días o semanas después del contagio del virus.

Pero esto no quiere decir que la persona siga siendo contagiosa.

“La PCR que detecta fragmentos del genoma del virus puede continuar positiva después de una, dos o hasta tres semanas después de que la persona se curó de covid”, señala Vicente Soriano.

“Pero esa PCR positiva no refleja contagiosidad. Lo que detecta la PCR son fragmentos de virus, o ‘secuencias basura”, que son fragmentos del genoma del virus que están en el tracto respiratorio y que expulsamos durante varias semanas después de haberse curado la enfermedad”, explica el experto.

En efecto, la sensibilidad de las pruebas diagnóstico es un problema que se conoce desde que comenzaron a aplicarse e ilustra por qué las estadísticas de la covid-19 están lejos de ser perfectas.

Pero tal como subraya el doctor Vicente Soriano, “la contiagiosidad del coronavirus básicamente son de 7 a 10 días, uno o dos días antes de empezar los síntomas y mientras los síntomas ocurren”, agrega.


¿Cuándo puedo estar con otras personas si tuve covid-19 y tuve síntomas?

  • 10 días después de la aparición de los síntomas y
  • 24 horas sin fiebre y sin usar medicamentos para bajar la fiebre y
  • Cuando ya están mejorando otros síntomas de covid-19

Fuente: CDC


Coronavirus

Getty Images
Se cree que hasta 30% de las personas contagiadas con coronavirus no presentan síntomas.

Pero ¿qué ocurre cuando una persona se contagia con el coronavirus y no presenta síntomas? ¿Cómo saber que no contagiará a otros?

Un estudio publicado en agosto en Journal of the American Medical Association (JAMA) encontró que cerca de 30% de los pacientes que dan positivo con el coronavirus son asintomáticos.

Y los investigadores encontraron que a pesar de no presentar síntomas, los pacientes son portadores de la misma cantidad de virus que los pacientes con síntomas y ambos permanecen con esa carga viral durante el mismo tiempo.

Por eso, señalan los expertos, la importancia de usar mascarillas y observar el distanciamiento social.

Estas dos medidas pueden ayudar a reducir el riesgo de que una persona con covid-19 y asintomática contagie a otras personas.

“Con los asintomáticos no se sabe por cuánto tiempo pueden ser contagiosos”, explica Vicente Soriano.

“Básicamente, las personas asintomáticas pueden transmitir virus a otros durante una semana, igual que los que tienen síntomas, pero a menos que la persona se haga un test de antígeno (para detectar que tuvo la enfermedad) o una PCR, esa persona pasa desapercibida“, le dice el experto a BBC Mundo.

“De allí el interés del rastreo para identificar a las personas que han podido estar en una zona de contagio con gente que aun no ha dado positivo y hacerles el test de antígeno o la PCR, a partir de las 48 horas del evento”.

De esta forma, dice el experto, se puede identificar a los asintomáticos y mantenerlos aislados durante 10 días para evitar otros contagios.

Cuando una persona tuvo síntomas no es necesario realizarse nuevamente la prueba de detección, basta con que se mantenga 10 días aislada para dejar de ser contagiosa.

Pacientes graves

Estas recomendaciones, sin embargo, no se aplican a las personas que tuvieron síntomas más graves de covid-19 y no fueron hospitalizadas.

Tal como señalan los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, en muchos casos, cuando una persona estuvo grave y no fue hospitalizada deberá permanecer en su casa hasta20 días después de la aparición inicial de los síntomas.

Asimismo, las personas con trastornos del sistema inmune o sistemas inmunes debilitados que tuvieron covid-19, deberán permanecer más tiempo en su casa y consultar a su médico para saber cuándo pueden dejar de aislarse.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=aRHd8bOSTvc

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.