Escuché disparos y todos en el bus entraron en pánico: hablan los testigos del ataque en Londres
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP

Escuché disparos y todos en el bus entraron en pánico: hablan los testigos del ataque en Londres

Decenas de personas presenciaron el momento en que un hombre arrolló a varias personas para luego apuñalar y matar a un policía.
AFP
Por BBC Mundo
22 de marzo, 2017
Comparte

Políticos, periodistas y transeúntes presenciaron este miércoles un ataque en Londres, cuando un sujeto atropellaba a varias personas en el puente de Westminster, en el centro de Londres, para luego apuñalar y matar a un policía que protegía el Parlamento británico.

La policía calificó de “hecho terrorista” el ataque que causó 5 muertes —incluido el atacante que fue abatido por la policía— y al menos 40 heridos.

Leer: Ataques en Londres dejan al menos 5 muertos y varios heridos; se sospecha de terrorismo

Uno de los primeros testigos en relatar los hechos a la BBC fue el periodista Quentin Letts, del diario británico The Daily Mail, quien se encontraba trabajando en una oficina que tiene vista a los alrededores del Parlamento.

Letts relató que vio al atacante, vestido de negro y que tenía en la mano “como algún tipo de palo”. “Y lo confrontaron dos agentes de la policía con chaquetas amarillas y uno de ellos cayó“, dijo Letts.

Policías armados arribaron a la sede del Parlamento tras el incidente de este miércoles.Policías armados arribaron a la sede del Parlamento tras el incidente de este miércoles.

Podíamos ver al hombre moviendo el brazo de una manera que sugería que estaba o apuñalando o golpeando al policía de chaqueta amarilla y uno de los agentes corrió luego a buscar ayuda, la cual llegó muy rápido”.

“Mientras este atacante corría hacia la entrada que usan los diputados para entrar al Parlamento, diría que corrió unas 15 yardas (14 metros) (…), dos hombres vestidos de civil con armas le gritaron en lo que sonó como una advertencia, él la ignoró y luego dispararon dos o tres veces y él cayó“, describió el periodista.

Un conductor de autobús habló del momento en que vio el automóvil atropellando a los transeúntes mientras manejaba por el puente de Westminster.

Michael Adamou, de 25 años, conducía el autobús rojo cuando vio un auto de color gris modelo Hyundai aproximándose a la sede del Parlamento.

“Cuando crucé a la izquierda para atravesar el puente, vi cómo un auto se llevaba a dos personas por delante“, dijo.

Adamou creyó inicialmente que el conductor había perdido el control del vehículo, pero después vio “a algunas personas corriendo hacia el Parlamento mientras la policía intentaba detenerlos a todos”.

“Tras unos segundos, escuché disparos y todos en el bus entraron en pánico“.

“Pensé que estaba desmayado”

El estudiante colombiano Sebastián Ramos, de 18 años, atravesaba el puente en bicicleta cuando vio a un hombre tirado en la acera.

Pensé que estaba desmayado. Pero mientras avancé vi a tres o cuatro personas más tendidas en el piso”, le dijo a BBC Mundo.

herido
Tras el ataque, al menos 20 personas resultaron heridas.

Ramos caminó hacia los alrededores del Parlamento, donde se encontró con personas corriendo intentando salvaguardarse y con algunos heridos.

Un señor tenía una herida profunda en la cabeza. Botaba mucha sangre“, describió.

“El tiempo se detuvo”

Un grupo de jóvenes boxeadores también quedaron atrapados en el incidente.

Estaban saliendo de una conferencia de prensa de un evento sobre la Serie Mundial de Boxeo cuando se encontraron cara a cara con el presunto agresor.

Escuchamos un disparo a todo volumen y gritos y luego noté que había humo. Pensé que había sido un accidente de tránsito”, le dijo Frazer Clarke, de 25 años, a la agencia británica PA.

“Miré hacia la puerta principal y la gente corría, un policía y otro hombre estaban viniendo a la puerta con dos cuchillos. Estaba apuñalando al policía con los cuchillos. El policía tropezó y cayó al suelo. Otro agente caminó hacia el hombre que llevaba los cuchillos y le disparó dos veces”

“Después la gente empezó a gritarnos que entráramos. El tiempo se detuvo y quedé en estado de shock“.

A woman ducks under a police tape after an incident on Westminster Bridge

El parlamentario conservador Grant Shapps estaba dentro de Portcullis House, donde quedan las oficinas administrativas del Parlamento, cuando escuchó gritos y vio a agentes de la policía apuntando sus armas hacia la puerta.

“Después oí cuatro disparos uno detrás del otro. Inmediatamente llegaron agentes de la policía a decirnos que nos agacháramos y luego volvimos a entrar detrás de las paredes del palacio”.

Niños de escuela

Michelle Langham se encontraba visitando las Cámaras del Parlamento en ese momento.

Tuvo que permanecer en el vestíbulo central luego de que este fuera cerrado tras el incidente y señaló que había muchos niños en el lugar.

“Estábamos en el café cuando pasó. Vimos a un policía tirado en el suelo. Hubo mucha conmoción. A todos los que estaban en la calle les pidieron que entraran en el café. Había mucha gente gritando”, señaló.

An armed police officer stands guard near Westminster BridgeEl ataque ocurrió en una zona aledaña al Big Ben y al Parlamento.

“No nos han dicho nada de las muertes, nos estamos enterando de todo por medio de las redes sociales. Dentro no nos han dicho nada”.

Otro testigo, Ismael, estaba detenido en un semáforo cerca del puente de Westminster.

Detalló: “Mientras esperaba que cambiara el semáforo, un auto aceleró y me adelantó.

“Esa pequeña tienda que está después del semáforo… ahí fue que golpeó a la primera víctima… golpeó a otra víctima unos metros más adelante y luego a una tercera. Fue ahí que me pareció que algo estaba pasando.

“(El automóvil) continuó circulando… hasta el final del puente (…). No sé qué está pasando pero había mucha gente en el pavimento y el auto siguió derecho”.

Los investigadores forenses analizaron el automóvil que se estampó contra las barandillas de la sede del Parlamento.Los investigadores forenses analizaron el automóvil que se estampó contra las barandillas de la sede del Parlamento.

La exsecretaria de Educación Nicky Morgan le dijo a la agencia PA: “Estaba caminando desde el edificio Portcullis House por el camino que llevaba al estacionamiento cuando de repente se oyeron disparos.

“Pasó un tiempo antes de caer en cuenta de que realmente eran disparos y en ese punto ya la gente gritaba: ‘¡Agáchense, regresen!'”.

George Eaton, editor de la revista New Statesman, estaba dentro de la sala de prensa de la Cámara de los Comunes cuando sucedió el ataque.

Le dijo al medio británico Sky News: “Vi a un grupo grande de personas escapando del atacante, quien parecía llevar un cuchillo”.

“Luego entró por las puertas del Parlamento y se enfrentó a los policías. Sabemos ahora que uno de ellos fue apuñalado. Luego la policía armada mató al hombre”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Rusia invade Ucrania: qué son los ‘bonos de guerra’ y cómo pueden ayudar a Kiev ante el ataque ruso

El gobierno ucraniano está recurriendo a este viejo ejercicio de recaudación para financiar las operaciones militares ante la ofensiva de Rusia.
2 de marzo, 2022
Comparte

A medida que avanza la invasión rusa sobre Ucrania, el gobierno de Volodymyr Zelensky está buscando a contrarreloj la forma de financiar a sus Fuerzas Armadas y la costosa defensa de su país.

El escenario es complejo: después de una importante inversión y modernización del poderío militar de Rusia, los ucranianos son superados en armas y en número de soldados, sin contar la capacidad aérea ucraniana, que es muchísimo menor a la rusa.

Además, su economía está paralizada por la guerra, con escasa capacidad de recaudación y precios disparados como el del petróleo.

En ese contexto, el Ministerio de Finanzas ucraniano anunció esta semana que recurrirán a un viejo instrumento financiero para apoyar a sus tropas: el llamado “bono de guerra”.

“En un momento de agresión militar de la Federación Rusa, el Ministerio de Finanzas ofrece a los ciudadanos, empresas e inversores extranjeros apoyar el presupuesto de Ucrania invirtiendo en bonos del gobierno militar”, explicó el ministerio a través de su cuenta de Twitter.

https://twitter.com/ua_minfin/status/1498319436633329666

Según especificó el gobierno de Zelensky, cada bono tendrá un valor nominal de 1.000 grivnas ucranianas (US$33) y la tasa de interés “se determinará en la subasta”.

“Los ingresos de los bonos se utilizarán para satisfacer las necesidades de las Fuerzas Armadas de Ucrania”, agregó.

En una reunión con inversionistas extranjeros, la cartera de finanzas también dio señales de tranquilidad al mercado, asegurando que no incumplirán con sus deudas existentes.

El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky.

Getty Images

Y es que a los inversionistas les preocupa que la invasión por parte de Rusia empuje a Kiev a dejar de pagar su deuda. Por lo mismo, en los últimos días ha habido una fuerte caída en los precios de los bonos de circulación de Ucrania.

Ante esta difícil situación, los “bonos de guerra” parecen ser una buena salida (o, al menos, un respiro) para financiar su defensa. La recaudación —que comenzó este martes—logró recaudar en un día aproximadamente U$270 millones.

Pero ¿qué son realmente estos bonos y cuándo se ha recurrido a ellos en la historia reciente?

¿Qué són?

Los bonos de guerra —similar a otros instrumentos de deuda—, son deudas que un determinado Estado adquiere con inversionistas (particular o institucionales), la cual se compromete a devolverle en un plazo determinado con los intereses correspondientes.

En estos casos, el dinero se emplea específicamente para financiar las operaciones militares durante un período de conflicto bélico.

Los "bonos de guerra" son para financiar las Fuerzas Armadas de Ucrania.

Getty Images
Los “bonos de guerra” son para financiar a las Fuerzas Armadas de Ucrania.

Normalmente, este ejercicio de recaudación ofrece un tipo de rendimiento por debajo de la media y con un alto porcentaje de riesgo pues, si se pierde la guerra, es posible que también el dinero invertido.

Así, se suele atraer a los inversionistas apelando al patriotismo y a las emociones de los ciudadanos que quieran ayudar en la defensa de un país.

Ucrania, por ejemplo, ha llamado a apoyar a su nación “en tiempos difíciles”.

Los bonos de guerra también son un medio para controlar la inflación al sacar dinero de circulación de una economía estimulada en medio de los conflictos bélicos.

¿En qué otros momentos de la historia se ha recurrido a ellos?

Esta no es la primera vez en la historia que se recurre a este instrumento financiero para apoyar a las Fuerzas Armadas de un determinado país en momentos de guerra.

Estados Unidos también emitió este tipo de bonos para financiar parte del gasto en su defensa durante la Primera y la Segunda Guerra Mundial.

Propaganda estadounidense 1917.

Getty Images

Entre 1917 y 1918, el gobierno estadounidense emitió los llamados “Liberty Bonds”, creando una campaña masiva con el fin de popularizar los bonos a través de llamados patrióticos. En la campaña incluso participaron artistas famosos, entre ellos, Charles Chaplin y la actriz Ethel Barrymore.

Hoy se cree que esta herramienta de financiamiento fue vital para la recaudación de fondos en la defensa del país.

Luego, en 1940, se repitió la historia.

A pesar de que se evaluó la posibilidad de cobrar impuestos para el financiamiento de las Fuerzas Armadas, finalmente se recurrió nuevamente a los bonos —esta vez se les llamó “War Bonds” o “Victory Bonds”— tras el ataque japonés a Pearl Habour en 1941.

Un llamado a comprar bonos de guerra en Times Square, en la ciudad de Nueva York, en 1940.

Getty Images
Un llamado a comprar bonos de guerra en Times Square, en la ciudad de Nueva York, en 1940.

Reino Unido también emitió bonos de guerra en 1917.

La frase propagandística para atraer este tipo de inversión decía: “Si no puede luchar, puede ayudar a su país invirtiendo todo lo que pueda en Bonos del Tesoro Público al 5%… A diferencia del soldado, el inversionista no corre ningún riesgo”.

Los medios de comunicación de ese país también se unieron a las peticiones de recaudación.

En su momento, la revista política británica The Spectator, escribió: “Es el pueblo de Gran Bretaña quien debe proporcionar el efectivo para financiar la guerra”.

Propaganda estadounidense de 1943.

Getty Images
Propaganda estadounidense de 1943.

Canadá también adoptó los bonos de guerra como una forma de inyectarle recursos a su defensa durante la Primera y la Segunda Guerra Mundial.

El país logró involucrar a millones de canadienses a través de agresivas campañas con voluntarios que ofrecían los llamados “bonos de la victoria” de puerta en puerta y a corporaciones privadas.

“Los bonos de la victoria ayudarán a detener esto” o “trae a casa con el bono de la victoria” eran algunos de los sloganes de la época.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=StKur7oONyw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.