Acusan a Lozoya de pedir 5 mdd de sobornos a Odebrecht; extitular de Pemex lo niega
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro / Archivo

Acusan a Lozoya de pedir 5 mdd de sobornos a Odebrecht; extitular de Pemex lo niega

La negociación fue en noviembre de 2014 en pago a beneficios indebidos a favor de Odebrecht, acusa un ex directivo de la constructora, en un expediente revelado por el Supremo Tribunal de Brasil. Lozoya afirma que lo difaman y amaga con demandar.
Cuartoscuro / Archivo
Por Raúl Olmos/Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad
13 de abril, 2017
Comparte

Un alto ejecutivo de Odebrecht denunció que en noviembre de 2014 recibió la petición de pagar ilegalmente cinco millones de dólares al entonces director de Petróleos Mexicanos, Emilio Lozoya Austin, como contraprestación por beneficios indebidos otorgados a la constructora brasileña.

La acusación fue revelada por el Supremo Tribunal Federal de Brasil, aunque en el documento judicial no se aclara si el pago ilegal lo solicitó el propio Lozoya o algún otro funcionario de Pemex, y tampoco precisa si finalmente se concretó el soborno.

En respuesta, Lozoya aseguró que la acusación es una calumnia, y anunció que se reserva emprender acciones legales contra quien lo señale sin fundamentos jurídicos. Negó haber recibido pagos ilegales de Odebrecht durante su gestión como director de Pemex.

Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad obtuvo copia del documento del Supremo Tribunal brasileño en el que se consigna la acusación que realizó el Director de la Oficina de Operaciones Estructuradas de Odebrecht (que funcionaba como el despacho de sobornos de la constructora), Hilberto Mascarenhas Alves da Silva Filho, contra Lozoya Austin.

El documento está firmado por el relator del Tribunal, el ministro Edson Fachin, y está fechado el 4 de abril de 2017 en Brasilia.

“Según la acusación del Ministerio Público, el colaborador Hilberto Mascarenhas Alves da Silva Filho, presuntamente responsable de la Oficina de Operaciones Estructuradas de Odebrecht, reportó la solicitud en noviembre de 2014 para hacer pagos ilícitos, con valor de 5 millones de dólares, a Emilio Lozoya, entonces Presidente (sic) de Pemex”, refiere el reporte del ministro Fachin.

“La solicitud habría ocurrido durante una reunión programada por Luis Weyll, exdirector superintendente de Odebrecht en México, autorizado por Luiz Mameri, líder de la empresa en América Latina”, añade el documento oficial.

De acuerdo con la acusación, los pagos al Director de Pemex “funcionarían como una contrapartida a indebidos beneficios obtenidos por Odebrecht”.

Tan sólo en 2014 –que es cuando supuestamente se solicitó el soborno para Lozoya- Pemex asignó en forma directa a Odebrecht contratos por casi 18 mil millones de pesos, distribuidos de la siguiente manera: 2 mil 946 millones de pesos en obras en las refinerías de Tula y de Salamanca, y el equivalente a 15 mil millones de pesos para construir el gasoducto Los Ramones norte, segunda etapa, que va de Nuevo León a San Luis Potosí. Al año siguiente, la constructora brasileña recibió otro contrato por 1,939 millones de pesos, para una obra complementaria en Tula, Hidalgo. Todos esos contratos se otorgaron sin licitación.

Cualquier persona puede acceder al documento de la acusación, en la siguiente liga del Tribunal brasileño: http://www.stf.jus.br/portal/autenticacao/ con el número de validación 12701615.

Odebrecht

Emilio Lozoya, Javier Duarte y Marcelo Odebrecht, en una reunión que tuvieron el 1 de octubre de 2013 en Veracruz.

Lozoya se defiende

El sitio digital de la revista brasileña Veja publicó ayer una nota sobre la denuncia contra Lozoya, aunque no incluyó el documento del Supremo Tribunal.

En respuesta a esa publicación, Lozoya envió una carta a Veja, en la que niega haber solicitado sobornos: “Esta nota sobre el caso Odebrecht menciona mi nombre y señala tendenciosamente y falsamente que incurrí en actos ilegales como director general de Pemex”.

Aseguró que no ha solicitado ni recibido dinero ilegal de parte de Odebrecht o de alguna otra empresa.

“Cualquier señalamiento en este sentido es una calumnia y difama a mi persona y mi familia, y me reservo las acciones legales contra quien incurra en calumniarme sin fundamentos jurídicos”, advirtió el ex funcionario, quien estuvo al frente de Pemex de diciembre de 2012 a febrero de 2016, cuando Odebrecht recibió contratos directos por alrededor de 20 mil millones de pesos.

Según el funcionario, la acusación en su contra es un “chisme”, pese a que fue difundida por el Supremo Tribunal de Brasil.

“Es imprudente publicar chismes sobre chismes, o divulgar supuestas filtraciones que atentan contra la legalidad de los procesos”, concluyó Lozoya en su carta.

El acusador

Hilberto Mascarenhas Alves da Silva Filho, quien aparece en el documento del Supremo Tribunal como el acusador de Lozoya, era el operador del “departamento de sobornos” de Odebrecht.

En declaraciones ministeriales, ha confesado que ese departamento repartió más de 3 mil millones de dólares entre 2006 y 2014 para financiar campañas políticas y pagar sobornos a cambio de obras en al menos diez países, incluido México.

La llamada Oficina de Operaciones Estructuradas, a cargo de Mascarenhas, fue la que pagó sobornos por 10.5 millones de dólares entre 2010 y 2014 en México, según confesaron en diciembre de 2016 ejecutivos de Odebrecht ante autoridades de Estados Unidos.

Odebrecht

El acusador de Lozoya, Hilberto Mascarenhas (‘El Tío Bel’), era el responsable del departamento de sobornos de Odebrecht y en marzo ya había sido mencionado en otro caso de corrupción que involucraba a México.

Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad publicó el pasado 2 de marzo, que este mismo personaje había intervenido en la negociación de otro soborno desde México con Roberto Prisco Ramos, cuando éste se desempeñaba como director de Braskem, la filial petroquímica de Odebrecht.

La Policía Federal de Brasil tuvo acceso a los correos electrónicos en los que Prisco Ramos le pedía a Hilberto Mascarenhas (a quien llama ‘Tío Bel’), la entrega de más de 50 ‘acarajés’, que es el nombre coloquial con el que llamaban a los sobornos, y que hace referencia a unos panecillos típicos de Brasil, elaborados con frijol y rellenos de distintos ingredientes.

“Tío Bel, ¿puede usted conseguirme más de 50 acarajés el día 4 (de febrero) por la tarde (alrededor de las 15 horas) en la oficina de OOG en Río?”, preguntó Prisco en un mensaje enviado el 27 de enero de 2014, a las 14:33 horas. “Estoy en México, pero vuelvo por la mañana del día cuatro”.

“OK programado. Sus acarajés llegaron calientes”, respondió el ‘Tío Bel’.

Prisco Ramos estaba de visita en México en la supervisión de la planta Etileno XXI, construida y operada por la empresa Braskem, en la que él era directivo.

A partir de los mensajes que envió desde México, la Policía Federal de Brasil inició la ‘Operación Acarajé’, enfocada a detectar el pago de sobornos.

Los contratos bajo sospecha

La acusación contra Lozoya menciona que el supuesto soborno de 5 millones de dólares se solicitó en noviembre de 2014.

Y justo en ese mes, Pemex amplió un contrato a Odebrecht y le otorgó uno más.

El 15 de febrero de 2014, Pemex Refinación le había asignado directamente una obra por 1,436 millones de pesos para la reconfiguración de la refinería de Tula, y en noviembre de 2014 le amplió el contrato por otros 359 millones de pesos. Ese mismo mes, le otorgó –otra vez sin licitación- una obra en la refinería de Salamanca por 84 millones 701 mil dólares, que al tipo de cambio correspondiente equivale a 1,151 millones de pesos. En este proyecto Odebrecht se asoció con la empresa texana Fluor Enterprises Inc y la mexicana ICA Fluor Daniel.

Cuatro meses antes, el 9 de julio de 2014, Pemex había asignado –también sin licitar- el mayor contrato a Odebrecht, por 1,200 millones de dólares: la construcción del gasoducto Los Ramones Fase II-Norte.

Esta obra la ejecutó en alianza con las empresas Techint de Argentina y Arendal de México.

Para eludir la licitación y asignar directamente el contrato a Odebrecht y a sus socios, Pemex recurrió a una intrincada red de empresas filiales creadas en los paraísos fiscales de las islas Vírgenes e Islas Caimán, así como en Holanda, según mostró un reportaje de Mexicanos contra la Corrupción publicado el pasado 15 de febrero.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Resuelven el misterio de la muerte de cientos de elefantes en Botsuana

Las toxinas producidas por las algas en los pozos de agua causaron la muerte de 330 elefantes en Botsuana a principios de este año.
21 de septiembre, 2020
Comparte
Dos cuerpos de elefantes al costado de un pozo de agua.

Reuters
Más de 300 elefantes murieron este año en Botsuana.

Entre mayo y junio de este año, cientos de elefantes aparecieron muertos en el trascurso de solo dos meses en Botsuana.

Las imágenes de los cuerpos sin vida se multiplicaban y eran desgarradoras.

Botsuana alberga un tercio de la población de elefantes en declive de África.

Nadie sabía la razón de esta muerte masiva. Hasta este lunes.

Autoridades de vida silvestre locales informaron que toxinas producidas por algas microscópicas en el agua fueron la causa de la muerte de cientos de ejemplares.

Las autoridades dicen que ahora se sabe que un total de 330 elefantes murieron por ingerir cianobacterias.

Se descartó la caza furtiva como causa de muerte.

Una foto compuesta muestra elefantes muertos en el delta del Okavango de Botsuana en mayo y junio de 2020.

Reuters
Las desgarradoras imágenes de elefantes muertos en Botsuana.

Cambio climático

Las cianobacterias son bacterias tóxicas que pueden aparecer de forma natural en el agua estancada y, a veces, crecer en gran medida convirtiéndose en lo que comúnmente se llaman algas verdiazules.

Los científicos advierten que el cambio climático puede hacer que estos acontecimientos, conocidos como floraciones tóxicas, sean más probables, porque se favorecen del agua caliente.

Los hallazgos se producen tras meses de pruebas en laboratorios especializados en Sudáfrica, Canadá, Zimbabue y Estados Unidos.

Muchos de los elefantes muertos se encontraron cerca de charcas de agua, pero hasta ahora las autoridades habían dudado que las bacterias fueran las culpables porque estas aparecen en los bordes de los estanques y los elefantes tienden a beber de la parte media.

“Nuestras últimas pruebas han detectado que las neurotoxinas cianobacterianas son la causa de las muertes. Estas son bacterias que se encuentran en el agua”, dijo este lunes el veterinario principal del Departamento de Vida Silvestre y Parques Nacionales, Mmadi Reuben, en una conferencia de prensa.

El cuerpo de un elefante cerca de los arbustos.

Cortesía
Pese a que los resultados de laboratorio revelaron la causa de la muerte de los elefantes, los especialistas aún tienen dudas.

Las muertes “cesaron a fines de junio de 2020, coincidiendo con el secado de los estanques (de agua)”, según lo cita la agencia AFP.

Los informes de junio señalaron que no les habían removido los colmillos, lo que significaba que la caza furtiva no era una explicación probable.

También se ha descartado el envenenamiento por ántrax, según el alto funcionario del departamento de vida silvestre, Cyril Taolo.

Pero aún quedan dudas sobre las muertes, dijo Reuben a periodistas.

“Todavía tenemos muchas preguntas por responder, como por qué solo los elefantes y por qué solo esa área. Tenemos una serie de hipótesis que estamos investigando”, aseguró.

Elefante muerto en Botsuana en mayo de 2020.

Reuters
Los especialistas consideran que estas muertes fueron “sin precedente”.

Los cientos de cadáveres fueron detectados con la ayuda de reconocimientos aéreos a principios de este año.

“Sin precedentes”

Niall McCann, de la organización benéfica National Park Rescue, con sede en Reino Unido, le dijo anteriormente a la BBC que los conservacionistas locales alertaron al gobierno por primera vez a principios de mayo.

Detectaron 169 (cuerpos de elefantes muertos) en un vuelo de tres horas”, enumeró. “Poder ver y contar tantos en un vuelo de tres horas fue extraordinario”, calificó.

“Esto no tiene precedentes”, enfatizó.

Veinticinco elefantes de un grupo murieron recientemente en el país vecino Zimbabue. Se han enviado muestras de prueba a Reino Unido para su análisis.


¿Qué son las cianobacterias?

Algas verdiazules, vistas al microscopio.

Getty Images
Estas son las cianobacterias vistas con microscopio.
  • Las cianobacterias, también conocidas como algas verdiazules, se encuentran en todo el mundo, especialmente en aguas tranquilas y ricas en nutrientes.
  • Algunas especies de cianobacterias producen toxinas que afectan a animales y humanos.
  • Las personas pueden estar expuestas a toxinas cianobacterianas al beber o bañarse en agua contaminada.
  • Los síntomas incluyen irritación de la piel, dolores de estómago, vómitos, náuseas, diarrea, fiebre, dolor de garganta y de cabeza.
  • Los animales, las aves y los peces también pueden resultar envenenados por altos niveles de cianobacterias productoras de toxinas.

Fuente: OMS


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=pYIf6wjvCOI

https://www.youtube.com/watch?v=0fHkEolNWFc

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.