Estos son los funcionarios que son señalados como presuntos cómplices de Duarte
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Youtube

Estos son los funcionarios que son señalados como presuntos cómplices de Duarte

Funcionarios que trabajaron con Javier Duarte en el gobierno de Veracruz, acusados de ser sus cómplices en actividades ilegales, están libres y algunos son diputados.
Youtube
Por Por Nayeli Roldán
17 de abril, 2017
Comparte

Javier Duarte, exgobernador de Veracruz recién capturado en Guatemala, no actúo solo para presuntamente desviar cientos de millones de pesos del erario. Una red de funcionarios ubicados en distintos puestos públicos en Veracruz le permitió o le ayudó a cometer los delitos de los que se le acusa.

Mientras que el sábado 15 de abril Duarte de Ochoa fue detenido en Guatemala y enfrentará un proceso de extradición para ser juzgado en México, la mayoría de sus presuntos cómplices están libres, e incluso tienen fuero.

Como gobernador de Veracruz –el tercer estado con mayor población en el país y un presupuesto estatal superior a 100 mil millones de pesos anuales– Duarte puso en puestos clave a operadores que facilitaron la constitución, operación y entrega de contratos públicos a empresas fantasma.

La Procuraduría General de la República (PGR) investiga a Javier Duarte por los crímenes de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita. Y la Auditoría Superior de la Federación (ASF) documentó que el desvío de recursos federales sólo de 2011 a 2014 podría ascender a más de 60 mil millones de pesos, lo que considera como irregularidades “históricas”.

Para lograr estos desvíos millonarios, varios funcionarios del círculo más cercano a Duarte fueron fundamentales.

Antonio Tarek Abdalá fue tesorero de la Secretaría de Finanzas de Veracruz, una de las posiciones más importantes en cualquier administración, toda vez que se encarga de recibir y distribuir el presupuesto estatal.

Entre 2012 y 2015 se encargó de las finanzas locales, justo en el periodo en que la administración de Duarte entregó contratos a empresas fantasma que nunca entregaron los productos por los que se pagó.

Sin embargo, al dejar el cargo, el PRI lo hizo diputado federal plurinominal. Aunque enfrenta un proceso de desafuero por una solicitud del fiscal de Veracruz, Jorge Winckler, quien lo acusa del desvío de 23 mil millones de pesos, Antonio Tarek Abdalá aún goza de fuero. A él lo investiga la Fiscalía de Veracruz, pero no está en la lista de implicados de la PGR.

Adolfo Mota Hernández es otro diputado federal del PRI en la actual legislatura y, por tanto, también tiene fuero.

Fue secretario de Educación en Veracruz en la administración de Duarte, cuando dicha dependencia entregó casi 325 millones de pesos a compañías fantasma que ya fueron inhabilitadas por el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Edgar Spinoso Carrera es diputado federal del Partido Verde Ecologista de México, que ha ido en alianza con el PRI tanto en elecciones como en trabajo legislativo. Fue oficial mayor de la Secretaría de Educación de Veracruz. Es decir, se encargaba de la administración del presupuesto de la dependencia. En ese puesto avaló los contratos concedidos por la dependencia a empresas fantasma.

La Auditoría Superior de la Federación detectó el posible desvío de más de seis mil millones de pesos de recursos federales destinados para apoyar la educación en el estado.

Noemí Guzmán Lagunes encabezó la Secretaría de Protección Civil en Veracruz de 2010 a 2015. Durante su administración, la dependencia entregó nueve contratos por casi 30 millones de pesos a la red de empresas fantasma. Actualmente tiene fuero como diputada federal del PRI, también por mayoría relativa.

Alberto Silva Ramos representa al PRI como diputado federal por mayoría relativa. Fue secretario de Desarrollo Social de Veracruz y en su administración la dependencia hizo contratos por 243 millones de pesos con empresas fantasma. Al dejar la dependencia asumió la coordinación general del Comunicación Social del gobierno de Duarte y en 2015 también fue presidente del Comité Directivo Estatal del PRI en Veracruz.

Vicente Benítez González goza de fuero, pero a nivel local. Es diputado en el Congreso de Veracruz representando al Partido Nueva Alianza. Fue colaborador de Duarte en 2009, cuando este fue diputado federal. También fue tesorero en la Secretaría de Finanzas en la administración de Duarte, pero en 2012 renunció al cargo luego de que la Policía Federal decomisó 25 millones de pesos en efectivo a dos funcionarios estatales que no pudieron explicar el origen y destino del dinero.

En marzo de 2014 Benítez regresó a la administración pública estatal, como Oficial Mayor de la Secretaría de Educación de Veracruz, para relevar a Edgar Spinoso.

Priistas, unos perdonados y otros perseguidos 

Aunque el PRI a través de su presidente nacional, Enrique Ochoa, ha intentado desmarcarse de Javier Duarte, quien fue expulsado del partido, los legisladores antes mencionados por la entrega de contratos para desviar recursos públicos siguen siendo priistas, y ocupando curules del partido en la Cámara de Diputados.

En septiembre pasado el PRI hizo público el proceso para suspender los derechos partidistas de Duarte y otros seis presuntos implicados en el desvío de recursos, pero ninguno fue titular de dependencia ni con carrera dentro del partido.

Entre ellos están Daniel Cordero Gálvez, quien  fue el notario que dio fe de la constitución de tres empresas fantasma entre 2012 y 2013. El notario Israel Ramos Mange avaló la constitución de otra empresa en 2011.

Otro quien perdió derechos partidistas fue Juan Carlos Rodríguez García, exdirector jurídico de Sedesol de Veracruz, quien firmó todos los contratos que la dependencia dio a empresas fantasma mediante adjudicaciones directas y licitaciones cerradas.

Arturo Bermúdez Zurita fue secretario de seguridad pública de Veracruz y muy cercano a Duarte. El pasado 4 de agosto renunció a su cargo para esclarecer el origen de su patrimonio personal y las acusaciones en su contra por enriquecimiento ilícito.

El exsecretario de Finanzas de Veracruz, José Antonio Chara Mansur Beltrán, es otro de los funcionarios suspendidos del PRI. Renunció a su cargo el pasado 29 de agosto, luego que el diario Reforma diera a conocer que poseía por lo menos 16 propiedades con un valor de 6.7 millones de dólares en Texas.

Gabriel Deantes Ramos, exsecretario del Trabajo y ex subsecretario de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) de Veracruz, es acusado de enriquecimiento ilícito pero está amparado para evitar ser detenido.

La PGR tiene una lista corta 

Aunque las investigaciones incluyen a los funcionarios y legisladores antes mencionados, la lista de implicados que persigue la PGR es más corta y considera a Javier Duarte como el principal beneficiado del presunto desvío de recursos públicos

Otro de los investigados es Moisés Mansur Cysneiros, un empresario veracruzano que, según denuncias presentadas en la Procuraduría, constituyó empresas inmobiliarias fachada para filtrar los recursos públicos en inversiones en ese ramo en Estados Unidos.

Juan José Janeiro Rodríguez y Rafael Gerardo Rosas Bocardo habrían invertido el dinero en un rancho en Las Mesas, en una operación que involucró más de cinco millones de pesos, cuyo origen no está confirmado.

La lista la completan cinco personas que habrían colaborado como accionistas, contadores o representantes legales para desviar recursos públicos e invertirlos mediante firmas fantasma. Se trata de Santa Bartolo Acuña, Miguel Velásquez Nieva, las hermanas Nadia Isabel y Elia Arzate Peralta, y Javier Nava Soria.

De todos los implicados en esta red de desvíos, sólo dos mujeres que participaron como accionistas o representantes legales de las empresas fantasma fueron sentenciadas hasta ahora a tres años de prisión, acusadas de lavado de dinero.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Mascarillas 'egoistas': ¿qué son y por qué no se recomienda su uso para evitar el contagio de la covid-19?

En algunas partes del mundo las mascarillas que tienen una válvula de exhalación han sido prohibidas. Te contamos por qué expertos dicen que no son efectivas en el contexto de una pandemia.
3 de septiembre, 2020
Comparte
Mascarilla con válvula

Getty Images

Una de las discusiones que más tiempo tomó zanjar en los inicios de la pandemia giró en torno a la utilidad de las mascarillas como medida para evitar el contagio del SARS-CoV-2.

Sin embargo, ahora que Organización Mundial de la Salud (OMS) aconseja que los gobiernos alienten al público en general a usarlas donde haya “una transmisión generalizada y sea difícil el distanciamiento físico” y como parte de una serie de medidas para la prevención, que incluyen el lavado de manos y la distancia social, el debate parece haberse trasladado a la efectividad de un modelo de mascarilla en particular: la que tiene válvula.

¿Sirven o no sirven estas mascarillas faciales para frenar el avance de la pandemia? ¿Nos protegen más que las que no tienen? ¿Y por qué han generado polémica?

Respuesta contundente

Son varias las mascarillas en el mercado que vienen con una válvula en el centro o en un costado (los modelos N95, FPP2 y FPP3 cuentan con ella).

Pero independientemente del modelo del que se trate y de qué porcentaje de partículas filtre cada una, ningún cubrebocas con válvula es efectivo en el contexto de una pandemia, advierten los expertos.

Esto se debe a que esta clase de mascarilla protege a quien la usa, pero no a los demás, dado que filtra las partículas del aire exterior cuando la persona inhala, pero permite el escape de partículas a través de la válvula cuando la persona exhala.

Es decir, si la persona que la usa está infectada, puede expulsar gotículas con el virus al exhalar, y poner en riesgo al resto de las personas.

Familia con mascarillas

Getty Images
Las mascarillas más simples son las que se recomiendan en el contexto comunitario.

Tal es así, que en junio el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) y portavoz del Ministerio de Sanidad sobre la pandemia en España, Fernando Simón, tildó estos tipos de mascarillas como “egoístas”, precisamente por proteger solo a quien la lleva.

“El problema de la válvula es que el aire que exhala la persona que la lleva, lo concentra en un punto concreto. Eso puede hacer que alguien que esté expuesto a ese aire pueda infectarse”, explicó.

“Pueden ser las mascarillas egoístas porque yo me protejo y los demás me preocupan poco”, añadió.

En opinión de Ben Killingley, especialista en medicina de urgencias y enfermedades infecciosas del Hospital del University College en Londres, Reino Unido, si bien el uso general de la mascarilla tiene el doble propósito de proteger a ambas partes, “la razón por la que se promueve es para que las gotas que exhala la gente que puede estar infectada y no lo sabe no les lleguen a los demás”.

Y, desde este punto de vista, no tiene ningún sentido que se utilicen mascarillas con válvula en el contexto comunitario.

“En realidad, solo los respiradores, que se ajustan bien a la cara, tienen válvulas, y estos están reservados para los profesionales de la salud. El público ha tenido acceso a ellos, pero la recomendación para la gente es que utilice las mascarillas faciales quirúrgicas básicas, y no este tipo de mascarillas que no brindan ningún beneficio añadido para ellos”, enfatiza Killingley.

No recomendables, excepto algunos casos

Dado que la protección funciona en un solo sentido, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades en EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés), que meses atrás se adelantó a la Organización Mundial de la Salud (OMS) en recomendar el uso de mascarillas, también advirtió en contra de su uso.

Asimismo, autoridades de distintas regiones en España, donde el uso de mascarillas es obligatorio hasta en la calle, han prohibido esta clase de respiradores en algunas circunstancias.

Y en muchos lugares del mundo —incluidas algunas aerolíneas— tampoco se permite el ingreso a espacios cerrados con ellas.

Mascarilla con válvula

Getty Images
Las mascarillas con válvula están destinadas a los trabajadores sanitarios.

¿Para que se hacen mascarillas con válvula entonces?

“La idea de incluir una válvula que se cierra cuando se inspira y se abre cuando se exhala es que sean más cómodas para el trabajador sanitario que las usa”, explica Killingley.

“Esas mascarillas son más cómodas de usar, porque permite una mejor circulación de aire“.

Al permitir la salida de aire, la válvula ayuda a regular la temperatura y evitar que la tela se humedezca.

Por eso resultan útiles si uno está por ejemplo en una obra en construcción, un taller, o en cualquier lugar donde se genere polvo, para evitar respirar estas partículas.

La otra excepción es, como mencionamos antes, el caso de los trabajadores sanitarios, que pueden estar en contacto con personas infectadas, y donde el objetivo es que ellos no se contagien.

Aún así, los CDC dejan claro que el personal hospitalario no puede usarlas en ambientes que deban permanecer estériles (como durante la realización de un procedimiento invasivo o en una sala de operaciones), ya que la válvula “permite que el aire exhalado no filtrado entre en el ambiente estéril.

Y para otros procedimientos, cuando los trabajadores de la salud utilizan este tipo de mascarillas con válvulas, lo suelen hacer acompañados de una careta protectora.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=sVc_VPSn_FI&t

https://www.youtube.com/watch?v=zERDdsdMRRE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.