Sin mantenimiento, con malos tratos y poca comida: así operan los tutelares en la CDMX
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Archivo / Cuartoscuro

Sin mantenimiento, con malos tratos y poca comida: así operan los tutelares en la CDMX

Falta de mantenimiento en el drenaje, dormitorios, baños, aulas y patios, además de carencia de medicamentos y de médicos y agresiones son las constantes que denunciaron los internos en tutelares de la Ciudad de México.
Archivo / Cuartoscuro
Por Por Jardiel Palomec
11 de abril, 2017
Comparte

Los menores que se encuentran detenidos en tutelares de la Ciudad de México sufren maltrato por parte del personal de seguridad, viven en instalaciones con falta de mantenimiento en áreas como dormitorios y baños, y acusan que la comida que les dan es insuficiente así como el personal médico que los atiende.

Así lo documentó la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) al examinar el trato y las condiciones de internamiento  en cinco penales para menores de la Ciudad de México.

Tras visitar los centros de reinserción social para el Desarrollo de Adolescentes, de Diagnóstico Integral para Adolescentes, Especializada para Adolescentes “Dr. Alfonso Quiroz Cuarón”, para Mujeres y la de Tratamiento Especializado para Adolescentes, la CNDH emitió el informe 1/2017, que da cuenta de las deficiencias que imperan en esos centros de detención.

Este informe se elaboró con base en entrevistas con los servidores públicos que se encontraban a cargo de los tutelares al momento de las visitas, personal médico y de seguridad, así como con las personas privadas de su libertad al momento de las visitas.

Estas son las situaciones de riesgo que detectó la CNDH.

Insultos y malos tratos

A través de cuestionarios anónimos aplicados en la Comunidad de Diagnóstico Integral para Adolescentes, cinco menores internos aseguraron que fueron víctimas de maltrato por parte del personal de seguridad.

Durante la visita a la Comunidad para Mujeres, las adolescentes detenidas acusaron que como “castigo” se les ordena cortar el pasto y las hierbas del jardín, actividad que deben realizar a mano limpia, sin guantes ni herramientas y “hasta que el personal de seguridad lo decide”.

Existen deficiencias en la iluminación artificial; sistemas hidráulicos y de drenaje; fugas de agua y humedad; inadecuadas condiciones de higiene y presencia de fauna nociva[/animalp-quote-highlight]

En tanto que en la Comunidad de Tratamiento Especializado, dos adolescentes refirieron haber sido insultados por el personal médico del tutelar, así como de agentes de seguridad y custodia.

Te recomendamos: Sexo en cárceles de la CDMX, una mirada a la prostitución tras las rejas (Capítulo de regalo).

“Los hechos mencionados requieren de especial atención por tratarse de actos que vulneran el derecho a recibir un trato digno y desde la perspectiva de constituirse como factores de riesgo en materia de tortura y tratos crueles, inhumanos o degradantes, pueden ser prácticas comunes por parte de las autoridades, particularmente cuando se trata de un grupo de personas que se encuentra en situación de vulnerabilidad por ser menores de edad”, indica el informe de la CNDH.

Riesgos de incendio en tutelares

Los menores internados en tutelares capitalinos enfrentan falta de mantenimiento en dormitorios y servicios sanitarios, así como en los talleres, las aulas y los patios.

“Particularmente, existen deficiencias en la iluminación artificial; sistemas hidráulicos y de drenaje; fugas de agua y humedad; inadecuadas condiciones de higiene y presencia de fauna nociva, así como vidrios rotos e instalaciones eléctricas improvisadas que implican riesgo de probables lesiones y de corto circuito e incendio”, explica la CNDH.

Un caso citado en el informe indica que en la Comunidad para Mujeres, “el área de regaderas carece de puertas, por lo que no existe privacidad durante la ducha”.

Estas fallas se detectaron a pesar de que la Ley Nacional del Ley Nacional del Sistema Integral de Justicia penal para Adolescentes, en el artículo 235, fracciones VI y VII, dispone que los Centros de Internamiento deben contar con la capacidad para recibir personas en condiciones adecuadas, y en particular dormitorios con luz natural y eléctrica e instalaciones sanitarias limpias y situadas de modo que las personas internadas puedan satisfacer sus necesidades fisiológicas con higiene y privacidad.

“Es necesario que se realicen las gestiones y acciones pertinentes para que las instalaciones de los centros de internamiento referidas reúnan las condiciones de habitabilidad y de higiene necesarias para garantizar a las personas menores de edad privadas de la libertad una estancia digna y segura, particularmente para que cuenten con iluminación suficiente, servicios sanitarios en adecuadas condiciones de funcionamiento que les permitan satisfacer sus necesidades en el momento oportuno y con privacidad”, determinó el organismo.

El Sabueso: ¿Tiene el gobierno de NL control total sobre los penales del estado?

Sin comida y sin médicos suficientes

En la Comunidad para mujeres, los señalamientos sobre que la comida es insuficiente y repetitiva son la constante, indica el informe de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, pese a que el derecho a recibir alimentación adecuada es una de las prerrogativas que toda persona privada de su libertad posee, además de que el suministro constituye una de las obligaciones básicas de las autoridades responsables de su custodia.

“Por lo anterior, se recomienda realizar las acciones pertinentes para garantizar que las adolescentes privadas de la libertad en la Comunidad para Mujeres reciban alimentos preparados, cuyo valor nutritivo sea el adecuado para el mantenimiento de su salud”.

La escasez de alimentos no es la única que enfrentan los internos de los tutelares capitalinos, ya que el informe establece que existe carencia de médicos generales y de medicamentos para tratarlos.

Estas situaciones se presentan en la Comunidad para el Desarrollo de Adolescentes, donde se requiere de un médico general para cubrir ausencias, además de que el cuadro básico de medicamentos es insuficiente.

Una situación similar se vive en la Comunidad de Diagnóstico Integral para Adolescentes, donde la unidad odontológica está en malas condiciones de funcionamiento, mientras que en la Comunidad Especializada para Adolescentes, parte del equipo del consultorio médico requiere de mantenimiento.

La Comunidad para Mujeres no se salva de estas situaciones, puesto que carece de personal médico y de enfermería para cubrir ausencias.

Otro de los problemas relacionados con servicios de salud para los menores internos es que solo se cuenta con una ambulancia para atender a estos cinco penales para menores, “lo que resulta insuficiente”. A ese problema se debe agregar que hay ocasiones en que la ambulancia no está disponible debido a alguna falla mecánica.

Discriminan a grupos vulnerables

Las personas con discapacidad física que están internadas en los tutelares para menores son víctimas de prácticas discriminatorias, ya que las instalaciones de estos penales no cuenten con el acceso apropiado para el desplazamiento de las personas con discapacidad física, tales como rampas, pasamanos o elevadores.

“Por lo anterior, se deben realizar las gestiones pertinentes para que en las comunidades para adolescentes referidas se lleven a cabo las modificaciones y adaptaciones que faciliten el acceso y el libre desplazamiento de las personas con discapacidad”, concluye la CNDH.

A continuación te presentamos el informe completo de la CNDH:

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

La razón médica por la que el COVID-19 puede hacernos perder el olfato y el gusto

Algunos pacientes de coronavirus COVID-19 han reportado pérdida de gusto y olfato. Un experto explica por qué puede suceder esto.
Getty Images
12 de mayo, 2020
Comparte

Quien haya perdido el olfato en las ultimas semanas debe saber que es posible que haya tenido una infección oculta por el virus que produce la enfermedad COVID-19 y aún no lo sepa.

Los síntomas más populares de la COVID-19 son la fatiga, la congestión nasal y la tos, con el inconveniente de que no permiten distinguirla de un resfriado común o una gripe.

Sin embargo, la infección por el virus SARS-CoV-2 también produce en muchas personas una pérdida de olfato (anosmia) y del gusto (disgeusia), que muchas veces pasan desapercibidos para el paciente y también para muchos médicos.

Muchas personas ignoran que la anosmia suele ser unos de los síntomas iniciales y, por lo tanto, puede ayudar mucho a la identificación de personas portadoras del virus en fases iniciales de la enfermedad.

No sabe (ni huele) a nada

La anosmia, y también las alteraciones del gusto, se han descrito tanto en pacientes graves hospitalizados por COVID-19 en Italia, como en pacientes con síntomas leves que no necesitaron hospitalización en Estados Unidos.

Síntomas de coronavirus

BBC

Ahora sabemos que en torno al 70% de las personas que son infectadas por el virus presentan anosmia o disgeusia, aunque solo tengan una infección leve. Por tanto, en la situación de pandemia actual, una persona con fatiga, tos y perdida de olfato es sospechosa de tener una infección por COVID-19.

¿Por qué se pierde el olfato si nos infectamos por el SARS-CoV-2?

Para entenderlo hace falta conocer la forma en que el virus se cuela en nuestras células, y también cuales son sus puertas de entrada favoritas en el cuerpo humano.

El virus SARS-CoV-2 utiliza básicamente dos proteínas de la superficie de las células para entrar en ellas: ACE2 (Angiotensin converting enzyme II) y TMPRSS2 (transmembrane serine protease 2).

La proteína ACE2 es el receptor para una hormona llamada Angiotensina 2, que entre otras cosas regula la presión arterial.

Mujer en supermercado con mascarilla.

Getty Images
No está entre los síntomas más comunes, pero muchas personas experimentan una pérdida de gusto y olfato cuando se contagian por coronavirus.

Por su parte, el virus cuenta con una proteína clave en su superficie llamada proteína S (spike). Funciona como una llave que puede unirse a la proteína ACE2, el receptor o “cerradura”.

En ese momento entra en acción la proteasa TMPRSS2, una enzima que corta la proteína S en dos fragmentos, S1 y S2, lo que permite la incursión del virus mediante un proceso conocido como endocitosis.

Una vez que el virus entra en las células forma una cubierta con la membrana celular como si fuese un escudo que la sujeta, “agarrándose” a los receptores ACE2. Y así tiene vía libre para invadirnos.

¿Por qué infecta el epitelio olfatorio?

El techo de las fosas nasales está tapizado de epitelio olfatorio, un tejido formado por 3 tipos de células: células basales, neuronas sensitivas olfatorias (que sobreviven entre 30 y 60 días) y células de soporte. Lo que ocurre con SARS-CoV-2 es que tiene una especial facilidad para meterse en las entrañas de estas células.

Analizando la expresión de los genes de estas células, los científicos han descubierto que las células de soporte presentan una elevada expresión de los genes ACE2 y TMPRSS2, según adelanta un estudio reciente que se encuentra en revisión.

Niño comiendo sandía.

Getty Images
El sentido del gusto puede ser una de las víctimas de la infección por coronavirus.

Aunque es necesario validar estos resultados para confirmar la localización de estas proteínas en la membrana de las células de soporte, cabe sospechar que el SARS-CoV-2 infecta las células de soporte del epitelio olfatorio utilizando las proteínas ACE2 y TMPRSS2 como puerta de entrada.

De esta forma, produce un daño en las células de soporte que, posteriormente, afectaría a las neuronas sensitivas olfatorias.

El sentido del gusto es otra víctima. La sensación que nos permite distinguir los sabores al comer se encuentra en unas estructuras de la lengua, las papilas linguales.

Estas papilas tienen unos receptores denominados yemas gustativas formadas por 3 tipos de células: células receptoras gustativas, células de soporte y células precursoras o basales.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Aunque no se conoce aún el nivel expresión de las proteínas ACE2 y TMPRSS2 en las papilas linguales, es probable que el virus infecte en las yemas gustativas de la misma forma que lo hace en la nariz.

Una pérdida reversible

La buena noticia es que es posible recuperar tanto el sentido del olfato como el sentido del gusto. De que así sea se ocupan en la nariz las células basales, que son las encargadas de volver a formar las neuronas sensitivas olfatorias.

En este proceso se tardarían unos 60 días, por lo que, una vez superada la enfermedad, la mayoría de los pacientes deberían de recuperar el olfato en un plazo máximo de 2 meses.

En cuanto a las células receptoras gustativas, se regeneran a partir de las células precursoras cada 10-14 días. Por tanto es previsible que el gusto se recupere antes que el olfato.

Lo que está claro es que, en la situación epidemiológica actual, la anosmia y la disgeusia de reciente comienzo deben ser considerados como síntomas de alerta temprana, incluso en ausencia de otros síntomas respiratorios, para identificar nuevos casos de infección por SARS-CoV-2.


*José Antonio López Escamez es profesor contratado y doctor en otorrinolaringologia del Departamento de Cirugía y sus Especialidades, Universidad de Granada.

*La versión original de este artículo fue publicada en The Conversation. Puedes leer el artículo original aquí.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=B_Gzc2Z7uQY&t=15s

https://www.youtube.com/watch?v=FAfZ-GhFurA

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts