Otra fosa clandestina de Veracruz: 10 mil fragmentos humanos en un rancho y sólo 4 identificados
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro/Archivo

Otra fosa clandestina de Veracruz: 10 mil fragmentos humanos en un rancho y sólo 4 identificados

La policía estatal del gobierno de Javier Duarte entregaba en un rancho a personas para ser “desaparecidas”. La PGR iniciará una nueva investigación.
Cuartoscuro/Archivo
Por Arturo Angel
10 de abril, 2017
Comparte

El proceso era simple, metódico y macabro. La persona era casi siempre entregada por la policía, después ejecutada de un balazo en la cabeza. Luego, las extremidades de su cuerpo eran separadas con un hacha para sumergirlas en un tambo con diésel ardiendo. Los fragmentos que quedaban, eran introducidos en una trituradora de caña.

El lecho de un río de 67 metros cuadrados, ubicado al lado del rancho donde todo lo anterior ocurría, era el depósito final de estas víctimas reducidas a pedazos de dos centímetros y cenizas.

Colinas de Santa Fe: “Las madres que buscamos a nuestros hijos somos hermanas del mismo dolor”

¿Cuántas personas murieron y desaparecieron ahí? Es algo que no se sabe pues los propios implicados declaran haber perdido la cuenta, pero los hallazgos dan una idea: los especialistas y buzos de la División Científica de la Policía Federal encontraron 10 mil fragmentos de huesos durante poco más de un mes de trabajo.

El “cementerio clandestino” en que se convirtió el rancho El Limón –ubicado el municipio de Tlalixcoyan, en Veracruz (a 125 km al sureste de Xalapa)– no es un hallazgo ocurrido ayer o la semana pasada. A este sitio se llegó hace más de un año como parte de las investigaciones por la desaparición de cinco jóvenes del municipio de Tierra Blanca ocurrido en enero de 2016.

“Esto parece que se olvidó pero lo encontrado en el rancho es casi idéntico en magnitud a las fosas de Colinas de Santa Fe. Aquí murieron cientos de personas que nadie sabe quiénes son”, dijo el Celestino Espinoza, representante legal de las víctimas de las familias de los desaparecidos en Tierra Blanca

Las declaraciones sobre lo que ocurría  en el rancho El Limón y los datos de los hallazgos están asentados la averiguación previa FGE/FIM/IM/01E/2016 abierta por en la Fiscalía de Veracruz, y a la que tiene acceso el abogado de las víctimas. La información fue corroborada por las autoridades del caso a Animal Político.

En el predio de Colinas de Santa Fe –definido por la Fiscalía como una de las fosas más grandes del país– fueron encontrados unos 14 mil fragmentos humanos, con la diferencia de que ahí existían cráneos que permiten tener una idea del número de personas asesinadas. En el rancho El Limón, de los 10 mil restos hallados los más grande son pedazos de fémur de tres centímetros. En ese sitio los criminales fueron aún más metódicos.

Hasta ahora, sólo cuatro personas han sido identificadas entre todos los restos humanos encontrados.

Vinculan a jefe policial de Javier Duarte con cuerpos hallados en fosas de Colinas de Santa Fe

La semana pasada el procurador General de la República, Raúl Cervantes, se comprometió en una reunión privada con las familias de los jóvenes desaparecidos Tierra Blanca a que el Ministerio Público Federal abrirá su propia carpeta de investigación por este caso ante la clara evidencia de la implicación el crimen organizado.

En su momento, la propia PGR desechó atraer el caso bajo el argumento de que la Fiscalía de Veracruz estaba a cargo de las investigaciones.

Muchas piezas, pocos resultados

El trabajo en el rancho El Limón se extendió por aproximadamente un mes y estuvo encabezado por los policías, buzos y especialistas de la División Científica de la Policía Federal. La atención se centró en el perímetro del rancho donde se ubica el lecho del Río Otapa, sitio donde se arrojaron los restos de las personas asesinadas.

Para la operación de búsqueda y rescate de los fragmentos el área se dividió en 48 cuadrantes de trabajo, cada uno de ellos de 4.5 por 2.5 metros de diámetro aproximado. El 11 de febrero de 2016 comenzaron los trabajos.

Prácticamente no hubo un solo día en el que no se encontraran restos enterrados, pero la jornada más relevante fue la del 1 de marzo, cuando en el cuadrante 25 se encontraron mil 989 fragmentos, según lo registrado en el expediente del caso.

El saldo total de las operaciones de búsqueda y rescate fue de 10 mil fragmentos rescatados, en su mayoría pedazos de hueso de 2 a 3 centímetros de tamaño. Muchos de estos restos se encontraron totalmente carbonizados.

Colinas de Santa Fe: “Las madres no buscamos culpables, queremos encontrar a nuestros hijos”

A más de un año de distancia sólo cuatro personas han sido identificadas gracias a los restos localizados. Entre ellos están dos de los cinco jóvenes desaparecidos del caso Tierra Blanca, Bernardo Benítez Arroniz y José Alfredo González Díaz.

La comparación genética de los restos encontrados también permitió la identificación de José Miguel Elvira Lozano y Ángela Mata Medina, personas secuestradas en distintos momentos y asesinadas en el referido rancho. Y es todo.

El abogado Celestino Espinoza, quien también fue agente del Ministerio Público, reconoció que en Veracruz no existe un banco de datos genéticos y que desconocen realmente cuantos perfiles genéticos pudieron haberse obtenido de los diez mil fragmentos encontrados.

“Hay muchas dudas del trabajo realizado y con lo que ya reveló la propia Fiscalía de que hubo simulación de tomas de muestra genéticas en la administración anterior realmente dudamos que se haya hecho un trabajo serio de identificación” dijo el litigante.

En este contexto la semana pasada las familias delos jóvenes detenidos tuvieron una reunión con el procurador Raúl Cervantes en donde expusieron la falta de avances en la investigación a nivel estatal y el hecho de que la propia PGR se rehusó a asumir la competencia en el caso por el delito de delincuencia organizada.

“El propio procurador Cervantes nos dijo que los homicidios en el Rancho El Limón no podía haber ocurrido sin una operación de la delincuencia organizada por lo que hizo el compromiso con nosotros de que se abrirá una carpeta de investigación y que la federación entrará en la investigación del caso” dijo Celestino Espinoza.

Por lo que respecta a los presuntos involucrados vinculados con el caos Tierra Blanca y el Rancho El Limón, hasta ahora suman 19 detenidos y procesados (11 civiles presuntos integrantes del crimen organizado y ocho expolicías) quienes hasta ahora no han sido sentenciados e incluso han presentado amparos en contra de los autos de formal prisión que se les dictaron, bajo el argumento de que fueron torturados.

Aliados con el enemigo

El 11 de enero cinco jóvenes que regresaban de unas vacaciones fueron detenidos por vehículos de la policía estatal sobre la carretera a la altura del municipio de Tierra Blanca. Esa fue la última ocasión que se les vio con vida.

El caso, difundido en redes sociales, cobró notoriedad de inmediato e impulsó una investigación a la que se unió rápidamente el gobierno federal y comenzaron las detenciones. Primero fueron capturados ocho policías estatales entre ellos el comandante Marcos Conde Hernández, quien ya había sido señalado en otros casos de desapariciones.

El abogado Celestino Espinoza, quien ha tenido acceso al expediente del caso, explicó que los policías confesaron su complicidad en los hechos y uno de ellos, de nombre Rubén Pérez Andrade, fue el que describió paso a paso que en el caso de los jóvenes de Tierra Blanca, como pasaba en otros hechos, las víctimas fueron entregadas en el rancho El Limón. Estas declaraciones están asentadas en el expediente consignado contra los detenidos.

La información proporcionada por los policías facilitó la identificación y detención de los presuntos delincuentes que operaban en el rancho, Hasta ahora son once los civiles capturados y consignados, todos presuntos integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación.

“Ellos declararon paso a paso cómo es que consiguieron desaparecer a todas estas personas. Lo de los tambos con diésel y la trituradora de caña. Ellos en sus declaraciones explican que, por lo menos desde hace un año atrás, se llevaban a personas ahí que eran asesinadas y desaparecidas”, explicó el litigante.

Las investigaciones evidenciaron que de los ocho policías detenidos siete estaban en funciones pese a que habían reprobado los exámenes de control de confianza, entre ellos el propio comandante Marcos Conde Hernández.

El abogado explicó que Conde Hernández, antes de pertenecer a la Secretaría de Seguridad Pública del Estado fue integrante de la desaparecida “policía intermunicipal” de donde fue dado de baja. En el periodo en que estuvo sin trabajo fue incluso detenido por presuntamente realizar trabajos como “halcón” del crimen organizado y portar un arma de alto poder sin tener permiso para ello.

“Pese a estos antecedentes Bermúdez contrató a Conde como mando de la policía estatal. Es imposible que no supera de las denuncias en su contra y aun así lo contrató y mantuvo pese a que ni él ni los demás superaron los controles de confianza” dijo el abogado.

La presunta responsabilidad de Bermúdez no termina ahí. Antes de verse involucrado en el caso de Tierra Blanca, Conde fue denunciado por sus implicaciones en desapariciones previas que involucraban a sus agentes, tanto en el municipio de Medellín como en el de La Antigua.

Pese a ello el comandante no fue destituido. Lo que hizo Bermúdez fue moverlo de las adscripciones territoriales donde era denunciado hasta que llegó a Tierra Blanca.

El 13 de octubre de 2016 los representantes legales de las víctimas del caso Tierra Blanca presentaron una denuncia formal ante la Procuraduría General de la República en contra de Arturo Bermúdez por no haber removido del cargo al comandante Conde y los otros policías involucrados en las desapariciones, pese a que no contaban con la certificación de confianza que exige la Ley del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Animal Político publicó esta semana que tanto a nivel federal como en el estatal se preparan consignaciones en contra de Bermúdez por su presunto vínculo con diversos casos de desaparición en Veracruz.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cortesía Alcaldía de Iztapalapa

Cuitláhuac, el poco recordado hermano de Moctezuma que demostró que los españoles no eran invencibles

Poco mencionado en los libros de historia, este "guerrero invicto" fue el único que logró derrotar a las huestes de Hernán Cortés.
Cortesía Alcaldía de Iztapalapa
27 de diciembre, 2020
Comparte
Cuitláhuac, según un cómic recientemente publicado para conmemorar los 500 años de su muerte.

Cortesía Alcaldía de Iztapalapa
Un cómic recién publicado narra la vida de Cuitláhuac.

La historia de la conquista de México por los españoles se ha contado muchas veces y de muchas maneras.

Los nombres del rey mexica Moctezuma o del conquistador castellano Hernán Cortés les resultan familiares a la mayoría, pero, paradójicamente, hay un personaje central del que se ha hablado y escrito mucho menos.

Se trata de Cuitláhuac, hermano menor de Moctezuma.

A la muerte de su hermano en junio de 1520, Cuitláhuac le sucedió en el trono mexica y se puso al frente de la resistencia contra los invasores europeos, a los que derrotó en la llamada Noche Triste, causándoles numerosas bajas y expulsándolos de Tenochtitlán, la Ciudad de México actual.

Para Patrick Johansson, investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y autor del libro “Cuitláhuac, señor de Iztapalapa y tlatoani de Tenochtitlán”, el heredero de Moctezuma “es importantísimo para los mexicanos porque fue el único que logró derrotar a los españoles en la guerra de la Conquista”.

En 2020 se cumplen 500 años de la muerte de Cuitláhuac, que sucumbió a la epidemia de viruela que se desató entre los mexicas tras la llegada de los españoles.

Aunque otra epidemia, la del coronavirus, ha ensombrecido la efeméride, se han organizado diversas actividades culturales para recordar y reivindicar su figura, descrita en un cómic reciente como “el guerrero invicto” del México prehispánico.

Quién fue Cuitláhuac

Sobre Cuitláhuac hay tantas dudas como certezas y los historiadores no han logrado rescatar completamente su biografía de entre la bruma del pasado.

Se sabe que nació en el último cuarto del siglo XV en Iztapalapa, hijo de Axayácatl, tlatoani o rey de los mexicas.

Fue tlatoani de Iztapalapa, una de las poblaciones que hoy conforman la Ciudad de México, cuya Alcaldía promueve ahora actos en su memoria y ha declarado 2020 como el año de Cuitláhuac.

Como capitán general de los ejércitos de su hermano Moctezuma, Cuitláhuac destacó en las campañas para someter a otros pueblos del actual México, algunos de los cuales se aliarían con las fuerzas de Cortés para luchar contra el dominio Mexica.

Este dibujo muestra una vista panorámica de Tenochitlan y del llamado "Valle de México".

DeAgostini/Getty Images
Este dibujo muestra una vista panorámica de Tenochtitlan y del valle de México, sobre el lago de Texcoco.

Al contrario que su hermano, Cuitláhuac receló desde el primer momento de los contingentes españoles y se mostró en contra de que Moctezuma, tlatoani de los mexicas, los recibiera en Tenochtitlán, la capital de su imperio. Pero Moctezuma se inclinó por no seguir sus consejos y recibió con honores a aquellos forasteros barbudos y provistos de armaduras.

Cómo venció Cuitláhuac a los españoles

Según el relato tradicional, en Tenochtitlán se vivió una revuelta general después de que el español Pedro de Alvarado ordenara matar a un grupo de guerreros locales aprovechando que se encontraban celebrando una fiesta en honor de sus dioses.

El episodio, ocurrido mientras Cortés combatía a otra expedición española enviada desde Cuba para capturarlo, pasó a la historia como la Matanza del Templo Mayor y provocó la ira de los mexicas, que sitiaron a los españoles en el Palacio de Axayácatl.

Igual que otros notables mexicas, Cuitláhuac había sido hecho prisionero por Cortés, que poco después lo habría liberado para que regresara con provisiones en un momento en que los españoles ya no encontraban qué comer. Cuitláhuac rompió su promesa de regresar y se puso al frente de la resistencia mexica contra los invasores.

Pero Johansson cree en otra versión: “Aunque las fuentes no lo digan, probablemente Cuitláhuac estuvo de manera anónima detrás de la sublevación y el ataque contra los españoles desde semanas atrás”.

Las crónicas españolas señalan que Moctezuma murió como resultado de las pedradas que recibió de su pueblo cuando, siguiendo órdenes de Cortés, salió a lo alto del Palacio a intentar apaciguarlo, aunque todavía hoy los historiadores debaten sobre la veracidad de esta versión, que no coincide con la que aparece en las fuentes autóctonas.

Sea como sea, lo cierto es que Cuitláhuac rompió con la política de su hermano y se puso al frente de una feroz resistencia contra los conquistadores.

Una representación de México-Tenochtitlan

Cortesía de Tomás J. Filsinger
Ciudad de México-Tenochtitlan comenzó como una isla conectada por canales a los pueblos vecinos.

Con Cuitláhuac al mando, los mexicas se impusieron en lo que los españoles llamaron la Noche Triste y cada vez más en México empiezan a llamar la Noche Victoriosa del 30 de junio de 1520.

Los españoles y sus aliados indígenas tlaxcaltecas tuvieron que huir de la ciudad. Muchos perecieron al encontrar bloqueados los puentes que cruzaban los canales y acequias que la rodeaban.

“La estrategia de Cuitláhuac fue muy inteligente”, concluye Johansson

Cuitláhuac fue proclamado sucesor como tlatoani de Moctezuma y a las pocas semanas se celebró su subida al trono en una Tenochtitlán de la que habían desaparecido las cruces cristianas colocadas por los conquistadores y engalanada de nuevo con ofrendas a los divinidades indígenas.

Según escribió el padre Francisco Javier Clavijero en su “Historia Antigua de México”, publicada en 1780, “es de creerse que los sacrificios que se hicieron en la fecha de su coronación fueron de aquellos españoles que él mismo hizo prisioneros”.

Pero su reino estaba ya herido de muerte. Solo una semana después del triunfo en Tenochtitlán, los mexicas eran derrotados en la batalla de Otumba, un episodio que, a juicio de Johansson, revela que “los mexicas tenían una idea ritual de la guerra”, que no logró imponerse a la “guerra moderna de los españoles”.

Cuitláhuac contrajo la viruela, enfermedad llegada con los europeos que diezmó a la población y a los ejércitos mexicas, y murió el 3 de diciembre, o a finales de noviembre según otras fuentes.

De personaje a oscuro a líder que reivindicar

En el Mexico actual, instituciones como la Alcaldía de Iztapalapa intentan que este indígena rebelde alcance por fin el papel que, a su juicio, le corresponde en el relato del pasado mexicano.

No será tarea fácil. La huella de Cuitláhuac en la historia se ha visto perjudicada por la escasa información que hay sobre él en las fuentes.

Cuitlahuac, representado en los "Códices Matritenses".

Dominio público.
Apenas hay información sobre Cuitláhuac, representado en esta imagen de los “Códices Matritenses”.

Son pocos los textos contemporáneos que hablan de él y son obra de los mismos españoles a los que combatió, como Bernal Díaz del Castillo, que lo menciona en su “Historia verdadera de la conquista de la Nueva España”, o el propio Cortés, que lo cita en las célebres “Cartas de relación”.

Para Beatriz Ramírez, cronista responsable del Archivo Histórico de Iztapalapa, “los escritores desde el siglo XVI, sobre todo los más españolizados, preferían hablar de los personajes que apoyaron al Ejército español antes que de alguien que le infligió una derrota”.

Un danzante con un traje prehispánico

Getty Images
Algunas comunidades han seguido recordando año a año la memoria de Cuitláhuac.

Pero la investigadora recuerda que entre varios pueblos originarios se ha honrado su memoria con ofrendas florales y otros ritos que han llegado hasta hoy, y reivindica al guerrero mexica “como un ejemplo de la defensa de la tierra del que se puede tomar ejemplo”.

Johansson destaca que “los textos españoles describen a un hombre inteligente y valeroso”.

“Mucho antes que su hermano Moctezuma, supo ver la amenaza que suponían los invasores para toda una cultura y una forma de vida, y por eso quiso hacerles la guerra desde el principio”.

Seguramente fue esa una de las razones que lo impulsaron a enviar embajadas a otros pueblos indígenas proponiendo una confederación contra los españoles, en una tentativa en la que Johansson aprecia el “primer proyecto nacional de los pueblos indígenas”.

¿Por qué fracasó ese intento?

Responde Johansson: “Los mexicas habían sido terribles a la hora de someter a los otros pueblos del México prehispánico”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=W3yHdmZ_rF8&ab_channel=BBCNewsMundo

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.