Las pistas y momentos clave que llevaron a la captura de Javier Duarte
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP

Las pistas y momentos clave que llevaron a la captura de Javier Duarte

Cateos, un pasaporte falso y un vuelo de sus familiares llevaron a la detención de Javier Duarte en Guatemala; la PGR tuvo 48 horas para detenerlo en México, antes de que se fugara, pero no lo hizo y a la postre el exgobernador se trasladó a Centroamérica.
AFP
Por Arturo Angel
17 de abril, 2017
Comparte

La detención de Javier Duarte en Guatemala no fue un golpe de suerte ni un hecho sorpresivo. Una serie de pistas clave, reunidas en los últimos meses, permitieron a las autoridades reconstruir su ruta de escape y ubicar su destino final con precisión.

Por ello, cuando policías guatemaltecos con el apoyo de agentes mexicanos interceptaron a Duarte en el lobby de un hotel, en realidad ya habían transcurrido más de 48 horas de que lo tenían plenamente ubicado, de acuerdo con lo confirmado por las propias autoridades a Animal Político.

Los datos que hoy se conocen indican que el destino final de Duarte era Europa. También confirman que antes de su “huida” de México, la PGR tuvo al menos 48 horas para detenerlo, sin que esto ocurriera. Luego, el gobernador interino de Veracruz, Flavino Ríos, le facilitó a su exjefe un helicóptero en el que escapó.

Animal Político presenta cuáles fueron los pasos clave que permitieron la localización del exgobernador de Veracruz, así como la fase final de su detención. La captura se logró en cumplimiento de una orden de aprehensión con fines de extradición que pesaba sobre Duarte, por los delitos de lavado de dinero y delincuencia organizada.

La ruta de “escape”

La PGR confirmó que el 14 de octubre se obtuvo una orden de aprehensión en contra del exgobernador Javier Duarte, pero la misma no fue cumplimentada de inmediato.

Duarte permaneció en Veracruz por lo menos hasta el 16 de ese mes, fecha en la que abordó un helicóptero oficial que le facilitó el entonces gobernador interino, Flavino Ríos, situación por la que hoy está preso acusado de haber facilitado el escape. Por este hecho hoy Ríos enfrenta un proceso penalacusado de encubrimiento.

Lo que la investigación reveló es que hubo al menos un cambio del plan de vuelo en el helicóptero facilitado a Duarte. Originalmente se preveía que lo trasladara a la Ciudad de México, pero finalmente se dirigió a Coatzacoalcos.  Las autoridades federales consultadas por este medio presumen que desde ahí se trasladó por tierra hacia Tuxtla Gutiérrez, y luego a Tapachula, Chiapas.

Esta reconstrucción permitió a las autoridades establecer como línea de investigación que Duarte se ocultaba en Chiapas o que podía haber huido a Centroamérica. La PGR apuntó ayer, en una conferencia en Guatemala, que presumen que el ingreso a ese país fue también por tierra.

Los suegros

Un elemento clave en la consolidación de la línea de investigación sobre la presencia Duarte en el sur del país es que sus suegros, Jesús Antonio Macías y María Virginia Yazmín Tubilla, tenían una propiedad en Tuxtla Gutiérrez. En noviembre de 2016 Antonio Macías incluso anunció que se mudaría con los hijos del exgobernador al estado de Chiapas.

El 17 de febrero la PGR realizó un cateo en una propiedad de la familia en Tuxtla, en la que se decomisaron 54 mil dólares así como varios equipos de comunicación y computadoras.

Aunque Duarte no fue encontrado en el inmueble, para ese momento la PGR ya traía un seguimiento cercano del movimiento de la familia. Incluso los suegros tuvieron que solicitar un amparo ante el temor de ser detenidos, y también para que sus comunicaciones no fueran intervenidas sin orden judicial.

El cateo de diciembre

La PGR realizó en diciembre pasado una serie de cateos en propiedades relacionadas con Javier Duarte, pero a nombre de terceros en la Ciudad de México. Aunque el exgobernador no fue encontrado, en el sitio se decomisaron 23 millones de pesos en cajas de cartón y diversos documentos que, según las autoridades, fortalecieron el seguimiento del exgobernador hacia el sur del país.

“Alex Huerta”

Otra pista clave para establecer la zona de movimiento de Duarte en el sur del país fue la detención, el 11 de noviembre de 2016, de una persona en el Aeropuerto de  Tapachula, la cual tenía en su poder dos pasaportes falsos con los rostros de Javier Duarte y su esposa Karime Macías. En el caso de Duarte el nombre que aparecía en el documento era “Alex Huerta”.

El departamento y las aerolíneas

 

El intercambio de información entre autoridades de México y Guatemala arrojó elementos clave que permitieron cerrar la pinza en torno a Javier Duarte.

Uno de ellos fue la renta y presunta adquisición definitiva de la habitación 505 del Hotel Riviera de Atitlán realizada por un mexicano en noviembre del año pasado, pero que presuntamente era un prestanombres era un prestanombres de Javier Duarte. La información era precisa por lo menos en torno a la propiedad porque justamente en esa habitación es donde estaba hospedado Duarte antes de su captura.

La PGR también identificó, con apoyo de Guatemala, propiedades en por lo menos dos localidades de ese país (Alto Valle y La Antigua) en las que presuntamente se refugió Duarte en los últimos meses. De igual forma se seguía el rastro de varios vehículos y números telefónicos.

Las autoridades guatemaltecas también recibieron el reporte de una empresa aeronáutica en ese país que dijo que un mexicano estaba ofreciendo casi 45 mil dólares por un vuelo urgente hacia Europa. Se presume que eran emisarios del mismo Duarte. La PGR presume que fue en aviones privados como Duarte se pudo desplazar en el interior de Guatemala.

Vuelo de última hora

La pista final para confirmar la presencia de Duarte en Guatemala fue la renta de una aeronave particular propiedad de la empresa Redwings el pasado 14 de abril. La bitácora indica que la nave fue alquilada para realizar un vuelo inmediato de Toluca hacia Guatemala, y que los tripulantes eran los hijos del exmandatario así como familiares de su esposa.

Previo al vuelo la Policía Federal aseguró a uno de los tripulantes, José Armando Rodríguez Ayache – concuño de Duarte – dinero en efectivo que presuntamente se entregaría al exgobernador, entre ellos 11 mil euros y mil 1400 dólares.

La captura

El 14 de abril un equipo de la Agencia de Investigación Criminal de la PGR se desplazó a Guatemala para coordinar, con elementos de la Policía Nacional Civil de ese país adscritos a Interpol, la captura de Javier Duarte.

El operativo de intervención estuvo a cargo de 25 elementos según lo informado por la Policía Nacional de Guatemala. Desde el mediodía del sábado 16 de abril se desplegaron dos círculos de seguridad en torno al hotel Riviera de Atitlán en el municipio de Panajachel. Esto con la intención de neutralizar un posible intento de escape.

En tanto, las autoridades mexicanas permanecieron en un “centro de crisis” dando seguimiento a las acciones a poco más de medio kilómetro de distancia.

Cuando Duarte descendió al lobby del hotel, a las 8:01 pm de la noche, los agentes guatemaltecos aprovecharon para interceptarlo e informarle de la orden de aprehensión con fines de extradición que se había girado en su contra.

No hubo violencia ni resistencia de parte de Duarte. Luego de 5 minutos en que se le explicó su situación, Duarte reconoció que se trataba de él, que era exgobernador del estado de Veracruz y que estaba en la zona como “turista”. Los agentes mexicanos confirmaron visualmente el reconocimiento.

Javier Duarte entregó su pasaporte,  y así terminaron sus casi 190 días de fuga.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

GameStop: los inversores aficionados que se enfrentan a Wall Street

Un estudiante, un ingeniero y una enfermera. La BBC habló con algunos de los inversores minoristas afectados por el escándalo de GameStop, quienes aseguran que "los grandes fondos de inversión apoyan un mercado libre capitalista solo cuando les conviene a ellos".
30 de enero, 2021
Comparte

Antes de la pandemia, Alex Patton nunca había pensado en convertirse en un inversor aficionado.

Pero ahora, tras el alza frenética de las acciones de GameStop, una cadena de tiendas de videojuegos, es un veterano de los mercados financieros.

Antes del COVID no sabía nada sobre inversiones“, señaló el ingeniero de ciberseguridad de 28 años que vive en Kingston upon Thames, al suroeste de Londres.

Pero después de que el mercado de valores sufriera una fuerte caída en marzo del año pasado y asestara un golpe a sus ahorros para una pensión, Patton decidió que debería, como él mismo dice, “asumir un papel más activo en la gestión de mi dinero”.

Al tener doble nacionalidad británica y estadounidense, el ingeniero no tuvo problemas para abrir una cuenta con la plataforma estadounidense Robinhood, la corredora de inversiones minoristas en el centro del escándalo de GameStop.

Animado por sus amigos, Patten comenzó a revisar el foro “WallStreetBets” en la red social Reddit.

“Un amigo me dijo: ‘Deberías echarle un vistazo a GameStop’. Y me di cuenta de que algunas personas en Reddit hacen un trabajo realmente impresionante investigando acciones”.

Posición arriesgada

Los principales hedge funds (fondos de cobertura o fondos de inversiones de alto riesgo) habían apostado miles de millones de dólares a que las acciones de GameStop caerían, debido a que su modelo de negocios está basado en ventas físicas que han sido superadas por ventas en línea.

La investigación en Reddit indicó que las posiciones tomadas por los vendedores en corto representaban más del 100% de las acciones existentes de GameStop, señaló Alex.

(En una “venta en corto” se toman prestadas acciones de un corredor por un interés relativamente bajo para venderlas, con la intención de volver a comprarlas una vez que su precio haya caído aún más. La diferencia entre el precio más bajo y el más alto es la ganancia que obtiene el fondo de inversión).

“La gente había realizado investigaciones que mostraban la posición de riesgo en la que se encontraban esos hedge funds o fondos de cobertura. Y pensamos: ‘Podemos aprovechar eso. Esta es una oportunidad'”.

Los inversores aficionados comenzaron a comprar frenéticamente acciones de GameStop e hicieron subir el precio de las acciones en más de un 700% en una semana.

Patton invirtió US$1,000 en acciones de GameStop y obtuvo una ganancia de US$2,000. Pero fue uno de los afortunados que se salió a tiempo.

“La teoría era que a medida que el precio continuaba subiendo, los fondos de inversión que habían vendido en corto se verían obligados a comprar esas acciones a cualquier precio para evitar mayores pérdidas y cerrar sus posiciones en corto”, afirmó.

Pero la actividad atrajo la atención de los reguladores de la bolsa esta semana, y los inversores minoristas se vieron repentinamente excluidos por sus plataformas de negociación, incapaces de seguir comprando acciones de GameStop y de otras empresas.

Los precios cayeron bruscamente, lo que permitió que los fondos se salieran de su apuro.

“Los reguladores asumen que los inversores minoristas no podemos gestionar nuestro riesgo, mientras que los grandes fondos han asumido un riesgo enorme, un riesgo increíble, y simplemente se les permite continuar con sus actividades como de costumbre”, señaló el ingeniero.

Aunque Patton salió económicamente ileso, considera que la intervención de los reguladores fue una injusticia.

Existe una enorme brecha entre la clase media ordinaria, la gente de clase trabajadora, y estos fondos que tienen miles de millones“, señaló. “Otros inversores aficionados están sufriendo mucho más por esto que yo”.

“No es un libre mercado”

Myron Sakkas

MYRON SAKKAS
Myron Sakkas: “Los grandes inversores apoyan un mercado libre capitalista solo cuando les conviene a ellos”.

Myron Sakkas, de 18 años, es oriundo de la ciudad de Coventry en Inglaterra y estudia en la Universidad de Warwick.

Myron perdió 30 libras esterlinas (cerca de US$40) en acciones de GameStop, que tuvo durante “un par de horas” y vendió cuando vio lo que estaba sucediendo.

El estudiante tiene una cuenta en la plataforma Trading 212 desde agosto del año pasado y espera ingresar a la banca de inversión después de graduarse.

Sakkas aseguró estar desilusionado por lo que ve como una “manipulación del mercado” dirigida contra personas como él.

Para el estudiante había un objetivo claro en las “guerras de acciones” de GameStop, como él las llama: “los responsables de la crisis financiera de 2008 que nunca debieron rendir cuentas”.

“Entendemos que existen peligros, pero aquí no había un riesgo real de un colapso en la bolsa. La intervención fue generada por personas que protegen los intereses corporativos y las personas comunes fueron otras vez los grandes perjudicados“.

“Cuando la gente común intenta ganar dinero en un sistema en el que sólo los inversores ricos pueden hacerlo, eso es lo que sucede”, señaló Sakkas a la BBC.

Esos grandes inversores apoyan un mercado libre capitalista solo cuando les conviene a ellos. Lo que vimos ahora no fue un mercado libre y llevó a que mucha gente común perdiera mucho dinero”.

Sakkas señala que su cuenta sigue bloqueada y no puede usarla mientras se verifica su identidad.

Pero afirma que cuando vuelva a tener acceso retirará los US$1,000 que tiene en su cuenta.

“Tal vez deje de invertir por un tiempo”, señaló. “Tengo otras cosas que hacer”.

No parece correcto

Melissa Holdren

MELISSA HOLDREN
Melissa Holdren es muy crítica de las acciones de Wall Street.

En las redes sociales los inversores aficionados instaron a sus compañeros a retener sus acciones para evitar pérdidas adicionales, mientras cuestionaban al mismo tiempo a las plataformas que restringieron sus cuentas.

Melissa Holdren, una enfermera de 43 años que vive en Massachusetts, Estados Unidos, estaba tan indignada con la acción de las plataformas de inversión que compró acciones de una de las empresas afectadas.

Holdren usó su cuenta en Fidelity, una importante corredora conocida por sus fondos mutuos, para comprar acciones por un valor de US$500 en la cadena de cines AMC Entertainment.

Fue algo nuevo para la enfermera, que siempre ha confiado en las grandes empresas para administrar las inversiones de su jubilación.

“Me parece muy cuestionable que una corporación privada pueda bloquear en forma unilateral la compra de acciones”, afirmó.

“No parece correcto. Si les preocupa la volatilidad del mercado, ¿por qué están bloqueando sólo un lado de las transacciones?”

Holdren, cuyo abuelo se ganaba la vida como corredor de bolsa independiente, sabe que puede perder dinero si caen las acciones de AMC. Pero espera que su pequeña inversión ayude a sobrevivir a la cadena de cines.

La enfermera es muy crítica de las acciones de Wall Street.

“En general, necesitamos repensar muchas de nuestras estructuras financieras”, aseguró.

Después de la crisis de 2008 quedó claro que gran parte del mercado financiero estaba divorciado de la realidad de una manera que no era saludable“.

“Que se preocupen tanto de lo que está pasando en Reddit en este momento en lugar de preocuparse del panorama más amplio es engañoso”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=EAzpg7J-OxA

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.