Pemex publica contratos con Odebrecht pero censura los datos centrales
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Pemex publica contratos con Odebrecht pero censura los datos centrales

La petrolera mexicano hizo públicos cuatro contratos firmados con la empresa brasileña investigada por sobornos Obredecht, pero no publicó todos y además censuró datos clave.
Cuartoscuro Archivo
Por Raúl Olmos/Mexicanos contra la corrupción
6 de abril, 2017
Comparte

Petróleos Mexicanos (Pemex) difundió este miércoles versiones públicas de cuatro contratos otorgados a la constructora brasileña Odebrecht, pero omitió al menos dos asignaciones directas y una ampliación de obras por más de 1,200 millones de dólares, además de censurar datos clave que permitirían seguir la ruta de la corrupción.

Entre los datos que Pemex censuró están los nombres de los funcionarios que firmaron los contratos, y que son investigados por los sobornos por 10.5 millones de dólares que la empresa brasileña ha reconocido que pagó en México. entre 2010 y 2014.

Pemex mantiene oculto el contrato de mayor monto otorgado a Odebrecht para la construcción de la segunda etapa norte del gasoducto Los Ramones, así como las asignaciones directas para desarrollar los estudios preliminares del gasoducto transfronterizo Quetzal, ambos otorgados a través de su filial TAG.

Además, omitió una ampliación del contrato por 359 millones de pesos para la modernización de la refinería de Tula.

En diciembre de 2016, ejecutivos de Odebrecht admitieron ante una Corte federal en Nueva York haber sobornado a funcionarios de 12 países a cambio de obras.

En el caso de México en ese juicio aceptaron haber pagado sobornos por 4.5 millones de dólares entre 2010 y 2012 (en el periodo del presidente Felipe Calderón) y otros 6 millones de dólares de 2013 a 2014 (en la actual administración de Enrique Peña Nieto).

En ese periodo Pemex otorgó a Odebrecht contratos equivalentes a 1,450 millones de dólares para obras en dos refinerías y en el gasoducto Los Ramones, además de cancelar inversiones propias para cederle el negocio del etileno, que representa ventas anuales por 2,500 millones de dólares.

Ocultan nombres y precio de gas

En su sitio en internet Pemex publicó este miércoles una relación de cuatro contratos con Odebrecht, pero borró con tinta negra las firmas de todos los funcionarios implicados. 

En un comunicado la dependencia explicó que debido a la investigación que la Procuraduría General de la República (PGR) inició sobre el caso de los sobornos, los nombres de los funcionarios involucrados “no podrán ser revelados por ahora”.

El comunicado precisa que el pasado lunes 3 de abril, la PGR notificó a Pemex el requerimiento para que comparezcan diversos funcionarios y exfuncionarios en calidad de testigos.

En anteriores versiones públicas de esos contratos Pemex había dejado sin borrar los nombres de algunos funcionarios.

Por ejemplo, en el contrato de suministro de gas para el proyecto Etileno XXI, que fue firmado en febrero de 2010, aparecen en versiones públicas los nombres de Arturo Arregui García, Armando Arenas Briones, Fernando Amor Castillo y Víctor Domínguez Cuéllar, quienes ocupaban subdirecciones en Pemex Gas y Petroquímica Básica. Mientras que por parte de Braskem -la filial petroquímica de Odebrecht- firmaron Airton Beretta y Cleantho de Paiva Leite Filho, este último mencionado en el caso Lava Jato, en una investigación por posible tráfico de influencias.

En la nueva versión pública, difundida este miércoles 5 de abril, se censuraron los nombres de todos los involucrados.

Pemex había reservado por 20 años el precio al que le vende el gas etano a Braskem para operar una planta procesadora de etileno en Coatzacoalcos, Veracruz.

La información del precio preferencial la mantuvo oculta Pemex en el contrato que hizo público este miércoles 5 de abril.

Más datos ocultos

Los otros contratos que ayer hizo públicos Pemex corresponden a la modernización de las refinerías de Tula y de Salamanca, pero en ambos casos entregó información parcial y documentos censurados.

Por ejemplo, la dependencia informó que el 15 de febrero de 2014 otorgó a Odebrecht un contrato por 1,436 millones de pesos para obras de acondicionamiento en Tula. Sin embargo, omitió una ampliación o adenda por 359 millones de pesos otorgado en noviembre del mismo año.

El contrato al final superó los 1,795 millones de pesos, 25% más del monto difundido ayer por Pemex.

Odebrecht recibió en Tula un segundo contrato por 1,939 millones de pesos, el cual fue firmado el 16 de noviembre de 2015, para construir accesos y obras externas a la refinería. En este caso, Pemex censuró detalles sobre las condiciones de pago.

Otro contrato revelado ayer es la obra de modernización de la refinería de Salamanca, el cual fue formalizado el 6 de noviembre de 2014 por 85 millones 251 mil dólares (equivalente a 1,151 millones de pesos al tipo de cambio de entonces), a favor de la sociedad establecida por Odebrecht con la empresa mexicana ICA Fluor Daniel y la estadounidense Fluor Enterprises. Aquí se censuró por completo la cláusula 39, relativa al esquema de financiamiento.

El gasoducto, un misterio

En la relación de contratos con Odebrecht, Pemex no incluyó la segunda etapa norte del gasoducto Los Ramones, que va de Nuevo León a San Luis Potosí, con una longitud de 447 kilómetros.

Este contrato fue otorgado en 2014 a través de una compleja red de empresas subsidiarias establecidas en paraísos fiscales, con lo que se eludió la licitación, según se mostró en un reportaje publicado el pasado 15 de febrero por Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad.

Una filial de Pemex, de nombre TAG Pipelines S de RL de CV, es la que otorgó el contrato del gasoducto. Esta empresa tiene como accionistas a dos compañías de papel establecidas en islas del Caribe, de nombre MGI Enterprises Ltd., con base en las Islas Vírgenes Británicas (con el 84% del capital), y MGI Supply Ltd, establecida en las Islas Caimán (con el 16% de las acciones).

MGI Enterprises y MGI Supply, a su vez, pertenecen a Mex Gas International Ltd., empresa filial de Pemex establecida desde 1993 en Islas Caimán.

Como ninguna de las empresas mencionadas tiene empleados, TAG Pipelines firmó un contrato de prestación de servicios con Gasoductos de Chihuahua, compañía en la que Pemex Gas y Petroquímica Básica (PGPB) poseía hasta el año pasado el 50% de las acciones y la otra mitad Sempra Energy, de Estados Unidos.

La red de empresas que hay detrás del gasoducto incluye a TAG Norte y TAG Pipelines Norte, en las que también participa PMI Holding BV, compañía establecida por Pemex en Holanda.

La construcción de la segunda etapa del gasoducto Los Ramones se otorgó al consorcio AOT Pipelines SAPI de CV, que fue constituido ex profeso para la obra el 17 de julio de 2014 por las empresas Odebrecht, de Brasil; Techint, de Argentina, y Arendal, de México.

El mismo esquema de la intrincada red de filiales se utilizó para asignarle a Odebrecht más contratos en el gasoducto transfronterizo Quetzal, que enlazará al sur de México con Guatemala. En este caso, TAG Transístmico S de RL de CV, creada por dos filiales de Pemex, le asignó la realización de estudios ambientales, arqueológicos, cotización de servicios y equipos, planificación y elaboración del presupuesto para el gasoducto.

El presupuesto estimado por Odebrecht asciende a 800 millones de dólares, para tender 600 kilómetros de ductos, de los cuales 180 estarían en territorio guatemalteco y 420 en México.

Los contratos de los gasoductos Los Ramones y Quetzal no fueron revelados ayer por Pemex.

Cinco meses de negativas

La apertura parcial de los contratos de Pemex con Odebrecht se realizó luego de cinco meses de que la dependencia se había negado a entregar copias de los documentos.

El 6 de octubre de 2016, Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad había solicitado a Pemex copia de todos los contratos otorgados entre los años 2005 y 2016 a Odebrecht y sus filiales Ebramex, MinaTrico y Braskem.

Además, se pidió copia de los anexos, adéndums, ampliaciones, facturas y cheques que se hayan generado derivados de esos contratos.

El 3 de noviembre, la unidad de transparencia de Pemex respondió que los documentos solicitados sumaban 10 mil 767 fojas, y que había que pagar 5 mil 383 pesos con 50 centavos para generar la versión pública.

Mexicanos contra la Corrupción aceptó hacer el pago y así se le comunicó a la unidad de transparencia de Pemex, pero ésta se negó en forma reiterada a generar la ficha o aportar el número de cuenta bancaria, para cubrir el costo de las copias.

En una táctica dilatoria, dejaron pasar las semanas, hasta que a mediados de enero de 2017 la citada unidad de transparencia comunicó que no podría entregar las copias porque el plazo establecido por la ley para realizar el pago ya había vencido.

Se decidió entonces presentar una nueva solicitud de información, la cual quedó registrada el 26 de enero de 2017.

Un mes después, el 24 de febrero, Pemex respondió que la información solicitada había sido reservada por tres años (hasta el año 2020), con el argumento de que difundir los contratos pondría en riesgo las investigaciones que realizaban la PGR y la Secretaría de la Función Pública sobre los sobornos que pagó Odebrecht.

El Comité de Transparencia de Pemex acordó reservar la información el 31 de enero de 2017, cinco días después de que Mexicanos contra la Corrupción había presentado su segunda solicitud de los contratos.

Ante esta segunda negativa, el área de litigio de la organización civil estaba en preparación de promover un juicio de amparo, por considerar que se había vulnerado el derecho de acceso a la información.

Sin embargo, este miércoles Pemex decidió hacer públicos -aunque muy parcialmente- cuatro de los contratos que estaban reservados.

“Pemex en un ánimo de mejorar prácticas en materia de transparencia y de informar oportunamente a la sociedad, continuará comunicando los avances de las investigaciones en cuanto las autoridades competentes así lo vayan autorizando”, precisó la dependencia en un comunicado.

Cláusula ‘anticorrupción’

Ejecutivos de Odebrecht han reconocido ante autoridades de justicia de Estados Unidos, que entre 2013 y 2014 sobornaron con seis millones de dólares a funcionarios mexicanos, y justo en ese periodo el consorcio ganó contratos en las refinerías de Tula y Salamanca.

Paradójicamente, los tres contratos que Pemex firmó con Odebrecht en Tula y Salamanca incluyen cláusulas para evitar prácticas corruptas.

“Las partes reconocen tener una política de cero tolerancia hacia el soborno y la corrupción, y sus empleados, proveedores y filiales se encuentran sujetos a dicha política de control anticorrupción, y expresan que en el procedimiento de contratación, sus actos previos y en la celebración del presente contrato se han conducido cumpliendo con las reglas de la Cámara de Comercio Internacional para el Combate a la Corrupción y con la Ley Federal Anticorrupción en Contrataciones Públicas”, menciona la cláusula.

Además, los representantes de Odebrecht y de Pemex aseguraron que el contrato se firmó con apego a los principios de transparencia, honradez, imparcialidad y libre concurrencia.

“En el mismo sentido, expresaron que conocen el Código Penal, la Ley Federal de Competencia Económica y demás disposiciones legales que sancionan severamente actos de corrupción, entre otros: el cohecho, establecer, concertar o coordinar posturas o la abstención en las licitaciones, concursos en las contrataciones públicas, la extorsión, el tráfico de influencia, la simulación en el cumplimiento de requisitos y el ocultamiento de impedimento legal o administrativo para participar en procedimientos de contratación”, subraya la cláusula tres de los contratos.

En resumen

Lo que Pemex abrió

Contratos con Odebrecht, que Pemex difundió ayer en su sitio en internet:
1.- Suministro de Etano celebrado entre Pemex Gas y Petroquímica Básica y Braskem S.A y Grupo IDESA S.A de C.V.
Fecha: 19 de febrero de 2010
​2.- Acondicionamiento del sitio, movimiento de tierras y conformación de plataformas para el proyecto de aprovechamiento de residuales para la Refinería Miguel Hidalgo Tula I.
Fecha: 15 de febrero de 2014.
Monto: 1,436 millones de pesos.
3.- ​Desarrollo de la Fase I del Proyecto conversión de residuales de la Refinería de Salamanca.
Fecha: 6 de noviembre de 2014
Monto: 85 millones 251 mil dólares
4.- Construcción de accesos y obras externas para el proyecto de aprovechamiento de residuales para la Refinería Miguel Hidalgo, Tula II.
Fecha: 12 de noviembre de 2015
Monto: 1,939 millones de pesos.

Lo que ocultó

Información que Pemex omitió en su informe:
1.- Contrato directo para construir el gasoducto Los Ramones II norte (447 kilómetros de Nuevo León a San Luis Potosí), otorgado por su filial TAG.
Monto: 1,200 millones de dólares.
2.- Contrato directo para desarrollar los estudios preliminares del gasoducto transfronterizo Quetzal, otorgado a través de su filial TAG.
3.- Ampliación de contrato para la modernización de la refinería de Tula.
Monto: 359 millones de pesos.
4.- Nombres de los funcionarios que firmaron los contratos.
5.- Precio preferencial del gas acordado con la filial petroquímica de Odebrecht, para operar la planta de Etileno XXI.
6.- Condiciones de pago del contrato de Tula.
7.- Cláusula 39, relativa al esquema de financiamiento en la refinería de Salamanca.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Sputnik V: por qué muchos en Rusia tienen dudas sobre su propia vacuna

La vacuna rusa Sputnik V contra la COVID-19 es demandada en todo el mundo, pero muchos rusos siguen sin fiarse.
4 de marzo, 2021
Comparte

Cuando las autoridades de localidad de Sputnik anunciaron recientemente que ofrecerían la vacuna rusa Sputnik V en la clínica local, sólo 28 jubilados se apuntaron para recibir la dosis contra la covid-19.

El interés en el extranjero por la vacuna rusa se ha disparado desde que los datos publicados en la revista médica Lancet mostraron que tenía una eficacia del 91.6% contra el coronavirus, a la altura de las mejores del mundo.

Ese respaldo fue un éxito político, además de científico, para un proyecto de prestigio anunciado a bombo y platillo por Moscú y del que muchos dudaban abiertamente en Occidente.

Pero al mismo tiempo que países de América Latina y Europa están pidiendo lotes de Sputnik, el despliegue en la propia Rusia está siendo lento, ya que la gente se muestra muy reacia a ser inyectada.

Galina Bordadymova

BBC
Galina Bordadymova, representante pública del pueblo de Sputnik se muestra orgullosa del avance científico que ha logrado Rusia con la vacuna Sputnik V.

Sputnik… en Sputnik

“Todo el mundo me asustó diciendo que me iba a doler, ¡pero no sentí nada!”, exclamó un pensionista de edad avanzada mientras se ponía el jersey después de recibir la inyección de Sputnik en el pueblo del mismo nombre.

Detrás de él, una enfermera se inclinó para gritar a otro jubilado que debía dejar el alcohol durante un tiempo después de la inyección.

A un par de horas en coche de Moscú, el pueblo de Sputnik tiene una granja de ganado, unos cuantos bloques de apartamentos idénticos y ninguna indicación de por qué se le dio el nombre de un triunfo de la carrera espacial soviética.

A sign in Russian at the entrance to Sputnik village

BBC
En el pueblo de Sputnik desconfían de la vacuna. No están solos: sólo un 30% de los rusos están dispuestos a ponerse la vacuna rusa, según una encuesta.

El vínculo cósmico con la vacuna está más claro.

“El satélite Sputnik fue una innovación rompedora y esta vacuna también lo es”, dice entre risas la dirigente local Galina Bordadymova, abrigada con pieles pero sin guantes en la gelidez de la calle.

“Habíamos previsto que vinieran 25 personas, pero hemos conseguido 28, así que estamos contentos”, insiste, pasando por alto el comentario de que el interés era preocupantemente bajo en una población de más de 1.000 personas, habida cuenta del alto riesgo del coronavirus.

Su equipo había hecho un llamamiento a los residentes de mayor edad, dando prioridad a los más vulnerables al virus. “Todos los que quisieran la vacuna podían recibirla”, afirma Bordadymova.

Interés internacional

Al principio, los analistas occidentales se mostraron desdeñosos, incluso despectivos, respecto a la Sputnik V, ya que los representantes rusos hicieron rotundas afirmaciones sobre un tema del que se disponía entonces una evidencia escasa.

Los datos de los ensayos de fase III demostraron posteriormente que la vacuna es eficaz, con efectos secundarios similares a las desarrolladas en Europa y Estados Unidos, y el interés en el extranjero ha aumentado.

“Incluso nuestros críticos se han quedado sin argumentos”, aseveró el mes pasado Kirill Dmitriev, director del fondo de inversión estatal RDIF, el cual respalda a Sputnik.

Moscú

BBC
Las autoridades rusas han desplegado centros de vacunación temporales en los centros comerciales para agilizar la campaña.

El RDIF afirma que 39 países ya han aprobado su vacuna y, para alegría de Rusia, incluso se le está pidiendo que ayude a la UE, que está sufriendo escasez.

Hungría fue la primera en aprobar la vacuna rusa para su uso de emergencia y Eslovaquia acaba de recibir dos millones de dosis, obviando la posibilidad de que Sputnik le sirva a Rusia como una “herramienta” para ejercer influencia.

A la covid-19 no le importa la geopolítica, argumentó el primer ministro eslovaco, Igor Matovic.

“Se puede decir que es un instrumento de Rusia o que la vacuna es sólo una víctima del contexto político, pero definitivamente la política está más explícitamente presente en el caso de la vacuna rusa que en cualquier otra producida en el mundo actualmente”, señala Andrei Kortunov, del Consejo de Asuntos Internacionales de Rusia.

Sin embargo, Rusia tiene ahora tantas solicitudes de Sputnik que el Kremlin afirma que no puede atenderlas todas con la capacidad de producción actual.

El RDIF dice que abastecerá a los mercados extranjeros desde plantas en el exterior, no con dosis destinadas a los rusos, pero aún no ha dado detalles, ni un calendario.

“Para Putin, hallar la vacuna era una forma de demostrar al mundo que Rusia es un país desarrollado y de gran envergadura, capaz de alcanzar grandes éxitos en áreas que exigen mucho conocimiento y tecnología”, considera Tatiana Stanovaya, de la consultora R.Politik.

Pero la aprobación de Sputnik en toda la UE sigue siendo un objetivo difícil.

“Cuando se decide comprar la vacuna rusa, parece que se invierte o se aprueban los logros del régimen de Putin o del propio Putin”, afirma.

Vladimir Putin

Getty Images
Existe una gran demanda internacional para la vacuna rusa, lo que muchos interpretan como un logro del presidente Vladimir Putin para mostrar a Rusia como un país poderoso.

Precauciónes de los rusos

En la aldea de Sputnik no hay tal discusión sobre política y vacunas.

Algunos residentes están nerviosos por la posibilidad de contraer el coronavirus: dos lugareños de 50 años murieron a causa del virus en la primera oleada de la pandemia.

Pero sus habitantes parecen aún más temerosos de vacunarse.

Una encuesta realizada esta semana por los sociólogos del Centro Levada, reveló que sólo el 30% de los rusos está dispuesto a recibir la Sputnik V, un 8% menos desde que se inició el despliegue sanitario, y eso a pesar de que los datos sobre su seguridad ya son públicos.

campaña metro moscú

BBC
Se han hecho campañas para promocionar la vacunación, pero sólo cuatro millones de rusos se han vacunado hasta ahora contra el coronavirus.

“La gente tiene miedo; hay todo tipo de rumores sobre complicaciones”, explica Lidia Nikolaevna mientras retira una espesa capa de nieve de la puerta de su garaje.

Hace poco estuvo en el hospital por la covid, por lo que su médico dice que ella misma no necesita todavía un pinchazo.

Tal vez más tarde“, aventuró Lidia, haciéndose eco de otros habitantes del pueblo.

“La gente dice que está bien, pero vamos a ver. Si todo va bien, creo que más gente se vacunará”.

“Los rusos son conservadores: no se fían de su propio Estado y no se fían de lo que pueda salir de este Estado”, afirma Andrei Kortunov sobre la indecisión de la gente.

Al no haber un nuevo confinamiento nacional, y debido a las escasas alusiones a las muertes por covid que hacen las autoridades, se les podría perdonar que pensaran que el peligro ha pasado.

La televisión estatal no se ha desplegado con toda su fuerza persuasiva y el propio presidente, Vladimir Putin, aún no se ha vacunado.

Vacuna contra la covid desarrollada y aprobada por Rusia

EPA
La vacuna, llamada Sputnik-V, fue desarrollada por el Instituto Gamaleya y se registró después de dos meses de ensayos en humanos

Así que, a pesar de que el operativo llega incluso a los puntos más remotos, como Sputnik, y los puntos de vacunación ambulantes en los centros comerciales de las ciudades, sólo cuatro millones de rusos se han vacunado hasta ahora contra el coronavirus.

Muy por debajo del objetivo del Ministerio de Sanidad, que es alcanzar el 60% de todos los adultos en seis meses.

El Kremlin insiste en que no hay déficit de vacunas para uso doméstico.

Pero su descripción de la producción y la demanda interna como “en armonía” para “esta etapa” sugiere cierta reticencia a promover la campaña de vacunación con demasiada intensidad mientras que no haya más ampollas rodando por las cintas transportadoras de las fábricas.

De vuelta a casa desde la clínica del pueblo de Sputnik, el jubilado Anatoly dice que recibir su inyección no fue gran cosa.

“Fue solo un momento”, cuenta, haciendo el gesto de recibir un pinchazo en el brazo, pero duda de que realmente necesitara vacunarse.

“¡Estoy sano! Sólo tienes que beber samogon”, insiste Anatoly, refiriéndose al alcohol casero de alta graduación.

“Creo que eso también me protegerá del covid”, ríe el hombre de 74 años, antes de alejarse por la nieve.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=RaH9rA2Kdxw&feature=emb_title

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.