Desde acelerar citas médicas hasta conseguir un aventón, las creaciones de hackers mexicanos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Facebook Dev.f

Desde acelerar citas médicas hasta conseguir un aventón, las creaciones de hackers mexicanos

Aunque la palabra hacker tiene una connotación negativa en el caso de estos hackers mexicanos buscan soluciones en beneficio de la gente.
Facebook Dev.f
Por Nayeli Roldán
10 de marzo, 2017
Comparte

Hace siete años, cuando Ulises Bacilio estudiaba una especialidad en el Hospital Nacional de Cardiología se topó con la burocracia de un sistema de salud que asigna citas mensuales a los pacientes y entrega resultados de estudios después de semanas de aplicarlos.

El problema impactaba directamente en la vida de las personas y, según Ulises, la solución no era complicada. Se imaginaba que un programa podría automatizar los procesos y simplificaría el trabajo. Convenció a su jefe de invertir cinco mil pesos en unas computadoras e inició la primera versión de un software que actualmente sirve a 500 hospitales.

El software funcionó en el hospital para el área de cardiología porque, además de automatizar citas, permite integrar las imágenes de los estudios y, sobre todo, con una resolución que permite identificar cualquier anomalía. El problema estaba resuelto en ese hospital, pero otros doctores, al conocer el sistema quisieron obtenerlo también.

Fue así como la idea de hacer eficiente la labor de un médico se convirtió en el inicio de una pequeña empresa de desarrollo tecnológico. Ulises estudió programación en un curso de tres meses y avanzó en la construcción de un software de mejor respuesta. A partir de 2010, comenzó a comercializar el programa a través de la empresa Pacs Teleradiología de México.

Desarrolladores siguen mejorando el sistema que también permite el diagnóstico vía remota, para que especialistas de distintas partes del país puedan tener los estudios de un paciente y dar su opinión si se requiere.

Ulises tiene 37 años y en su empresa laboran 30 empleados directos de diferentes disciplinas: ingenieros, médicos, especialistas en tecnología. El software sirve a 60 mil pacientes y mil 200 médicos.

¿Cómo lograr que la tecnología no sólo haga la vida más cómoda, sino que solucione problemas cotidianos? Teniendo a gente que lo imagine y lo haga, como Ulises. Esa es la materia prima del avance tecnológico de un país, asegura Manuel Morato, uno de los socios de Dev.f, una escuela para hackers.

Otro ejemplo es Pablo Trinidad: a los 17 años, como estudiante del Cecyt 9 del IPN, aprendió a programar y en el curso fue reclutado para un tech startup en Silicon Valley donde se dedicó al análisis de millones de interacciones en redes sociales.

Estuvo sólo tres meses, pero a su regreso a México inició su propia empresa Inventive, que con otros seis jóvenes desarrollan aplicaciones de impacto social. Uno de ellos fue Comparte ride que fue creado como una opción de transporte alternativo para los universitarios durante la contingencia ambiental de abril de 2016 en la Ciudad de México.

Se trata de una aplicación sobre oferta y demanda de rides por usuarios que funciona sólo en universidades con comunidades privadas, es decir, sólo los usuarios que pertenecen a ellos pueden interactuar.

Pablo ahora tiene 19 años y piensa estudiar Ciencias de la computación o Matemáticas porque a pesar de tener conocimientos que le permitieron crear una empresa el título es una validación importante y además quiere conocer a más personas “talentosas y diversas”. 

El hacker como solución de problemas no de caos

Aunque la palabra hacker generalmente viene acompañada de una connotación negativa, como alguien que roba información y genera caos, en realidad se trata de un desarrollador que busca soluciones.

“En un país lleno e problemas, desigualdad, buscamos que con nuestro trabajo se mejore la vida de las personas a través de la tecnología”, asegura Morato.

La barrera que puede detener el avance de la tecnología e innovación en un país “es no tener gente para hacerlo”. Ulises y Pablo son muestra de que existe talento. Hay personas creativas en todos los ámbitos que pueden solucionar problemas, ¿pero cómo encontrarlas?

Manuel es licenciado en creación y desarrollo de empresas, pero le interesaba la programación y por eso participaba en hackathones, eventos donde desarrolladores se reúnen para hacer un proyecto de manera colaborativa en un mismo sitio y por corto tiempo. Ahí coinciden ingenieros, pero también gente interesada en el desarrollo tecnológico que se dedica a otras profesiones.

Así conoció a Enrique Díaz y Elías Shutheib. Los tres se dieron cuenta que los hackathones significaban una “curva de aprendizaje”, pero se limitaba a esas reuniones, aún cuando había mucho potencial.

Sólo con la idea de juntarse y compartir conocimientos de programación, se les ocurrió crear cursos para aprender a programar y aplicar los conocimientos de forma inmediata. Así nació Dev.f, con la participación de 17 personas en la primera generación.

A diferencia de una escuela formal de ingeniería, la visión de Dev.f es buscar soluciones a problemas de forma creativa con la meta de desarrollar un producto final y, sobre todo, vinculación con el sector laboral que demanda cada vez a más desarrolladores que sean capaces de reaccionar “a la par de la tecnología”.

La escuela tiene como filosofía “desarrollar personas” y, por eso, sobre la marcha fueron adaptando los cursos por niveles a los que nombran “cintas”, como en el karate, desde la blanca, para principiantes que incluye conocimientos básicos de programación y creación de páginas web, hasta negra para crear aplicaciones en iOS, androide y aplicaciones web para visualizar información en tiempo real.

Enrique Díaz y Manuel Morato explican que además de enseñar programación, la escuela de hackers busca generar impacto social en dos vías: uno en las propias personas que desarrollan sus habilidades para crear cosas y encontrar mejores oportunidades de empleo donde aplican su creatividad sin necesidad de tener un doctorado y por otra parte en el impacto social.

En las 12 generaciones que han pasado por Dev.f hay personas de todas clases sociales, edades y profesiones. Este es un “experimento social” porque hay talento en todas partes que sólo espera una oportunidad de desarrollo. Por eso, aunque un curso tiene el costo de 25 mil pesos, existen becas para aquellos que no tienen posibilidades de pagarlo.

Apenas este miércoles hicieron oficial la alianza con Facebook, que patrocinará 160 becas para jóvenes para desarrollar aplicaciones y cuya convocatoria cierra el 22 de marzo. Con las becas, dicen, se busca reconocer el “mérito”. “No se trata de ser influyente o rico para desarrollar tecnología, sino de tener talento para crear algo que tenga valor social”.

Se trata de la alianza más grande, pero antes habían tenido acuerdos con empresas como Bosh que también otorgaba becas y se sumaba como empleador, igual que farmacias similares o mercado libre. Además de otras alianzas previas con Facebook para impartir clases en sus instalaciones.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

China ordena el confinamiento total de Shanghái por el aumento de casos COVID

Unos 25 millones de habitantes de Shanghái estarán bajo una cuarentena absoluta ante el gran aumento de casos de COVID-19 que busca controlar el gobierno chino.
5 de abril, 2022
Comparte

Las autoridades en China han extendido el confinamiento de Shanghái a toda la ciudad y sus 25 millones de habitantes, después de un nuevo auge en casos de covid-19.

Hasta este momento, se habían tomado medidas separadas para los sectores oriental y occidental, pero ahora la ciudad entera estará sometida a restricciones indefinidas.

Shanghái es la urbe más grande de China en estar bajo confinamiento hasta la fecha.

El importante eje financiero del país ha luchado contra una ola de nuevas infecciones de coronavirus durante más de un mes.

Las medidas se tomaron después de que los casos subieron a más de 13.000 por día, aunque esas cifras no son tan altas comparadas a otras situaciones internacionales.

Los residentes en algunas áreas de la ciudad dijeron que el estricto reglamento significa que nadie podrá salir de sus residencias, ni siquiera para recoger suministros esenciales.

Reportaron dificultades ordenando comida y agua online, con los artículos escaseando antes de que pudieran añadirlos a sus cestas de compra digital.

Desafío logístico

China ha implementado confinamientos generales antes, pero no a la escala de esta megaciudad financiera, comenta el corresponsal de la BBC en China, Stephen McDonell.

Los desafíos logísticos requeridos para confinar 25 millones de personas en sus hogares y mantenerlas alimentadas son enormes.

Según McDonell, las redes sociales allí están llenas de quejas de furiosos residentes porque el sistema de despacho de alimentos está embotellado.

Trabajadores en trajes protectores descargan provisiones en Shanghái

Getty Images
Una fila de trabajadores se asegura de mantener la ciudad aprovisionada, pero los residentes se quejan de las dificultades para ordenar alimentos y agua online.

Las instalaciones centralizadas de cuarentena -muchas con sólo catres de campaña, sin duchas ni otros servicios- están a reventar con un hacinamiento de personas infectadas.

Uno de los pocos medios confiables, Caixin, informó que los contactos cercanos de las personas infectadas serán trasladadas a provincias aledañas. Eso podría involucrar el desplazamiento de cientos de miles de residentes.

Millones de personas en otras ciudades chinas han sido sujetos a restricciones en toda su ciudad, a menudo después de una cantidad relativamente pequeña de casos de covid-19.

La política “cero covid”

El reciente aumento de casos en China, aunque pequeño en comparación con algunos países, es un desafío importante para la estrategia de “cero covid” que ha emprendido China.

El gobierno ordena confinamientos rápidos y restricciones agresivas para contener cualquier brote.

La política distingue a China de la mayoría de los demás países que están tratando de convivir con el virus.

El sistema de “cero covid”, o de eliminación completa, se ha convertido en una especie de mantra del gobierno chino, con funcionarios ridiculizando a otros países por sacrificar a sus propios pueblos ante el altar de la apertura, señala el corresponsal de la BBC.

Una división sanitaria en una calle de Shanghái

Reuters
Las medidas de confinamiento en China contrastan con la apertura en otros países.

Algunos especialistas médicos han tratado de comunicar que, para las personas vacunadas, el contagio de la variante ómicron probablemente no implicaría hospitalización y se podrían recuperar en casa.

Pero muy pocas personas en China están conscientes de eso y los funcionarios y medios estatales no se los han informado, dice McDonell.

Wu Qianyu, un funcionario de la comisión municipal de salud dijo: “Actualmente, la prevención y el control de la epidemia en Shanghái está en su etapa más difícil y crítica”.

“Debemos adherirnos a la política general de despeje dinámico sin titubeo, sin vacilación”, expresó.

Las autoridades han desplegado más de 38.000 trabajadores de la salud a Shanghái de otras ciudades, en lo que los medios estatales llaman la mayor operación médica a nivel nacional desde el confinamiento en Wuhan a comienzos de 2020.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Rhw64O667F8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.