Casi 7 millones de mexicanos viven en pueblos aislados, sin servicios básicos: Conapo
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Casi 7 millones de mexicanos viven en pueblos aislados, sin servicios básicos: Conapo

Los mexicanos en estas localidades enfrentan carencia de bienes y servicios tales como "alimentos y productos de consumo cotidiano, educación y servicios de salud básicos, acceso al agua potable, drenaje y electricidad".
Cuartoscuro Archivo
Por Paris Martínez
27 de marzo, 2017
Comparte

En México, un total de 6 millones 990 mil personas habitan en poblaciones rurales “aisladas”, es decir, ubicadas a más de 3 kilómetros de una carretera que garantice operación todo el año, y a más de 5 kilómetros de distancia del centro urbano más próximo.

Tal como concluyó el Consejo Nacional de Población –en un estudio presentado a finales de febrero pasado–, debido a esta condición de aislamiento geográfico, esos 6.9 millones de mexicanos y mexicanas “enfrentan en mayor medida la exclusión y la escasez o inexistencia de equipamiento indispensable para el bienestar y el desarrollo”.

Estas localidades, detalló el Conapo, enfrentan carencia de bienes y servicios tales como “alimentos y productos de consumo cotidiano, educación y servicios de salud básicos, acceso al agua potable, drenaje y electricidad”.

Luego de analizar la información demográfica del Instituto Nacional de Geografía y Estadística emanada del censo 2010 y de la encuesta intercensal 2015, así como las bases de datos sobre carreteras del Instituto mexicano del Transporte, el Conapo determinó que el estado en el que mayor número de personas sufre esta problemática es Chiapas, con 1 millón 106 mil ciudadanos en condición de aislamiento geográfico, seguido de Oaxaca (1 millón 73 mil personas) y Veracruz (959 mil personas).

Otra forma de medir este problema es según el número de localidades aisladas (independientemente del número de personas que viven en ellas), y siguiendo esta mecánica, también pueden identificarse datos reveladores sobre la problemática del aislamiento geográfico que se vive en miles de poblados del país.

Esta segunda alternativa de análisis deja ver que de las 188 mil localidades rurales de la República Mexicana, 79 mil (es decir, 41%), son localidades “aisladas”.

Según el Conapo, este aislamiento que padece 41% de los poblados campesinos del país es uno de los factores determinantes que han “desarticulado los sistemas productivos rurales” en México.

Esta segunda perspectiva de análisis deja ver que Chihuahua es el estado que registra la mayor taza de localidades rurales desconectadas geográficamente, ya que en esta entidad 63% de los pueblos campesinos sufren aislamiento.
Le siguen Durango (con 62.6%) y Guerrero (con 62.2%).

Aunque prácticamente todas las localidades rurales del país registran índices de marginación “alta” y “muy alta”, este patrón aumenta de forma directamente proporcional al aislamiento geográfico, tal como pudo confirmar el estudio del Conapo.

Así, mientras de las comunidades rurales cercanas a una ciudad sólo 8% presentaba un índice de marginación “muy alto”, este rubro se incrementó hasta 38% al tratarse de comunidades aisladas.

En estas comunidades aisladas con muy alto grado de marginación habita un total de 1.6 millones de mexicanos.

Según los estimados de Conapo, en estas localidades aisladas del país hay rasgos comunes de marginación, en diferentes rubros de la vida.

Por ejemplo, destaca el estudio, “los residentes de asentamientos inaccesibles presentaron un bajo promedio de escolaridad”, equivalente a una calificación promedio de 5.

Además, 40% de los mexicanos y mexicanas que viven en localidades aisladas carecen de cobertura de servicios de salud.

Los ejemplos más extremos de esta situación son los municipios de Santiago Nundiche, San Juan Teita, Abejones (en Oaxaca) y San Felipe Tepatlán (en Puebla), donde más de 97% de la población carece de servicios de salud.

Asimismo, el Conapo concluyó que 53% de los hogares ubicados en los poblados aislados del país no cuentan con ningún bien material, más allá de las paredes con las que están construidas sus viviendas.

Si quieres consultar el estudio sobre poblaciones aisladas de México, puedes conocerlo aquí.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

La carrera científica para encontrar a las personas resistentes a la COVID-19

Científicos en 10 países están investigando qué es lo que hace que algunas personas sean naturalmente resistentes a la infección del SARS-CoV-2.
22 de noviembre, 2021
Comparte

¿Has estado en contacto directo con personas enfermas de Covid-19 y nunca te infectaste? ¿Te hiciste pruebas de PCR o inmunológicas y salieron negativas?

Si tu respuesta es sí, podrías ser una de las raras personas en el mundo que tienen una resistencia genética al SARS-Cov-2, el virus causante de la covid-19.

Y si lo eres, podrías tener información “muy valiosa” sobre cómo prevenir esta enfermedad que ha causado más de cinco millones de muertes en el mundo.

Es por eso que un grupo de científicos de 10 países está llevando a cabo una búsqueda para encontrar a estas personas resistentes al SARS-Cov-2.

Los investigadores lo anunciaron en la revista Nature y desde entonces han reclutado a más de 500 personas para someterlas a análisis y verificar si son portadoras de esta resistencia genética.

“Estamos buscando a miembros de una familia, un matrimonio, por ejemplo, en el que uno estuvo críticamente enfermo y el otro lo cuidó, sin adquirir la infección en ningún momento”, le explica a BBC Mundo Sara Espinosa, del Instituto Nacional de Pediatría de México.

“O puede ser alguien del personal de la salud, como un médico que estuvo expuesto cuidando a pacientes enfermos y positivos y nunca ha tenido la infección”, añade la doctora, quien coordina en ese país el llamado Consorcio Internacional para el Estudio Genético Humano de Covid.

“En estos casos podríamos estar hablando de un paciente que posiblemente es resistente. Es decir, una persona que tiene algún mecanismo en sus genes por el cual el virus no puede causar el proceso infeccioso”.

Ilustración de una cadena de ADN

Getty Images
Los científicos investigan el ADN de las personas que no se contagian.

Resistentes, no asintomáticos

El candidato “ideal”, explican los investigadores, es una persona que se ha expuesto en repetidas ocasiones al virus y nunca resultó infectado.

Esta persona tuvo que haber obtenido resultados negativos en las pruebas de PCR después de haberse expuesto al virus.

Y una vez que se le somete a una prueba de anticuerpos, esta debe ser negativa y mostrar que la persona no desarrolló anticuerpos contra el virus porque a pesar de que estuvo expuesta al virus nunca se infectó.

“La persona resistente tuvo que haber estado en estrecho contacto con la persona infectada y no haber tenido síntomas, pero además debemos confirmar que el virus no confirió infección con una prueba negativa por PCR y una prueba inmunológica de anticuerpos negativa”, aclara la doctora Espinosa.

Ahora sabemos que muchas personas pueden infectarse con el virus y no desarrollar síntomas de la enfermedad.

Pero los investigadores subrayan que estas personas que no presentan síntomas no necesariamente son resistente al SARS-Cov-2, y pueden tener el virus y contagiarlo a otras personas.

“Una persona asintomática puede estar infectada, tener el virus y pasarlo a otras personas”, explica el inmunólogo Evangelos Andreakos, de la Fundación de Investigación Biomédica de Atenas y quien también forma parte del Consorcio para el Estudio Genético Humano de Covid (COVIDHGE).

El proceso biológico de un enfermo asintomático es diferente yno estamos buscando a estas personas para este estudio”.

“La categoría que estamos buscando es de personas resistentes que no se infectan con el virus. Es decir, aunque el virus puede estar en contacto con las vías respiratorias de esta persona, no logra entrar a las células ni logra replicarse dentro de ellas“, explica el investigador.

Casos raros

La introducción del SARS-Cov-2 en las poblaciones alrededor del mundo ha permitido a los científicos estudiar grandes diferencias en los procesos de infección del virus, que van desde los contagios asintomáticos hasta las infecciones potencialmente mortales.

Desde diciembre de 2019, cuando se detectó por primera vez el virus, el conocimiento sobre la enfermedad de covid-19 potencialmente mortal y la susceptibilidad genética que hace que unas personas se enfermen más que otras ha ido en aumento.

Sin embargo, todavía se sabe muy poco sobre las bases genéticas de la resistencia al SARS-Cov-2.

Sars-cov-2

Getty Images

Los científicos señalan que esta resistencia, aunque rara, existe, porque ya se ha visto con otras enfermedades infecciosas.

“Pensamos que esta resistencia es muy rara porque eso es lo que hemos visto con otras enfermedades infecciosas. Se han visto casos de individuos con variantes genéticas que los han hecho resistentes a la infección de VIH”, señala el doctor Andreakos.

“Y también tenemos precedentes de resistencia a la malaria y a la anemia de células falciformes”, agrega el investigador.

Los investigadores están llevando a cabo análisis del ADN de los voluntarios con el objetivo de detectar regiones que son diferentes y compararlos con individuos que sí se han infectado con el virus.

El objetivo final, dicen los investigadores, es poder desarrollar una terapia o tratamiento para evitar la infección del SARS-Cov-2.

“El objetivo primario es entender y conocer el mecanismo por el cual algún cambio genético no lleva al proceso infeccioso”, le dice a BBC Mundo la doctora Sara Espinosa.

“Y ese conocimiento puede llevar a encontrar medicamentos que tengan efectividad en contra de SARS-Cov-2”.

“Porque hasta hoy los medicamentos que tenemos son para disminuir las complicaciones de la enfermedad, pero no tenemos fármacos en contra del microorganismo como tal”.

“Y esta investigación pretende también ayudar a encontrar esos medicamentos”.

Los investigadores señalan que identificar a estas personas resistentes al SARS-Cov-2 es “una tarea enorme”, pero tienen confianza en que las encontrarán.

“Sabemos que hay un número de personas que posiblemente tengan esa inmunidad, este cambio genético que confiere resistencia. Tenemos ya alrededor de 500 personas reclutadas y ya se están haciendo los estudios genéticos”, dice Sara Espinosa.

“La búsqueda no es fácil, pero es muy importante y aun si identificamos a pocas personas ellas pueden conferir mucha información y muy valiosa. Y es por eso que se está haciendo este esfuerzo en todo el mundo”.

En América Latina, además de México, el Estudio Genético Humano de Covid se está llevando a cabo también en Colombia y Brasil.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=qytQz_lCevk

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.