Hay irregularidades por 835 mdp en las obras del nuevo aeropuerto tan sólo en 2015: ASF
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
http://www.aeropuerto.gob.mx

Hay irregularidades por 835 mdp en las obras del nuevo aeropuerto tan sólo en 2015: ASF

En la construcción del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México hubo anomalías por 835 millones 584 mil pesos tan solo durante 2015, de acuerdo con la Auditoría Superior de la Federación.
http://www.aeropuerto.gob.mx
Por Arturo Daen
16 de marzo, 2017
Comparte

En la construcción del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México hubo anomalías por 835 millones 584 mil pesos tan solo durante 2015, de acuerdo con la Auditoría Superior de la Federación (ASF). Las irregularidades que observó fueron pagos duplicados, servicios que no fueron ejecutados, anticipos indebidos a contratistas y falta de comprobación de recursos, entre otras.

De esa cantidad, 181 millones 925,500 pesos fueron gastados de forma irregular y otros 653 millones 660,300 pesos aún debe definirse cuál fue su destino, lo cual deberá aclarar el Grupo Aeroportuario.

La ASF hizo 25 observaciones al gasto que realizó el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM), la empresa encargada del proyecto y de participación estatal mayoritaria, y pidió que se realizaran seis sanciones administrativas.

La Auditoría Superior detectó un probable daño o perjuicio por un monto de 41 millones 731,149 pesos en la autorización de un pago a la empresa Servicios Smart FREE a tu Nivel y Foster + Partners Limited por el concepto de ajuste de salarios de la mano de obra que interviene en los trabajos.

Esta empresa tiene un contrato de más de un año por el diseño y arquitectura del edificio terminal, las vialidades de acceso y estacionamientos, así como la torre y centros de control de operaciones de la nueva terminal.

La Auditoría observó otra probable irregularidad en el contrato otorgado a Servicios Smart FREE  por 45 millones 693,744 pesos, pues duplicó la aplicación del porcentaje de gastos del 2% de materiales y 5% de equipo, cuando esto ya había sido considerado en el rubro de mano de obra.

La Auditoría también pidió al Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México aclarar un gasto de 1,189 millones 333,068 pesos, en el mismo contrato, pues no se acreditó “que se controló la participación, cantidad, tiempo y perfil del personal propuesto en cada uno de los precios unitarios para la elaboración del producto terminado presentado (entregable)”. Tampoco se comprobó el tema de los viáticos, seguros y pasajes incluidos en los costos indirectos.

En otro contrato con Parsons International Limited, la ASF encontró que se hicieron pagos por un monto de 635 millones 384 mil pesos en los que tampoco se acreditó el control del personal propuesto ni se comprobaron los viáticos, seguros y pasajes incluidos.

Estos dos contratos están relacionados con los proyectos ejecutivos del edificio terminal, pistas y calles de rodaje, y gerencia de proyectos.

En su revisión, la ASF denunció omisiones por parte de servidores públicos, ya que no realizaron un estudio de mercado “que sirviera de parámetro para asegurar que el costo de la propuesta presentada por la Secretaría de la Defensa Nacional para la construcción del proyecto integral de la barda y camino perimetral, alumbrado, servicios inducidos y casetas de acceso para el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, se encontraba dentro de costos de mercado, ni con un dictamen donde se aclararan las razones por las cuales se adjudicó directamente”.

Los accionistas del GACM son la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA), con el 99.999% y 0.001% de las acciones, respectivamente.

Obras hidráulicas

En el caso de las obras hidráulicas, se pide a la Comisión Nacional del Agua que aclare “y proporcione la documentación justificativa o comprobatoria” de los anticipos que se otorgaron a 10 empresas durante 2015 por un monto de 568 millones 351 mil pesos en diferentes contratos de obras públicas.

Otras irregularidades que encontró la ASF fue que se pagaron 409,200 pesos por servicios sin que se acreditara su conclusión.

Además, se registró un pago indebido de 3 millones 655,900 pesos, al registrarse “diferencias entre el volumen pagado por la CONAGUA y el cuantificado por la ASF”. También fueron pagados 2 millones 749,600 pesos por jornadas que no se trabajaron.

En total, respecto a las anomalías en el gasto de obras hidráulicas, la ASF señaló que calcula recuperaciones probables por 38 millones 398 mil pesos.

El rubro de obras hidráulicas para el Nuevo Aeropuerto incluye la construcción del Túnel Churubusco-Xochiaca, el Túnel Chimalhuacán II, el Revestimiento del Dren Chimalhuacán II, y el Colector de Estiaje Chimalhuacán II, entre otros elementos para “el mejoramiento de la infraestructura hidráulica en la zona federal del lago de Texcoco”.

Antecedentes

En el análisis de la Cuenta Pública 2014, la ASF también señaló anomalías respecto a la obra del Nuevo Aeropuerto.

Indicó entonces que era insuficiente la estructura orgánica operativa autorizada para el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, encargada de las áreas de Finanzas, Infraestructura, Administración y Gestión Inmobiliaria, Planeación, Evaluación y Vinculación.

“Es insuficiente para satisfacer la complejidad y naturaleza las actividades constructivas de proyecto”, indicó, agregando que al ser una empresa de operación reciente tenía la oportunidad de reforzar su organización e incorporar mejores prácticas y principios.

En la revisión sobre el gasto de 2014 la ASF también encontró casos de pagos en exceso o por arriba de los tabuladores de salarios recomendados, que no correspondían con los costos vigentes de mano de obra en la zona donde se llevarían a cabo los trabajos.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Enmienda 25 o 'impeachment': ¿puede Trump ser destituido tras el violento asalto al Capitolio?

Demócratas del Comité Judicial de la Cámara de Representantes están pidiendo que se destituyan los poderes del presidente. Hay dos vías para hacerlo.
7 de enero, 2021
Comparte

Apenas faltan 13 días para que Donald Trump abandone oficialmente la Casa Blanca y arranque la legislatura del demócrata Joe Biden, cuya victoria electoral fue ratificada por el Congreso de Estados Unidos este jueves.

Pero tras el violento asalto al Capitolio por parte de seguidores de Trump, prolongado durante horas y que dejó cuatro muertos, los demócratas del Comité Judicial de la Cámara de Representantes están pidiendo que se destituyan los poderes del presidente.

Escribieron una carta al vicepresidente Mike Pence en la que le urgían a actuar y sacar a Trump de la presidencia, alegando que había cometido un acto de insurrección y “buscaba socavar” la democracia.

Para destituir al presidente de Estados Unidos hay dos mecanismos: el llamado juicio político –impeachment– o la enmienda número 25 de la Constitución, aseguran expertos.

Sin embargo, ambas vías pueden resultar difíciles e improbables de aplicar dado el poco margen de tiempo que le queda a Trump al mando.

“Creo que la mejor salida es que Trump renuncie, que los de su propio partido lo presionen para que renuncie. Él no lo hará, pero debería”, aseguró el politólogo de la Universidad de Harvard, Steven Levitsky, entrevistado por BBC Mundo.

El vicepresidente Mike Pence y la presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi.

Getty Images
Tras los episodios violentos y el desalojo de los seguidores de Trump, el Congreso ratificó este jueves la victoria de Joe Biden en las pasadas elecciones presidenciales del 3 de noviembre.

Tras los violentos acontecimientos del miércoles, Trump ha asegurado que la transición de poder se ejecutará de forma “ordenada”, pero que está en desacuerdo con el resultado de las elecciones presidenciales del pasado 3 de noviembre, las que califica como fraudulentas a pesar de que el Departamento de Justicia estadounidense lo haya descartado.

Pero, ¿en qué consisten las dos vías principales por las que Trump puede ser destituido antes del 20 de enero?

Enmienda 25

Dicha enmienda recogida por la Constitución permite la transferencia de poder desde la presidencia a la vicepresidencia ya sea de forma temporal o permanente.

Convierte al vicepresidente en presidente si este se muestra incapaz de continuar con sus responsabilidades, por ejemplo, si sufre una enfermedad física o mental.

Asaltantes del Congreso.

Getty Images
El asalto al Capitolio y la intervención de las fuerzas de seguridad han dejado al menos cuatro muertos.

La sección número 4 de dicha permite al vicepresidente y la mayoría del gabinete declarar al mandatario incapaz de desarrollar su deber en el cargo.

Para ello necesitarían firmar y remitir una carta a los presidentes de la Cámara de Representantes y el Senado y declarar al presidente como no apto para gobernar o incapaz de desempeñar sus poderes y deberes.

De ser así, el vicepresidente Mike Pence asumiría automáticamente el poder hasta el próximo 20 de enero, cuando empezaría el mandato de Biden.

El presidente tiene la oportunidad de ofrecer una respuesta por escrito, y si impugna el hallazgo, entonces le corresponde al Congreso decidir. Cualquier voto en el Senado y la Cámara de Representantes que ordene la destitución del presidente requiere una mayoría de dos tercios.

Mientras se resuelve el caso, el vicepresidente actuaría como presidente.

Recientemente, cuando Trump fue diagnosticado con COVID-19 el pasado octubre, también hubo discusiones sobre invocar la enmienda 25 ante las preocupaciones de que pudiera estar demasiado enfermo para gobernar el país.

La enmienda 25 fue ratificada en 1967, cuatro años después del asesinato de John F. Kennedy, con el objetivo de resolver las disputas de sucesión presidencial en caso de incapacidad.

Funeral de John F. Kennedy.

Getty Images
La enmienda 25 fue ratificada en 1967, cuatro años después del asesinato de John F. Kennedy.

Por este motivo, varios presidentes han usado esta enmienda, específicamente la sección 3, porque les permite transferir temporalmente el poder a la vicepresidencia.

En 2002 y 2007, el presidente George W. Bush puso a su vicepresidente a cargo al ser sedado durante colonoscopias rutinarias.

El presidente Ronald Reagan hizo lo mismo en 1985, mientras estuvo ingresado en el hospital por una cirugía por cáncer.

Hasta la fecha, ningún presidente ha sido destituido del cargo usando la enmienda 25.

Juicio político o ‘impeachment’

El juicio político, también conocido como impeachment, tiene lugar en el Congreso de EU con el objetivo de llevar a cabo una posible destitución del presidente.

La Constitución estadounidense establece que el presidente “debe ser destituido de su cargo si es acusado de y condenado por traición, soborno, u otros crímenes o delitos graves”.

Es un proceso político, más que penal.

Seguidores de Trump alrededor del Capitolio.

Getty Images
Seguidores de Trump se congregaron e irrumpieron en el Capitolio de Estados Unidos este miércoles, reclamando fraude en las pasadas elecciones presidenciales.

Este proceso tiene lugar en dos etapas.

Tendría que ser iniciado por la Cámara de Representantes y solo necesita una mayoría simple para ser activado.

Luego, el juicio se celebra en el Senado, donde se necesitan dos tercios de los votos para destituir al presidente, y este hito nunca se ha alcanzado en la historia de Estados Unidos.

“Es un proceso bastante largo, a menos que lo hagamos al estilo peruano, de vacar al presidente de la noche a la mañana. Es poco probable que eso pase”, explicó Levitsky a BBC Mundo.

Donald Trump ya ha sido cometido a un proceso de impeachment una vez, y ningún presidente lo fue dos veces durante su mandato.

En diciembre de 2019, la Cámara de Representantes, de mayoría demócrata, aprobó dos artículos de impeachment tras acusar a Trump de abuso de poder y obstrucción al Congreso.

Los demócratas acusaron a Trump de retener US$391 millones en ayuda a Ucrania para presionar y forzar que el país europeo investigara al actual presidente electo, Joe Biden, y a su hijo.

En febrero de 2020, el Senado, de mayoría republicana, votó a favor de absolver a Donald Trump en el juicio político por dicho escándalo.

Si el presidente Trump fuera destituido a través de un juicio político, el vicepresidente Pence se haría cargo de la Oficina Oval.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=l2QCDx-bbAc&feature=emb_logo

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.