Sin mantenimiento, con malos tratos y poca comida: así operan los tutelares en la CDMX
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Archivo / Cuartoscuro

Sin mantenimiento, con malos tratos y poca comida: así operan los tutelares en la CDMX

Falta de mantenimiento en el drenaje, dormitorios, baños, aulas y patios, además de carencia de medicamentos y de médicos y agresiones son las constantes que denunciaron los internos en tutelares de la Ciudad de México.
Archivo / Cuartoscuro
Por Por Jardiel Palomec
11 de abril, 2017
Comparte

Los menores que se encuentran detenidos en tutelares de la Ciudad de México sufren maltrato por parte del personal de seguridad, viven en instalaciones con falta de mantenimiento en áreas como dormitorios y baños, y acusan que la comida que les dan es insuficiente así como el personal médico que los atiende.

Así lo documentó la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) al examinar el trato y las condiciones de internamiento  en cinco penales para menores de la Ciudad de México.

Tras visitar los centros de reinserción social para el Desarrollo de Adolescentes, de Diagnóstico Integral para Adolescentes, Especializada para Adolescentes “Dr. Alfonso Quiroz Cuarón”, para Mujeres y la de Tratamiento Especializado para Adolescentes, la CNDH emitió el informe 1/2017, que da cuenta de las deficiencias que imperan en esos centros de detención.

Este informe se elaboró con base en entrevistas con los servidores públicos que se encontraban a cargo de los tutelares al momento de las visitas, personal médico y de seguridad, así como con las personas privadas de su libertad al momento de las visitas.

Estas son las situaciones de riesgo que detectó la CNDH.

Insultos y malos tratos

A través de cuestionarios anónimos aplicados en la Comunidad de Diagnóstico Integral para Adolescentes, cinco menores internos aseguraron que fueron víctimas de maltrato por parte del personal de seguridad.

Durante la visita a la Comunidad para Mujeres, las adolescentes detenidas acusaron que como “castigo” se les ordena cortar el pasto y las hierbas del jardín, actividad que deben realizar a mano limpia, sin guantes ni herramientas y “hasta que el personal de seguridad lo decide”.

Existen deficiencias en la iluminación artificial; sistemas hidráulicos y de drenaje; fugas de agua y humedad; inadecuadas condiciones de higiene y presencia de fauna nociva[/animalp-quote-highlight]

En tanto que en la Comunidad de Tratamiento Especializado, dos adolescentes refirieron haber sido insultados por el personal médico del tutelar, así como de agentes de seguridad y custodia.

Te recomendamos: Sexo en cárceles de la CDMX, una mirada a la prostitución tras las rejas (Capítulo de regalo).

“Los hechos mencionados requieren de especial atención por tratarse de actos que vulneran el derecho a recibir un trato digno y desde la perspectiva de constituirse como factores de riesgo en materia de tortura y tratos crueles, inhumanos o degradantes, pueden ser prácticas comunes por parte de las autoridades, particularmente cuando se trata de un grupo de personas que se encuentra en situación de vulnerabilidad por ser menores de edad”, indica el informe de la CNDH.

Riesgos de incendio en tutelares

Los menores internados en tutelares capitalinos enfrentan falta de mantenimiento en dormitorios y servicios sanitarios, así como en los talleres, las aulas y los patios.

“Particularmente, existen deficiencias en la iluminación artificial; sistemas hidráulicos y de drenaje; fugas de agua y humedad; inadecuadas condiciones de higiene y presencia de fauna nociva, así como vidrios rotos e instalaciones eléctricas improvisadas que implican riesgo de probables lesiones y de corto circuito e incendio”, explica la CNDH.

Un caso citado en el informe indica que en la Comunidad para Mujeres, “el área de regaderas carece de puertas, por lo que no existe privacidad durante la ducha”.

Estas fallas se detectaron a pesar de que la Ley Nacional del Ley Nacional del Sistema Integral de Justicia penal para Adolescentes, en el artículo 235, fracciones VI y VII, dispone que los Centros de Internamiento deben contar con la capacidad para recibir personas en condiciones adecuadas, y en particular dormitorios con luz natural y eléctrica e instalaciones sanitarias limpias y situadas de modo que las personas internadas puedan satisfacer sus necesidades fisiológicas con higiene y privacidad.

“Es necesario que se realicen las gestiones y acciones pertinentes para que las instalaciones de los centros de internamiento referidas reúnan las condiciones de habitabilidad y de higiene necesarias para garantizar a las personas menores de edad privadas de la libertad una estancia digna y segura, particularmente para que cuenten con iluminación suficiente, servicios sanitarios en adecuadas condiciones de funcionamiento que les permitan satisfacer sus necesidades en el momento oportuno y con privacidad”, determinó el organismo.

El Sabueso: ¿Tiene el gobierno de NL control total sobre los penales del estado?

Sin comida y sin médicos suficientes

En la Comunidad para mujeres, los señalamientos sobre que la comida es insuficiente y repetitiva son la constante, indica el informe de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, pese a que el derecho a recibir alimentación adecuada es una de las prerrogativas que toda persona privada de su libertad posee, además de que el suministro constituye una de las obligaciones básicas de las autoridades responsables de su custodia.

“Por lo anterior, se recomienda realizar las acciones pertinentes para garantizar que las adolescentes privadas de la libertad en la Comunidad para Mujeres reciban alimentos preparados, cuyo valor nutritivo sea el adecuado para el mantenimiento de su salud”.

La escasez de alimentos no es la única que enfrentan los internos de los tutelares capitalinos, ya que el informe establece que existe carencia de médicos generales y de medicamentos para tratarlos.

Estas situaciones se presentan en la Comunidad para el Desarrollo de Adolescentes, donde se requiere de un médico general para cubrir ausencias, además de que el cuadro básico de medicamentos es insuficiente.

Una situación similar se vive en la Comunidad de Diagnóstico Integral para Adolescentes, donde la unidad odontológica está en malas condiciones de funcionamiento, mientras que en la Comunidad Especializada para Adolescentes, parte del equipo del consultorio médico requiere de mantenimiento.

La Comunidad para Mujeres no se salva de estas situaciones, puesto que carece de personal médico y de enfermería para cubrir ausencias.

Otro de los problemas relacionados con servicios de salud para los menores internos es que solo se cuenta con una ambulancia para atender a estos cinco penales para menores, “lo que resulta insuficiente”. A ese problema se debe agregar que hay ocasiones en que la ambulancia no está disponible debido a alguna falla mecánica.

Discriminan a grupos vulnerables

Las personas con discapacidad física que están internadas en los tutelares para menores son víctimas de prácticas discriminatorias, ya que las instalaciones de estos penales no cuenten con el acceso apropiado para el desplazamiento de las personas con discapacidad física, tales como rampas, pasamanos o elevadores.

“Por lo anterior, se deben realizar las gestiones pertinentes para que en las comunidades para adolescentes referidas se lleven a cabo las modificaciones y adaptaciones que faciliten el acceso y el libre desplazamiento de las personas con discapacidad”, concluye la CNDH.

A continuación te presentamos el informe completo de la CNDH:

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

WhatsApp, Signal y Telegram: en qué se diferencian y cuál ofrece más privacidad

A simple vista pueden parecer muy similares, pero tienen algunas diferencias importantes. Las aplicaciones recopilan diferentes cantidades de datos de sus usuarios y tienen distintos métodos para proteger los mensajes.
14 de enero, 2021
Comparte

Mientras Signal y Telegram registran cifras récord de usuarios nuevos, WhatsApp se encuentra en el centro de la crítica por el cambio de sus términos de uso y privacidad.

La aplicación de mensajería anunció la semana pasada que compartirá diferentes datos de sus usuarios con su empresa matriz Facebook, y que esta podrá hacer lo propio con sus plataformas Instagram y Messenger.

En medio de los cuestionamientos, WhatsApp sostiene que sus nuevas condiciones, que deberán ser aceptadas por los que la usan hasta el 8 de febrero, fueron malinterpretadas.

“Queremos aclarar que la actualización de la política no afecta de ninguna manera la privacidad de los mensajes que los usuarios comparten con sus amigos y familiares”, señaló la plataforma en un comunicado emitido el lunes.

Añade que algunos de los cuestionamientos realizados son “rumores”.

Pese a esos argumentos, el largo debate respecto a qué servicio de mensajería instantánea es más seguro, se reavivó desde el cambio en WhatsApp.

Y aunque pueden parecer similares a simple vista, las tres aplicaciones tienen algunas diferencias importantes que analizamos acá.

Los datos recopilados

Lo primero que hay que saber es que, entre las tres plataformas de mensajería de las que más se habla en los últimos días, existen niveles distintos de datos que son recopilados.

Y es un asunto central porque esa es la información que WhatsApp puede compartir con Facebook y las otras aplicaciones que esa compañía posee.

WhatsApp y Facebook

Getty Images
La controversia comenzó cuando WhatsApp anunció que compartiría sus datos con Facebook.

“WhatsApp posee muchos metadatos, que es la información que se obtiene de cualquier mensaje que enviamos, como la marca del teléfono, la hora del mensaje, tu ubicación y otros. Con ello puede saber mucho de sus usuarios”, explica Cristian León, responsable del programa de innovación de la organización civil Asuntos del Sur, con sede en Argentina.

El experto en derechos digitales le indica a BBC Mundo que esta aplicación de mensajería, que es la más popular en el mundo, tiene un código de programación cerrado y por ello tiene poca transparencia sobre lo que recopila.

En la página web de WhatsApp están detallados los datos que obtiene y la información que una persona le brinda al aceptar sus términos de uso. Además del nombre, número de teléfono y contactos, están detalles del uso de la plataforma (tiempo o rendimiento, por ejemplo), transacciones desde la aplicación, marca y modelo del dispositivo o tipo de conexión, entre otros.

Telegram y Signal, explican León, recopilan mucho menos datos.

La primera requiere de sus usuarios el número de teléfono, el nombre y la lista de contactos.

Por su parte Signal se limita a pedir el número de teléfono y añadir el nombre es opcional.

Las dos tienen códigos de programación abiertos, por lo que es posible escudriñar cuáles datos son obtenidos y qué se hace con ellos.

La gran preocupación: los mensajes

Desde que comenzó la expansión de las aplicaciones de mensajería móvil en todo el mundo, la gran pregunta fue y es por la seguridad de los mensajes que son intercambiados.

Candado

Getty Images
El cifrado de extremo a extremo es una especie de candado por el que solo el emisor y receptor del mensaje pueden acceder a él.

Las plataformas fueron evolucionando al respecto y desde hace unos años que Signal y WhatsApp establecieron el cifrado de extremo a extremo como función predeterminada para todas las conversaciones de sus usuarios.

Se trata de una especie de candado que solo el emisor y el receptor del mensaje pueden abrir.

En teoría, ni siquiera las aplicaciones en las que se realizó el intercambio pueden acceder a los contenidos de las charlas.

Ni WhatsApp ni Facebook pueden leer tus mensajes ni escuchar las llamadas que haces con tus amigos, familiares o compañeros en WhatsApp. Todo lo que compartan quedará entre ustedes”, aseguró la plataforma en su comunicado del lunes.

Telegram parece tener una desventaja en este aspecto dado que el cifrado de extremo a extremo solo se activa cuando se usa el modo “chat secreto”, pero las conversaciones regulares no cuentan con esa función.

Las tres ofrecen también una modalidad cada vez más utilizada conocida como “mensajes temporales” en la que texto, fotografías, ubicaciones o documentos compartidos en una conversación se autodestruyen después de un cierto tiempo.

La diferencia es que en WhatsApp los mensajes desaparecen en los siguientes siete días, mientras que en Signal y Telegram se puede configurar el tiempo para que no quede rastro de las interacciones a los pocos segundos.

Otra diferencia es que la aplicación que es propiedad de Facebook no posee la opción de bloqueo de capturas de pantalla para las conversaciones, mientras que sus competidoras sí la incluyen.

Los usos

Si bien es lógico que la mayoría se limita a usar estas aplicaciones para mantener contacto con sus conocidos, diferentes polémicas se han producido en los últimos años.

Por ejemplo, se descubrió que Telegram era utilizado como medio de difusión de propaganda de Estado Islámico.

Telegram con propaganda

Getty Images
Se descubrió que Telegram es usado por grupos de derecha en diferentes partes del mundo para difundir su propaganda.

El grupo extremista captaba reclutas desde allí y aprovechaba los chats grupales encriptados para mantener comunicaciones y difundir videos de sus acciones.

Y desde el año pasado se conoce que es una de las plataformas que los grupos de derecha estadounidenses utilizan para divulgar sus mensajes, aunque la mayoría de ellas usan otras aplicaciones que permiten interacciones anónimas para convocar a sus actividades o divulgar teorías de conspiración.

WhatsApp también tuvo problemas y en 2019 decidió eliminar cientos de miles de cuentas sospechosas de usar su servicio para difundir pornografía infantil.

La compañía mantiene una política de tolerancia cero a la explotación sexual de menores.

La aplicación, según diferentes análisis, fue señalada de ser, junto a Facebook, uno de los mayores canales de difusión de noticias falsas en tiempos electorales en países como Bolivia, Colombia o Estados Unidos.

Signal, que tiene menos usuarios que las dos anteriores, por ahora no fue señalada de ser usado como un canal para captar reclutas o difundir información mentirosa.

Sin embargo, sí se vio en medio de algunas controversias políticas como cuando se denunció que era la aplicación que el expresidente del gobierno regional de Cataluña, Carles Puigdemont, usaba para comunicarse con uno de sus aliados durante su intento de declarar la independencia de esa región.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=fsGHArk1hUc

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.