close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
ThinkStock
¿Por qué el acoso y la intimidación son unas estrategias evolutivas tan exitosas?
No sólo las personas hacen de matones ante individuos menos fuertes. También lo practican muchos animales. Y en términos evolutivos podrían resultar una estrategia exitosa.
ThinkStock
6 de marzo, 2017
Comparte

Frodo gobernaba con mano de hierro.

Desde los tres años de edad, estaba lanzando piedras a quienes le rodeaban.

Un gran chimpancé con una distintiva raya gris, más tarde se convertiría en el macho alfa de su manada en el Parque Nacional de Gombe en Tanzania.

La primatóloga Jane Goodall lo llamaba un “verdadero matón”.

Muchos otros primates muestran un comportamiento similar. Sus acciones sugieren que la intimidación para imponerse al resto es una táctica que se ha usado por mucho tiempo e incluso puede ser innata.

La intimidación y acoso no son fáciles de definir, porque se presentan en muchas formas, desde disputas físicas a ataques verbales y, actualmente, en acoso en internet.

Están omnipresente en la sociedad humana, y han sido reportados en muchas culturas diferentes.

Una fórmula eficaz

No existe una definición legal de intimidación y acoso. De hecho, es probable que cualquier sociedad jerárquica tenga acosadores.

Un gorila haciendo una exhibición de dominioPara los gorilas, como para otras especies, se trata de garantizarse el mejor acceso a las hembras, para la reproducción.

Esto es sorprendentemente evidente para cualquiera que haya trabajado con los macacos rhesus, una especie de mono con una jerarquía rígida.

Los desafortunados monos en la parte inferior de la jerarquía son atacados en repetidas ocasiones por quienes están más arriba en la manada. A veces son golpeados todos los días, dice el primatólogo Frans de Waal, de la Universidad de Emory en Atlanta, Georgia.

“Parece que para liberar las tensiones de los de arriba“, dice De Waal. “Eso refuerza sus vínculos, ya que tienen un enemigo común”.

Parece ser una manera eficaz de unir a los macacos más dominantes.

Extraer a la víctima o “chivo expiatorio” no detiene ese comportamiento. Los macacos dominantes simplemente la emprenden con otro mono de bajo rango.

Más que supervivencia

Los chimpancés son igualmente jerárquicos.

Los machos alfa como Frodo se definen por su capacidad para desbancar a otros en cualquier pelea, dice el antropólogo Michael Wilson, de la Universidad de Minnesota en Minneapolis, quien lo conoció en 2001.

Frodo y otros dos chimpancésFrodo (en el centro) fue un líder muy rudo por cinco años.

“No es como que él está tomando necesariamente decisiones en beneficio del grupo, está haciendo lo que se necesita para conseguir lo que quiere, que es por lo general hembras”, afirma.

Lo que define a este comportamiento agresivo como intimidación es que no está inmediatamente relacionado con la supervivencia. De hecho, a menudo no es provocado, señala Darío Maestripieri, de la Universidad de Chicago.

Maestripieri argumenta que la intimidación ayuda a los animales dominantes a someter a sus subordinados, y que esto tiene claros beneficios evolutivos, pues asegura que los individuos dominantes tengan mejor acceso a los alimentos y al sexo opuesto.

Otros animales también lo hacen

No sólo los primates muestran comportamientos similares a la intimidación y el acoso.

Los pollos picotean cruelmente a quienes se pasan de la raya; las hienas manchadas también intimidan a sus subordinados.

Incluso se ha observado en los peces. Por ejemplo, los cíclidos machos pasan mucho tiempo golpeando a otros machos para ascender a un rango superior.

UrogallosEl acoso o “bullying” es una estrategia evolutiva en cuanto a que garantiza el acceso a las hembras.

De Waal sospecha que la intimidación se puede encontrar en cualquier especie en la cual la jerarquía es importante.

La tendencia a descargar las frustraciones en otro es un “mecanismo muy básico”, dice De Waal.

En algunas especies, como los chimpancés y los seres humanos, este mecanismo de “chivo expiatorio” es simplemente más pronunciado.

Ser el mandamás conlleva estrés. Los machos alfa están a menudo en riesgo de ser derrocados por los de menor rango.

Si la jerarquía es inestable, como suele ser el caso de los babuinos y los chimpancés, los de arriba están más estresados.

Sin embargo, en un grupo más estable los subordinados son los más estresados, presumiblemente debido a que son frecuentemente acosados.

Ser el mandamás conlleva estrés. Los machos alfa están a menudo en riesgo de ser derrocados por los de menor rango”

En 2002, después de cinco años gobernando, Frodo estaba enfermo y débil. Los otros machos lo atacaron de inmediato.

Frodo pasó los meses posteriores solos, exiliado. Cuando regresó a su manada fue degradado a un rango muy bajo. Murió en 2013, posiblemente de un ataque violento. Su autopsia mostró que los testículos se infectaron de una herida en forma canina.

Pero Frodo fue padre de muchos hijos y eso significa que sus genes -con lo que la predisposición hacia la intimidación puede conllevar- se han transmitido.

Esto parece sugerir una conclusión sombría.

Piqueros de NazcaLos piqueros de Nazca a veces atacan sexualmente a los pichones cuando sus padres están buscando comida.

Si tantas criaturas son acosadoras, tal vez la intimidación es algo innato en nosotros, de lo que no podemos escapar.

¿Acaso es, como escribió el historiador y filósofo Nicolás Machiavelo, “mejor ser temido que amado”?

Otras estrategias

El asunto no parece tan claro.

Para entender cómo evolucionaron nuestros comportamientos, también tenemos que mirar a otro mono a menudo olvidado: el bonobo.

Los bonobos están tan estrechamente relacionados con nosotros como los chimpancés. No se han estudiado tanto, pero se sabe que son mucho menos violentos.

En 92 años de estudio, Wilson y sus colegas descubrieron solamente un caso de una “muerte sospechosa” en las comunidades bonobos, en contraste con 152 posibles asesinatos en manadas de chimpancés.

Al igual que los bonobos, los seres humanos parecen haber tomado un camino menos violento. “Es raro ver a la agresión física directa entre los hombres adultos en el mismo grupo en comparación con los chimpancés”, dice Wilson.

Como especie, somos más pacíficos que los chimpancés y menos propensos a arrebatos violentos impulsivos.

ImpalasSon muchas las especies entre las que hay sistemas jerárquicos, donde se impone el más fuerte.

Sin embargo, también vivimos en una sociedad donde la competencia con los demás es la norma. Esto nos empuja hacia el uso de la intimidación como una estrategia social.

La intimidación humana es a la vez el producto de las tendencias heredadas de nuestros ancestros similares a los chimpancés y de los entornos sociales competitivos como los de los chimpancés y los monos rhesus“, dice Maestripieri.

En formas más sutiles, los adultos también intimidan.

Hay muchos casos de acoso laboral y patrones “psicópatas”, mientras que los políticos utilizan el “chivo expiatorio” para incitar el antagonismo contra grupos minoritarios.

Este enfoque “crea un enemigo común cuando hay tensiones en una sociedad”, dice De Waal.

Un estudio genético de 2013 reveló que la tendencia a convertirse en líder es al menos en parte genética. Es decir, algunas personas están equipadas con rasgos de personalidad para convertirse en los líderes del grupo, mientras que otros son más proclives a ser seguidores.

GalloEn cada gallinero solo hay espacio para un gallo.

Al menos algunos de estos “líderes naturales” van a utilizar la agresión y la intimidación para mantener su estatus.

Maestripieri también sospecha que, si una persona no alcanza su objetivo social de convertirse en “líder”, eso la conduciría a intimidar más.

Aun así, la intimidación como estrategia no puede llevar al éxito a largo plazo. Los modos de tirano con que gobernaba Frodo claramente tuvieron un costo. En esta línea, un estudio de 2015 sugirió que las personas sin escrúpulos no siempre salen adelante.

La intimidación también puede tener profundas raíces evolutivas. Pero si el líder quiere ser aceptado a largo plazo, debe tratar de ser más amado que temido.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Getty
Los países y Papas que han pedido perdón por crímenes y abusos históricos
Mediante una carta México solicitó a España que pida disculpas por los abusos que se cometieron durante la Conquista. España rechazó el contenido de la carta, pero ¿qué otros países sí han pedido perdón por hechos ocurridos hace muchos años?
Getty
27 de marzo, 2019
Comparte

Después de que Andrés Manuel López Obrador les solicitara al rey Felipe VI de España y al papa Francisco que pidan perdón por los abusos cometidos durante la Conquista se armó revuelo a ambos lados del Atlántico.

El gobierno de España respondió con un comunicado que rechaza “con firmeza” el contenido de la carta de AMLO.

Mientras en México, los partidos de la oposición acusaron a AMLO de querer distraer la atención de otros asuntos.

“Este es un tema electoral al 100 % y verdaderamente se me hace vergonzoso este tipo de peticiones cuando deberíamos estar viendo los temas importantes del país”, dijo ante la prensa Mauricio Kuri,coordinador del conservador Partido Acción Nacional (PAN, centro-derecha) en el Senado.

En BBC Mundo recopilamos algunos casos en que países o Papas que sí han pedido que se les perdone por hechos cometidos hace muchos años.

Los casos en América

Chile a los mapuches

“Hemos fallado como país”, decía en junio de 2017 la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, en referencia a las políticas de reconocimiento político y cultural de los pueblos originarios.

“Quiero solemne y humildemente pedir perdón al pueblo mapuche por los errores yhorrores cometidos o tolerados por el Estado en nuestra relación con ellos y sus comunidades”.

Enfrentamientos con la policía

Getty
La muerte de un joven mapuche en noviembre de 2018 desató de nuevo las protestas de estudiantes y activistas mapuches.

Con estas palabras, Chile inauguraba un nuevo marco de relaciones con la comunidad indígena más grande del país y la Araucanía, la zona del sur del país de la que son originarios.

El objetivo era crear una comisión que escuchara las reivindicaciones territoriales para proponer soluciones concretas tras años de conflicto.

Sin embargo, el reconocimiento no trajo la paz, la comunidad mapuche y el Estado siguen enfrentados.

Canadá a los pueblos inuit

A mediados del siglo XX, más de 5.000 inuit, es decir, la mitad de la población total del Ártico oriental canadiense, fueron evacuados forzosamente por padecer tuberculosis.

Los inuit son los pueblos originarios que habitan la región del Ártico.

Durante un brote de la enfermedad a mediados de siglo, muchos se vieron obligados a ir al sur de Canadá para recibir tratamiento.

Fue entre las décadas de los años 40 y los 60. Entonces, la tuberculosis era un grave problema entre la población inuit y registraban algunas de las tasas más altas del mundo.

Pero separados de sus familias e incapaces de hablar su idioma, muchos fueron enterrados en tumbas sin nombre.

El pasado mes de marzo, en un viaje oficial a Iqaluit, la ciudad inuit del ártico canadiense, el primer ministro Justin Trudeau pidió disculpas por lo que calificó de “comportamiento colonial”.

“Durante demasiado tiempo, la relación del gobierno con los inuit ha sido una de dobles estándares y de un tratamiento injusto y desequilibrado. Canadá debe cargar con esa culpa y vergüenza”.

Tres Papas a las comunidades indígenas

Juan Pablo II fue el primero, pero Benedicto XVI y el papa Francisco también han reconocido los atropellos cometidos por la Iglesia católica en su intento de evangelizar América Latina.

El más reciente fue en julio de 2015, cuando en un viaje oficial a Bolivia, el papa Francisco pidió expresamente perdón a los pueblos originarios por los crímenes “durante la llamada conquista de América”.

El primer Papa latinoamericano pedía disculpas formalmente por ese periodo oscuro de la era colonial.

Papa

Getty
El papa Francisco pidió perdón en Bolivia.

“Alguno podrá decir, con derecho, que cuando el Papa habla del colonialismo se olvida de ciertas acciones de la Iglesia”, dijo.

“Les digo, con pesar: se han cometido muchos y graves pecados contra los pueblos originarios de América en nombre de Dios”, añadió Francisco en su discurso en Santa Cruz durante el II Congreso Mundial de Movimientos Populares en Bolivia.

Sus predecesores también tuvieron palabras de arrepentimiento.

En octubre de 1992, Juan Pablo II pidió en Santo Domingo a los indígenas que perdonasen las injusticias cometidas contra sus antepasados, mientras que Benedicto XVI afirmó en 2007 que “el recuerdo de un pasado glorioso no puede ignorar las sombras que acompañaron la obra de evangelización del continente latinoamericano”.

“No es posible olvidar los sufrimientos y las injusticias que infligieron los colonizadores a las poblaciones indígenas, a menudo pisoteadas en sus derechos humanos fundamentales”, dijo entonces.

Estado Unidos por la esclavitud y la segregación

Estados Unidos expresó su pesar por la esclavitud mediante dos resoluciones: una por parte de la Cámara de Representantes en 2008 y otra en 2009 por parte del Senado.

Ambas instituciones se disculparon con los afroamericanos en nombre del pueblo de EE.UU. por los errores cometidos contra ellos y sus antepasados bajo la esclavitud, y las muchas décadas de segregación que siguieron.

Aunque hubo poca oposición a las declaraciones, el hecho de que ambas cámaras del Congreso no lograran ponerse de acuerdo en una sola resolución, expone uno de los principales problemas cuando se trata de pedir perdón.

esclavos

Dominio Público
El Congreso de EE.UU. pidió perdón por los años de esclavitud.

Las disculpas del Senado incluyeron un descargo de responsabilidad que decía que la resolución no podía usarse para reclamar una compensación financiera a EE.UU. por la esclavitud o la segregación.

A esto se opusieron algunos miembros del grupo de representantes negros de la Cámara, quienes estaban haciendo campaña para lograr pagos a los descendientes de esclavos.

El presidente en ese momento, Barack Obama, recibió con agrado las disculpas del Congreso, pero nunca pidió que se pagara una indemnización mientras él estaba en el cargo.

Las personas con historias familiares como la de Obama demuestran lo difícil que sería la compensación: la historia familiar de su madre blanca incluye tanto a dueños de esclavos como a al menos a un esclavo, mientras que su padre negro nació en Kenia y llegó a EE.UU. mucho después de que la esclavitud hubiera terminado.

Si se autorizaran las compensaciones, ¿quiénes tendrían que pagar y quiénes recibirían los pagos?

Los problemas sobre si las disculpas deben incluir una compensación financiera han impedido que muchos líderes admitan formalmente la culpa.

Los casos en Europa

Reino Unido por su rol en la hambruna en Irlanda

Poco más de 150 años después de que comenzara la hambruna irlandesa en 1845, el entonces primer ministro británico, Tony Blair, dijo: “Aquellos que gobernaron en Londres en ese momento le fallaron a su gente”.

Estatuas

Getty
La hambruna es uno de los episodios más dolorosos de la historia de Irlanda.

Alrededor de un millón de personas murieron y dos millones emigraron cuando la plaga arrasó con la cosecha de papa de Irlanda y el Parlamento británico tardó en eliminar las restricciones a la importación de alimentos.

El discurso de 1997 llegó en un momento en que mejoraban las relaciones entre Reino Unido e Irlanda (que no se independizó hasta 1922) y se firmó el Acuerdo de Viernes Santo, que buscaba resolver muchos de los problemas de los dos países respecto a Irlanda del Norte.

Los críticos se han quejado de que las palabras de Blair no fueron una disculpa completa y formal.

Si bien no se ha hecho ninguna oferta de compensación a Irlanda por la hambruna, Reino Unido ha pagado a personas que fueron gobernadas por los británicos más recientemente.

En 2013, el gobierno se disculpó y acordó un paquete de compensación de US$25 millones para los kenianos que fueron torturados durante la revuelta de Mau Mau en la década de 1950.

Alemania Occidental por el Holocausto

A diferencia de los casos anteriores, Alemania Occidental acordó rápidamente pagos de compensación después de la Segunda Guerra Mundial por las acciones de la Alemania nazi.

En 1951, el canciller Konrad Adenauer dijo: “Se han cometido crímenes indecibles en nombre del pueblo alemán, lo cual hace un llamado a una indemnización moral y material”.

manos

Getty
Israel recibió una indemnización por los crímenes contra los judíos.

Los pagos a Israel y a los sobrevivientes del Holocausto, que comenzaron en 1953, totalizaron más de US$70.000 millones.

Tal vez sorprendentemente, en este caso, son algunas de las víctimas las que se han quejado de que se haya pagado una indemnización.

Los opositores opinaban que si Israel aceptaba dinero de Alemania Occidental, sería el equivalente a perdonar a los nazis por sus crímenes.

Parte del dinero, pagado a Israel como compensación por el costo de reasentar judíos desde Europa, ayudó al país en sus primeros años de existencia.

Japón indeciso

Otros países no han sido tan decididos.

Aunque Japón firmó acuerdos posteriores a la Segunda Guerra Mundial con Corea del Sur y China, que incluían paquetes financieros, en ocasiones sus relaciones con sus vecinos se han ido a pique.

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, ha sido criticado por ser ambiguo sobre si Japón fue “agresivo” durante el conflicto.

Abe ha visitado y enviado ofertas a un santuario que honra a los criminales de guerra.

Pero también ha acordado paquetes de compensación para mujeres coreanas que fueron utilizadas como esclavas sexuales por soldados japoneses durante la Segunda Guerra Mundial.

Al igual que muchos políticos, al primer ministro Abe le ha resultado difícil equilibrar los sentimientos nacionalistas de su país y las buenas relaciones con líderes extranjeros.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.