Tráfico de gasolina robada llega al mar; decomisan 4 mil litros en embarcaciones ilegales
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Tráfico de gasolina robada llega al mar; decomisan 4 mil litros en embarcaciones ilegales

En los últimos meses comenzaron a encontrarse bidones con gasolina en embarcaciones; ocho personas han sido detenidas por estos casos.
Cuartoscuro Archivo
Por Arturo Angel
21 de abril, 2017
Comparte

El tráfico de gasolina robada u obtenida ilegalmente ya llegó al mar. Desde finales del año pasado la Marina ha detectado y capturado al menos seis embarcaciones en aguas mexicanas, las cuales transportaban más de cuatro mil litros de combustible cuyo origen no pudo ser acreditado.

Se trata de una modalidad de tráfico reciente, de acuerdo con los datos oficiales de la Armada de México que Animal Político obtuvo a través de una solicitud de transparencia.

En la última década la Marina ha capturado 175 embarcaciones sospechosas o navegando ilegalmente en aguas de nuestro territorio. Hasta noviembre del año pasado prácticamente todas las embarcaciones capturadas transportaban miles de kilos de drogas, pero en los últimos meses comenzaron a encontrarse bidones con combustible. Ocho personas han sido detenidas solo por estos casos.

Estos descubrimientos coinciden con el incremento en los precios de la gasolina en el país, que comenzaron a reportarse desde el cierre de 2016 y que derivaron en múltiples marchas y disturbios.

La información oficial también revela que 2016 ha sido el año con el mayor número de embarcaciones ilegales aseguradas navegando en aguas mexicanas, por lo menos de la última década. Solo en ese año se interceptaron 28 embarcaciones, casi el doble respecto al año anterior.

Los hallazgos de combustible

De acuerdo con los datos obtenidos en respuesta la solicitud de información pública 0001300019017, la primera captura reportada de una embarcación con combustible ocurrió apenas el 12 de noviembre de 2016 en la zona de Puerto Chiapas en Chiapas,

La embarcación sospechosa, de la que no se revelaron detalles, traía consigo 17 bidones (tambos de gran capacidad) que contenían en total 850 litros de gasolina. Se presume que el combustible era traficado por un cártel del narcotráfico, pues a unos metros había otra embarcación en la que se descubrieron casi 520 kilos de cocaína.

Este caso fue dado a conocer en un comunicado emitido por la Secretaría de Marina el 16 de noviembre del año pasado, aunque sin hacer mención del combustible descubierto. Se reportó que esta acción fue resultado de trabajos de “inteligencia naval” que alertaron que embarcaciones menores harían un intercambio de estupefacientes en altamar.

La intercepción del cargamento se realizó con dos buques patrullas tipo oceánica y costera, apoyados desde el aire por dos aeronaves. No se reportaron personas detenidas.

El segundo hallazgo de una embarcación con gasolina de dudosa procedencia se registró el 9 de diciembre de 2016 en las aguas del puerto de Lázaro Cárdenas Michoacán, en la que se aseguró una embarcación con seis bidones que contenían 300 litros de gasolina. No se reportaron detenidos en este caso.

El 22 de diciembre, patrullas de la Armada de México capturaron en Mazatlán Sinaloa dos embarcaciones de las que no se proporcionaron detalles técnicos, en las que se encontraron ocho bidones con capacidad para 50 litros repletos. Es decir, el hallazgo fue de 400 litros de gasolina sin que las cinco personas que se encontraban en dichas embarcaciones pudieran comprobar su origen, por lo que fueron detenidos.

El pasado 1 de febrero se registró el cuarto y más importante hallazgo de gasolina robada. En este caso los elementos de la Armada, también a partir de trabajos de inteligencia naval, interceptaron una embarcación con dos motores fuera de borda de 115 caballos de fuerza en aguas del puerto de Acapulco, Guerrero.

Al inspeccionar la embarcación los elementos de la Armada localizaron 55 bidones de los cuales 49estaban repletos de gasolina. En total más de dos mil 450 litros de combustible. Las cinco personas que tripulaban la embarcación no pudieron comprobar el origen lícito de la gasolina por lo que fueron detenidos.

Cabe señalar que el reporte entregado por la Secretaría de Marina tiene fecha de corte hasta el 1 de marzo, por lo que no incluye posibles hallazgos que se hayan realizado en el último mes y medio.

Más embarcaciones ilegales

El 2016 fue un año récord en cuanto a embarcaciones capturadas, por lo menos en los últimos diez años, y por mucho. El reporte de la Secretaría de Marina indica que se consiguieron asegurar 38 barcos y lanchas ilegales, un incremento de 81 por ciento, si se toma en cuenta que en 2015 el reporte fue de 21 embarcaciones.

El desglose anual a detalle indica que en 2008 se aseguraron cuatro embarcaciones; para 2009 la cifra se disparó a 20; en 2010 descendió a diez; en 2011 y 2012 la cifra fue de 16 embarcaciones decomisadas en cada uno de esos años.

Los datos arrojan que para 2013 el número de embarcaciones ilegales en mares mexicanos fue de 20 y en 2014 ascendió a 26. En 2015 hubo un descenso a 21 y el año pasado se dispararon a 38. En tanto, en los dos primeros meses de este año la cifra fue de cuatro embarcaciones capturadas.

Aunque muchas de las embarcaciones se encontraban vacías al momento de ser alcanzadas por la armada, en varios casos si se ha conseguido detener a personas involucradas. En total el saldo es de 215 personas capturadas entregadas a la Procuraduría General de la República por delitos federales.

En cuanto a los tipos de embarcaciones, la Armada ha asegurado de todo, desde lanchas rudimentarias hasta barcos tipo pesqueros. Sin embargo, casi el 40 por ciento de las embarcaciones capturadas pertenecen a modelos de ranchas rápidas conocidas como “Go Fast”.

En Sudamérica por ejemplo, se ha reportado que este tipo de embarcaciones “Go Fast” son las preferidas por narcotraficantes debido a que pueden desarrollar altas velocidades gracias a lo ligero de sus materiales y a su capacidad de propulsión basada en dos o tres motores fácilmente desmontables.

Tres mil millones de pesos en cocaína

Con excepción de los hallazgos que se han presentado en los últimos meses, de gasolina presuntamente robada, la mayoría de las embarcaciones ilegales interceptadas en las aguas territoriales del país eran utilizadas para mover cargamentos de droga.

En cuanto a las drogas aseguradas en las embarcaciones de 2008 a la fecha, el saldo asciende a 57 mil 602 kilogramos de marihuana, cifra significativa aunque muy inferior, por ejemplo, a los más de tres millones de kilogramos encontrados por el Ejército en operaciones terrestres de 2012 a la fecha.

Caso contrario es el de la cocaína. Gracias al aseguramiento de 22 embarcaciones, la Marina ha conseguido decomisar más de 20 mil 700 kilos de cocaína, cifra que por ejemplo supera en más del 80 por ciento a toda la cocaína que el Ejército ha conseguido asegurar en tierra en lo que va del actual sexenio.

Aunque el precio de la droga es variable de acuerdo a la calidad de su composición y el sitio donde se encuentra, la Procuraduría General de la República ha calculado que en el mercado negro un kilo de cocaína puede ascender hasta los 150 mil pesos. Lo anterior significa que la cocaína decomisada por la Marina en las embarcaciones capturadas representó un golpe para el narcotráfico que supera los tres mil 113 millones de pesos.

De acuerdo con la estadística entregada por la Secretaria de Marina, el mayor decomiso de cocaína hasta ahora se registró en julio de 2009 en aguas mexicanas próximas al estado de Oaxaca. En dicha acción se decomisaron dos embarcaciones rápidas con cinco personas a bordo, las cuales transportaban un cargamento de seis mil 960 kilogramos de cocaína.

En su momento, a través de un comunicado, la Marina reportó este aseguramiento  y dijo que hubo intercambio de información con agencias de los Estados Unidos para poder lograrlo. Los detenidos alegaron que eran “pescadores”. Las investigaciones apuntaron a que se trataba de una operación del Cártel del Pacífico.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

"Nos quedan 30 cm de agua": la grave sequía que golpea al Rin, uno de los mayores ríos de Europa

Algunos barcos están dejando de operar y otros están reduciendo su carga para poder navegar por el río Rin.
14 de agosto, 2022
Comparte

El Rin, uno de los principales ríos de Europa y que, históricamente ha sido una importante ruta de comercio, se seca.

Y esto plantea grandes problemas para las personas y las empresas que dependen de él.

El capitán Andre Kimpel observa con experiencia, pero preocupado, el río y cómo los niveles del agua han disminuido significativamente en los últimos días mientras Europa vive un verano largo y caluroso.

Varios servicios de ferry en Kaub (Alemania) y sus alrededores se han visto obligados a parar, pero Kimpel sigue transportando a personas y sus automóviles a través del agua hasta la orilla opuesta, por ahora.

Rin

Getty Images

“Esto es serio”, dice mientras navega por el agua que brilla bajo el sol de verano. “Tenemos 1,5 m de agua y nuestro bote tiene 1,20 m de profundidad. Así que nos quedan 30 centímetros de agua debajo de nosotros”.

No es inusual que los niveles de agua bajen aquí pero, dice el Capitán Kimpel, está sucediendo ahora con más frecuencia. “Solíamos tener muchas inundaciones. Ahora tenemos muchos momentos de aguas bajas”.

En la orilla del río hay una vieja estación de medición. Cualquier patrón del nivel oficial del agua del Alto Rin queda registrado aquí.

Los niveles se toman siempre desde el mismo punto de referencia dentro del agua.

Capitán Andre Kimpel en la parte delantera de su ferry, dentro del río Rin.

BBC
El capitán Andre Kimpel, que todavía está llevando personas a través del agua hasta la orilla opuesta, dice: “Nos quedan 30 centímetros de agua debajo de nosotros”.

El nivel actual no ha caído aún por debajo de la cifra más baja jamás registrada en esta estación, que fue de 25 cm en octubre de 2018.

Actualmente mide 42 cm, pero se prevé que disminuya aún más en los próximos días.

Sin transporte de carbón

Viajar algo más río arriba muestra que el desafío es obvio.

En la ciudad de Bingen, también en Alemania, se ven grandes extensiones del lecho del río expuestas, con las piedras blanqueadas secándose como polvo bajo el sol abrasador.

La gente del pueblo cercano se abre paso entre las rocas, toma fotografías. En tiempos normales esas rocas estarían bajo el agua.

Un hombre me dijo que nunca lo había visto así.

Algunas embarcaciones comerciales navegan lentamente por el leve canal de agua que queda en esta parte.

Rin

Getty Images

Es uno de los grandes ríos activos de Europa y la industria en esta zona en Alemania depende de barcazas para buscar y transportar materias primas y productos terminados hacia y desde las centrales eléctricas y fábricas que bordean la orilla del río.

El nivel del agua ya es demasiado bajo para permitir el paso de algunas de las embarcaciones más grandes. Otros se han visto obligados a reducir su carga para no hundirse tanto en el agua. Aquí están muy atentos al nivel del río.

Es probable que el Alto Rin esté completamente cerrado al tráfico, dice Martina Becker de HGK Shipping. Que el nivel del agua baje es algo que ocurre todos los años, nos dice, pero no es tan extremo como está pasando ahora.

“Es bastante extraordinario, particularmente para esta época del año. Julio y agosto suelen ser meses bastante húmedos con mucha lluvia y buenos niveles de agua”, sostiene.

Una barcaza en Duisburg que transporta carbón

BBC
Alemania depende más del carbón debido al corte de suminitro de gas de Rusia. Y el carbón se traslada en estas barcas que van por el Rin.

Es en octubre cuando suelen darse niveles más bajos, explica.

“Esta es una situación inusual para nosotros y la pregunta es qué va a suceder en octubre, cuando llegan los meses generalmente secos. Ya nos estamos acercando al nivel mínimo histórico que tuvimos en 2018. Podríamos alcanzar ese nivel la próxima semana”.

Los expertos han advertido que el nivel bajo del agua podría dañar significativamente la economía de Alemania.

Hay una preocupación adicional para el gobierno. Dado que Rusia redujo su suministro de gas a Alemania, ahora dependen más de las centrales eléctricas de carbón. Y, aunque una parte de la carga de carbón se traslada por la red ferroviaria, la mayoría del carbón se desplaza a través del río.

Pero la preocupación es mucho mayor entre aquellos que viven o trabajan en el río.

La agencia gubernamental que monitorea el agua dice que el bajo nivel actual puede estar dentro de los patrones normales. Pero sí que advierte que tales eventos se están volviendo más intensos como resultado del cambio climático y que la situación empeorará en la segunda mitad de este siglo.

En Bingen, el agua ha bajado lo suficiente como para exponer un viejo puente de piedra que conduce a una pequeña isla.

La gente se ríe mientras avanza entre las rocas, disfrutando de la novedad de poder llegar a pie. Pero, para muchos, este nuevo paisaje, es una advertencia.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=dVR9HB4arCs&t=1s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.