Tamaulipas, un estado silenciado por los crímenes contra periodistas: CIDH
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Tamaulipas, un estado silenciado por los crímenes contra periodistas: CIDH

Tamaulipas es una “zona de silencio” por el efecto de autocensura que genera la violencia, indica la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.
Cuartoscuro Archivo
Por Redacción Animal Político
29 de abril, 2017
Comparte

La violencia contra periodistas en México ha llegado a niveles alarmantes e incluso se ha intensificado en los últimos años, tiempo en el que destaca el caso de Tamaulipas, entidad considerada como una zona silenciada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

“Tamaulipas fue una de las primeras entidades en caer bajo la violencia de grupos del crimen organizado, incluso antes de que el Estado decidiera librar una “guerra contra el narcotráfico”.

“Desde principios del año 2000, los cárteles comenzaron a ejercer violencia contra medios de comunicación y periodistas para silenciar la cobertura de sus actividades delictivas. Por esa razón, fue denominado en distintos informes de la sociedad civil como “la raíz del miedo” para la prensa”, asegura la CIDH en el capítulo Zonas Silenciadas: Regiones de Alta Peligrosidad para Ejercer la Libertad de Expresión, de su Informe Anual 2016.

El reporte establece que los periodistas y medios de comunicación se han mantenido en la mira de los grupos delictivos durante los últimos 15 años, además de que Tamaulipas presenta índices elevados de homicidios, secuestros y extorsiones cometidos contra la sociedad.

El informe de la CIDH señala que a pesar de que Tamaulipas es uno de los estados más peligrosos para los periodistas, “la entidad aún no cuenta con agencias especializadas en materia de delitos cometidos en contra de la libertad de expresión”.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos recuerda que el origen de la violencia contra periodistas en Tamaulipas se puede rastrear hacia el año 2000, cuando Pablo Pineda, reportero del diario La Opinión, fue asesinado.

Antes de su homicidio, Pablo Pineda cubría temas relacionados con el narcotráfico. “Ese mismo año también fue asesinado Luis Roberto Cruz, reportero de la revista Multicosas de Reynosa. La investigación sobre ambos homicidios no logró esclarecer los móviles ni identificar a los responsables intelectuales”, señala la CIDH.

El informe recuerda el caso del diario El Mañana  de Nuevo Laredo, que tomó la decisión de dejar de reportar y publicar información sobre hechos de violencia asociados al crimen organizado luego de que su personal y las instalaciones del medio sufrieron ataques.

“El Mañana se convirtió sin quererlo en un símbolo del efecto silenciador que produce la violencia en el periodismo y la sociedad local, no obstante no ha sido el único medio hostigado en esa zona”, indica el reporte que también documenta las agresiones contra medios, como: Expreso, de Ciudad Victoria, y la sede de Televisa en Matamoros.

“A lo largo de la última década, Tamaulipas ha sido definida como una “zona de silencio” por el efecto de autocensura que generan la violencia, y también por la práctica de imponer información por parte de los cárteles. En efecto, los jefes criminales llegaron incluso a incursionar en las redacciones para imponer sus criterios que el medio debía seguir a la hora de informar sobre estos temas”, establece el informe.

Lee: Encuérense o mejor cocinen: insultos contra los que luchan conductoras y periodistas deportivas.

Tamaulipas no es el único

El reporte de la CIDH establece que Tamaulipas no es el único estado mexicano con cifras elevadas de agresiones contra periodistas.

Veracruz, Guerrero, Chihuahua y Oaxaca concentran la mayor cantidad de homicidios de comunicadores en el país. 

Del año 2000 al 31 de enero de 2016, casi seis de cada diez homicidios de periodistas en el país han sucedido en estas cinco entidades federativas, indica el reporte.

La CIDH destaca el caso de Veracruz, “entidad que en los últimos años exhibe el mayor número de asesinatos de periodistas”, donde según las cifras de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos han ocurrido 16 asesinatos y 4 casos de desaparición de periodistas entre 2010 y 2015.

Aumentan crímenes contra periodistas

Por cuarto año consecutivo, la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión registró un aumento en los asesinatos de periodistas.

El reporte de 2016 reporta 33 homicidios en la región, mientras que el de 2015 da cuenta de 27 asesinatos, dos más que el de 2014 y siete más que el de 2013, cuando 18 periodistas fueron asesinados.

“Aunque en la mayor parte de estos casos es evidente la relación entre el asesinato y el ejercicio de la profesión, es difícil aún confirmar ese nexo en todos los casos debido al elevado índice de impunidad que persiste en el castigo de estos crímenes”, lamenta la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Si quieres consultar el Informe Anual 2016 completo, lo puedes hacer en este link. En este otro link encontraras el capítulo Zonas Silenciadas: Regiones de Alta Peligrosidad para Ejercer la Libertad de Expresión.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Foto: BBC

Nicolás Toledo: quién era el mexicano que murió en el tiroteo del desfile del 4 de julio en Chicago

La familia Toledo había acudido junta a disfrutar del desfile del Día de la Independencia en Highland Park.
Foto: BBC
6 de julio, 2022
Comparte

Nicolás Toledo, el mexicano que murió en el tiroteo, no estaba muy convencido de ir a ver el desfile del Día de la Independencia la mañana del lunes en Highland Park.

El mexicano de 78 años necesitaba de una andadera para caminar y sabía que podría ser difícil para él desplazarse por las aceras llenas de gente en esa ciudad al norte de Chicago.

Su familia, sin embargo, no quería dejarlo solo en casa. Todos iban a asistir y era una buena oportunidad para pasar un día juntos.

Iban 15 de la familia y eligieron un buen sitio para ver el desfile en el centro de Highland Park. Los carros alegóricos comenzaron a pasar, dice Xochil Toledo, una de sus nietas que lo acompañó.

Súbitamente estalló el caos: Robert Crimo, un estadounidense de 22 años, comenzó a disparar hacia la multitud con un rifle de alto poder. Más de 70 disparos, según la investigación de la policía.

Nicolás Toledo fue uno de los siete fallecidos, además de una treintena de heridos, que ha dejado este ataque del 4 de julio.

“Un día que se suponía que iba a estar lleno de alegría y felicidad se convirtió en un sueño lleno de terror y dolor”, dice la nieta de Toledo en un mensaje de su perfil de Facebook.

Las autoridades han identificado a otras víctimas mortales como Katherine Goldstein, de 64 años, Irina McCarthy (35), Kevin McCarthy (37), Jacquelyn Sundheim (63) y Stephen Straus (88).

Irina y Kevin McCarthy eran una joven pareja que dejan huérfano a un bebé de 2 años.

“Un ángel de la guarda”

Xochil Toledo explica que su abuelo estaba sentado en medio de la familia cuando arrancó el desfile.

Mientras pasaba un carro con una banda en la Avenida Central de Highland Park, su abuelo se veía feliz, “disfrutando el momento”.

El lugar del tiroteo

Getty Images

Escucharon detonaciones, que en un principio pensaron eran parte del espectáculo. Pero entonces comenzaron a caer las balas justamente en el lugar en el que estaba la familia.

Tres impactaron en el abuelo, causando su muerte.

“Él nos salvó la vida a todos. Pudieron haber ido contra mí, contra mi novio o contra mis primos”, dijo Xochil Toledo al diario Chicago Sun Times.

Un hijo de Toledo trató de protegerlo y recibió un disparo en el brazo, pero todos los demás pudieron ponerse a salvo luego del ataque.

La familia dice que Toledo es unángel de la guarda” que los protegió.

Abrieron una recaudación de fondos que en poco más de 24 horas obtuvo la respuesta de más de 1.200 personas y una ayuda superior a los US$60.000.

“No hay palabras para decir cuánto agradecemos a la comunidad por toda su ayuda en estos momentos tan difíciles para nuestra familia. Todas las donaciones irán para los gastos del funeral”, escribieron.

Dos personas frente a un ramo de flores

Reuters
Algunas personas han regresado al sitio del ataque para colocar flores por las víctimas del tiroteo.

Nicolás Toledo estaba de visita a su familia al norte de Chicago, luego de dos años de no poder viajar a EE.UU. por las restricciones de la pandemia.

Era originario del estado de Morelos, en el centro de México, pero durante muchos años trabajó en Estados Unidos, donde está una buena parte de su familia conformada por su esposa y ocho hijos.

Tenía doble nacionalidad mexicano-estadounidense, así que pasaba largos periodos con su familia en Illinois.

“Lo trajimos aquí para que pudiera tener una vida mejor”, dijo su nieta al diario The New York Times. “Sus hijos querían cuidarlo y estar más en su vida y luego sucedió esta tragedia”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=IyD55w5yihM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.