¿Cuál es el proceso para la extradición de Duarte? Esto dice el tratado entre México y Guatemala
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP Archivo

¿Cuál es el proceso para la extradición de Duarte? Esto dice el tratado entre México y Guatemala

Tras la primera audiencia en Guatemala, el juez requerirá al gobierno mexicano la documentación para conceder o negar la extradición de Javier Duarte, exgobernador de Veracruz.
AFP Archivo
Por Nayeli Roldán
16 de abril, 2017
Comparte

El gobierno mexicano tiene de plazo hasta junio próximo para conseguir la extradición del exgobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, según establece el Tratado de extradición firmado entre el Gobierno de México y de Guatemala desde 1997.

El instrumento contempla que las autoridades mexicanas deben presentar los documentos que comprueben el requerimiento judicial por los delitos presuntamente cometidos por el acusado; en este caso se trata de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Este domingo 15 de abril, Duarte fue detenido en el municipio de Panajachel, en Guatemala, en un operativo realizado por elementos de la división internacional de la Policía Nacional Civil de ese país.

De acuerdo con un comunicado oficial, la Procuraduría General de la República (PGR) pidió a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SER) que, por vía diplomática, presentara la solicitud de detención provisional con fines de extradición del exgobernador de Veracruz al Ministerio de Relaciones Exteriores guatemalteco este domingo.

El proceso judicial consiste en que en las siguientes horas Duarte sea presentado ante el Tribunal 5 de sentencia penal de Guatemala. Tras la primera audiencia, el juez requerirá al gobierno mexicano la documentación para conceder o negar la extradición.

De acuerdo con el Tratado internacional, México deberá solicitar la extradición por vía escrita y diplomática y estos son los documentos que debe presentar antes de 60 días naturales (14 de junio):

  1. Descripción del delito por el cual se solicita la extradición con la narración de los hechos imputados; texto de las disposiciones legales que indiquen los elementos del tipo delictivo y la pena correspondiente vigentes al momento del delito.
  1. Copia certificada de la orden de aprehensión. En este caso, la orden en contra de Duarte fue girada el 13 de octubre de 2016 por el Juez de Distrito Especializado en el Sistema Penal Acusatorio en la Ciudad de México, en la causa penal número 97/2016.
  1. Información sobre la descripción, identidad, ubicación, ocupación, nacionalidad y todos los datos posibles de la persona reclamada.

 

Sin embargo, el instrumento internacional establece que si el gobierno guatemalteco considera que la información, pruebas y documentación proporcionada es insuficiente, podrá solicitar información y documentación adicionales, dentro de cualquier etapa del procedimiento de extradición.

Una vez que el juez considere procedente la extradición, entregará el expediente al Ministerio de Relaciones Exteriores guatemalteco que realizará el trámite correspondiente para su entrega a las autoridades mexicanas.

En el mecanismo internacional se establece que si el juez concede la extradición, el gobierno guatemalteco tendría un plazo de 60 días naturales para entregar al presunto delincuente; pero si el gobierno mexicano deja pasar ese tiempo sin hacerse cargo de él, éste recobrará su libertad y no podría volver a ser detenido ni entregado.

El documento sólo contempla dos excepciones para retrasar la extradición: cuando el viaje pueda poner “en peligro su integridad personal o su vida”, es decir, por alguna enfermedad. O porque el acusado esté siendo procesado en el país que fue detenido; aunque en este caso, según la vocera del Ministerio Público de Guatemala, Julia Barrera, no existe ningún proceso en contra de Duarte en dicho país.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Atentados del 11S: la icónica foto de la "dust lady" cubierta de polvo tras los ataques a las Torres Gemelas

Marcy Border fue fotografiada cuando logró refugiarse en un edificio cercano a las torres. Te contamos su historia.
11 de septiembre, 2021
Comparte

En agosto de 2015 fallecía a consecuencia de un cáncer Marcy Borders, recordada como la “dust lady” (dama del polvo) y cuya fotografía se convirtió en una de las más icónicas de los ataques contra las Torres Gemelas de Nueva York del 11 de septiembre de 2001.

Fue fotografiada cuando logró refugiarse en un edificio cercano a las torres.

Tenía su rostro y todo su cuerpo cubierto por el polvo que envolvió la Zona Cero después de que los edificios se vinieron abajo.

Dieciocho años después de los atentados, recordamos la historia detrás de esta emblemática imagen.

La fotografía

El 11 de septiembre de 2001, Borders recién cumplía su primer mes de trabajo en el Bank of America, cuyas oficinas se encontraban en el piso 81 de la Torre Norte del World Trade Center.

Lady Dust

Getty Images
En 2002 Marcy Borders posó con el fotógrafo que tomó su imagen cubierta por el polvo en la Zona Cero.

“El edificio comenzó a temblar y balancearse. Yo perdí todo el control. Luché a mi manera por salir de ese lugar”, dijo Borders al diario Daily Mail en 2011.

Desafiando las instrucciones de su jefe de que no debían salir, huyó por las escaleras y se refugió en el vestíbulo de un edificio cercano. Allí su imagen fue capturada por el fotógrafo Stan Honda.

El autor de la instantánea recordó aquel momento en una publicación de Facebook en el décimo aniversario de los ataques.

“Una mujer entró completamente cubierta de polvo gris. Se notaba que estaba muy bien vestida para el trabajo y por un segundo se detuvo en el lobby. Pude hacer una toma de ella antes de que un agente de policía comenzara a dirigir a la gente hacia las escaleras”, escribió Honda en 2011.

Borders, nacida en Nueva Jersey, no se dio cuenta que había sido fotografiada hasta que su madre vio la imagen al día siguiente y se puso en contacto con Stan Honda.

Complicaciones

Ataques del 11 de septiembre de 2001

Getty Images
Miles de personas que se encontraban en la Zona Cero el 11-S fueron diagnosticadas con cáncer en años posteriores,

En los años posteriores a los ataques, Borders sufrió cuadros de depresión severa y adicción a las drogas. Incluso perdió la custodia de sus dos hijos.

“No trabajé en casi 10 años y en 2011 era un completo desastre”, le dijo a The New York Post en ese entonces. “Cada vez que veía un avión me entraba el pánico”.

Sin embargo, después de una temporada en rehabilitación, logró desintoxicarse y recuperó la custodia de sus hijos.

En noviembre de 2014 se conoció que padecía de cáncer de estómago.

Borders afirmó que su mal fue el resultado de lo que vivió en 2001. “Definitivamente lo creo porque no tenía ninguna enfermedad”, dijo al diario estadounidense New Jersey Journal.

“Yo no tengo la presión arterial alta, ni el colesterol alto, ni diabetes”.

Miles de personas que se encontraban en la Zona Cero el 11-S fueron diagnosticadas con cáncer en años posteriores, particularmente los rescatistas que trabajaron en los escombros de los edificios en los días y semanas posteriores a los atentados.

Eso llevó a la creación de un fondo compensatorio durante el gobierno de Barack Obama.

Smoke from the burning World Trade Center towers fills up the downtown Manhattan skyline

Getty Images
Muchas personas sufrieron las consecuencias físicas y psicológicas de los ataques del 11S.

Fallecimiento

En entrevistas en los años que siguieron al ataque, Borders culpó de su cáncer al polvo y las sustancias contaminantes que aspiró mientras escapaba del World Trade Center.

Tras su fallecimiento en 2015, Juan Borders, primo de Marcy, la llamó “heroína” y aseguró que “sucumbió a las enfermedades que cargó en su cuerpo desde el 11-S”.

“Además de la pérdida de tantos amigos, compañeros de trabajo y colegas durante y después de ese trágico día, los dolores del pasado han encontrado una manera de resurgir”, dijo.

Noelle, hija de Marcy Borders, le dijo al diario estadounidense New York Post que su madre “peleó una batalla increíble”.

“Ella no sólo es la ‘dust lady’, es mi heroína y vivirá para siempre a través de mí”, concluyó.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.